jueves, 18 de julio de 2019

RESEÑA: "EL FINAL DEL AFFAIRE", GRAHAM GREENE

Fuente: @undine.von.reinecke Instagram




Ficha Técnica:



Editorial: Libros del Asteroide
Traductor: Eduardo Jordá
SBN: 9788417007805
Última edición: Junio, 2019
Páginas: 320
Idioma: Castellano
Formato: 12,5 x 20cm
Precio: 21,95 €


Sinopsis de la Editorial:



En 1946, en un Londres en el que todavía se perciben las heridas de la guerra, Maurice Bendrix se encuentra por casualidad con el diplomático Henry Miles, a quien no veía desde hacía tiempo. Henry está casado con Sarah, con quien Maurice había tenido un affaire durante la guerra. Cuando Henry le confiesa que sospecha que Sarah le es infiel, será Maurice, empujado por la curiosidad y los celos, quien decida contratar a un detective privado para averiguar la verdad.

El final del affaire es la mejor novela de Greene y también una de las más autobiográficas. Su meticulosa indagación sobre las luces y sombras de una relación sentimental, sobre los mecanismos del deseo y de la fe, y sobre los estrechos vínculos entre el amor y el odio conserva hoy la misma fuerza que cuando fue publicada en 1951. Traducido de nuevo por Eduardo Jordá, El final del affaire es sin duda uno de los grandes libros del siglo xx.



Propuesta musical para el libro:



Rachmaninov Piano Concerto No. 3 

(Martha Argerich piano)


Lo que Undine piensa del libro:


Riesenrad (El Prater, Viena), Localización
de la película El tercer hombre
Fuente: Wikipedia
Conocí el nombre de Graham Greene siendo niña. En aquellos días de mi infancia, Televisión Española emitía una programación modesta, pero de categoría, que siempre dejaba espacio para programas de carácter cultural de todo ámbito, entre ellos el cine. Aunque no lo recuerdo con exactitud, sería probablemente  Sábado Cine el espacio donde pude ver por primera vez El tercer hombre, película que marcó mi sensibilidad de tal manera que pese a mi edad no pude olvidar quién se encontraba detrás de ese título, incitándome años más tarde a interesarme por su persona y obra literaria, que en muchas ocasiones ha sido llevada a la gran pantalla: Nuestro hombre en la Habana, El cónsul honorario, El factor humano, la ya citada El tercer hombre, etc. Todas ellas thrillers de carácter policiaco y de espionaje, que reflejan muy bien el mundo que el autor conoció en sus experiencias vividas en múltiples viajes y como agente del MI6 británico, organización a la que perteneció gracias al reclutamiento por parte de su hermana Elizabeth, quien ya pertenecía a la agencia.

Cartel de la película
Fuente: Wikipedia
Pero Graham Greene no fue sólo un escritor dedicado a la narrativa de suspense y entretenimiento, en su producción podemos encontrar novelas de índole filosófico  y moral donde temas como la religión, la moral, la conciencia y el existencialismo son tratados con la misma habilidad o aún mayor, que la mejor de sus novelas de suspense. Ese es el caso de El final del affaire, título que fue llevado a la gran pantalla en 1999 por Neil Jordan, y que en España se conocería como El final del romance, estrenándose en el año 2000. Tenía como protagonistas a Ralph Fiennes, Julianne Moore y Stephen Rea, sin olvidar al estupendo Jason Isaacs en un papel secundario aunque lucido;  y como colofón la música estaba compuesta por Michael Nyman. Combinación ésta que no podía fallar para hechizarme, caí rendida ante el film. Como me ocurre siempre que una producción me gusta, tuve la inmediata necesidad de buscar la novela, que encontré en una edición del mismo año 2000, y que desistí en leer porque el estilo de su traducción me incomodaba enormemente. ¡Qué importante es una buena traducción para los lectores!

La edición que hoy os presento no tiene ese problema, sino todo lo contrario, su traducción es fluida, rica, actual y agradable; lo posee todo para acompañar a esta gran novela editada por Libros del Asteroide que se vino conmigo a casa desde la FLM 2019 (Feria del Libro de Madrid), y que ocupa ya uno de los primeros puestos en mi “ranking” de favoritas.

Quise al terminar la lectura, subyugada por la emoción que ésta me causó, volver a ver la película para rememorar antiguas conclusiones y comparar ambos trabajos: literatura llevada al cine. ¡No imagináis cual fue mi decepción! 

Primera edición de la novela
Fuente: Wikipedia
Pese a que en su día la producción cinematográfica me causó un gran impacto positivo, tras haberme sumergido en el mundo de las palabras de Graham Greene, ni Ralph Fiennes ni Julianne Moore fueron capaces de igualar las sensaciones que la novela trasmite al lector. Y no me refiero tan sólo a la construcción de los personajes, a los cuales Greene otorga personalidades muy fuertes e impactantes, sino también a la trama y el argumento, que el autor borda con maestría inigualable y que, ciertamente, la película no llega a reflejar saliéndose además del rigor del tema principal en favor de un colorido romántico que a mí me quiere recordar otro trabajo de Ralph Fiennes en la gran pantalla que pocos años antes fue un éxito en las taquillas, y que desmerece comparativamente con la grandeza de la novela original.

Pero, centrémonos en la gran obra que hoy nos ocupa. El final del affaire es una novela impactante de principio a fin. Su comienzo, como así nos lo hace ver Mario Vargas Llosa en el completísimo epílogo que cierra esta edición, es uno de los mejores y más rotundos del mundo de la literatura universal. El lector aún no lo sabe, pero Graham Greene le está  indicando que esté alerta y no se fie de todo lo que lea desde ese momento:

< Una historia no tiene ni principio ni fin: uno elige arbitrariamente un momento de la experiencia desde el cual mirar hacia delante o hacia atrás. He dicho “uno elige” con el impreciso orgullo del escritor profesional al que, en las pocas ocasiones en que se le ha tomado en serio, se le ha elogiado por su pericia técnica, pero, ¿elijo por voluntad propia la oscura noche de enero de 1946, cuando vi a Henry Miles cruzando el parque bajo un vasto río de lluvia, o más bien esa imagen me ha elegido a mí? >

Este pasaje con el que arranca el libro le sirve a Maurice Bendrix (protagonista y narrador de la novela, al que se le ha considerado como el alter ego del propio Graham Greene), para comenzar a narrar su historia que se remonta a 1939, años antes del citado encuentro del comienzo en 1946, cuando el mencionado Maurice Bendrix conoce al matrimonio formado por Sarah y Henry Miles.

Mario Vargas Llosa, escritor del epílogo
incluído en esta edición de Libros del Asteroide
Fuente: Wikipwdia
La relación que une al protagonista con Henry Miles es de trabajo, debido a la investigación que Bendrix está realizando para un personaje de la novela que está escribiendo, y  que guarda semejanzas con las funciones que realiza Henry como funcionario de un ministerio. Un día, Maurice es invitado a una fiesta en casa de Henry. Allí conocerá a la enigmática y atractiva Sarah, centro de atención social. Desde ese día hasta la fatídica fecha de 1944 en que Sarah pondrá fin al affaire coincidiendo con el primer bombardeo alemán con las V1, vivirán un tórrido romance del que el marido no pareció haberse percatado jamás.

En ese encuentro de 1946 con el que comienza nuestra principal historia, Henry es acompañado por Maurice hasta su casa, y le trasmite su preocupación por Sarah. Éste cree que su esposa le está siendo infiel, no sabe con quién, pero se ha procurado la dirección de una agencia de detectives por si sucumbe a la tentación de mandar investigarla. Maurice, loco de celos, pues el tiempo no ha curado la herida que Sarah le provocó al abandonarlo, le intenta convencer para que lo haga. Pero éste no se rinde ante sus argumentos. Será Maurice por su cuenta y riesgo quien se dirija a los detectives y ponga bajo vigilancia a la mujer.

Al día siguiente del mencionado encuentro, y tras haber coincidido brevemente con Sarah, ésta telefonea a su antiguo amante para intentar averiguar qué hablaron su marido y él, y rogarle que haga compañía a Henry como amigo, puesto que ella lleva años alejada emocionalmente de él pese a quererle.

Los celos y el rencor de Maurice se avivan con cada gesto, con cada palabra de Sarah, y le llevan a tomarse muy en serio las investigaciones que el detective contratado está haciendo. Cuando éste le da la información recopilada de su investigación y la conclusión que supuestamente ratifica las sospechas de que Sarah tiene un nuevo amante, Maurice decide contarle todo a Henry como venganza y satisfacer así su rencor.

Es aquí en este mismo punto cuando la trama da un giro inesperado dejando al lector deseoso de beberse el resto de la historia. No puedo contar nada más del argumento, aunque desearía hacerlo, pues la novela es de ese tipo de libros que quisieras comentar con alguien inmediatamente al concluir su lectura. Pero si continuara dando datos argumentales os estropearía las sorpresas que os aguardan en él.

Fuente: Libros del Asteroide
El final del affaire no es una historia romántica, aunque  aborda diferentes  tipos de amor; tampoco es una historia de desconfianza, celos y venganza, aunque rezuma por todas partes; no veremos en ella la novela de detectives que la trama podría justificar en la investigación a la protagonista femenina de la misma y el misterio que Sarah oculta. El final del affaire es principalmente la descripción que resume la gran búsqueda del ser humano a lo largo de la historia, ese enigma que toda civilización ha necesitado resolver: la urgencia de alegar por qué sale y se pone el sol cada día, dar una explicación de cada suceso que no tiene justificación, la necesidad de creer en Dios.

Novela de trama muy compleja, con constantes  flashbacks en el tiempo hasta llegar al clímax argumental. Es una madeja enmarañada que el autor se encarga en deshilar con magistral fluidez, haciendo de ella una gran incógnita que el lector irá resolviendo poco a poco, al ritmo que Greene marca para dar un golpe de efecto del que pocos saldrán inmunes.

Es también una delirante historia cargada de eternas pasiones humanas como el deseo, el sexo y celos, con las que convivimos día a día, y que los entendidos en literatura argumentan fueron el éxito de las novelas de Graham Greene comparándolas peyorativamente, o eso parece, con los escritos de otros autores contemporáneos a él. No obstante yo he encontrado pasajes de una inmensa belleza, cercana y mundana que a mí particularmente me han cautivado:

<  Yo al menos tenía la seguridad de no poseer nada: lo único que tenía era lo que había perdido, mientras que él aún poseía la presencia de Sarah en la mesa, el sonido de sus pasos en la escalera, el abrir y cerrar las puertas, el beso en la mejilla. Dudo que por entonces tuviera mucho más, pero eso era muchísimo para alguien que se estaba muriendo de hambre. >

“Morirse de hambre”, ¡qué fascinante metáfora para describir la desesperación de un amante abandonado! Un pasaje de una prosa que roza lo musical en la concatenación de frases, y que hace al lector registrar en lo más profundo de su corazón trayendo hasta éste melodías personales.

El final del affaire es asimismo un alegato en favor del poder del amor, que en ocasiones trabaja como fuerza motora y en otras como fuerza destructora, ese amor que nos invade quitándonos todo autocontrol sobre nuestras acciones o palabras y nos lleva al deseo de la aniquilación personal:

< Acabábamos de meternos en la cama cuando empezó la incursión aérea. No nos importó. En aquella época la muerte no nos importaba, y en los primeros días hasta llegué a rezar para que nos alcanzara una devastadora aniquilación que nos impidiera para siempre tener  que levantarnos, vestirnos, y que yo tuviera que vigilar la luz de su linterna desvaneciéndose al otro lado del parque como la luz trasera de un coche que se aleja. >

Y este pasaje  continúa con una sutil reflexión, habrá muchas durante la novela, sobre el más allá:

<  A veces me he preguntado si la eternidad, después de todo, no será más que la infinita prolongación del momento de la muerte. >

V1, 1er misil guiado utilizado por los alemanes
en la 2º Guerra Mundial
Fuente: Wikipedia
No olvidemos que la historia central de la novela trascurre durante la 2ª guerra Mundial, los bombardeos asolaban Londres, y la población convivía con la constante presencia de la muerte. Esta escena en concreto describe con sublime precisión y realismo el momento del primer ataque alemán con las temidas V1, unas bombas causantes del terror y la destrucción de Londres. Es uno de los pasajes que más me han gustado de la novela, donde Graham Greene se luce maridando pasión, sexo, y muerte a la perfección llevando al lector a un plano emocional difícil de igualar. Sí, es cierto, recurre a emociones humanas para captar la atención del lector, ¿no lo han hecho otros antes y después que él sin que por ello se les haya quitado mérito a sus obras? En mi opinión, Greene  utiliza esas emociones  como medio para llevar al lector al punto exacto donde quiere tenerlo antes de disparar la gran pregunta que inundará la novela hasta el final; la existencia de Dios. ¿Cómo lo hará? Sarah será la encargada de iniciar la gran búsqueda inducida por la duda y sugestionada por la superstición; Maurice será  la conciencia contraria, el ángel caído que luchará por destruir todo lo que Sarah descubra; y Henry pondrá el equilibrio entre ambos mundos: lo divino y lo humano se dan la mano.

Julianne Moore y Ralph Fiennnes, adaptación 1999
Fuente: Wikipedia
He mencionado antes la grandeza de los personajes principales, que reflejan un estudio psicológico de gran precisión. Muchos se fijarán en Sarah, heroína del drama, reflejo de sus antecesoras literarias que “rindieron armas ante su señor”, como lo fueron Jane Eyre o Margaret Hale. Henry termina por captar la empatía del público por su humildad y carácter compasivo. Sin duda alguna, mi favorito es Maurice a quien mejor conocemos por las confesiones que hace al lector, no escondiendo en ningún momento su  lucha interna, atormentado como está por el amor, la culpa y el odio; un Heathcliff del siglo XX, si se me permite la comparación. No menos importantes son los personajes secundarios sin quienes la trama no funcionaría y a quienes Graham Greene sabe dar su justo momento de gloria, y que parecen todos ellos salidos de una novela victoriana "vestidos con trajes de entreguerras".

Con respecto al estilo y la elocuencia de la narrativa, debo decir que con pocos autores me he sentido tan cómoda. Su pluma es ligera, aguda, inteligente, agresiva en ocasiones y delicada cuando es necesario. Su sentido del humor, británico, no puede negarse, salpica el texto sutilmente, no pudiendo evitar en este sentido mencionar a compañeros escritores con los que parece tener alguna deuda pendiente; así encontramos nombres como: Henry James, Somerset Maugham, o E. M. Foster.

Graham Greene
Fuente: Biografíasyvidas.com
La historia de la literatura nos cuenta que a Graham Greene se le ha dado en llamar el escritor católico (término éste que al él  no le gustaba y que repudiaba alegando que sólo era un católico que escribía), por la temática que escogía para sus llamadas "novelas serias" en las que hacía un estudio pormenorizado de la lucha moral interior que algunos de sus personajes tenían; Dios, la vida y la muerte están presentes en muchos de sus escritos. Pero él no era católico de nacimiento, se convirtió a esta religión para poder contraer matrimonio con  Vivien Dayrell-Browning, su primera y única esposa,  a los veinticuatro años de edad.

Dicen las malas lenguas que los libros de Greene poseen mucho de autobiográficos,  pues él mismo fue un hombre que se dejó llevar por sus pasiones y demonios interiores. Marido infiel, mal padre y hombre pasional que, aunque abandonó a su esposa después de veintiséis años de matrimonio y dos hijos, jamás se divorció de ella. Tendría dos parejas más a lo largo de su vida, la última de ellas mucho más joven que él con la que compartiría su vida hasta el final de sus días, y que coincidiría con la primera esposa en su funeral. Algo bueno tendría para que esta situación se diera, ¿verdad?

A mí, personalmente, Graham Greene me parece un ser excepcional intelectualmente hablando, de esos tocados por la musa del arte y la sabiduría que les hace integrarse en la sociedad de manera poco convencional como sucediera con otros escritores de la talla de: Wilkie Collins , Dickens o Anita Brookner. Personas con una sensibilidad extraordinaria para captar las emociones humanas y reflejarlas de manera singular en sus trabajos. Séneca decía:

< La ausencia de control de las emociones, las pasiones, las sensaciones y los instintos nos conduce a la infelicidad >

Es cierto que quienes poseen un alma ardiente sufren más que el resto de sus congéneres, pero también sienten más y mejor, de tal modo que su potencial creativo es ilimitado. Éste es el caso, creo yo, de Graham Greene, escritor que dejó para la posteridad  obras de la talla de El final del affaire, novela que ningún lector apasionado debe declinar leer. Espero y deseo que con esta nueva edición que Libros del Asteroide nos trae, sus novelas vuelvan a conquistar las listas de más leídas, y que nuevas generaciones conozcan el arte de la narrativa y la trama de un gran maestro como era Graham Greene.

Undine von Reinecke ♪




Jealous Of The Rain, Michael Nyman




Trailer de la adaptación cinematográfica de 1999


👉Ficha técnica de la adaptación cinematográfica:


El autor por la Editorial:


Fuente: Libros del Asteroide
Graham Greene (1904-1991) fue uno de los escritores ingleses más importantes del siglo xx. Fue subeditor de The Times y crítico de cine y editor literario de The Spectator, además de haber trabajado para el Ministerio de Asuntos Exteriores británico, experiencia que le proporcionó material para sus historias. Es autor de una amplia y variada obra, que comprende desde novelas de intriga hasta otras de corte más literario. Entre sus libros destacan El poder y la gloria (1940), El revés de la trama (1948), El tercer hombre (1950), El americano tranquilo (1955), Nuestro hombre en La Habana (1958), El cónsul honorario (1973) y la extraordinaria El final del affaire (1951).




El autor por Undine:

Tengo por costumbre adjuntar algún artículo interesante que haya leído sobre la novela o el autor que comento en mis reseñas, en esta ocasión os dirijo a la página de La voz de Galicia, un artículo firmado por José A. Ponte Far que me ha gustado mucho.


26 comentarios:

  1. ¡No he leído nada del autor, ya me vale! Le pondré remedio y esta novela que nos trae me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás, ya verás que es una novela que te remueve por dentro.
      Un beso grande y muy feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  2. Qué viaje más agradable al pasado en el que Sábado Cine era nuestro maestro cinematográfico, enseñándonos además, que casi tras toda gran película, hay una gran novela 🤭☺️
    Me encanta el autor y me encanta esta obra, la leí hace muchos años, un verano en casa de mis abuelos, la novela la trajo una de mis primas mayores y la fuimos leyendo todas 😁

    Creo que ha llegado el momento de releerla.
    Magnífica reseña carinyet, qué placer leerte siempre pero hoy además con analepsis incluida 😅😄

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonita historia me cuentas la del libro que fue pasando de mano en mano! En mi casa está pasando eso mismo. Es que hay libros que dejan huella y que tienen una carga emocional que seduce.
      Muchísimas gracias por leerme, y por compartir tantas emociones bonitas, creo que aprenderé mucho leyéndote.
      Un besazo grande, y muy feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  3. Hola, hola. Da gusto leer una etrada tan completa como esta. Sinceramente no conocía al autor, pero bueno, tengo claro ahora que es algo a lo que debo poner remedio ;)

    Un saludo.

    Marc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras!
      Intento siempre dar todo lo que puedo en mis reseñas, si te ha llegado de esa manera, eso es que no lo voy haciendo mal.
      Un saludo, y bienvenido a mi blog!!

      Eliminar
  4. Buenas tardes, Indine:
    Tenemos un recorrido muy similar con esta historia. Vi la peli en su día y me gustó aunque sin llegar al entusiasmo pero lo suficiente como para querer leer la novela. Así que me fui a la biblio y mucho me temo que cayó en mis manos la misma edición porque aunque sí que la leí entera recuerdo perfectamente haberme quedado fría y pensar "pues no es para tanto". Así que cuando vi que la editaban de nuevo no me llamaba nada. Ahora parece que es un libro completamente distinto. Me llama sobre todo por los personajes. Me tira un poco para atrás que sea en la Guerra pero si me lo cruzo le daré la oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Norah:
      te ruego que le des otra oportunidad a la novela, porque de verdad es otra historia con respecto a la edición del 2000. Se lee fenomenal, y te engancha hasta terminarla de un tirón. Yo he caído rendida ante Greene.
      Un beso grande, y que sepas que me alegra en coincidir en muchas temas cinéfilos contigo :)

      Eliminar
  5. Hola.
    Había oído hablar de este autor pero, a día de hoy, no he leído nada suyo y parece que me estoy perdiendo a un gran autor. Echaré un vistazo en la biblioteca a ver si encuentro ésta o alguna otra de sus obras.
    Un saludo y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches:
      Yo te recomiendo esta por encima de todas sus novelas, pero no obstante, cualquiera que te encuentres será una lectura emocionante. Si quieres acompañarla con cine, te sugiero que leas El tercer hombre (creo que primero fue la película y luego la novela, pero no estoy segura).
      Un abrazo, y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  6. Hola Indine!! He leí muy buena críticas de este autor, creo que la lectura de este título podría estar muy bien. ¡Fantástica reseña, muy completa! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras!
      La verdad es que me atrevo a recomendar esta novela a todo buen lector, es decir, a todo el que le guste leer y sacar algo de sulectura. Es una novela que sorprende de principio a fin.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  7. Magnífica reseña! Si antes tengía ganas de leer esta novela, ahora sé que tengo que leerla sí o sí y si es posible antes de que acabe el verano! Yo vi la película en su día, vamos hace miles de años, y me gustó mucho y eso que no tenía la madurez que quizás tengo hoy día, y he tenido pendiente este libro desde hace mucho... ahora, tras tu reseña, tengo aún más ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras!!
      Si me permites un consejo, lee la novela y ve luego una vez más la película, ya verás qué diferencia con respecto a tu primera opinión de la película. Si te apetece, después de leer y ver libro y film, me escribes y comentamos :)
      Un abrazo, y gracias otra vez!

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    He leído bastantes libros de este autor y me gusta bastante. Maravillosa reseña.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      A mí me gusta mucho Greene, más sus novelas serias, como las llamaba él, que las policiacas o de espionaje. Pero su narrativa en general me fascina.Me encanta encontrar compañer@s de viaje :)
      Un abrazo, y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  9. Antes de que se me olvide, que se me pasó en la anterior reseña... ¡medio año! ¿Medio año ya? Madre mía, cómo se pasa el tiempo [modo abuelilla on] jajaja.

    Ya sobre el libro, lo tengo fichadísimo desde que vi que lo editaban. Yo también vi la peli en su momento, hace ya muchos años, y me he quedado un poco chafada al leerte que una vez leído el libro has descubierto que no está a la altura de la historia original. Que suele pasar casi siempre con las adaptaciones, pero con algunas duele más que con otras...

    Nada, que caerá tarde o temprano, este es de las compras fijas-fijas. Podrían lanzarse y editar también el de "Brighton Rock", que no hay ninguna edición potable en castellano. Por pedir...

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inquilina:
      Quiero que sepas que cuando leas esta novela quedarás subyugada de principio a fin. La película ya nunca será igual para ti. Ya me dirás a ver si me equivoco :)
      Brighton Rock no lo conozco, pero como curiosa que soy voy ahora mismo a investigar, pero vamos, que si tu lo sugieres, seguro que a mí me fascina.
      Muchísimas gracias por pasar por aquí a leerme y comentar!!
      Un beso grande!!

      Eliminar
  10. Hola preciosa!
    No he leído nada de esta autor si es cierto que vi la película El tercer hombre y la verdad es que me encanto, pero no me ha dado por leer al autor y viendo tu opinión sobre el libro que no traes hoy la verdad es que no pinta nada mal.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Violeta:
      No dejes de leer esta novela, te puedo asegurar que a una romántica como tú le encantará. Luego, si te animas, ve también la película, que aunque no es lo mismo, te alegra l vista :)
      Un abrazo fuerte, muchas gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  11. Fíjate pues a mí la película no me suena haberla visto, yo creo que lo recordaría. Pero el otro día con tu foto en insta ya me dejaste con ganas de saber más, y hoy ya te confirmo que me la llevo ;) La ambientación me encanta y la temática es de las que me gustan.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Cris:
      No dejes de ver la película, y lo que es más importante, leer la novela. Tengo la plena seguridad de que ambos te van a encantar.
      Muchísimas gracias por tus bonitas palabras, y especialmente por pasar por aquí a leerme!!
      Un beso grande!!

      Eliminar
  12. No conocía esta faceta del autor, bastante alejada de sus típicos libros de espías y suspense. Pero ahora mismo no me dice nada especial así que la dejaré estar
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Buenas tarde, preciosa:
    No pasa nada, cada libro tiene su momento, y éste no es el apropiado para ti. Quizá en el futuro te seduzca.
    Un abrazo, y mil gracias por leerme y comentar!!

    ResponderEliminar
  14. Muy de acuerdo contigo cuando dices que Graham Greene te parece especialmente dotado para entender y escribir sobre las emociones, además de que también pienso que era un autor muy inteligente. No he leído la novela que nos traes tú, pero sí "El factor humano", "El poder y la gloria", "El tercer hombre", y alguna más. Fíjate que incluso en sus novelas de espionaje y política destacan sus enormes personajes y la dimensión emocional de cada una de sus elecciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar