viernes, 3 de mayo de 2019

RESEÑA: "El GATOPARDO", GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA

Fuente: undine.von.reinecke Instagram

Ficha Técnica:


Editorial: Anagrama, Panorama de Narrativas

ISBN      978-84-339-8030-4

EAN       9788433980304

PVP CON IVA:    20.9 €

NÚM. DE PÁGINAS :  328

COLECCIÓN: Panorama de narrativas

CÓDIGO: PN 998

TRADUCCIÓN: Ricardo Pochtar

PUBLICACIÓN   20/03/2019


Sinopsis de la Editorial


Sicilia, 1860. El tiempo parece discurrir con parsimonia en estas tierras, marcadas por los ritmos de una campiña de árida belleza y un orden social inamovible, cuya cúspide ocupa la aristocracia terrateniente. Pero la historia está a punto de dar una sacudida con el desembarco de Garibaldi. Don Fabrizio, príncipe de Salina, hombre imponente, orgulloso, sensual y lúcido, patriarca de una de las familias más poderosas de la isla, contempla impertérrito estos tiempos convulsos que acaso supongan el hundimiento de su mundo o tal vez traigan cambios que en realidad permitirán que todo siga igual. Mientras tanto, su impetuoso sobrino Tancredi abraza la causa garibaldina y se enamora de la bella Angelica, hija de un advenedizo social... Recibida en su día con polémica, la única novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa es hoy ya un clásico indiscutible, que recuperamos en una nueva edición que incluye posfacio de Carlo Feltrinelli.

Una de las cumbres de la literatura del siglo XX. Una novela majestuosa, bellísima y repleta de matices.

«Lampedusa fue un gran escritor, y basta este libro para demostrarlo. Un libro que nos fascina, nos divierte, nos hace reflexionar» (Leonardo Sciascia).

«El libro de un hombre que lo comprende todo, de un poeta narrador dotado de una implacable clarividencia» (Eugenio Montale).

«Una obra excepcional. Una de esas obras para las que se trabaja o se prepara uno toda una vida» (Giorgio Bassani).

Primera propuesta musical para el libro

Ópera: La Sonámbula, Bellini



 Lo que Undine piensa del Libro:


Como persona de formación artística que soy,  Italia siempre ha sido un referente para mí por su historia, cultura y por ese alma creativa, poética y pasional que guardan todas sus creaciones y gentes. Ya desde niña quedé impresionada, no sólo con la belleza de sus catedrales y pinturas, sino con sus composiciones musicales y operísticas, que muchas veces han formado parte de las bandas sonoras de películas y series que tantos buenos ratos me han hecho pasar a lo largo de mi vida. Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de Sissi, película austriaca, que de niña me apasionaba, en la que se utilizan los coros de Nabucco de Verdi como motivo para simbolizar la oposición de la aristocracia milanesa al emperador austriaco. Esta escena me causó gran impresión y me llevó a buscar información en la enciclopedia familiar, la famosa  “Salvat”, que muchos hogares tenían a falta de internet.  Ese fue mi primer acercamiento a la llamada Unificación Italiana, o Risorgimento.

Giuseppe Garibaldi,lider del Risorgimento
Fuente: Wikipedia
Risorgimento

La Unificación de Italia (en italiano il Risorgimento, "El Resurgimiento") fue el movimiento político y social que aglomeró a diferentes estados de la península italiana en el único estado de Italia en el siglo XIX . A pesar de la falta de consenso sobre la fecha exacta para el comienzo de la unificación italiana y el final de este período , muchos estudiosos coinciden en que el proceso se inició en el año 1815 con el Congreso de Viena y el fin de imperio Napoleónico , y terminó en algún momento alrededor del año 1871 con la Guerra Franco-prusiana e incorporación de los Estados Pontificios.
Fuente:https://www.historialuniversal.com/2010/07/unificacion-italiana-resumen.html

Pero no tardaría mucho más en aumentar mi curiosidad sobre Italia, pues, gracias a la humilde, pero selecta televisión que antes disfrutábamos, pude conocer y acercarme a una gran producción cinematográfica italiana, que llegó hasta mí con el rimbombante título de El Gatopardo, una adaptación de 1963 dirigida por Luchino Visconti  de la novela homónima escrita  por Giuseppe Tomasi di Lampedusa , y que me dejó el corazón tocado, por su estética y contenido, donde Sicilia se presentaba como una tierra antigua y seductora.

Trailer original 



Carlo Feltrinelli, escritor del posfacio
Fuente: Editorial Anagrama
Pese a ello, no sería hasta años más tarde que viajé a Milán y visité el magnífico museo del Risorgimento; llegaron hasta mí esos recuerdos de infancia y adolescencia, despertándome nuevamente el interés por esta novela que hoy os presento en una magnífica edición de Anagrama, que además incluye un prefacio escrito por su primo y custodio de su legado, Gioacchino Lanza Tomasi, en el que incluye cartas de Lampedusa dirigidas, entre otros, a su esposa y a Lanza mismo, como también un interesantísimo posfacio elaborado por el escritor Carlo Feltrinelli, hijo del editor italiano de El Gatopardo, en el que cuenta cómo llegó a imprimirse la novela y su repercusión en el panorama italiano y mundial del momento.

Pero, hablemos del libro, la historia comienza así:

Mayo de 1860 

<Nunc et in hora mortis nostrae. Amen> 

El rezo cotidiano del rosario había concluido. Durante media hora la serena voz del príncipe había evocado los misterios del dolor; durante media hora otras voces, entremezcladas, habían tejido un rumor ondulante en el que ciertas palabras inusuales: amor, virginidad, muerte, resaltaban como flores de oro; y mientras duró ese rumor el aspecto del salón rococó dio la impresión de haber cambiado; hasta los papagayos cuyas irisadas plumas cubrían la seda del entapizado parecieron intimidarse; y entre las dos ventanas, la blonda y opulenta Magdalena trocó incluso su habitual aire soñador por una contrita expresión de penitencia.>

Una brillante introducción que prepara al lector para adentrarse en las profundidades del mundo de Don Frabrizio, príncipe de Salina, gran señor de Sicilia; personaje ilustrado, ganador de un premio que le fue concedido por la Sorbona por sus trabajos en astronomía, hombre galante de planta imponente, poseedor de tierras y de una gran familia de la que es el cabeza. Siete hijos tiene a su cargo, una devota esposa y un sobrino del que es padrino y tutor. Su vida transcurre con un ritmo marcado por la apatía, las manillas del reloj le dictan la agenda: desayuno, despacho, comida, siesta, té, biblioteca, rezo, cena…

Los tiempos están cambiando, pero él sigue viviendo en la Sicilia borbónica que sus antepasados le dejaron por herencia. Desde el norte de la península Itálica aires nuevos traen ecos de unificación: el Risorgimento está en marcha. Pero él se siente vencido por el paso del tiempo, deja en manos de otros hacerse cargo de la situación; no lucha, pero tampoco acepta como verdad lo que llega.

En su mundo decadente compuesto por con una esposa beata, a la que quiere pero que no satisface sus deseos humanos; un primogénito sin muchas luces, del que no espera nada; con unas hijas educadas en el pasado donde la virtud y la discreción son símbolos de clase, y no dejan lugar a savia nueva; un sacerdote jesuita, que hace las veces de conciencia. En ese mundo tan poco alentador, decía, la única luz de su vida y en quien pone su esperanza es su sobrino y pupilo Tancredi.

Tancredi, hijo de su hermana fallecida y heredero de un título de príncipe Falconeri y poco más, representa para Fabrizio Salina toda la juventud perdida, los sueños heroicos de clase y de poder.  Personaje seductor, embruja con su presencia, fortaleza e ingenio a hombres y mujeres, como Fabrizio Salina hiciera en sus tiempos de juventud.

Sicilia, palermo está situada al norte
Fuente: Wikipedia
En el Palermo de 1860 se están preparando para la lucha. El ejército de Garibaldi desembarca en Marsala. Tancredi adopta los nuevos ideales y lucha contra el rey Borbón. 

Gracias a esto la familia Salina no pierde privilegios y puede seguir con su vida con aparente tranquilidad. Una tranquilidad que no alcanza al cabeza de familia, el príncipe Fabrizio, quién los acontecimientos acaecidos y los que están por venir, le anuncian el fin de su mundo.

Castello de Donnafugata
fuente: Wikipedia
Terminada la contienda, la familia viaja a sus posesiones en el interior de Sicilia, una comarca anclada en el pasado, de orografía dura y habitantes más rudos aún. Allí el príncipe de Salina es señor respetado y admirado desde épocas inmemorables, el tiempo y la modernidad no parece haber hecho mella en la población. 

Pero la revolución también pasó por ahí, e individuos como don Calogero, hombre sin educación ni modales, que ocupa el cargo de  alcalde del pueblo, han sabido sacar provecho de los acontecimientos, enriqueciéndose y medrando gracias a la picardía y la oportunidad.

Don Colagero tiene una hija bella y educada, que mandaron a estudiar a Florencia, Angelica. La muchacha consigue cautivar a Tancredi, quien cae rendido a sus pies, perdiendo los papeles y el orgullo de clase en favor de la belleza y el dinero nuevo de ésta. Todo ello sin tener en cuenta que su prima Concetta (hija del príncipe Fabrizio con quien había estado galanteando) está enamorada de él. La tragedia está servida.

Como si de una ópera romántica se tratara, la novela nos narra una historia de decadencia, de pasiones humanas y divinas, donde los antiguos valores representados por Fabrizio de Salina, señor de sus tierras, guardián y padre consolador de sus “vasallos”, a quienes comprende y desea lo mejor:

<En aquel momento aquellos nubarrones cargados de alivio eran el blanco de miles de otros ojos, el anhelo de millones de semillas hundidas en el seno de la tierra. “ojalá haya acabado  el verano y por fin llueva”, dijo don Fabrizio, en virtud de estas palabras, el altivo hidalgo, a quien personalmente las lluvias solo le hubiesen acarreado molestias, resultaba hermanado con sus toscos campesinos>

Unos antiguos valores que ceden poco a poco ante la presión de los nuevos tiempos encarnados por el bienintencionado, pero ambicioso Tancredi, que no duda en nadar entre dos aguas, las de su clase social y la emergente, y que se escuda en la famosa frase que ha hecho inmortal al personaje:

<Para que todo quede igual es necesario que todo cambie>

Una novela que no solo explora el cambio político y social de la Italia decimonónica, sino que representa un estudio universal y atemporal del paso del tiempo, de la madurez y el crecimiento personal.  Donde su protagonista, Fabrizio de Salina, reflexiona sobre lo efímero de la vida y de los valores sobre los que construye su mundo.

Un bellísimo alegato contra la afirmación de que el cambio es siempre para mejorar, declarándose defensor de la ética aprendida de sus mayores y arrepintiéndose de la falta de previsión, de la pereza y desidia que llevaron a la desaparición de una sociedad, dejando paso libre a otra comunidad que repetiría los mismos errores con caras distintas en los papeles de protagonistas, y sin las virtudes de tiempos pasados, donde ”los caballos se compran por el precio y no por sus cualidades”, como se nos dice en un capítulo de la novela.

Un libro bellísimamente narrado, con descripciones ricas y musicales que describen paisajes, arquitecturas, e incluso manjares culinarios, tan presentes en la cultura italiana, y que hacen de la novela un ilustrado documento capaz de deleitar al lector más exigente. Con pasajes de una belleza infinita donde se recurre a la música para evocar los recuerdos sensuales de la juventud y pone bajo un microscopio las relaciones de pareja, el matrimonio:

<Desde la inútil sabiduría de la vejez a menudo evocaron con nostalgia aquellos días: habían sido los días del deseo siempre presente porque siempre derrotado (…) Fueron los días en que se preparaban para aquel matrimonio que, también en lo erótico, fracasaría, pero la preparación misma se plasmó como algo aparte, una experiencia deliciosa y breve: como esas sinfonías que perduran cuando las óperas han caído en el olvido, y que, en su alegría velada de pudor, contienen, apenas bosquejadas, todas las arias que luego en la ópera se desplegarán sin elegancia y acabarán malográndola>

Otras veces Lampedusa recurre al teatro clásico para ilustrar las conductas de los protagonistas contada por un observador, Frazio  de Salina, que parece saber el final de la “ópera”:

<Parecían actores principiantes a quienes el director les hiciera representar los papeles de Julieta y de Romeo sin decirles que en la obra figuran también la cripta y el veneno>

Una historia en la que cada personaje, y son muchos, está dotado de alma y personalidad, a quien el lector termina amando y a veces compadeciendo, pese a todo sus defectos, como es el caso de Concetta, hija de Fabrizio y eterna enamorada de Tancredi, quien terminará sus días arrepintiéndose de su carácter gatopardiano, origen del mal de los Salina. Personaje éste que encarna  lo más rancio de la sociedad resultante del cambio en Italia, siendo su eterna competidora Angelica, persona frívola y superficial, su antagonista en la tragedia social. Es gracioso comprobar cómo Lampedusa otorga los valores más sinceros al perro de la familia, el fiel Bendicó, negándose a aceptar como válida la entrada de sangre plebeya y farsante en la familia con sus ladridos, él que a todos amaba y con todos jugaba. Es el personaje con el que se cierra el libro, protagonizando uno de los más bellos y emocionales finales de novela que jamás haya leído mi persona, y que no reproduzco aquí por respeto  a quienes quieran disfrutar de esta maravillosa historia.

Un manuscrito, El Gatopardo, que resulta de rabiosa actualidad, pues es bien sabido que la humanidad no aprende y repite los mismos errores una y otra vez. Cuando una civilización se relaja y cae en la apatía, viene otra, aparentemente más fuerte, y la sustituye, muchas veces para peor. Pero así es el  ciclo de la vida, solo hay que leer los libros de historia.

Una lectura que me ha conquistado desde la primera página por su belleza, elocuencia, poesía y clarividencia. Volveré a leer El Gatopardo, seguro, ¡yo, que siempre busco campos nuevos que explorar!


Segunda propuesta musical para el libro

 Verdi representó musicalmente el espíritu del Risorgimento


Undine von Reinecke ♪


El autor por la Editorial


Giuseppe Tomasi Di Lampedusa
Fuente: Wikipedia
Giuseppe Tomasi di Lampedusa (Palermo, 1886 - Roma 1957) pertenecía a una familia aristocrática, participó en dos guerras mundiales y viajó extensamente por Europa. Decidió dedicarse a la literatura en los dos últimos años de su vida y escribió El Gatopardo, su única novela, publicada póstumamente en 1958, galardonada con el Premio Strega y convertida en una de las obras imprescindibles del canon novelístico del siglo XX.


El autor por Undine:

Giuseppe Tomasi Di Lampesusa
Fuente: Wikipedia

Giuseppe Tomasi, príncipe de Lampedusa y duque de Palma di Montechiaro, nació el 23 de diciembre de 1896 en Palermo, Italia. Su padre era el  príncipe Giulio Maria Tomasi di Lampedusa y su madre, la princesa Beatrice Mastrogiovanni Tasca di Cutò. Su título proviene de la isla de Lampedusa (es la mayor de las islas del archipiélago de las Pelagias, en el mar Mediterráneo).

Su infancia transcurrió en los palacios paternos de Palermo y de Santa Margherita di Belice entre libros, donde fue educado por una maestra, aprendiendo francés gracias a su madre y leyendo a Emilio Salgari con su abuela. Sus estudios secundarios los realizó en Roma, regresando a Palermo donde cursaría sus estudios universitarios  de letras y derecho, aunque dejaría estos últimos en 1915, al ser llamado a filas para participar en la Primera Guerra mundial.

Al término de la guerra continuaría estudiando literatura extranjera y viajando por diversos países, siempre en compañía de su madre. En uno de esos viajes conoció en Londres a la que sería su esposa, Alexandra Wolff Stomersee, una conocida psicoanalista de origen letón y de familia noble. Se instalaron en Palermo, pero la mala relación entre la madre del escritor y la esposa hizo a ésta última marcharse a sus posesiones en Letonia.

En 1934 falleció el padre de Giuseppe Tomasi, heredando el título de príncipe. En 1940 fue llamado nuevamente a filas debido a la Segunda Guerra Mundial, pero le licenciaron por tener que ocuparse de la hacienda agrícola familiar. Se refugió de los peligros de la guerra en Capo d'Orlando, junto con su madre y esposa, trasladándose en 1946 nuevamente a Palermo tras el fallecimiento de la madre.

En 1953 comenzó a relacionarse con intelectuales, entre ellos Gioacchino Lanza, primo lejano del autor a quién terminaría adoptando y quién se ocuparía de mantener vivo su patrimonio. También frecuentó la casa de su primo,  el poeta Lucio Piccolo de Capo d'Orlando, con quién asistió en 1954 al certamen literario en San Pellegrino Terme, donde parece ser comenzó a escribir El Gatopardo, única novela que escribió y que terminaría dos años más tarde siendo mal acogida por las editoriales, y no viendo la luz hasta 1958, un año más tarde de su muerte, gracias a la editorial Feltrinelli.

Giuseppe Tomasi di Lampedusa falleció en  Roma en 1957 debido a un tumor pulmonar. Se hizo enterrar en el cementerio de los Capuchinos de Palermo, lugar donde él mismo ubicó la tumba del protagonista de El gatopardo, el príncipe Fabrizio di Salina.

Os dejo una entrevista muy interesante realizada por ABC a Gioacchino Lanza Tomasi, hijo adoptivo de T. G. di Lampedusa, donde habla del autor, de su obra y sus ideas. No dejéis de leerla, es muy interesante.

https://www.abc.es/cultura/cine/20140519/abci-entrevista-gioacchino-lanza-tomasi-201405191256.html



Bibliografía:

  • El gatopardo (novela).
  • Relatos: La alegría y la ley, La Sirena y Los gatitos ciegos (relatos cortos).
  • Recuerdos de infancia (autobiografía).
  • Lecciones sobre Stendhal (ensayo).
  • Conversaciones literarias (lecciones sobre literatura francesa).


Fuente Biográfica y Bibliográfica:
https://es.wikipedia.org/wiki/Giuseppe_Tomasi_di_Lampedusa


16 comentarios:

  1. Fíjate que nunca he sido capaz de terminar la película, no sé, se me ha torcido y por eso nunca me he acercado tampoco a la novela. Me da la sensación de que es demasiado seria y académica, descriptiva. A pesar de tu entusiasmo y que me ha entrado curiosidad creo que de momento voy a seguir con lecturas más sencillas. Y eso que el arte sí que me gusta y sé poco por lo que intento aprender pero con cosas más llamativas. Mis neuronas no dan para más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Norah!
      La película quizá utilice mucho metraje en las escenas de batallas, es un poco larga, pero en general a mí me arece una buena adaptación. No obstante, la novela es mucho más sutil. Si no te gustan los clásicos de época, o históricos es normal que esta novela no te llegue; pero si te gustan, dale una oportunidad, pues es excelente.
      Un abrazo y muchas gracias por leerme y dejar tus impresiones!!

      Eliminar
  2. Ya lo tengo en casa. Lo cogí y lo dejé otra vez sobre la mesa la vez anterior que fui a la librería, pero ayer ya no me pude resistir. Lo leí hace muchos años, siendo una adolescente (como otros muchos clásicos) y no he vuelto a acercarme a él. Y no sabes la ilusión que me hace volver a leerlo en una edición cuidada como esta y con tanta información extra. Qué pena que solo escribiese este libro y que encima no se lo publicaran en vida.

    Estupenda reseña, Undine, como siempre. Compartimos amor por Italia :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días!!
      Como ya la has leído no te reitero cómo es de grande esta novela, tan solo desearte que el prefacio y el posfacio te gusten tanto como a mí. Ya quisiéramos que todos los libros que compramos nos regalaran tesoritos como estos.
      Me encanta que coincidamos en tantas cosas:clásicos, Italia, Inglaterra...un café/té en el casino va haciéndose necesario :)
      Buen comienzo de semana y beso grande!!

      Eliminar
  3. No sé si será muy de mi estilo pero me lo apunto para más adelante. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Jani!!
      Es un clásico moderno, una novela escrita con el espíritu delos grandes clásicos, pero con aires de crítica moderna, una maravilla!! Si decides leerla, ya me contarás :)
      Un abrazo y gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  4. No me extraña que cayeras enamorada de Italia...es maravillosa, toda ella! Y Sisi...yo también me quedé fascinada de su vida cuando la descubrí.

    He oído cosas buenísimas de este título pero ni siquiera sabía de qué trataba, así que tu reseña me ha venido perfecta para conocer un poquito más y aumentar mis ganas de leerlo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Cris:
      Muchas gracias por venir a leerme!!
      Si te gusta Italia y la historia decimonónica, como parece, El Gatopardo te encantará. Si te decides a leerlo, no dejes de comentarme qué te ha parecido.
      Un beso grande, preciosa!!

      Eliminar
  5. Una reseña esplendida. Conocía de oídas El gatopardo pero no tenía ni idea de qué trataba. Con lo que cuentas me has picado la curiosidad y me lo apunto para leerlo en un futuro.
    Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias or tus amables palabras!!
      La verdad que la novela me ha fascinado, y de tal modo, que estoy segura que será de esas pocas que relea en un futuro.
      Si te animas a disfrutarla no dejes de contarme tus impresiones.
      Un abrazo y muy felices lecturas!!

      Eliminar
  6. Hola!
    Yo amo Italia he ido ya en dos ocasiones y espero volver a ir, es maravillosa toda ella. No conocía el libro en cuestión pero si que me has dejado con bastante curiosidad así que me lo llevo apuntado para darle una oportunidad viendo tu magnifica reseña de seguro que me gusta.
    Acabo de llegar a tu blog, me quedo por aquí y te invito al mío.

    ❀ Fantasy Violet ❀

    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Violeta!!
      Encantada de recibirte por aquí, y ahora pasaré por tu blog, por supuesto.
      Me alegra que te haya despertado curiosidad la novela, yo se la recomiendo a todo el que se haya dejado seducir por Italia, y que adore la historia.
      Ya me contarás si decides leerla qué te ha parecido.
      Un abrazo y muchas gracias por venir por aquí!!

      Eliminar
  7. Hola Undine!! Desconocía por completo este título y lo cierto es que me has dejado con muchas ganas de leerlo. ¡Estupenda reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Lo cierto es que la novela merece ser leída, y más con esta fantástica edición que Anagrama editó en 2019. No puedo recomendártela con máscariño y admiración.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Hola otra vez Undine, muy buena reseña. ¡Qué buen libro! Para mí hay un nivel en que los libros son equivalentes, pero imposible que sean mejores, y éste está ahí. Me encantó la parte en que se dedican a perderse por aquel palacio interminable... Y las escenas que señalas. Leí sobre el autor que volvió caminando hasta Italia tras la primera guerra mundial, lo que le llevó muchos meses, y que vivió mil peripecias... Y ahí acabó su vida de aventurero! Luego, más nada: El Gatopardo. Es muy bueno leer otras perspectivas distintas sobre los libros que me han gustado. Enhorabuena por la página!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueos días nuevamente:
      Sin duda, hay personas que necesitan toda una vida de experiencias y de momentos excitantes, sin embargo, hay otra clase de personas a quienes un instante le es suficiente para saciar su alma. Creo que El gatopardo da muestra de a qué grupo de individuos pertenecía su autor. Creo que esta novela es grandísima, de esas que necesitan más de una lectura para disfrutarla plenamente.
      Creo, por el pasaje al que te refieres, que ers un gran amante de las artes. Tu sensibilidad da muestra de ello.
      Un abrazo, y mil gracias por tus amables palabras!!

      Eliminar