jueves, 14 de noviembre de 2019

RESEÑA: "UNA PAREJA CASI PERFECTA", EMILY EDEN





Fuente: @undine.von.reinecke Instagram


Ficha Técnica:


Editorial: dÉpoca
Traducción: Susanna González y Blanca Briones
Introducción: Ana Belén Alonso
Colección «delicatessen»
ISBN: 978-84-946875-3-2
16X24 cm / 312 páginas / P.V.P. 20,90 €
Encuadernación de lujo en tapa dura con guardas ilustradas y lazo de punto de lectura


Sinopsis por la Editorial:


Cuando la joven y hermosa Helen Eskdale conoce al soltero más codiciado, el rico aristócrata lord Teviot, ambos caen rendidos ante los encantos del otro y parecen destinados a formar una feliz pareja. No obstante, el periodo de noviazgo es tan corto que no hay tiempo para que los novios puedan conocerse bien. Tras la boda, y a pesar de que se dan todos los requisitos para una unión exitosa, los dos jóvenes se enfrentarán a los celos, el orgullo, los prejuicios y una serie de malentendidos que podrían hacer fracasar su matrimonio. Teniendo como telón de fondo espectaculares y aristocráticas casas de campo, elegantes cenas, visitas formales e ingeniosos diálogos, la autora esboza una genuina comedia clásica inglesa que nos muestra lo difícil que es adaptarse a la vida matrimonial a pesar de que exista amor entre los cónyuges.

«Emily Eden continúa donde Jane Austen lo había dejado. […] Solo una cosa es más gratificante que encontrar un gran libro: encontrar un gran libro olvidado». The New York Times.

Una pareja casi perfecta —escrita en 1829 e inédita hasta ahora en castellano— explora las usanzas, intrigas y malentendidos centrales de la clásica novela social y de costumbres inglesa con todo el ingenio, estilo y encanto de las obras de Jane Austen, de quien la autora era una profunda admiradora. No en vano, Emily Eden ha sido bautizada como la continuadora de la obra de Austen, pues eligió ambientar sus novelas justo donde esta última las concluía, esto es, en la vida de pareja tras el matrimonio.

«Emily Eden es una escritora elegantísima, sus novelas merecen toda la atención y harán las delicias de cuantos las lean». The New York Times

Propuesta musical para este libro:




Concierto para clarinete in A major, K 622. Mozart



Lo que Undine piensa del libro: 



<Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa. (...)> 
Orgullo y prejuicio, Jane Austen (ALBA  minus)


Así da comienzo una de las novelas más famosas de la literatura mundial de todos los tiempos, Orgullo y prejuicio, de la no menos célebre novelista Jane Austen.

No, queridos lectores, no os habéis equivocado de entrada en el blog, estáis leyendo la reseña de Una pareja casi perfecta, de la escritora británica Emily Eden.  Y la osadía que me lleva a  comenzarla citando Orgullo y prejuicio tiene justificación.

Cartas, Jane Austen. Ed. dÉpoca
Fuente: @undine.von.reinecke
Mi especial afición por la literatura británica es ya famosa entre todos los que me conocéis. Muchas de las reseñas que he compartido, y habéis podido leer, estaban protagonizadas por algunos de mis escritores favoritos, clásicos y contemporáneos, que han nacido o son herederos de la literatura inglesa: Elizabeth Gaskell, Ian McEwan, Wilkie Cillins, A. S. Byatt, Anne Brontë, Julian Barnes…Y así un largo etcétera de autoras y autores que me han hecho disfrutar durante años  con su ingenio y narrativa, y ahora ocupan las estanterías y rincones de mi casa. Eso es crear hogar para un lector, ¿verdad?

Pero, nada de ello hubiera sido posible de no haber conocido en su momento a Jane Austen. Su magia narrativa me motivó a investigar en  los rincones de las letras británicas, para descubrir títulos y autores, que me han hecho crecer intelectualmente.

Retrato de George IV
Fuente: Wikipedia
Un embrujo con el que muchos lectores han sido bendecidos a lo largo de doscientos años, y cuyo hechizo comenzó ya en tiempos de la autora. El mismo príncipe regente, quien ocuparía el trono en 1820 con el nombre George IV del Reino Unido, se declaró abiertamente apasionado lector suyo. Y si tal entusiasmo llegó a la corona, no sería menor el de muchas jóvenes lectoras, nobles y plebeyas, que vieron en la escritora la voz valiente que hablaba sobre vidas parecidas a las suyas, en un momento de la historia que no dejaba espacio para que la mujer se realizara. Este es el caso de Emily Eden, autora del libro que hoy os presento y que comienza así:

<”Bien, señor Douglas, finalmente he ido a visitar a los Eskdale –dijo la señora Douglas en un tono de triunfante amargura.-¡No me digas, querida! Espero que hayas dejado mi tarjeta.-Oh, no, señor Douglas, ¿cómo iba a hacerlo? Tuvieron la tremenda descortesía de invitarme a entrar. (…)”>

¿Os suena de algo? Seguro que a todo amante de la literatura clásica, evocarán otra conversación y a otra pareja, los Bennet. Pero para los lectores que aún no hayan disfrutado de la lectura de Orgullo y prejuicio les diré, que este es un guiño a uno de los párrafos iniciales de la famosa novela. Uno de tantos, porque, Una pareja casi perfecta, es un rotundo homenaje a  Jane Austen.

Ilustraciones de la edición
Fuente: Ed. dÉpoca
Como hemos leído en la completa sinopsis del libro ofrecida por la editorial dÉpoca, la historia principal nos cuenta la romántica y azarosa relación de pareja entre la protagonista Helen Eskdale y el guapo y adinerado Lord Teviot, quienes contraen matrimonio. Su vida de casados se verá interrumpida por continuas visitas de conocidos y familiares a su gran mansión. A la vez que sufrirá continuos ataques por parte de diferentes agentes externos, como la pérfida Lady Portmore, y algún que otro personaje más, que darán emoción a la interesante historia que se nos plantea.

Su autora, Emily Eden, quien es considera por muchos la continuadora del estilo de Austen, no solamente no lo oculta, sino que hace gala de la admiración por su colega escritora, citándola a lo largo de su novela en varias ocasiones. Es también simpático observar, cómo toma prestados varios de los nombres de personajes que  han hecho famosos los títulos “austenitas”. Seguro que muchos de vosotros reconoceréis  en la lectura de Una pareja casi perfecta los apellidos Dashwood y Wentworth, pertenecientes a Sentido y sensibilidad, y Persuasión, respectivamente.  

Fuente: Goodsreads
Son muchas las autoras que he visto publicitar con el calificativo de “la heredera de Jane Austen” a lo largo de mi periplo como lectora. Y, ciertamente, en alguna de ellas se adivina un talante compartido. Pero en el caso de Emily Eden hay algo más que una intención. Sus narrativas participan de un mismo proceder y fin.

Son varios los factores que me llevan a hacer tales afirmaciones. El más evidente es el esquema que sigue su la novela; me explico. Emily Eden calca a la perfección el planteamiento de los libros de su admirada escritora. En él, jovencitas en edad casadera viajan a elegantes y preciosas mansiones de familiares o conocidos, formando parte de un grupo variopinto de personas. Una colección de personajes constituida por guapos galanes, preciosas e inocentes debutantes, pícaros truhanes, matronas experimentadas y pérfidas damas,  que hacen las delicias de los lectores con los agudos diálogos y emocionantes historias, más o menos románticas, pero siempre críticas con la sociedad. ¿No hacía lo mismo Jane Austen? Yo creo que sí.

Pero no todo es diversión pura, también hay lugar para la protesta.  Esto me lleva a comentar otro de los elementos que encuentro similar entre las  dos autoras: la denuncia de la posición de la mujer en la sociedad.

Ambas escritoras tratan el tema abiertamente, con valentía y cierta ironía, pero en el caso de Eden es además un ataque vehemente contra la educación patriarcal que iniciaba a las jóvenes en la vida adulta dotadas de una enorme ignorancia en cuanto a las relaciones humanas se refiere; el decoro lo impedía. Esto provocaba en muchas ocasiones el fracaso de la vida que comenzaban, generalmente de manera impuesta, ya fuera en el matrimonio o en sociedad.  Un ejemplo lo podemos ver en el pasaje perteneciente a una carta escrita por Eliza Dougals, personaje secundario de la novela, dando muestra de ser un mero títere en sociedad. Veámoslo:

< PD: Por favor, hágame saber las preferencias políticas de papá. Aquí se habla mucho del gobierno y de la oposición y no sé cuál es mi postura. >

Dos líneas mordaces donde las haya, ¿verdad? Hay múltiples pasajes como éste a lo largo de la novela, y aunque la autora no abandona en ningún momento el tono amable y divertido, no puede evitar trasmitir con libertad absoluta ideas subversivas para una mujer de su época. Oigamos lo que dice de la institución del matrimonio en boca de otro secundario, la señora Douglas:

< Ella odiaba las bodas; era justo el tipo de eventos que el mundo escogía para armar bullicio, pero que ella consideraba la ceremonia menos interesante sobre la faz de la tierra. No veía razón alguna para vestirse de satén y encaje solo para escuchar a dos jóvenes intercambiando tontas promesas que nunca llegarían a cumplir. ¿Qué puede ser más absurdo que reunir a una multitud en torno a un hombre y una mujer que prometen amarse el uno al otro durante el resto de sus vidas, cuando todos sabemos cómo son las criaturas humanas… hombres invariablemente egoístas y sin principios, y mujeres no menos frívolas y vanidosas?>

¡Ahí queda eso! Emily Eden, excelente observadora de la conducta humana, se ayuda de un lenguaje sencillo y directo, sin artificio alguno, para no dejar títere con cabeza.  No se casa con nadie, ni varones ni féminas quedan libres de su crítica punzante. Del mismo modo que lo hiciera anteriormente Jane Austen en sus novelas, aunque de manera más sutil; su elegancia era única.

Ese matiz que diferencia la narrativa de ambas escritoras es debido, en mi opinión, a los veinte años de diferencia entre sus nacimientos, y en la heterogénea posición social que ocupaban; siendo Emily más afortunada que su mentora. Aunque ciertamente sus intereses intelectuales eran parejos y ambas recibieron una buena educación, Emily era una verdadera mujer de mundo,  y su independencia económica la hacía gozar de una libertad de acción con la que Austen no pudo soñar nunca, por faltarle los medios.

Y antes de centrarme completamente en la figura de Emily Eden, quisiera hacer algún apunte más que conecta a ambas escritoras.  Uno de ellos es algo que considero clave en el éxito de la novela británica de época fuera de sus fronteras: la etiqueta, que es definida por la RAE como:

1. f. Ceremonial de los estilos, usos y costumbres que se debe guardar en actos públicos solemnes.2. f. Ceremonia en la manera de tratarse las personas particulares o en actos de la vida privada, a diferencia de los usos de confianza o familiaridad.

 Charlecote Park, National Trust
Fuente: Undine von Reinecke
¿Quién se atreve a contradecir a un inglés en sociedad, si de protocolo estamos hablando? De él han hecho un estilo de vida del que se sienten esclavos, a la par que orgullosos. Y nosotros, los amantes y apegados a la cultura inglesa, no podemos más que admirar hasta el más mínimo ritual del mismo; comenzando por la famosa ceremonia del té. ¿Puede alguien resistirse a unos scones con clotted cream y mermelada de arándanos negros, junto a una humeante taza de Royal Blend?


Lyme Park, Cheshire.
Fuente: Undine von Reinecke
Por ello, es un verdadero deleite leer a ambas escritoras plasmar en sus respectivas novelas, y con verdadera pluma pictórica, la ceremoniosa vida de la clase acomodada británica: sus desayunos, cenas, cacerías, hasta las excursiones realizadas en preciosos faetones a parajes bucólicos. No en vano, fueron los ingleses los inventores del turismo. Y si de turismo hablamos, la literatura, ha contribuido en gran medida al tráfico de visitantes extranjeros que recibe Gran Bretaña. ¿Cuántos de mis lectores no habrán visitado, o desearían visitar Lyme Park, en Cheshire? Esperemos que el Brexit no acabe con esto.

Mrs. & Mr. Elton. Película Emma (1996)
Fuente:Thornefieldhall.blog
Pero volvamos a terrenos más alegres. Si hubo algo en las novelas de Jane Austen que me llamó siempre especialmente la atención, fue la comicidad que otorgaba a sus personajes femeninos más odiosos. Su manera de observar sus conductas y procederes en competencia con las heroínas de las novelas, siempre me pareció que hacían de ella una sabia y fantástica conocedora del alma femenina. Un oráculo al que consultar cuando la vida te pone en una situación similar. Porque, indudablemente, aunque hayan pasado doscientos años, el proceder humano sigue siendo el mismo. Y Emily Eden debía pensar como yo, pues este es uno de sus temas favoritos en Una pareja casi perfecta, centrando mucho la atención en su personaje femenino más odioso, Lady Portmore, alguien con tantas virtudes como defectos. Algo así como la Mrs. Elton de Emma (Jane Austen), pero elevada a la cuarta potencia. Verdaderamente, Emily Eden debía ser una mujer muy interesante en sociedad, de esas a las que yo querría tener como amiga.

Y llega el momento en que me despido de Jane Austen en la reseña, para pasar a centrarme en los logros de Emily Eden como escritora. Una pareja casi perfecta fue escrita en 1829, pero no se publicó hasta 1860, como Ana Belén Alonso muy bien nos cuenta en el interesante prólogo del libro. Su estilo está sujeto a los cánones un tanto rígidos heredados de la novela del XVIII,  pero su narrativa apunta ya hacia maneras más modernas de la novela decimonónica, planteando tramas y subtramas, que abordan temas de interés social tan importantes o más que el argumento principal de la novela, que como hemos comentado anteriormente, se centra en la relación de pareja de los protagonistas.

Fuente:Editoreric.com
Pero junto a la apasionada historia principal nacen otras que no carecen de interés. Tanto de carácter romántico como social. Anticipándose así, narrativa y temáticamente, a la maravillosa Middlemarch, novela que publicaría años más tarde la reconocida novelista George Eliot (comenzada en 1869, pero publicada entre 1871 y 1872), y que no he podido dejar de rememorar durante mi lectura de Una pareja casi perfecta.


En ella se nos dibujan temas tan ambiciosos y de pujante actualidad como son la lucha por el poder, la ambición y la política. Memorable es la narración de las elecciones al parlamento por el condado al que pertenecen los protagonistas, la rivalidad en la contienda entre los dos grupos políticos, es una verdadera crónica de lo que acontecía en aquellos tiempos. Un mundo éste, el de la política, que Emily Edén conocía muy bien, pues su propio hermano fue
Lord Melbourne
Fuente: Wikipedia
Gobernador general de la India, y ella misma se involucró en temas políticos. Y por si esto fuera poco,  mantuvo  una estrecha relación con uno de los hombres más importantes de su tiempo en Inglaterra, Lord Melbourne, quién ocupó los cargos de Ministro del Interior y Primer Ministro entre 1830 y 1841. Hay quienes apuntan incluso, que entre ellos pudiera haber habido algo más que una estrecha amistad, pero dejémoslo ahí. Todo el mundo sabe que las mejores historias de amor son las que no se cuentan.

Debo confesar que, pese a conocer quiénes eran los protagonistas de la novela,  mi atención se fijó en un personaje secundario, Elizabeth Douglas. La personalidad que le otorga la escritora, y su humilde historia, me llevaron a encariñarme con ella. Quizá también, porque me evocaba recuerdos de la querida Molly Gibson, protagonista de la aclamada novela de Elizabeth Gaskell, Esposas e Hijas, publicada en 1864. ¿Coincidencia o inspiración en Emily Eden?

Molly Gibson, Esposas e Hijas (1999)
Fuente:Lostinoldtime.blogspot.com
Como Molly, Eliza es una muchacha de la buena familia, pero ocupa un escalón más abajo que el resto de protagonistas de la novela. Su buena conducta propicia que sea llamada a ser por unos días la dama de compañía de Lady Eskdale, la madre de Helen. Gracias a esto, Eliza, vivirá momentos privilegiados, en los que experimentará un gran enamoramiento, que el lector vivirá con mucha emoción. No sin sufrir un tanto por ella, como es costumbre en estos casos.

Y no solo padeceremos por ella. La novela nos ofrece un abanico de personajes para todos los gustos, con quienes muchos de vosotros entablareis una feliz relación durante la lectura hasta llegar a la última página de la novela. Momento en el cual cerraréis el libro con un suspiro y una sonrisa, a la espera de un nuevo descubrimiento literario de la editorial dÉpoca. A quienes quiero felicitar una vez más por su labor como arqueólogos literarios, rescatando tesoros clásicos, para sus lectores.

Decía Jane Austen: “La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad.”

Yo pertenezco a la mitad del mundo que sabe degustar una buena novela clásica, placer que invito a saborear a todo aquel que busque verdades eternas.


Undine von Reinecke ♪



👉Emily Eden cita esta pieza musical de Händel 👈

  See, the conquering hero comes, G. F. Händel







La autora por la Editorial:


Fuente: Wikipedia
Emily Eden (1797-1869) Renombrada poetisa y novelista inglesa —séptima hija de William Eden, primer barón de Auckland—, célebre en su época por sus agudas descripciones de la vida social y doméstica inglesa en la primera mitad del siglo XIX. Escribió Up the Country, un relato del período que pasó en la India con su familia, y dos exitosas novelas, The Semi-Detached House y The Semi-Attached Couple, traducida ahora como Una pareja casi perfecta.





Fuentes consultadas:




36 comentarios:

  1. Maremeua, como sino tuviera ya bastantes ganas de leerlo, si hasta sueño con él y en voz alta (Es que sino no sé cómo se va a enterar mi chico que es el regalo ideal de aniversario, creo que diciéndoselo todos los días no captará el mensaje, voy a tener que pasar al plan C: mandarle wasap "equivocado" diciendo lo mucho que me gusta el libro...🤣🤣🤣)
    ¡Ayyyy, que me has puesto los dientes muy largos! 👹

    Besitos carinyet, magnífica reseña 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El eterno problema marital!! Ya verás como al final tienes la novela con lazo y todo, en eldía señalado. Por cierto, ¡¡ muchas felicidades!!
      Pues nada, ya me contarás qué te parece Emily Eden, pero yo creo que es de nuestro club :)
      Un beso fuerte, preciosa, y mil gracias por leerme con tanto cariño!!

      Eliminar
  2. Soy más de la colección noir de esta editorial aunque reconozco que todos los libros que publica me tientan. Después de leerte me quedo con ganas.
    Besso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Inés:
      Yo soy más de clásicos, aunque la Golden Age me fascina.
      Si te atreves con encajes y satenes, aquí tines muchos. Ya me dirás si lees la novela qué te ha parecido.
      Un abrazo, y mil gracias por todo, preciosa!!!

      Eliminar
  3. Está entre mis pendientes desde que lo publicó la editorial, y es que todo lo que va publicando es una joyita. Por si no tuviera ya ganas de leerla ... ahora muchas más después de tu preciosa reseña.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras!
      Estoy deseando que la leas y me cuentes tu opinión. Te advierto, vas reír y llorar :)
      Un abrazo, y muchas gracias otra vez!!

      Eliminar
  4. ¿Algún día dejaras de crearme necesidades? Así no hay manera jajaja.

    Muy buena reseña, como todas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Jani!
      Si lees la novela espero que la disfrutes tanto como yo.
      Un abrazo grande, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  5. Hola,
    el otro día leí una reseña de este libro creo que fue en el blog de Inquilinas y me gustó; ahora tú también me pones los dientes largos, así que nada, la apuntaré en la lista interminable.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto me alegra que te animes con esta novela!
      Yo espero leer muchas reseñas sobre ella, porque rescatar estos libros me parece un trabajo lector maravilloso.
      Deseando conocer tu opinión!!
      Un beso grande y muy feliz noche!!

      Eliminar
  6. Buenas noches, Undine.
    Tengo que decir que me gusta la literatura típica british porque me da cierto sosiego su corrección y lo bonito que es el lugar pero echo en falta chicha en los sentimientos, atrevimiento y más pasión. Me gustó más Jane Austen en el pasado que ahora aunque reconozco todo lo que significó. Pero siempre tengo la sensación de que se queda a un paso de donde quería llegar. Que aunque retrata fielmente y sin hacerle favores a la sociedad en la que vivía, en cierto modo al final claudicaba.
    Me da la sensación de que Eden da ese paso de más y por eso esta novela me atrae. Además de que es ese tipo de lectura que sienta bien, que desdramatiza y relativiza. Así que me la llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norah:
      Tienes mucha razón con todo lo que apuntas, quizá por eso es por lo que yo siempre vuelvo a estas literaturas. A veces me gusta descansar de la vehemencia de mis lecturas actuales, para buscar esa paz o sosiego del que hablas.
      Es cierto que no se llega a dar un paso más allá llegado un momento en los libros, pero no lo echo en falta, me conformo con imaginar.
      Quiero que sepas, querida Norah, que siempre espero tus comentarios con interés, pues el diálogo que entablamos es sin excepción interesantísimo.
      Un abrazo, y feliz noche!!

      Eliminar
  7. Si ya tenía ganas de leer esta novela desde que vi que la publicaban, ahora tras leerte, se me han acrecentado... Me encantan las ediciones de esta editorial y que nos traigan novelas poco conocidas aquí para que podamos disfrutarlas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ayla.
      Ni te cuento lo que vas a disfrutar!! Estoy deseando conocer tus impresiones sobre Una pareja casi perfecta, aunque puedo imaginármelas con lo super romántica que eres.
      Un beso grande y muy feliz semana!!

      Eliminar
  8. Las etiquetas son peligrosas, y la de "heredera de Jane Austen" pesa mucho. Pero me encanta la premisa que nos comentas, ese iniciar la novela justo donde Austen la terminaba, el final feliz, la boda. Y como te ha gustado y la has disfrutado, sé que no me defraudará. Deseando leerla y comentar un poquito más contigo, ya la tengo en casa. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Mónica:
      Yo sí que tengo ganas de comentarla contigo esta novela, sacar pros y contras, como seguidoras de Austen que somos. Aunque sé también, que Emily Eden será un nombre que recordaremos con mucho cariño, podría ser una de nosotras.
      Un beso grande, y muchas gracias por todo!!!!!

      Eliminar
  9. Entré a leerte como te prometí. Maravillosa reseña. Da gusto leerte. Me lo apunto! Gracias! Yo también soy muy british y me encanta la literatura inglesa. Este titulo y a su autora, no los conocía. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chary, y disculpa que entre a contestar tan tarde, pero llevo unos días con mucho lío.
      ¡Mil gracias por tus palabras sobre la reseña! Sé que eres del team british como yo, por eso sabía que te gustaría pasar por aquí a descubrir esta novela.
      Un beso muy grande, y mil gracias otra vez!!

      Eliminar
  10. Hola Undine!! Es una de mis lecturas actuales y me está encantando. Completísima reseña que le realizas y le hace muchísima justicia a una obra tan buena. ¡Fantástica reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OH, qué bien!!
      Estoy deseando leer tu reseña, e intercambiar impresiones.
      Un abrazo, y gracias por pasar por aquí a comentar!!

      Eliminar
  11. Holaa!! con todo lo que dices me ha llamado la atención ya que, en su momento, disfruté mucho leyendo a Jane Austen (y pienso seguir haciéndolo jaja). Me ha encantado tu reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Yo espero que disfrutes de Emily Eden casi tanto como lo hicieras en su día con Jane. Ya me contarás.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  12. ¡Hola undine! ¡Pero que libro precioso! no conocía a esta autora y amo la literatura inglesa. Si pudiera estudiarla a fondo, lo haría. Me faltan tantos autores ingleses por explorar... es complicado querer leer contemporáneo y al mismo tiempo intentar mechar clásicos (ahora estoy con Anna karenina y me va a llevar muchísimo...) besos y que entrada tan maravillosa y documentada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entiendo a la perfección todo lo que dices, es imposible poder leer todo cuanto quisiéramos. Pero, de vez en cuando se nos cruzan libros que nos llevan a nuestro paraíso particular. Eso me ha pasado a mí con Emily Eden, volví a mis orígenes lectores.
      Si algún día lo lees no dudes en compartir tus impresiones conmigo.
      Un abrazo grande y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  13. Mi primera novela "seria" fue Jane Eyre, y a partir de ahí no puede parar de disfrutar de muchos escritores británicos. Me encanta Jane Austen, como a casi todo el mundo, y tus reflexiones sobre esas semejanzas, sobre lo que supusieron sus obras y el estupendo análisis que haces de la novela, pues... que quieres que te diga, que voy a ver si la consigo ya mismo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra cosa, has hecho que me interese Emely Eden por ella misma, no solo por recordar a la gran Austen, que conste, ;D. Otro abrazo.

      Eliminar
    2. Buenas noches Marisa:
      ¡Cuanto me alegra todo lo que comentas! ¡Y qué felicidad encontrarme con otra seguidora de Jane!
      Espero que tu experiencia con Emily Eden sea feliz, y que podamos comentar su novela con una sonrisa en el rostro.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  14. Vaya pedazo de reseña! Se nota que has disfrutado con esta lectura, que, desde luego, voy a apuntar en mi lista de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      Es de esas novelas que se recomiendan solas, pero especialmente a los lectores de novela clásica inglesa, más si lo son también de Regencia.
      Estaré muy atenta a tus opiniones sobre Una pareja casi perfecta.
      Un abrazo grande, y mil gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  15. Hola.
    En mi caso pertenezco a la otra mitad que no sabe disfrutar de este tipo de novelas, quizá todo sea ponerse con alguna de ellas y cambiar de idea pero, a priori, no me tientan demasiado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo importante siempre es leer!!
      Aunque no descansaré hasta hacerte amar a los clásicos, que lo sepas :)
      En serio, si algún día quieres empezar por algo ¨fácil", estaré encantada en recomendarte algún título que te haga pasar buenos momentos.
      Un abrazo, y gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  16. YO he descubierto la literatura clásica inglesa ya de mayor ya que, de más jovencita, prefería la francesa y española.
    Esta novela la tengo pendiente y creo, por lo que cuentas, que me va a gustar mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, que te gustará, especialmente por lo que comentas. Al ser lectora tardía de los british te llegará más fresco. Aunque a mí siempre me gusta volver a ellos, pese a haberme empapado de sus novelas desde la adolescencia. ¡Esos dandies!:)
      Un abrazo y mil gracias por todo!!!!!

      Eliminar
  17. Me has dejado con unas ganas de leerla tremenda, espero poder tenerlo pronto porque me llama mucho.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una novela de las "nuestras", de las seguidoras Austen. Cuando la leas estaré deseando conocer tus impresiones.
      Un abrazo, y muchas gracias por entrar a leerme y comentar!!

      Eliminar