jueves, 7 de noviembre de 2019

RESEÑA: "RELATOS DE YÁSNAIA POLIANA", LEV TOLSTÓI




Fuente: @undine.von.reinecke




Ficha Técnica:


Editorial: Reino de Cordelia
Traductores:      Sara Gutiérrez
Colección: Literatura     
Autor:   Lev Tolstói         
Páginas: 128
Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
ISBN:  13978-84-16968-81-7



Sinopsis por la Editorial:


Entre 1871 y 1875 Lev Tolstói publicó varios volúmenes de relatos para enseñar a leer y a escribir a los alumnos de su escuela de Yásnaia Poliana. En 1872 redactó con la misma técnica un cuento más largo, «El prisionero del Cáucaso», joya que pulió hasta convertirla en una obra maestra. Sara Gutiérrez la ha vuelto a traducir al español, junto con los mejores relatos para niños.



Propuesta musical para este Libro:



 Album de los niños Op. 39, Tchaikovsky.
Intérprete Mijaíl Pletniov



Lo que Undine piensa del libro:


Cuando era niña, cada primero de año no había quien me moviera de mi sitio frente al televisor. Como muchos de vosotros recordaréis, Televisión Española emitía esas grandes superproducciones de Hollywood basadas en clásicos de la literatura que duraban una eternidad, y mantenían frente a la pantalla a los más cinéfilos de la familia. A ellos debo yo mi amor por los clásicos.


Fuente: Undine von Reinecke
Fueron muchos los títulos de novelas y autores que aprendí gracias a las películas. Pero sólo uno fue el responsable de haberme acercado a la obra de uno de los escritores más soberbios de todos los tiempos. Estoy hablando de Guerra y paz, adaptación de la novela de Lev Tolstói, realizada en 1956.




Audrey Hepburn y Mel Ferrer (Guerra y paz)
Fuente: vestuarioescenico.wordpress.com
Es indudable, que la película protagonizada por Audrey Hepburn y Mel Ferrer, me conquistó desde el primer momento por su estética. ¡Qué niña no caería rendida ante la escena del vals de Natacha Rostova y Andrei Volkonsky! Pero ese tipo de atracción ya lo había sentido antes con obras de menor calado. Lo que distinguió a Guerra y paz de entre todos los clásicos que conocí fue su contenido y, el que yo entendía era su principal protagonista: El conde Pierre Bezújov. ¡Imborrable para mi memoria infantil su peregrinación hacia tierras francesas tras haber sido hecho prisionero!

Este personaje fue quien me instigó a conocer a Lev Tolstói. Él fue quien puso en mis manos las novelas, ensayos y cartas, que he leído del insigne escritor ruso. Y él ha sido también quien, una vez más, me ha llevado hasta el libro que hoy reseño para todos vosotros: Relatos de Yásnaia Poliana.

Muchos os preguntaréis el por qué de esa atracción por la figura del conde Bezújov. ¿Qué tiene de particular este personaje, creado por Tolstoi para una novela de la que terminaría casi renegando en su madurez, por parecerle superficial en comparación con los intereses de sus últimos años? Sin lugar a dudas, su humanidad,  cualidad a la que llegaría tras una vida de crápula incorregible. Un hombre al que los acontecimientos  personales e históricos cambiarían, hasta hacer de él un ser  compasivo y válido para sus semejantes.

Dicen las crónicas de tiempos "tolstoianos", que el propio escritor experimentó un cambio así en su propia persona. Muchos afirman que el conde Bézujov es el alter ego del propio escritor , a quién se tachó de vividor en su juventud, y que tras haber realizado un viaje fuera de tierras rusas, volvió con el ánimo cambiado y dispuesto a construir para sus semejantes. Y verdaderamente así lo hizo. Su origen privilegiado como aristócrata y descendiente de la antigua casa de los príncipes Volkonski no le impidió deshacerse de sus tierras repartiéndolas entre las gentes pobres del campo, y dedicar su vida, entre otras cosas, a la educación de los más desfavorecidos. 


Casa de Tolstói en Yásnaia Poliana
Fuente: Wikipedia
Fue así como nació el proyecto de Yásnaia Poliana, nombre de la finca donde nació, vivió, trabajó y fue enterrado Lev Tolstói a su muerte, siendo también el lugar elegido por el escritor para fundar en 1859 su famosa escuela. Un lugar abierto a toda persona, y en especial a los hijos de campesinos pobres. Allí recibían una peculiar educación, libre de los dogmas establecidos para la enseñanza en aquellos tiempos.

Para Tolstoi la educación era algo primordial si se quería tener una sociedad sana, y en una Rusia con un índice de pobreza y analfabetismo de un noventa por ciento había mucho que trabajar. Hombre de ideas avanzadas para su época y circunstancia, se carteó y trató el tema con los grandes filósofos y pensadores de su tiempo. Muy famosa es su correspondencia con Mahatma Gandhi. Como famosas se hicieron también las entrevistas que concedía en su finca de Yásnaia Poliana a la prensa de la época, algo fuera de lo común por aquel entonces. Teorizó y escribió largo y tendido sobre ello, tanto es sus novelas, como en sus ensayos filosóficos. Un ejemplo claro lo tenemos en sus Escritos pedagógicos. Tólstoi y la escuela de Yásnaia Poliana (Ed. La Llave), como vemos en este pasaje:

< “He aquí la cuestión que no hemos podido llegar a resolver: para que el pueblo se instruya, es imprescindible que este tenga la posibilidad y el deseo de leer buenos libros, los buenos libros están escritos en un lenguaje que el pueblo no comprende; para aprender a entenderlos se debe leer mucho; para tener ganas de leer se debe poder comprender… ¿Dónde está el error? ¿Qué hay que hacer para salir de esta situación?">

Evidentemente, era una cuestión que lo atormentaba, y no cesó hasta dar con el método oportuno. El gran escritor organizó su escuela sin horarios, es decir, la enseñanza se recibía durante toda la jornada. Las materias que se trataban eran diversas: geografía, música, historia sagrada, etc. Sus enseñanzas se desarrollaban según las necesidades de los alumnos, e iban cambiando en función de las mismas. Esta libre metodología de Tolstoi lo llevó a idear diferentes medios para facilitarle el trabajo, y de este modo enseñar a leer y escribir a su alumnos. Así, pues, redactó  seis volúmenes de escritos entre los años 1871 y 1875, que recogían todo el material que utilizaba para trabajar con los niños.

Relatos de Yásnaia Poliana, el libro que hoy os presento, es una selección  realizada por la editorial Reino de Cordelia, de entre los mejores cuentos de aquellos seis volúmenes escritos por Tolstoi para su escuela.  Esta edición la componen dieciocho cuentos y un relato largo titulado El prisionero del Cáucaso. Sus temas tratan la vida cotidiana de aquellas tierras, las costumbres y los acontecimientos habituales. Están escritos con un lenguaje sencillo y directo, de fácil comprensión, para llegar a todos los alumnos y educarlos no sólo intelectualmente, sino en las creencias morales. Sus páginas desprenden tanta belleza poética, que podrían confundirse con pinturas costumbristas de la época.  Estampas como las que  realizaban los artistas de la escuela Peredvízhniki (Los Vagabundos), empeñados en retratar el Alma Rusa. Las páginas de estos cuentos están escritas con destreza y gran sensibilidad, imposible dejar inmune al lector exigente.

Permitidme que comparta con vosotros el primero de ellos,  El niño de la piedra, que también podéis encontrar en la página web de la editorial. Es de una brevedad tal, que el escritor poco hábil apenas podría sacar una historia de él. Pero Tolstoi, gran maestro de la narrativa, consigue con su pluma viajar más allá del mundo de las ideas, y conectar con los corazones lectores:

< UNA POBRE MUJER TENÍA UNA HIJA, Masha. Masha fue por la mañana a por agua y vio que en la puerta había algo enrollado en un trapo. Masha posó los cubos y desenrolló el trapo. En cuanto tocó el trapo, algo empezó a gritar desde su interior: ¡Ua! ¡Ua! ¡Ua! Masha se inclinó y vio que se trataba de un pequeño bebé colorado. Gritaba fuerte: ¡Ua! ¡Ua! Masha lo cogió en brazos, lo metió en la casa, y se puso a darle leche con una cuchara. Su madre preguntó: «¿Qué has traído?».
Masha contestó:«Un bebé, lo encontré en nuestra puerta».
La madre dijo: «Con lo pobres que somos, ¡cómo vamos a alimentar además a un bebé! Iré a hablar con el jefe para que lo recojan». Masha se echó a llorar y suplicó: «Madre, no comerá mucho, déjalo aquí. Mira qué brazos y dedos más rojos y arrugados tiene».
La madre lo miró y sintió pena por él. Se quedó con el bebé. Masha alimentaba y fajaba al bebé, y le cantaba canciones para dormirlo. >
(El niño de la piedra. Hecho verídico)

¿Verdad que conmueve mucho más de lo esperado? Ese era también uno de los objetivos didácticos de Tolstói, formar en los valores humanos apoyándose en la educación. Como también era su propósito despertar el amor por la forma de vivir rusa y su cultura. De este modo, nos encontramos con cuentos que nos hablan de la caza y sus reglas, de la fauna que habitaba los bosques, de las normas que regían la supervivencia en aquellos tiempos. Del honor y la gallardía, del trato entre nobles y vasallos; del bien y de las consecuencias del mal.

Una galería de temas que profundizan en la forma de vivir rusa en el campo, que harán las delicias de quienes como yo, aman los clásicos, la literatura de aquellas tierras lejanas, y en especial a Lev Tolstói.

Todos los cuentos son especiales y delicados, pero no puedo evitar mi especial predilección por los relatos que dedica a su perro Bulka. Un chucho feo y deforme, al que yo misma hubiera adoptado si Tolstoi me lo hubiera cedido. ¡Cuánto amor escondido en las sobrias palabras que le dedica! Bulka ocupa ya junto con Flush, el perro de Elizabeth Barrett, un lugar privilegiado en mi panteón de perros ilustres.

Con respecto al último de los cuentos, El prisionero del Cáucaso, debo decir que es un broche de oro para esta selección que nos regala Reino de Cordelia. Siendo el más largo de todos ellos, la historia a penas ocupa cincuenta páginas, eso sí, apasionantes donde las haya. El relato cuenta las vicisitudes de un soldado ruso de permiso en tiempos de guerra, que cae prisionero de los tártaros. Con él vivimos todos sus miedos, sus picardías y hazañas para intentar huir de lo que él prevé una muerte segura. ¿Podrá escapar finalmente a su destino?

Relatos de Yásnaia Poliana, es en definitiva un compendio de cuentos de profunda belleza y sencilla factura, escritos por el mismo hombre que dijo:

<No hay más que una manera de ser feliz: vivir para los demás.>

Una máxima que llevó a la práctica en su misión como educador, escritor y filósofo, creando escuela de seguidores, y dejando un legado considerable para la posteridad. No fue así en su vida privada, su familia y en especial su esposa, fueron víctimas de ello. Pero ese es otro tema, y lo dejaré para hablaros de él en una futura entrada del blog. 

Todas las flaquezas, todos los agravios que cometió fueron fruto de su imperfección como ser humano. Y, aunque no lo excusen, tampoco deben ensombrecer sus logros en otros campos de la vida. Por ello, cierro esta reseña con las sabias palabras de Lev Tolstói en Guerra y paz:

<Toda la variedad, todo el encanto y toda la belleza que existe en este mundo está hecha de luces y sombras. >


Undine von Reinecke ♪




El autor por la Editorial:


Fuente: Ed. Reino de Cordelia
Lev Tolstói

(Yásnaia Poliana, 1828 – Astápovo, 1910). Es uno de los novelistas rusos que más contribuyó a modernizar la literatura universal durante el siglo XIX. Hijo de una aristocrática familia de terratenientes, en 1852 se alistó en el Ejército y participó como oficial en la guerra de Crimea. En 1856 abandona la milicia, regresa a Petersburgo e inicia una serie de viajes por Europa en busca de nuevas experiencias pedagógicas que plasmaría posteriormente en la revista mensual Yásnaia Poliana, nombre de su localidad natal, donde también abrió una escuela para niños. Intelectual comprometido con la sociedad de su tiempo, intentó que sus campesinos se hicieran con la propiedad de las tierras que trabajaban, aspiración frustrada que reflejaría en su última gran novela, Resurrección (1899). Entre sus obras destacan las monumentales Guerra y paz (1865-1869) y Ana Karenina (1876-1877). Maestro de la novela corta, es autor de títulos excepcionales como Felicidad conyugal (1859), La muerte de Iván Ilich (1886) o El padre Sergio, publicada póstumamente.



Fuentes consultadas:




43 comentarios:

  1. Qué delicia por favor!! Y el libro tampoco está mal 😂 bromas a parte, la novela es una auténtica joya, la tengo entre mis tesoros literarios, y está edición me parece fabulosa 😍

    Qué maravilla cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Yolanda!
      La verdad que los cuentos son una preciosidad. Yo, a pesar de ser tolstoiana desde muy joven, no los conocía, y de no haber sido por esta edición, quizá no los hubiera encontrado. ¡Despistada que es una!
      El día 30 se celebra un homenaje a Tolstoi aquí en Madrid, sería fantástico que te pudieras pasr :)
      Un beso grande, preciosa, y muchas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  2. Hola preciosa!
    Yo amaba también esos días de películas basada en los clásico, también me aficione a leerlos gracias a la adaptaciones. De este autor solo he leído Guerra y Paz y Ana Karenina, libros que me han encantado a pesar de tener una lectura algo densa. No se si me animaría con este.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos tenido el mismo proceso con los clásicos :)
      Las dos primeras novelas que leí de Tolstói también fueron las mismas. Luego seguí con novelas cortas y alguno de sus ensayos filosóficos. Es mi ruso favorito, no lo puedo evitar :)
      Ya me dirás si algún día te animas con los relatos, yo no puedo dejar de recomendárselos a quien disfrute de Tolstói.
      Un beso grande, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  3. Hola.
    Los clásicos son mi asignatura pendiente pero, no sé el porqué, no terminan de tentarme y eso que hay historias geniales. Gracias, como siempre, por darme a conocer nuevos títulos así como aspectos de la vida de los autores que desconocía como, en este caso, que Tolstoi se dedicó a la enseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerme y comentar!
      Si algún día te animas a leer un clásico, estaré encantada de recomendarte algún título adecuado para comenzar con ellos.
      Un beso grande, y feliz tarde!!

      Eliminar
  4. No conocía este libro de cuentos. Me voy a dejar llevar por tu criterio y voy a comprarlo. La edición parece muy bonita ;)
    Gracias por la recomendación.
    Muchos besos~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la confianza!
      Lo cierto es que las ediciones de Reino de Cordelia son una maravilla. Están muy cuidadas, y el material adicional siempre es contrastado e interesante.
      Ya me dirás qué te parece.
      Un abrazo, y feliz tarde!!

      Eliminar
  5. La literatura clásica es un eterno pendiente porque me impone muchísimo, pero espero animarme pronto porque las reseñas que leo coinciden y hablar maravillas de Tolstoi....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Alejandra:
      La literatura rusa da mucho miedo a mucha gente. Creo que nos viene impuesto desde el colegio, nos dan lecturas poco apropiadas para comenzar. Pero si, por ejemplo, dieran a los niños estos cuentos de los que hablo en la reseña, estoy segura que muchos querrían conocer más obras del autor con el tiempo.
      Por otro lado, no te preocupes, los libros siempre nos esperan, y nunca es tarde para conocer autores y novelas.
      Un abrazo, y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  6. Hola Undine!! Había visto este libro hace poco y debo reconocer que aún no he leído nada de este célebre autor (mal por mí) y me has dejado con muchísimas ganar de hacerme con este compedio de relatos, además me encanta esta editorial. ¡Genial reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerme y comentar!
      Creo que es ideal que comiences a conocer a Tolstoi por estos cuentos, y que luego te acerques a sus grandes novelas: Ana Karenina, Guera y paz, Resurrección...Ya verás como te alegrarás de haber conocido al autor.
      Por otro lado, como decía antes a Alejandra, nunca es tarde para conocer a un autor, eso es lo grandioso de la literatura, nunca caduca :)
      Un abrazo y mil gracias nuevamente por tus palabras!!

      Eliminar
  7. Justamente estoy leyendo Anna Karenina porque es gracioso pero llegué a los rusos con Dotoievsky y el jugador y a tolstoi por Tash hearts tolstoy una novela juvenil contemporánea. Me encantó el post. NO se si formas parte de la iniciativa seamos seguidores pero ya te sigo desde https://unachicacinefila.blogspot.com/ y si te apetece seguirme, pues genial! besos y aguante Mel ferrer y Audrey Hepburn. Mel ferrer era mi amor de chica por interpretar al marionetista en Lily besos y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Pues no formo parte de la iniciativa seamos seguidores, no la conozco, pero igualmente ya pasé por tu casa y te di a seguir.
      Sobre lo que comentas de cómo llegaste a los rusos, fíjate, yo a Dostoyevski le estoy cogiendo ahora admiración, pues me dieron a leer Crimen y castigo a una edad muy temprana y no estaba capacitada para asimilarlo debidamente. Este año he comenzado otra vez con él, y estoy encantada.
      Muchas gracias por parate a leer mi reseña, espero que coincidamos muchas veces más.
      Un abrazo, y bienvenida al blog!!

      Eliminar
  8. Me encantan tus reseñas, hacen que tenga ganas de leer todos los libros que nos traes. De Tolstoi solo he leído Anna Karerina y me gustó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué palabras más bonitas! ¡Muchísimas gracias!
      Anna Karenina fue la segunda obra que leí yo de Tolstoi, y aunque me gustó (ahora me vas a matar), la historia de Anna me agotaba, es lo que menos me agradó de la novela. Pero, igualmente, me parece un "obrón".
      Ahor estoy con Resurrección, y me estoy empapando del Tolstoi más maduro, ya os contaré en breve mi parecer.
      Un beso grande, Ayla, y muchísimas gracias otra vez por tus palbras!! Feliz semana!!

      Eliminar
  9. Buenos días,
    a pesar de lo bien que lo pones, no me lo llevo; tengo a medias Anna Karenina y no soy mucho de relatos ni cuentos. ¡Qué interesantes son siempre tus reseñas!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, te entiendo perfectamente. Yo misma, hasta hace muy poquito, no era aficionada a los relatos, leía los publicados independientemente como novelas cortas. En los últimos tiempos estoy cogiendo afición por ellos, quizá porque puedo leerlos a la par que novelas más largas.
      Si algún día te animas, ya me contarás.:)
      Un beso grande, y muchas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  10. Buenas tardes.
    De mayor quiero hacer reseñas como tú.
    De Tolstói solo he leído Ana Karenina 3 veces. Además en años y épocas de mi vida muy diferentes y siempre me ha gustado.
    Me encanta todo lo que nos has contado. ¿Tú eres profe?
    No sabía eso de Tolstói. Y pasa muchas veces eso de gente que es muy comprometida con lo social y luego en casa son un poco cretinos.
    Tengo que buscar ese libro. El relato que nos has puesto es pura ternura. Me encanta cómo consigue conexión con tan pocas palabras. La forma de elegirlas.
    Si alguna vez vas a Málaga tienes que ir al museo ruso. Te gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto desde ya el museo ruso, ¡muchas gracias por la información!
      No soy profe, Norah, pero es una profesión que admiro muchísimo, aunque hoy día esté denostada.
      A mí me pasó con Guerra y paz lo que a ti con Anna Karenina, leí dos veces seguidas la novela. La primera, en la versión oficial que todos conocemos; la segunda, una edición que se descubrió en los años 80' del siglo XX, que al parecer no debió de gustar del todo a Tolstoi, y reescribió hasta dar con la definitiva. El final cambia mucho.
      Después de esas dos lecturas he vuelto varias veces a la novela, pero por partes. Creo que es la obra a la más grande que he leído hasta el momento.
      Quería agradecerte las palabras que me dedicas. Me llegan al corazón, y me animan a mejorar en la medida de lo posible.
      Un beso grande, y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  11. ¡Hola!

    Soy nueva por tu blog y tengo que decir que me enamoré de tu reseña.
    No he leído nada de este autor muy a mi pesar, pero espero que pronto cambie esto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, May!!
      Si quieres iniciarte con los rusos, este libro es perfecto. Luego puedes seguir con los relatos de Chéjov y Turgueniev, que son muy leibles. Después ya podrás meterte sin miedo alguno con cualquier autor y novela de tierras rusas.
      Muchas gracias por leerme!! En un ratito paso a conocer tu blog :)

      Eliminar
  12. Plas plas plas... estos son mis aplausos por una reseña tan redonda. Me encanta como has envuelto la lectura de todos sus aspectos importantes. Muchas gracias por enseñarme lo que lleva detrás.
    Yo siempre me he peleado con la literatura rusa; no termino de entenderla. Pero después de leerte me han entrado unas ganas locas de salir corriendo a por este libro. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus aplausos!
      Supongo que cuando una lectura y su autor te gustan es fácil trasmitir lo que su trabajo te trasmite, me alegra que te haya animado a leer a Tolstoi. Con sidero a este autor como uno de los más grandes de todos los tiempos, y es una experiencia que todo lector debería tener en algún momento de la vida.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias otra vez por tus palabras!!

      Eliminar
  13. Hola! Menuda reseña! me ha encantado, muy interesante. No conocía este recopilatorio, y ya lo tengo en cuenta. Pero me ha gustado todo lo que explicas... quiero comenzar con este autor el próximo año, porque lo tengo muy pendiente. La primera que quiero leer es Guerra y paz, ya que sí he visto dos adaptaciones (la película clásica que muestras y también, la miniserie que estrenaron hace poco) no he leído aún la historia desde sus páginas y quiero estrenarme con este autor junto a esta obra tan importante. Un saludo, y enhorabuena por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras!
      A Tolstoi le tengo un amor especial, conecté con él enseguida, aunque su lectura en ocasiones se hace algo compleja. Pese a ello, yo creo que es un autor que todos deberíamos leer alguna vez.
      Tu elección de Guerra y paz es estupenda, aunque sí te digo, que debes tener paciencia cuando llegues a los pasajes dedicados a las batallas porque esa parte, aunque sublime narrativa e históricamente hablando, retrasa la historia que conocemos.
      Un abrazo, y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  14. Me ha resultado interesante lo que cuentas de Tolstói, de él he leído Anna Karénina y Guerra y Paz, de sus libros de relatos no tenía idea, me lo llevo apuntado.
    Besso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inés:
      Creo que todos hemos empezado por sus grandes novelas, es normal. Pero Tolstoi también tiene trabajos menores muy interesantes, iré reseñando poco a poco los que he conocido, a ver qué te parecen.
      Un abrazo, y muy feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  15. Holaa!! me ha encantado tu reseña y la forma en que te expresas:3 has despertado mi curiosidad, así que espero leer algo del autor pronto y, por supuesto, ver alguna de las adaptaciones. Gracias por compartir la entrada.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo cinéfila que eres seguro que sus adaptaciones te van a encantar.
      En cuanto a sus novelas, para empezar sería estupendo que comenzaras por estos cuentos, es el Tolstoi más humano y tierno. Ya me dirás si lo lees :)
      Un abrazo, y muchas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  16. Hola! No conocía ese proyecto de Tolstói y me ha llamado mucho la atención. Y el relato que has compartido me ha parecido muy tierno pese a su brevedad. Me llevo anotado este libro. Mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por leerme, Jani!
      La verdad es que siempre que leo a Tolstoi tengo la impresión de que he hecho algo grande, y me encanta compartirlo.
      Si lees los relatos, ya me contarás qué te han parecido.
      Un abrazo, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  17. Madre mía qué retraso llevo por aquí, mil perdones (no me da la vida para más, bien lo sabes). También sabes que ya me he hecho con el libro y que lo leeré en cuanto pueda, que espero que sea antes de finales de año porque tengo la agenda de lecturas apretada. Y además de todo esto se añade que sabes que soy Tolstoiana de pro y que me parece un hombre irrepetible e interesante en grado sumo ya no solo como escritor, sino como persona, y mucho de lo que cuentas en la reseña (y que creo que es bastante desconocido a nivel general) da buena muestra. Vamos, que lo sabes todo y no te voy a decir nada que no sepas ya... jajaja.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MH, porque imagino que eres tú :)
      Sobre la falta de tiempo, ni te preocupes, así andamos por aquí también. El día tiene 24 horas, y si lees no escribes, si escribes no puedes meterte en otros blogs, si lees reseñas de amigos no puedes contestar los mensajes que dejan en tu propio blog...Y así eternamente :)
      Sobre Tolstoi, sé, claro que sí. Y espero podamos compartir el día 30 una tarde maravillosa escuchando hablar sobre él.
      Un beso grande, y muchas gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  18. Mira que no soy de relatos pero siendo Tolstói ... tendré que hacerme con él.
    Maravillosa reseña.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, guapísima!
      No es cualquier libro de relatos, son unos cuentos muy especiales, algunos de ellos muy cortos. Es una golosina para amantes de los clásicos como tú y como yo.
      Un beso grande, y mil gracias por leerme!!

      Eliminar
  19. Leer a este autor es siempre un placer, y creo que este título, que por cierto todavía no he leído, lo es y mucho.
    Tu reseña una joya, gracias Undine!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por leerme!!
      Espero que disfrutes mucho de los cuentes y que compartas conmigo tu parecer cuando lo hayas leído.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Qué vigor y frescura en el desarrollo de la entrada, una verdadera recensión. Le dan ganas a uno de salir pitando a por el libro...si no fuera porque hay otros esperando ser leídos, pero me apunto el de Tolstoi. Que alguien me comunique casi oralmente sus impresiones sobre un libro lo valoro más que el comentario que incruste la propia editorial interesadamente. No me queda más remedio que seguir tus sabrosos artículo de blog. Gracias, salud siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras!
      Para mí es un placer compartir mis lecturas e impresiones con personas tan empáticas. En un rato paso por tu blog a echar un vistazo.
      Un abrazo, y a seguir disfrutando de la lectura!!

      Eliminar
  21. Bonita, por fin te leo!!

    Voy a matacarreras estos días entre trabajo y estudio, no me da la vida para más. Qué horror!!

    El otro día con tu comentario en instagram sobre este compendio de cuentos me dejaste muy intrigada, y hoy confirmo que me parece de lo más interesante. Me ha encantado todo lo que has contado sobre ellos y sobre la vida de su autor, no sabía de su bonita labor social...lastima lo de la vida privada. Ya nos contarás más ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Buenos días, Cris:
    Aquí siempre eres muy bienvenida, pasa cuando quieras y puedas a leerme :)
    Sobre Tolstoi, ¡qué más puedo comentarte! Yo adoro su obra, y quiero seguir creciendo con ella. Y por ello, me encanta que te interesen a ti tambien sus trabajos.
    Un beso grande, y pasa buen jueves!!

    ResponderEliminar
  23. Hola!! No he leído nada del autor, es de esos autores que me entran sudores fríos de solo pensar en leerlos. Tengo ganas, no te creas. Pero el ruso impone, mucho!

    Algún día me animaré a leerlo.

    Muy buena reseña, como siempre.

    Besos!

    ResponderEliminar