jueves, 19 de diciembre de 2019

RESEÑA: "ESPÍRITUS ERRANTES Y OTROS FANTASMAS", BEATRIZ ALONSO

Fuente: @undine.von.reinecke Instagram



Ficha Técnica:


Título completo: Espíritus Errantes y Otros Fantasmas. Cuentos de Navidad para Adultos.
Autora: Beatriz Alonso
Corrección y Maquetación: Rosa Sahuquillo
Diseño de cubierta: Fernando Carús Catrain
Editorial: Autopublicado
Páginas: 157
Fecha de publicación: septiembre 2019
Encuadernación: rústica
Precio: 11,86 euros


Sinopsis:

 (Fuente: Amazon)

Este libro recoge una serie de relatos navideños destinados a amenizar una de las épocas más especiales del año. Tal vez, mientras lo estés leyendo sientas un ligero desasosiego, una leve corriente de aire moviendo una de sus páginas u observes el titileo de una luminaria en tu árbol de Navidad. Eso significa que no estás solo. Si aguzas los sentidos podrás contemplar a una multitud de seres humanos que, por circunstancias de la vida se ven abocados a un destino que jamás habrían elegido y deambulan invisibles y errantes por el mundo, al igual que los espectros del pasado pueblan los camposantos. Los espíritus de unos y los fantasmas de otros, habiendo hallado su pequeño espacio entre estas páginas, desean compartir sus secretos contigo.


Propuesta musical para este libro:






Lo que Undine piensa del libro:


La Navidad está ya muy cerca, se respira en el aire. La gente va y viene entre prisas y citas ineludibles: Conciertos, representaciones infantiles navideñas, cenas de empresa, reuniones con amigos; y compras, muchas compras.

Las citas familiares amenazan un año más, y todos sentimos el deseo oculto de que este año el familiar chistoso tenga algo de gracia y no haga enfadar al resto. Y así hacer inútil la famosa pregunta social que todos repetimos a la vuelta de vacaciones: ¿las Navidades bien o en familia?

 ¡Cuánto stress para el momento más feliz del año! Pero es un hecho, huele a Navidad: Canela, clavo y miel inundan el ambiente.

Pero hay otra Navidad, ¿verdad? Esa que nos molesta porque distorsiona nuestra imagen idílica de felicidad: maltrato, drogadicción, indigencia, abandono infantil, y un largo etcétera de problemas sociales que se aparcan en estas fechas, porque bastante tenemos cada uno de nosotros con sacar nuestras vidas adelante. Pero que de vez en cuando salen a nuestro encuentro en anuncios televisivos  solicitando nuestra ayuda desde el tercer mundo, o en el noticiario dando la primicia de un deceso sospechoso entre las estrellas del pop.

De esta Navidad viene a hablarnos Beatriz Alonso en su libro Espíritus Errantes y Otros Fantasmas. Libro de relatos compuesto por treinta y cuatro títulos, cada uno de ellos dedicado a un tema diferente.

Echando un vistazo a los apuntes que he tomado sobre el libro, he encontrado tantas anotaciones dispares, que me ha planteado la duda de cómo explicar un texto que narra treinta y cuatro historias diferentes. Cómo captar la atención de mis lectores para que lleguen a vislumbrar la intención de la autora. Y la respuesta que me di formulaba otra pregunta, ¿conoce el público lector a la verdadera Beatriz Alonso? Algunos de vosotros sí, pero la mayoría os sonará su nombre de verlo adscrito al elenco de escritoras de género romántico. Llegué a la conclusión de que debería explicaros quién es ella, para poder así profundizar en la importancia de su trabajo en los relatos.

En una entrada primaveral del blog os hablé de mi relación con Beatriz Alonso. De nuestra amistad virtual, que comenzó hará unos diez años en redes sociales, y de cómo algunas coincidencias en nuestras vidas crearon vínculos entre nosotras. Una de ellas es que nacimos en el mismo año y por lo tanto crecimos estudiando los mismos libros, escuchando las mismas músicas y vistiendo las mismas ropas. Rutinas que hacían más o menos homogénea a la gente de nuestra edad.

Por aquel entonces la llamada Movida Madrileña traspasó las fronteras de nacimiento, y a todos los rincones de España llegaban canciones y grupos musicales con los que nuestra generación se sentía identificada. Eran los años 80, tiempos de cambio y libertad, pero también años vertiginosos en los que probar sustancias prohibidas era tan mal visto como frecuente. Muchos de nosotros fuimos testigos de la caída al vacío de más de un amigo o conocido por culpa de las drogas. Por ello, al comenzar a leer el primer relato de Beatriz, Nochebuena en un portal, comprendí cual era el sentido de este libro: ser cronista de los marginados de una época.

<Perdido y aterrorizado. Así se sentía Jon entre el cúmulo de basura que le rodeaba, y sus pensamientos no le ayudaban demasiado. Yacía tembloroso en un portal cualquiera de la ciudad que lo había postergado a la invisibilidad entre sombras de ignorancia y marginación. El caballo blanco galopaba por sus venas al compás de un corazón a punto de darse por vencido. (…)>

Enrique Urquijo. Fuente: elpais.com
Un pasaje terrible, ¿verdad? A mí me evocó un recuerdo triste, la noticia del fallecimiento de un gran artista, Enrique Urquijo. La inmensa sensibilidad de Beatriz Alonso, su portentoso poder de empatía con sus semejantes y la belleza de sus palabras consiguen trasmitir al lector el interés por conocer el desenlace de una historia, que se vislumbra antes del punto final. Alude a nuestros recuerdos, llega a la conciencia general, rasca en los corazones. Y sin acusar a nadie, nos hace sentirnos responsables ante la sociedad.

Un sentimiento que va en aumento según avanzamos en los relatos, topándonos con temas tan frecuentes en los noticias como son: el trato de blancas, la prostitución como esclavitud y el secuestro de mujeres en los países desfavorecidos. Un tema que la escritora aborda sin florituras,  presentándonos personajes tan reales y vivos, que podríamos comparar con esa vecina realquilada con la que te cruzas en la escalera, que nunca saluda y mira con tristeza a tus hijos. Plantea al lector la solidaridad como terapia a la tristeza, el amor como cura a la soledad:

<Recibo a Sveta y a su pequeño como el mensaje que tanto he anhelado. Disfruto  del momento con la serenidad y la paz que me proporciona la compañía de estos seres inesperados, planeando el regreso de la muchacha a su hogar, convirtiéndome en padre y abuelo ocasional de una pequeña familia, (…)>
Pasaje de Espíritus errantes.

Un amor que está presente en todo el libro, porque para Beatriz Alonso no hay una vida plena sin él. Y así encontramos este sentimiento de múltiples formas. Como por ejemplo: El amor generoso, maternal y solidario hacia un bebé que no tiene futuro, como el que encontramos en  Acogida; el amor romántico y legendario entre amantes de diferente clase social de Maestro y aprendiz; o el amor entre una pareja de ancianos que el alzhéimer no puede destruir del relato, La sombra de Mariela.

<Vislumbro una sombra reflejada en el viejo y opaco espejo, y mi corazón late apresurado. ¿Acaso ha regresado Mariela? La esperanza me invade.>(Pasaje de La sombra de Mariela).


Dolores O'Riordan. Fuente: elpais.com
Pero no todo es amor en la vida. No olvidemos que uno de los males de nuestra sociedad es la inmensa soledad que amenaza con atacarnos a todos nosotros. Porque no hay soledad más cruel que la que padecen quienes siempre están rodeados de personas interesadas. La fama y la riqueza demuestran diariamente a quienes gozan de ellas esta máxima. Y sobre ello nos habla la escritora en uno de mis relatos favoritos: Ecos del pasado. Un relato que llevó a mi subconsciente hasta enero de 2018, cuando escuché en la radio que Dolores O'Riordan, la carismática cantante de The Cranberries, nos había dejado.

<Los titulares de la prensa mundial se hicieron eco de la misteriosa desaparición de Eve, la famosa y pintoresca cantante de rock. Algunos insinuaron que sus escarceos con las drogas y el alcohol habían hecho mella en su salud mental. (…)>

Pero hay otros tipos de soledad: la de la anciana que tras una vida de sacrificios para su familia, se encuentra sola en el mundo con su aislamiento; la de los padres que viven su angustia sin poder ayudar a un hijo disminuido, al que terminan perdiendo; la del gay que vive su sexualidad acosado por la incomprensión. Para todos ellos tiene Beatriz Alonso un recuerdo, y para todos ellos diseña un final iluminado.

Porque si su espíritu cronista la impele a denunciar la existencia de los desheredados de la tierra, su gran optimismo dibuja para ellos la esperanza. Treinta y cuatro relatos, treinta y cuatro temas sociales tratados con clarividencia, valentía e ingenio. Y en alguna ocasión, por qué no decirlo, guiados por un estilo gótico y romántico, que a mí personalmente me recuerda a la Beatriz Alonso que conocí antes de publicar su primera novela.

Debo confesar que tras finalizar el primer relato estuve tentada a dejar la lectura del libro, apartándola hasta enero, mes más acorde con los sentimientos que me había generado. Pero tras dos horas y media que duró el vuelo en avión en el que comencé a leerlo, prácticamente lo había terminado. Su originalidad apasionada, su temática tan cotidiana y cercana, unidos al poder de seducción de la escritora me indujeron a no parar de leer hasta finalizar el libro.

Siempre es una gran responsabilidad reseñar la obra de alguien a quien se conoce y admira. Espero, querida Beatriz, haber conseguido trasmitir con mis palabras la encomiable intención que tus relatos reclaman, y que apelas a ella al finalizar el libro con estas palabras:

<”Esta recopilación de cuentos nace con la finalidad de amenizar una de las épocas más festivas del año para muchos y, por el contrario, la más solitaria y triste para otros. A todos ellos les envío mis mejores deseos, sea Navidad o no.>

Así es Beatriz Alonso, una mente observadora, humilde y generosa con un alto sentido del deber que mueve montañas. Sus libros van más allá del entretenimiento, ofreciendo al lector una visión alternativa a lo que la sociedad quiere vender. Mujer de voluntad de hierro, hace realidad esta máxima:

<” La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.”>

                                                                                      Séneca



Undine von Reinecke ♪






La autora por Undine:


Fuente: Amazon
Beatriz Alonso  pincha en el nombre (Langreo. Asturias)
Escritora asturiana de pro. Es conocida mayormente por su obra dedicada al género literario del romance histórico. Entre sus novelas destacan La guerrera del valle, Corazones mercenarios y El viaje de Catula Prim, entre otros.
Ganadora del IV Concurso Literario H.P. Lovecraft en categoría sénior, ha sido finalista en múltiples certámenes de prestigio.

Amante de su familia, su tierra y la literatura clásica, está haciendo realidad su sueño: Ser escritora.



15 comentarios:

  1. Esa otra navidad que nos negamos a ver... Maravillosa reseña. Me haces apuntarme este libro que no conocía. Y he disfrutado muchísima con la música que la acompaña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti, Margari!
      Este libro debería tener más difusión, estoy segura que muchos buenos lectores sabrían apreciarlo.
      Si finalmente lo lees no dejes de comentarme tu opinión :)
      Un abrazo, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  2. Pues tiene buena pinta y tu reseña hace que apetezca leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ayla:
      Ciertamente en un libro sorprendente con el que yo he empatizado desde el comienzo. Eso sí, escuece.
      Un abrazo grande, y muchas gracias por leerme y comentar!! Feliz día!!

      Eliminar
  3. Hola.
    Por tus palabras me da la impresión de que es un libro que hay que saber apreciar como bien se merece y, por ahora, no creo ser una buena lectora para estos relatos ya que, seguramente, alguno de ellos me haga recordar a alguna persona y no tengo espíritu para recordar a algunos fantasmas del pasado.
    Un saludo y gracias, como siempre, por una estupenda reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo comprendo perfectamente, yo misma estuve tentada en dejarlo hasta pasar estas fechas. No lo hice, y estoy contenta de haberlo leído hasta el final.
      No obstante, estos relatos necesitan de la tranquilidad y la paz interior con la que fueron escritos.
      Un beso fuerte, y todo mi cariño y agradecimiento por tus amables palabras!!

      Eliminar
  4. Llevo años que me pongo muy reacia en Navidad, no triste, simplemente que no me interesa todo lo que conlleva de regalos, comilonas y demás, todo lo hago por obligación y sin ningún entusiasmo y por eso tampoco me tienta este libro, sé después de leerte que no habla en los relatos de lo que a mí me incomoda pero aún así...manías que tiene una.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Inés:
      Eso que cuentas me sudece a mí también, no me gustan desde hace tiempo estos días. Comprendo que necesites otras lecturas,. Eso sí, no las apartes muy lejos, porque estoy segura que en otras fechas estos relatos te gustarán.
      ¡Muchas gracias por leerme y por dedicar tu tiempo a comentar mi reseña! ¡Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  5. Qué nerviosita estaba cuando he visto en tu Insta que hoy traías este libro ¡Y es que sabía que me iba a encantar! ¡Moriré entre terribles sufrimientos sino lo leo pronto! Ya me siento desfallecer...😂 Me encanta Undine ¡Y lo sabes! 😁

    Besitos preciosa 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Undine, no tengo palabras para agradecerte la preciosa y sentida reseña que me has dedicado en tu espacio. Sé que eres toda sinceridad, y por esa razón me has emocionado hasta el límite de tener que salir un momento para preguntarme si era yo misma esa persona de la que hablabas... Son tantos momentos y recuerdos preciosos los que atesoro de nuestra amistad que el tiempo se ha detenido, y hemos vuelto a ayer, a aquella época en la que nuestras pasiones por la literatura y el cine nos unieron. Gracias, mil gracias por hacerme un hueco en tu blog, solo espero seguir teniendo ese pequeño hueco en tu vida a través de la amistad. Te envío un abrazo enorme y mis mejores deseos para estas fechas, y para todas en general, porque la Navidad siempre depende de uno mismo y de cuándo quiera celebrarla. Con todo mi cariño:
    Beatriz.

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, Undine:
    Yo la verdad es que a veces me saturo de realidad y en estas fechas intento mantener la ilusión aunque sea a costa de mirar un poco para el otro lado. Me gusta el tema de los relatos y los leería pero en otro momento.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola, guapa:
    hoy no me lo llevo, no me gustan nada estas fechas y tampoco quiero leer temas tristes, con la foto de Enrique Urquijo me he decidido a no leerlo, estoy segura de que lo pasaría mal.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Undine!! Llevo varias reseñas leídas de este libro muy favorables, me anoto tu estupenda recomendación. Me ha encantado que nos propusieras Last Christmas, una de mis canciones navideñas de todos los tiempos. ¡Fantástica reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Holaa!! a pesar de que suena bien y que la portada es muy llamativa, no creo que sea mi tipo de libro, así que esta vez lo dejaré pasar, aún así gracias por tu reseña, siempre es un placer leer tu opinión:3

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  11. Hola bonita, siento mucho pasarme por aquí de pascuas a ramos pero tengo un jaleo de vida que me resulta muy complicado estar al día con todos las reseñas.

    Cuando he empezado a leerte he pensado me he preguntado si es la misma Beatriz que yo conocía por una de sus novelas románticas, y efectivamente!! Me ha sorprendido un montón ver cómo ha cambiado de tercio y ha creado esta antología tan diferente a lo que nos tiene acostumbrados.

    Y sobre si has hecho honor a su autora y a su lectura, puedes estar super tranquila. Como siempre te ha quedado una reseña preciosa y con la que estoy segura a Beatriz se le caerá la baba. A mí, desde luego, me has dejado con muchas ganas de leer esta antología ;)

    Besitos y felices fiestas, guapa!!!

    ResponderEliminar