miércoles, 12 de febrero de 2020

RESEÑA: "CÁSATE CONMIGO", JOHN UPDIKE

Fuente: Undine von Reinecke




Ficha Técnica:

Editorial: Gatopardo
Título original: Marry me
Diseño de la edición: Rosa Lladó
Traducción: Andrés Bosch
Páginas: 336
Formato: 20 x 12,5 cm
ISBN: 978-84-17109-75-2
Publicación: 3 febrero 2020
PVP: 21.90 €


Sinopsis de la Editorial:
Estamos en 1962. La vida discurre con aparente tranquilidad en Greenwood, un suburbio de Connecticut que es la viva imagen del sueño americano: familias unidas, prósperas y felices, paseos por la playa y fiestas regadas de alcohol en bonitos jardines. Jerry Conant y Sally Mathias inician una relación adúltera y fantasean con contraer matrimonio, sin saber que sus respectivos cónyuges, Ruth y Richard, también tienen una aventura.
A lo largo de cinco capítulos simétricos, la prosa luminosa y mordaz de Updike narra los vaivenes de este cuadrado amoroso y hurga en la conciencia desgarrada de unos personajes atrapados entre el orden y el caos, la culpa y la redención, el ideal de la paz familiar y el deseo sexual: «Tal vez nuestro problema es que vivimos en el ocaso de la vieja moral, de modo que aún queda la suficiente moral para atormentarnos, pero no la suficiente para mantenernos presos»


Propuesta musical para este libro:






Lo que Undine piensa del libro:


Hubo una época en la que se consideraba el matrimonio la meta final  del amor.

<Antes de poner en duda el buen juicio de tu mujer, fíjate con quien se ha casado ella.>Proverbio egipcio

Mis padres se casaron en 1965 con tan solo veinticinco y veintidós años respectivamente. Por aquellos días no era extraño contraer matrimonio siendo aún muy joven, tan sólo se necesitaba enamorarse y comprometerse para toda la vida; algo que suena francamente extraño hoy. Pero que en aquellos tiempos era algo común y esperado socialmente. Tampoco era insólito que tras la luna de miel la pareja regresara a casa esperando ya un primer hijo, pues ser padres era casi obligado, sin importar que la pareja estuviera aún habituándose el uno al otro, y a la espera de una completa madurez de su relación.

Así eran aquellos maravillosos años sesenta en España, donde una historia de amor en condiciones debía pasar por el consentimiento paterno y eclesiástico, sin hacer planteamientos de compatibilidad de caracteres, ni objetivos de vida para cada miembro de la pareja. No era necesario, cada uno sabía cuál era su función en el matrimonio; la felicidad conyugal se daba por hecho. Lo importante era que el mecanismo social siguiera funcionando.

Fuente: masdecine.blogspot.com
Y mientras las amas de casa suspiraban por el glamour y modernidad que llegaba desde Hollywood, donde actores y actrices deslumbraban con sus bonitos trajes y peinados despampanantes, la realidad norteamericana no dejaba de ser muy parecida a la nuestra. Sí, ya lo sé, la forma de vida era muy distinta. No era extraño que una familia media poseyera un montón de electrodomésticos futuristas, dos coches y una bonita casa a las afueras; y que sus niños disfrutaran de comodidades que no llegarían aquí hasta los años ochenta. ¿Pero, no es cierto que la vida de pareja no era en la práctica muy distinta de lo que aquí se conocía? Hombres y mujeres que decidían unir sus vidas aparentemente enamorados, y en completo desconocimiento de lo que la vida en común y la paternidad suponían en realidad. Les faltaba valor, conocimiento y libertad para encarar el mundo una vez llegados a la edad adulta. De esto viene a hablarnos el doblemente  premiado con el Pulitzer John Updike en Cásate conmigo. Una novela que dialoga del amor, del desamor, la infidelidad, la renuncia y la decepción, y que da comienzo así:

<A esa playa algo recóndita de la concurrida costa de Conecticut se llegaba por una estrecha carretera de asfalto en bastante mal estado, con numerosas bifurcaciones, vueltas y revueltas incomprensibles. En la mayoría de los desvíos peor señalizados, el camino estaba indicado por pequeñas flechas de madera desgastada que llevaban escrito el interminable nombre indio de la playa, pero algunas de esas señales habían caído sobre la hierba. La primera vez que la pareja acordó reunirse allí –un día idílico e inusualmente templado del mes de marzo-, Jerry se extravió y llegó con media hora de retraso.También hoy, Sally había llegado antes que él. La compra de una botella de vino y el intento fallido de adquirir un sacacorchos motivaron su retraso. El saab gris grafito de Sally descansaba, solitario, en el rincón más alejado del aparcamiento. Jerry acercó sigilosamente su viejo Mercury descapotable al coche de Sally con la ilusión de encontrarla sentada al volante, esperándolo, ya que en ese momento sonaba en la radio “Born to lose”, cantada por Ray Charles.>

Fuente: Amazon.com
No, no nos confundamos, esta no es una cita romántica juvenil; estamos hablando de infidelidad conyugal. Jerry y Sally son dos enamorados que viven su pasión a espaldas de sus respectivas familias. Él rondando la treintena, con tres hijos y casado desde hace diez años; ella algo más joven, la beldad de Greenwood la urbanización neoyorkina de moda donde viven, también tiene tres hijos y su marido la contenta con todos los lujos.

Los amantes están disfrutando de un amor apasionado, puro, casi adolescente en espíritu. En su relación ambos vuelcan todas las ilusiones perdidas desde que unieron sus vidas a sus respectivas parejas. De tal manera, que los riesgos que corren en sus citas les hacen pensar que sus cónyuges pudieran sospechar. Justifican su infidelidad alegando que a ninguno de ellos les importa en absoluto lo que hagan, que los han dejado de amar. Se sienten tan abandonados en sus respectivas familias, que la idea del divorcio y un nuevo matrimonio ronda entre ambos. Pese a ello, deciden tomar todo tipo de precauciones para no ser descubiertos, pues no quieren hacer daño a sus familias, especialmente a los hijos, hasta no haber tomado una decisión definitiva.

Pero un día Jerry emprende un viaje a Washington, y advierte a Sally que no debe seguirle hasta allí, pues está seguro que el marido de ésta sospecha. Sally al principio atiende las palabras de Jerry, pero pasadas unas horas decide jugárselo todo y seguir a su enamorado hasta la capital estadounidense. Es ese momento el que desencadena la, llamémosla, tragicomedia que el lector presenciará.

Mientras, sus respectivas parejas Richard y Ruth, se han separado amistosamente después de tener entre ellos un affaire del que nadie se ha percatado. Y continúan sus vidas ocupados en sus hijos, los amigos y el trabajo, esperando el fin de semana para asistir a las fiestas o jugar el partido de voleibol con los vecinos; sin sospechar nada de lo que está ocurriendo entre los otros dos. ¿Cómo reaccionará la comunidad si se llega a saber la relación, o si se produce una ruptura en los matrimonios? ¿Destrozará el amor de Jerry y Sally las dos familias, o será la salvación para todos?

Comencé esta lectura de Cásate conmigo con la idea preconcebida de afrontar una novela más del eternamente conocido “sueño americano”: otro autor norteamericano que nos habla de la mimada clase media-alta de su país. Pero cuál fue mi sorpresa al encontrarme que el autor va más allá: nos habla de todos nosotros.

John Updike plantea aparentemente una sencilla trama de adulterios y matrimonios, y tras ella esconde la universal historia del amor, el matrimonio y el éxito o fracaso de ambos. Para ello elige unos personajes tan complejos como pudiéramos ser cada uno de nosotros, otorgándoles un pasado que arrastran como una condena sin percatarse de ello, pero sintiéndose víctimas en todo momento como herederos de la conciencia social de sus padres.

La historia está narrada desde el punto de vista de cada uno de los implicados, tratando el asunto desde diferentes ángulos del prisma. Cada capítulo nos ofrece una arista diferente del asunto, manipulando al lector y confundiéndolo en todo momento con ardides narrativos, no pudiendo evitar éste implicarse emocionalmente. ¡Imposible quedarse al margen de los acontecimientos!

Para ello, John Updike elabora un profundo estudio psicológico de cada personaje dando rienda suelta a la imaginación del lector, que justifica o critica las conductas de los mismos, creyéndose conocedor de todo. Pero no es así, al llegar al punto culmen de la novela el escritor nos desengaña asegurándonos que nada es lo que parece, que todos ellos mienten: ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Un despliegue narrativo de categoría, donde John Updike se proclama vencedor de la contienda, con pasajes tan soberbios como éste:

< (…) El caso es que seguí tomando clases de equitación y volví a abortar, una vez más. Entonces mi marido me mandó al psicoanalista, y aquel maldito psicoanalista, Jerry (te hubiera gustado porque era muy honrado, igual que tú), va y me dice (no sé qué me pasa, pero siempre procuro hacer lo que los hombres me dicen que haga, es mi debilidad), me dice: “lo que tiene que hacer es tener este hijo”. Y lo tuve. (…)(…) ¿Sabes por qué tuve a mis hijos? –dijo Jerry-. Realmente, no lo supe hasta hace poco, y lo supe gracias  a algo que dijo Ruth. Ya sabes que es una entusiasta del parto natural. Pues bien, el parto de Joanna fue muy doloroso, y por eso tuvimos que tener dos hijos más, para que Ruth perfeccionara su técnica.>

¡Tremenda conversación entre los amantes! ¿Verdad? Ni lealtad, ni fidelidad, ni siquiera autoestima hay en ella. Como os decía, nada es lo que aparenta en la novela, el lector debe prestar mucha atención para seguir el hilo de los acontecimientos.

Por otro lado, la atmósfera que crea en el universo idílico de Greenwood está tejida como una telaraña en la que los protagonistas caen prisioneros, sin aparente posibilidad de escapar. Un ambiente conformado por personajes similares unos a otros, cuyas vidas se ven condicionadas por las obligaciones sociales: fiestas, hijos y hábitos varios. Un clima asfixiante al servicio de una trama que el lector, ávido por conocer el final, devorará hasta concluir la novela. Pero hasta terminarla, disfrutará de pasajes de bucólica belleza evocadores de la primera juventud; algunos de ellos de gran carga sensual, que transportan a momentos del despertar sexual:

<Sí, sí el roce de sus pieles bajo el sol, a lo largo de los cuerpos expuestos al aire. El sol inundaba de rojo la visión de Jerry, que mantenía los párpados cerrados; el costado de Sally y la parte superior de su hombro estaban calientes, y la boca se le hacía agua. No tenían prisa, y acaso esta fuera la prueba más palmaria de que Jerry y Sally eran el hombre y la mujer primigenios: no tenían prisa ninguna y, más que excitarse el uno al otro, aplacaban al hombre y a la mujer que cada uno llevaba dentro. Sus cuerpos buscaban, gradualmente, como corresponde a cualquier crecimiento auténtico, una mayor y más refinada compenetración. (…)>

Cásate conmigo es una crítica a la clase media acomodada norteamericana, sin duda, toda la crítica literaria lo asegura. Y Ruth, uno de los personajes implicados la historia  y mi favorito, también lo confirma en pleno cenit de la obra:

<Si todos tuviéramos que ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente, no tendríamos tiempo para estas tonterías. Somos horriblemente mimados.>

Pero también es un estudio pormenorizado del crecimiento, la educación y la madurez del ser humano en general. Una declaración sincera del autor en la que entona el “mea culpa”, e invita al lector a hacerlo también con él. Las connotaciones autobiográficas  son evidentes, siendo el personaje de Jerry quién posee el espíritu del autor: artista gráfico fracasado, padre de muchos hijos y con un primer matrimonio arruinado. Algo que, por otro lado, no es novedoso en la producción del autor pues en muchas de sus obras reflejaba su propia vida; tómese como ejemplo la tetralogía de su álter ego Harry Angstrom.

John Updike evoca en esta novela el mundo tal y como él lo veía. Ayudándose de una prosa realista y una disparatada trama, que por otro lado es perfectamente creíble, pintó la sociedad de su tiempo con los defectos y virtudes que la caracterizaban. Su narrativa, tremendamente visual, enfoca temáticas importantes para la vida del individuo de a pie: la religión, la conciencia, el matrimonio, los hijos, la política y la quimérica felicidad. Cuestiones que, sin duda alguna, preocupan a toda sociedad. Dicen por ahí, que Updike era de esa clase de escritores tremendamente egocéntricos cuya obra se centraba exclusivamente en sus inseguridades, y que su éxito radicó en un público fiel de clase media como el que protagonizaba sus obras. Quizá sea cierto, no lo sé, pero lo que puedo asegurar es que su novela me ha parecido tan actual como lo pudo ser en el año de su publicación; cambian las modas y las costumbres, pero el ser humano no. 

Cásate conmigo ha supuesto para mí el primer acercamiento a la narrativa de John Updike. Su inteligente puesta en escena, su estilo personal y embaucador, me han subyugado desde el primer momento llevándome a la reflexión y el análisis personal: me ha recordado otros mundos y otros libros; me ha hecho evocar mi vida y otras vidas. Razonar, en definitiva, que nuestro destino no tiene por qué estar dictado por nuestro pasado, como perezosamente tendemos a pensar, sino que el éxito de nuestras vidas depende de la valentía y la destreza con la que afrontamos nuestro presente, en busca de la anhelada felicidad. Ya lo advertían voces del pasado clásico:


< Sin razón se queja del mar el que otra vez navega”> Séneca


👉2ª Propuesta para el reto Mes del amor, organizado por el blog Libros que hay que leer


 El autor por la editorial:



Fuente: Wikipedia
John Updike
(1932-2009) es uno de los grandes maestros de la literatura norteamericana contemporánea, autor de ensayos, poesía, cuentos y novelas. Su prolífica obra narrativa, en la que sobresalen obras como En torno a la granja (1965), Parejas (1968), Gertrudis y Claudio (2000), Mujeres (2004) y la serie de novelas protagonizadas por Harry «Conejo» Angstrom, es una crónica ácida y exhaustiva de la sociedad estadounidense de la segunda mitad del siglo XX. Fue galardonado con el American Book Award (1982) y el Premio Pulitzer (1982 y 1991). Cásate conmigo (1977) es su octava novela.


Fuentes de información:



30 comentarios:

  1. No solo me gustan las historias de esta época, sino que además esté narrador según la visión de cada uno de los implicados; de esta manera hay más matices, hay una visión más esférica de los hechos, te hace verlo todo mucho más real.
    Me gusta mucho 🥰

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Yolanda:
      La verdad es que la narrativa de Updike me ha seducido totalmente.No es lo que cuenta, sino cómo lo cuenta. Me ha gustado muchísimo y no creo que tarde en leer algún otro título suyo. Estoy segura que a ti también te gustará. Ya medirás :)
      Un beso grande, preciosa!!

      Eliminar
  2. Había pasado por encima de este libro pero veo que lo que profundiza el autor en el tema de fondo es muy interesante, lo tendre muy en cuenta en mi próxima visita a la librería.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inés:
      Creo que somos de generaciónparecida, por eso me atrevo a decirte que esta novela te gustará. Es más, que las cosas que se cuentan en ella no te sonarán tan raras: urbanizaciones de parejas jóvenes con niños pequeños, que comparten fiestas y acontecimientos varios...Updike crea una atmósferaen el EEUU delos60 dela que somos herederos nosotros. Si lo leesya medirás.
      Un beso grande, preciosa!!

      Eliminar
  3. Pues no me había fijado mucho en este libro, pero me gusta lo que cuentas, le echaré un vistazo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ayka:
      Estoy segura que teenganchará, pero si noes así, dímelo, ¿vale?
      Un beso, preciosa!!

      Eliminar
  4. Buenas tardes, Undine:
    Ves, ya te lo decía yo. Sabía lo que iba a pasar. Que iba a salir hoy de aquí con otro libro de esos que se ponen en lo alto de la lista.
    Es que para empezar es uno de mis temas favoritos y una de las épocas que más me gusta también. América años 60, además me da igual ciudad, campo, América profunda, pijerío, lo que sea. Todo me vale. Y es que me encantan sus escritores. Ahora se suma a la lista Updike. Y me gustan mucho hablando de amor porque son lo contrario a los ingleses, estos van a tumba abierta, se vienen con todo. Lo cuentan todo tal y como lo sienten.
    Ya te diré que tal me va con Updike. Y encima me pones a Ray...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, guapísima:
      Te había entendidomal en Instagram,creí que te referías a que imaginabas el final de la novela :)
      No te has equivocadoen nada, Updike lo cuenta todo, todito. Eso sí, sin mal gusto. Su estilo es envolvente, seduptor, es un mago de la trama. Maneja al lector como quiere. El final te deja pensando...Ya lo hablaremos cuandololeas, que no quieroestropearte nada :)
      Un beso, preciosa, y feliz jueves!!

      Eliminar
  5. Holaa!! otro libro más que no conocía y que no me habría llamado la atención a simple vista pero que, tras tu genial reseña, ha despertado mi curiosidad y no descarto darle una oportunidad más adelante.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      Lo cierto es que yo he conocido a Updike gracias a esta novela.Estoy enganchada yaasu obra y no tardaré en leerotro de sus títulos, seguro.
      Un abrazo, y muchísimas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  6. Me pasa como a Ayla e Inés, lo conocía pero nunca me había llamado mucho la atención, hasta leer tu reseña, con la que me has convencido.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Me alegra haber llegado a vosotras. Es una novela para disfrutar con calma, aunque te la leesde un tirón, porque llega un momento que necesitas saber más.Si la lees, ya me dirás qué te parece.
      Un beso, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  7. hola, no la conocía, y la foto primera del libro con tu marco, son tan similares, que ha encantado. Igual me la leo de cara a primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenast tardes:
      ¡Muchas gracias por tus palabras!
      Es una novela perfecta para leer bajo los primeros rayos de sol primaverales. Ya te imagino,refresco, aperitivo y la novela :) Ya me contarás qué te ha parecido si finalmente la lees.
      Un abrazo, y gracias otra vez!!

      Eliminar
  8. No he leído nada de Updike ni tenía previsto hacerlo... ¡hasta ahora! Me ha convencido todo lo que has contado de esta novela: esa doble infidelidad paralela, esos personajes tan trabajados, ese juego con el lector, esa crítica social... Vamos, que me lo llevo
    Gracias por esta fantástica reseña
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, preciosa.
      Estoy tan segura qe Updike te gustaré que no dudo en recomendarte este libro muchísimo.
      ¡Muchísimas gracias por tus amables palabras, y gracias también por leerme y comentar!
      Un beso!!

      Eliminar
  9. He leído otro libro del autor, pero también me gustó mucho. Gracias por tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Es mi primera lectura de Updike y no será la última. ¿Qué título leíste tú?
      ¡Muchas gracias por pasar a leerme y comentar!
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. El otro día me encontré en "mi" mesa de novedades de la librería (la de editoriales independientes y clásicos, vamos xD) hasta dos novelas de este autor, la que traes hoy de Gatopardo y otra recién publicada también por Alba, "Los Maple". Estuve dudando mucho entre las dos y al final por indecisión no cogí ninguna. Lo que cuentas de este de hoy me gusta mucho, y que el tono sea tragicómico en lugar de simplemente dramático me gusta más todavía. Seguramente tiraré por este la próxima vez que vaya :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Yo tengo ya Los Maple, ¡fijate si me ha gustado Updike! Querida inquilina, creo que cualquiera de los dos títulos te gustará, por lo que he leído de los maple y la comparativa, pero Cásate conmigo me ha fascinado. Quizá sus personajes tan imperfectos y humanos, que rozan lo cómico, por no decir otra cosa, es lo que me ha conquistado. En concreto Ruth, la inteligente, pero tristemente debil Ruth se queda aquí conmigo :) Espero seguir leyendo a Updike, y poder comentarlo contigo, porque sé que te va a gustar muchísimo.
      Un beso grande, y muy feliz comienzo de semana!1

      Eliminar
  11. Hola Undine!! Este título lo vi hace poco y ya llamó mi atención, pero lo pones tan bien que no me lo pienso más. ¡Genial reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Lo pongo bie, porque he sintonizado con el autor, con su esteligente narrativa y su peculiar estilo. Pero desde ya te digo que seguro habrá quines no conecten. Conociendo tus gustos y criterios, estoy segura que tú estarás de acuerdo con mi parecer.
      Un abrazo, y muy feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  12. ¡Holaaa! Magnífica reseña como siempre. No conocía el autor pero por lo que cuentas la novela tiene muy, muy buena pinta. Tomo nota del título por si acaso. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Alejandra.
      Updike ha sido todo un descubrimiento para mí, e invito a todos los que gusten de la novela america a conocerlo, porque su aportación es muy refrescante. Tiene un estilo muy particular.
      Un abrazo, y muchas gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  13. Pues todo un descubrimiento para ti pero también para mí. Lo pintas tan bien que sin duda intentaré leerlo. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Espero que cuando lo leas te agrade tanto como a mí.
      Un abrazo, y muchas gracias por entrar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  14. Hola! me encantó la reseña y eso que no necesitaba leer críticas positivas sobre este libro que me llamó la atención nada más que lo ví publicado en la cuenta de la editorial. Me atrae muchísimo, creo que podría disfrutarlo, y desde luego tras tu impresión, estoy más segura de ello. Tiene pintaza!! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes y bienvenida:
      ¡Muchas gracias por pasar a leer mi reseña! Es un privilegio tenerte por aquí.
      Me encantará leer tu opinión sobre este título cuando lo leas. Por favor, no dejes de contarme qué te ha parecido.
      Un abrazo!!

      Eliminar