miércoles, 17 de junio de 2020

RESEÑA: "PRÓXIMA ESTACIÓN", MÓNICA GUTIÉRREZ


Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica:

Autora: Mónica Gutiérrez

Editorial: Autoplublicado.

Formato: Tapa blenda y versión electrónica.

P.V.P.: Tapa blanda 11, 86 € / Kindle 3, 50 €

 

 

Sinopsis de la Autora:

Sigrid está a punto de cumplir el sueño profesional de trabajar de conservadora en un museo y, como despedida de su actual empleo, su amiga Ángela la ha reclutado para la convención anual hotelera que este año se celebra a bordo del extraordinario Venice-Simplon Orient Express. Entre ninfas, flores y lámparas Art Decó de la exquisita restauración de los vagones del mítico Express d’Orient, la historiadora atraviesa el corazón de Europa cuando un reencuentro inesperado la hace descarrilar a toda máquina.

A menudo fuera de ruta, atribulada por un lúgubre pianista, el encanto de Ed Sheeran, la inagotable batería de anécdotas de Gilberto, la presencia imponente del señor Rochester, una abogada en crisis y un conejo rebelde, Sigrid comprenderá que es preferible que te rompan el corazón a quedarte sin ningún pedazo que hacer añicos.

 

Propuesta musical para este libro:


Ed Sheeran - Perfect (Official Music Video) 



Lo que Undine piensa del libro:


<La gratitud es como aquel licor de Oriente que sólo se conserva en jarros de oro: perfuma las almas grandes y se agria en las pequeñas.> Leonard Sylvain Julien Sandeau (1811-1883)

 

Agradecimiento, un término que a menudo usamos tan frívolamente, que ha perdido parte de su sentido en la actualidad.

Cuando era una estudiante adolescente tenía una profesora que nos repetía constantemente a sus alumnos la necesidad de dar las gracias a toda persona que tuviera un gesto hacia nosotros, por mínimo que fuera. Una lección de vida que por algún motivo caló hondo en mí y he procurado siempre aplicar durante toda mi vida. Comprobando a mi paso, con respecto a las relaciones humanas, que una sonrisa agradecida es tan necesaria para quienes la reciben como para quienes la ofrecen. Pero desde hace algún tiempo, y no me refiero a los últimos meses de 2020, sino a esta segunda década de siglo, la conducta del individuo ha cambiado de manera notoria volviéndose visiblemente egocéntrica. Por regla general, este mundo que hemos diseñado a la medida de nuestras necesidades individuales está pensado para que los caprichos manden sobre nosotros sin percibir qué ocurre a nuestro alrededor. Y no nos percatamos de que la vida transcurre dejando a su paso huellas imborrables de todo lo que hacemos. Ya sea para bien o para mal.

Hace ya muchas semanas, un martes durante el primer mes de la cuarentena. Me encontraba yo dentro de mi coche, estacionada en el parking de un hospital de mi ciudad. Llevaba unas cuantas horas esperando a tener noticias de un miembro de mi familia, que hacía cola en las urgencias para ser atendido por un cuadro de neumonía provocado por el coronavirus que le habían detectado después de tres semanas de fiebre ininterrumpida. Los nervios, el miedo y la soledad más absoluta habían afincado en mí, haciendo que el tiempo se detuviera por momentos. Pero de repente, en un momento dado de aquellas largas horas, recibí una notificación de una red social a la que entro con muy poca frecuencia. Se trataba de un mensaje vía Twitter de una escritora y compañera blogger, Mónica Serendipia. En él me decía que le gustaba mucho una foto que yo había realizado, y que me invitaba a participar con ella en un concurso de su página web. No soy muy dada a concursar en estos eventos, porque me pierdo en el mundo internauta al que no le cojo el punto; lo mío son los libros. Pero en aquel momento ese mensaje fue para mí como un abrazo amigo que palió por unos momentos aquella terrible orfandad que sentía. Me decidí a participar.

Afortunadamente, aquel día tan oscuro de mi vida finalizó positivamente tiempo más tarde con la total recuperación de mi familiar. Pero todos los momentos vividos durante aquellas doce horas de cansancio e incertidumbre nunca se borrarán de mi memoria. Como tampoco podré olvidar esos instantes de compañía que compartí junto a Mónica Serendipia mientras intercambiábamos palabras de mutuo respeto. Ella no sabía dónde estaba yo ni lo que me ocurría, pero a veces, el simple hecho de ser amables porque sí hace que la sonrisa amiga que ofrecemos a alguien le cambie la vida.


Foto concursante
Es por este motivo que hoy vengo con ilusión y agradecimiento a compartir con vosotros la reseña de un libro escrito por Mónica Gutiérrez, que es el verdadero nombre de la escritora y blogger Mónica Serendipia. Se trata de Próxima Estación, el premio que gané con aquella foto que mandé al concurso del que os hablaba antes. Una novela publicada en tiempos aciagos con la misión de hacer desconectar a quienes la lean y procurarle momentos de distracción.



Próxima Estación comienza así:


 
<El trueno hizo vibrar los techos acristalados de la estación. Los cielos de París se derramaban y había anochecido precipitadamente. La primera vez que las luces de la estación parpadearon, cruzaba apresurada el vestíbulo hacia el andén cinco con la maleta en una mano y el transportín de Houdini en la otra. Empecé a correr cuando Ángela, que para ser experta en cruasanes y odiar las deportivas se le daba bien volar sobre sus tacones, gritó algo incomprensible tres metros por delante. Nos las habíamos apañado para empaparnos el pelo, el abrigo y los zapatos al salir del taxi que nos había traído desde el aeropuerto Charles de Gaulle. Las escaleras mecánicas estaban a punto de dejarnos a pie de andén cuando la iluminación volvió a parpadear y finalmente se rindió.>


¿Quién comienza a relatar esta accidentada historia? Se trata de Sigrid, la protagonista del libro. Una joven profesional doctora en historia, que acaba de conseguir el trabajo de su vida como conservadora en un museo, y que hasta la fecha ejercía como ayudante de dirección en un lujoso hotel de Barcelona, bajo la supervisión de su jefa y amiga Ángela. En el momento en el que se inicia este relato, las dos amigas corren para no perder el tren que las llevará más allá del recorrido establecido en el programa. Porque no se trata de un tren cualquiera sino del legendario Orient Express. Un nombre que todo amante de los viajes y la historia siempre asociará al lujo, la alta sociedad, la realeza, el glamour y la literatura. El motivo de este viaje es laboral, ya que Ángela ha sido enviada por la cadena hotelera donde trabaja como alta ejecutiva, para participar en unas jornadas de hostelería junto con otras grandes y fastuosas empresas del sector. Y claro está, como buena jefa y amiga, decide llevarse a Sigrid con ella, pese a que ésta abandonará su puesto en la empresa en breve.


Fuente: Elindependiente.com

Tras una accidentada llegada, ocasionada por la tormenta y las prisas, consiguen llegar al vagón que les ha sido asignado donde son recibidas con todos los honores. Es entonces cuando Sigrid toma verdadera conciencia de donde está al conocer a un peculiar sujeto, Gilberto, un francés que actuará como su guía acompañante durante todo el viaje, y que le ayudará a conocer y a amar la historia de Orient Express.

Sigrid, nuestra protagonista, no está muy convencida de las verdaderas intenciones de Ángela al llevársela con ella a ese viaje. Porque no parece lo más sensato beneficiarla con estas vacaciones cuando está a punto de abandonar la empresa, en detrimento de otros compañeros que lo merecen más. Además, se ha visto obligada a dejar Barcelona casi a la fuerza y sin muchas ganas, cuando debería estar preparándose para su nuevo trabajo como conservadora en un museo. Para agravar la situación, tiene a su cargo a Houdini, un conejo al que adoptó en tristes circunstancias y que no puede dejar solo en casa mientras ella disfruta de unas vacaciones por media Europa.

Nuestra heroína no tardará mucho en conocer qué hay tras sus sospechas, porque nada más hacerse dueña de su pomposo y cómodo compartimento privado, tras haber disfrutado de una apetitosa y muy familiar crema de bogavante, su intuición despertará todas sus alarmas, que se dispararán con cada plato para gourmets preparado por el chef al mando de la cocina del elegante Orient Express.

¿Quién se esconde detrás de cada exquisitez culinaria? ¿Por qué razón Sigrid ha sido invitada a este viaje? ¿Escapará de las trampas que el destino le ha puesto a su paso, o quizá caerá en ellas una vez más? Todo esto y mucho más conoceremos durante el viaje que nuestra heroína emprende por la antigua ruta del más glamuroso e histórico tren Orient Express. En su periplo por algunas de las más bellas ciudades europeas como Milán, Verona o Venecia, Sigrid conocerá a personajes peculiares y guapos admiradores de espíritu romántico, que la acompañarán a vivir una aventura que jamás podrá olvidar.


Fuente: Undine von Reinecke

Próxima Estación es una novela perteneciente al relativamente joven género feelgood con ciertos toques de la novela chicklit, que como todo el mundo sabe puso de moda Helen Filding con Bridget Jones. Dos géneros en boga durante últimas décadas que han conseguido nuevos lectores de gustos muy concretos, que buscan soñar y vivir aventuras con historias empáticas y positivas en las que quieren ver reflejadas su vidas.


En este caso, Mónica Gutiérrez nos presenta una novela actual y sugerente protagonizada por una mujer joven, que tras haber pasado una época terrible a nivel personal, decide ponerle remedio y retomar las riendas de su vida. Para ello decide romper con todo lo que anulaba su personalidad, incluyendo una relación tóxica, y luchar contra viento y marea para lograr el sueño de su vida: conseguir su doctorado como historiadora y trabajar como conservadora en un museo de historia antigua. En el momento en el que comienza la narración se supone que su nueva vida va a despegar, ya que ha alcanzado su sueño dorado. Pero, como todo el mundo sabe, el destino siempre guarda sorpresas que desbaratan nuestros planes, y pone a Sigrid en la disyuntiva de revisar sus problemas emocionales una vez más. Con la ayuda de su mejor amiga y alguien a quien conoceremos según avanza la novela, un enigmático “Rochester”, se obligará a hacer las paces consigo misma y con su pasado, para poder conquistar un futuro feliz. Pero nada le será fácil, puesto que en su camino se cruzarán fantasmas que creía haber olvidado y nuevas caras amigas que la pondrán en un cruce de caminos obligándola a elegir.


<Aunque mi naturaleza sigue intacta, me habían cambiado los recuerdos y había recuperado la emoción, tanto tiempo atrás perdida en el fondo de la Caja de Pandora.>


Cartel de la ruta
Fuete: Wikipedia

La novela, que posee un espíritu muy fresco y actual, nos presenta un elenco de personajes divertidos y carismáticos, algunos sacados de los anales de la historia de comienzos del siglo XX: un pianista triste y oscuro, que vivió tiempos mejores; un barman que sabe escuchar a toda la clientela, que parece haberse escapado de las fiestas que celebraba el Gran Gatby; o un mayordomo a quien le gusta llamarse agente de acompañamiento, cuyo aspecto y modales rinden homenaje a los gloriosos tiempos del Orient Express. Y hablando de este famoso tren, él mismo es un personaje en sí, ya que está presente íntegramente en la novela. A lo largo de toda la lectura conoceremos interesantes anécdotas protagonizadas por las personalidades que viajaron en él en sus mejores tiempos, reconstruiremos su historia; viviremos sus momentos más relevantes haciendo feliz al lector más curioso y estudioso de los cotilleos históricos. Y, cómo no, también cobran gran importancia los lances literarios y cinematográficos que acontecieron en él. El Orient Express es testigo y causa en todo momento de lo que sucede en la novela.


<Walter va a prepararnos el cóctel más típico del Orient Express: Los doce culpables. Se llama así por…

-Por la novela de Agatha Christie- Adiviné.

-Por los doce ingredientes secretos de su elaboración- Walter me guiñó un ojo con calculada seriedad y se ajustó las gafas- Y por el libro también.>

 

Pero no olvidemos que Próxima Estación es una novela feelgood, y si hay algo que nos hace sentir bien a todo lector es el buen humor y de eso este título va sobrado. Con múltiples conversaciones llenas de ironía, dobles sentidos que dan ligereza al texto, y un montón de guiños literarios a novelas y personajes eternos y modernos, que acercan el libro al lector de forma familiar. Y así, la manera coloquial y cariñosa con la que Ángela se refiere como Khaleesi a Sigrid, nuestra heroína, hace al lector sonreír reconociendo la alusión a la famosa saga de Juego de Tronos.

Pero, ¿qué ocurre con el amor, no encontramos algo tan importante para la novela feelgood en este texto? ¡Claro que sí, aquí no puede faltar! Nuestra protagonista vivirá unas veces con agrado, otras con pasión, las atenciones de algún que otro enamorado al son de las canciones Ed Sheeran. Un simpático guiño éste que me recordó agradablemente la película de Bridget Jones baby. Dejo al lector que descubra si es el auténtico cantante o quizá "el chico del Starbucks del barrio de la protagonista".

En definitiva Próxima Estación es una novela escrita para ser leída por personas que buscan una sonrisa en el horizonte. Con una trama sencilla, tanto como lo pueda ser cualquiera de nuestras vidas o las vidas de nuestras amigas, Mónica Gutiérrez construye una historia de superación y redención personal rodeando a sus personajes de lujo, glamour, historia y amor. Una novela que invita a viajar y a soñar, mientras  imaginamos la mejor versión de nuestras vidas.

En una conversación privada e informal que mantuve con la autora, en la que yo le preguntaba si quería que comentara algo concreto del libro, ella me comentó (con tu permiso, Mónica):


<Ah, lo que tú quieras, si tienes alguna pregunta estaré feliz de responderte. Terminé la novela el verano pasado y no me animaba a publicarla, hasta que llegó el "dichoso" confinamiento. Entonces pensé que estaría bien leer algo  agradable para viajar sin salir de casa y olvidarnos un poco de tantas malas noticias.>


Sin duda, muchos tendremos que recurrir a los libros para seguir soñando y viajando en estos tiempos. Pero gracias a personas como Mónica Gutiérrez, que intentan repartir luz con su trabajo, estos días serán más llevaderos.

No soy lectora de género feelgood per sé. Mis hábitos literarios transcurren hoy por otras sendas. Esta novela me llegó de manera mágica en un momento que necesitaba una sonrisa amiga, y la recibí de Mónica Gutiérrez. Espero con mi reseña hacer lo mismo por otras personas que hoy más que nunca necesiten resplandor en sus vidas, y así cumplir la máxima de Lin Yutang.


<Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.>

 

Undine von Reinecke ♪

 

 

 

La autora por Roca Editorial:


Mónica Gutiérrez nació y vive en Barcelona. Es licenciada en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y en Historia por la Universitat de Barcelona (UB).

Apasionada lectora, escribe novela, relatos y poesía. En la actualidad compagina la escritura de ficción con la docencia y suele charlar de literatura con buenos amigos en su blog Serendipia.

Debutó en el mundo de la publicación con Cuéntame una noctalia, y las buenas críticas de Un hotel en ninguna parte, su segunda novela, han mantenido a la autora durante más de un año en la lista de los más vendidos de Amazon.



La autora en su página web:


Soy escritora, historiadora, periodista, profesora, alumna, lectora recalcitrante, bebedora de té, amiga, viajera, soñadora, despistada… Y un millón de cosas más, ¿y quién no? Pero sobre todo soy la que desde este blog te invita a que pases a tomarte un té o un café, con bizcocho o galletas, y la mejor de las compañías: los libros más excéntricos, divertidos, agradables, encantadores y fantásticos.

No me alcanza la memoria para explicarte desde cuando escribo, aunque hace apenas unos años que me atrevo a publicar. Hasta la fecha tengo cuatro novelas feelgood encantando lectores, espero que tú seas uno de ellos: «Cuéntame una noctalia», «Un hotel en ninguna parte», «El noviembre de Kate» y «La librería del señor Livingstone». También colaboro como redactora en La Piedra de Sísifo, un gabinete de curiosidades literarias genial, e imparto talleres de escritura feelgood y otros cursos para escritores en Ateneo Literario.

Compartir lecturas es compartir camino ¿y no es el camino lo que de verdad importa?

https://monicagutierrezartero.com/sobremi/



41 comentarios:

  1. Justo acabo de escribir un comentario en el blog de Lectora empedernida que después de leer el libro de La librería del señor Livingstone no sabía si seguir por el libro nuevo o leer alguno anterior. Con tu reseña y esta música tan bonita que has elegido hoy me has convencido para seguir leyendo a Mónica por lo más nuevo.
    Gracias por compartirnos ese momento tan duro que viviste y cómo unas palabras amables te acompañaron. A mi su libro de la librería me acompañó en unos días de insomnio que tuve hace poco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerme, Esther!
      Afortunadamente, mi historia terminó bien. Pero nunca olvidaré estos meses lamentables en los que la sociedad entera ha perdido tanto. Los libros y la escritura me han mantenido cuerda. Por eso, creo que las personas que vivimos la literatura somos muy afortunadas.
      En cuanto a la elección de título, estoy segura que Mónica te aconsejará con mucho cariño.
      Un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  2. Hola Undine!. Me alegro de que al final la enfermedad de tu familiar haya evolucionado bien.
    En cuanto a la novela de Mónica, la verdad es que me has dejado con la intriga, tomo nota de tu reseña tan positiva. De la autora solo he leído, El noviembre de Kate, que me gustó mucho. No suelo leer muchas novelas feelgood pero es verdad que hay momentos de la vida en la que son la lectura más apropiada. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Esther:
      ¡Gracias por tus buenos deseos! En casa ha sido difícil, pero ya está todo bien.
      Con respecto a las novelas feelgood, yo no conocía el término en sí hasta hace muy poco. Es mi primera lectura de Mónica y me ha hecho ilusión leerla. En la actualidad mis lecturas van por derroteros muy distintos, pero resetear con libros de géneros amables y diferentes a los que frecuentamos está bien de vez en cuando. Creo que opinamos igual.
      Un abrazo y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  3. Me alegro que todo haya salido bien Undine, de verdad.
    Y me quedo con muchas ganas de volver a leer a Mónica, pues la vez que lo hice me gustó mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      Yo no había leído ninguna novela de Mónica hasta el presente, sólo sus críticas del blog, y me ha encantado. Volveré a su narrativa seguro.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Hola preciosa!
    Ante todo me alegro mucho que tu familiar este ya mejor. En cuanto al libro lo cierto es que no lo conocía ni he leído nada de la autora pero si que después de leer tu reseña me has dejado con bastante curiosidad.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Violeta:
      ¡Muchas gracias por tus buenos deseos!
      En cuanto al libro, te invito a que le des una oportunidad. Conociendo tus gustos literarios, estoy segura de que te agradará.
      Un abrazo y mil gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  5. Cuando se necesita una mano que te saque del pequeño gran agujero en el que a veces caemos, no siempre nos sirve la más evidente o cercana, pues en ocasiones esa mano es la que nos ha hecho caer, sin querer, y asirnos a ella puede hacernos caer a ambos (no sé si me estoy expresando bien) es entonces cuando el asidero viene de fuera y ¡Zasca pimba! nos ayuda a salir.
    Me ha pasado, por eso entiendo lo que has sentido 😌

    Mónica es maravillosa, y aunque aún no tengo el libro, todo se andará.
    Mil besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Yolanda:
      Así es, en ocasiones las personas cercanas no nos sirven para salir de atolladero. Pero en esta ocasión, ni siquiera tenía a nadie cerca de los míos. Ya casi no lo recordamos, pero el primer mes de la cuarentena estar en la calle era como meterse en una distopía. Todo el mundo sólo y mirándote con desconfianza. Recuerdo esas largas horas dentro del coche como un mal sueño.
      Estoy segura que cuando leas esta novela de Mónica tu reseña será algo maravilloso, porque tú siempre haces lucir todo en su gran resplandor.
      Un abrazo muy grande y mil gracias por estar cerca!!

      Eliminar
  6. Qué bonitas palabras, querida, mil gracias por tu amabilidad y por esta estupenda reseña. Recuerdo bien las circunstancias en las que te invité a participar en el Mugs and Books, recuerdo que dudé mucho en convocar el juego porque me parecía tremendamente frívolo en unos momentos muy difíciles para muchas personas. Y cuando me explicaste dónde estabas cuando leíste mi invitación, confirmaste todos mis miedos. Por eso te agradezco tanto que le dieses la vuelta a mis dudas, y que comprendieses con tanta amabilidad que solo se trataba de distraernos un poco de tan duros momentos. Me alegra mucho que todo fuese bien y que te quedara un recuerdo tan distinto del concurso, de la foto, de mi novela...
    Muchas gracias, de todo corazón, por tu comprensión, tu preciosa fotografía en esta entrada, tu lectura y tu reseña de una novela tan sencilla. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mónica:
      Creo que todos en aquellos días necesitávamos el contacto humano (del tipo que fuera) para sentirnos vivos y encontrar el equilibrio. Para nada me pareció fuera de lugar tu concurso. Yo he continuado con el blog por esa misma razón. So muchas las personas que me han agradecido que publicara semanalmente. Tener algo a lo que recurrir, que no fueran las noticias que nos llegaban de lo que estaba ocurriendo, ha sido un salvavidas para muchos de nosotros. Yo he estado manteniendo el blog con muy malas condiciones tecnológicas, porque en casa nos pilló la cuarentena antes que al resto del país. Puesto que mi marido (era "mi Rochester" el que estaba enfermo), tuvo que aislarse en casa días antes, y el resto de la familia con él. Nos vimos en casa compartiendo 2 portátiles para 4 personas, con clases escolares y trabajos. ¡Imagina qué cuadro! No obstante, el esfuerzo que ha sido estos tres meses de escribir a deshoras y mantener las reseñas semanales me ha hecho no perder el norte.
      Con respecto a tu novela, te doy la enhorabuena por la empatía hacia tus lectores y por el buen trabajo de investigación que denotan tus páginas del libro. El Orient Express siempre fue para mí un misterio de época que hubiera querido conocer en su tiempo. Quizá aún esté a tiempo.
      Un abrazo, mucha suerte con tu novela y muchísimas gracias por todo!!

      Eliminar
  7. Buenos días, Undine:
    La última vez que estuve en la estación de Chamartín fui a comprar un bocadillo en un de los puestos, era casi la una de la tarde. Cuando la mujer que me atendió me dio el cambio le dije "Gracias" y ella se me quedó mirando. Como soy tímida hasta la enfermedad empecé a pensar "qué he hecho mal", y la mujer dijo: eres la primera persona que me dice gracias hoy.
    Es muy triste y creo que mucha culpa de que se estén perdiendo la educación y este egoísmo exacerbado de ahora se debe a que hoy en día todo el tiempo se le está inculcando a los niños que se merecen absolutamente todo y tienen derecho a todo por el mero hecho de existir.
    Yo no suelo leer los libros feelgood y con la chicklit me llevo bastante mal pese a que en mi juventud fui fan absoluta de Marian Keyes. Pero con Mónica es otra cosa porque ella les hace algo especial, algo diferente que no sabría decir qué es, quizá que los hace más cercanos y creíbles a los personajes.
    Ya no me enrollo más. Las fotos son muy bonitas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Norah:
      Estoy de acuerdo contigo, no es frecuente encontrar empatía en la actualidad. Por eso tengo por bandera intentar ser lo más cortés posible con la gente siempre. A mis hijas siempre les he dicho que vayan con la sonrisa dibujada en la cara, nunca sabes el bien que puedas sembrar de esa manera.
      Con respecto a estos géneros literarios, ya he dicho que no los frecuento mucho. El Chicklit sí lo conocía pero el término "feelgood" me era totalmente desconocido. Informándome para la reseña, he comprobado la cantidad de seguidores que tiene, muchísimos más que la novela clásica. Me ha parecido muy curioso y seguiré investigando sobre ello. Pero lo que he sacado en conclusión es la necesidad que tiene la sociedad de buscar alternativas a su vida.
      Un abrazo grande, preciosa, y sí yo también creo que Mónica tiene algo especial.
      Besos.

      Eliminar
  8. Sobre todo me alegra qeu todo haya ido bien y que tu familiar esté ya bien. Este libro ya lo tenía apuntado, que Mónica nunca me ha fallado. Sus libro son como un refugio cálido, que reconforta, del que no quieres salir.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Margari:
      ¡Muchas gracias por tus palabras! Fue duro, pero ya está superado hace semanas. Eso sí, nos ha quedado huella y será imposible borrarlo de la mente.
      ¡Qué palabras tan bonitas le dedicas a Mónica! Yo ya le he dicho en privado que estoy segura que el libro funcionará bien, porque hay muchas personas que necesitan de su sueños para seguir adelante.
      Estaré pendiente de tus opiniones sobre el libro.
      Un abrazo y muchas gracias otra vez!!

      Eliminar
  9. Hola!!
    Qué reseña tan bonita y con la experiencia que cuentas más aún :D me alegro que tu familiar esté bien. De Mónica acabo de leer La librería del Señor Livingstone (que tras mucho tiempo en mente y pendiente, al ver que publicaba nueva novela ya me dije que no podía esperar más para leer a esta autora y decidí lanzarme a leerlo sin más espera) y me ha encantado, fue cerrar el libro y pedir Próxima estación. Ya está en mi poder y lo leeré en breve. Me alegro que te haya gustado, esto de los libros feelgood es genial, muchas veces lo único que necesitamos son libros de este género. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días y bienvenida:
      ¡Muchas gracias por tus amables palabras! Yo tampoco había leído a Mónica hasta el momento , y me hace gracia que las dos hayamos coincidido en publicar reseñas de sus libro el mismo día. Es un momento "serendipia", como diría Mónica. Aún no he pasado por tu blig, pero en un ratito lo hago y leo tu reseña.
      Espero que cuando leas Próxima estación te lo pases fenomenal leyéndolo. Estaré muy atenta a tus opiniones.
      Un abrazo grande y gracias otra vez!!

      Eliminar
  10. ¡La tengo pendiente! Qué ganas tengo de leerla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué genial! Estaré pendiente de tu reseña sobre la novela.
      Un abrazo y feliz finde!!

      Eliminar
  11. Hola.
    Me alegro que tu familiar esté recuperado y que este libro te haya ayudado en esos momentos tan duros que, por suerte, ya quedan en el pasado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! A veces, un gesto pequeño resulta tanterapéutico que se transforma en la mejor medicina.
      Un abrazo grande y buen fin de semana!!

      Eliminar
  12. Holaa!! me alegra mucho leer que tu familiar se recuperó completamente. Sobre el libro, me ha llamado muchísimo la atención y espero poder conseguirlo pronto. Gracias por la reseña, me ha gustado mucho.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus amables palabras!
      Yo espero que la novela te agrade y te haga soñar y viajar.
      Un abrazo fuerte y feliz fin de semana!!

      Eliminar
  13. Hola! PUes como siempre me convences a leerla, tengo una lista eterna solo con tus recomendaciones, necesito vivir tres vidas para leer todo lo que quiero jajja.

    Muchas gracias por presentarme esta historia.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Jani:
      Lo bueno de la literatura es que siempre está ahí para cuando la necesitamos. Los libros nos esperan. Elige tu momento para cada título y seguro que disfrutas de todo lo que te seduce leer.
      Un abrazo grande y muy feliz inicio de semana!!

      Eliminar
  14. Me encantan las historias de Mónica, te hacen sentir bien, en casa. Son cálidas y acogedoras. Ésta aún no la he leído, ni siquiera la tengo, pero caerá
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Mónica te recibe con una sonrisa y ya se sabe que una sonrisa tiene poderes curativos. Espero que disfrutes muchísimo de Próxima estación.
      ¡Feliz comienzo de semana!

      Eliminar
  15. Hola Undine!! Desconocía por completo esta novela y me has picado mucho la curiosidad por ella. Me la llevo bien anotada a mi lista de pendientes, creo que podría estar bien, además la portada le ha quedado estupenda. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Me alegra presentarte esta novela, porque su autora es una compañera blogger y porque trae sabia nueva al mundo literario. Si lees Próxima estación, espero que la disfrutes muchísimo.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  16. Hola.
    No conocía el libro y por el momento no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carolina:
      Si algún día te decides a leerlo, no dejes de contarme tus impresiones.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  17. Ohhh qué bonita reseña le has hecho al nuevo libro de Mónica. Te confieso que he leído tres libros de la autora y todos me han sentado estupendamente. Este, por supuesto, tiene una pinta genial. Seguro que caerá muy pronto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Marisa:
      ¡Muchas gracias por tus amables palabras! Para mí ha sido la primera experiencia en la narrativa de Mónica, pero pretendo conocer más de su trabajo.
      No dejes de contarme tus impresiones sobre Próxima estación cuando la leas, estaré encantada en conversar contigo sobre la novela.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  18. ¡Hola Undine! Conocí la prosa de Mónica con otra de sus novelas feelgood "Todos los veranos del mundo". En mis lecturas suelo ser complicada, me gusta mucho en suspense, thriller, lo gore aunque leo según lo que me apetece en cada momento. Tampoco soy asidua al feelgood, pero esa novela de Mónica me cautivó, me hizo pasar un buen rato. Quedé con ganas de leer más novelas suyas, así que esta puede ser que me anime este verano a leerla.
    Por cierto, lo que cuentas sobre tu experiencia en la puerta del hospital durante esa situación tan dura y complicada me ha estremecido, me alegra que tuviera final feliz
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Marian:
      Bienvenida a Lecturas de Undine!!
      Te agradezco muchísimos tus amables palabras.Nunca he hablado en plúblico de mi experiencia durante la cuarentena, pero me sentía obligada a hacerlo en este caso, para mostrar cuánto agradecimiento sentía hacia Mónica y con qué ilusión abordaba la reseña.
      Por otro lado, es mi primera experiencia con la narrativa de la autora. No será la última. Aunque, al igual que tú, mis lecturas recorren otros lugares; también soy muy anárquica leyendo. Por lo que cuentas, parece que nuestros blogs siguen ese mismo ritmo. Ahora pasaré a conocer tu sitio.
      Un abrazo y disfruta de Próxima estación!!

      Eliminar
  19. Eres muy especial y cálida para reseñar.matizandolas con cosas de la vida particular y eso es bello porque los libros van pegados a nuestra piel y Muchas veces nos sostienen con una fuerza increír le.
    Leí de Monica La Libreria de.... Y es magnífica por lo que no tardaré en leer esta.
    Gracias por abrir tu corazón y un fuerte abrazobuho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus amables palabras!
      Yo no uedo evitar la parte personal en la visión de mis lecturas. Como tampoco puedo separar los libros de mi vida personal.
      Para mí ha sido la primera experiencia con la narrativa de Mónica. Sin duda no será la última.
      Un abrazo, y mil gracias por tu empatía!!

      Eliminar
  20. Undine: ¡Que momento horrible! espero que ahora tu familiar esté bien y que el momento haya pasado. Es muy linda la sensación de comunidad y como un buen libro te puede ayudar a pasar un mal trago. Me alegro mucho de tu premio y nada mejor que una novela feelgood para estos momentos. No leí nada de mónica pero tus palabras son como siempre incitantes, siempre recomendas cosas geniales y de un modo brillante. Sos muy locuaz, y ¡fuerza en este momento! besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Sí, mi familiar está bien en la actualidad, ¡muchas gracias!
      Y estoy de acuerdo contigo, a veces compartir algo hace que los problemas se sobrelleven mucho mejor.
      Te animo a que leas alguna de las novelas de Mónica. Seguro que te agradará.
      Un abrazo y mil gracias por tus amables palabras!!

      Eliminar