viernes, 31 de mayo de 2019

RESEÑA: "MIRANDA", ANTONI LANGE

Fuente: @Undine.von.Reinecke Instagram


Ficha técnica:


Editorial: La Isla de Siltolá

Colección: Narrativa Nº 17

Título completo: Miranda, una novela metafísico-fantástica

Traductor: Miguel Mejía

Correcciones: Rodrigo Verano

ISBEN: 978- 84- 17352- 37-0

Medidas: 140x210 mm.

Encuadernación: Rústica con solapas

Edición: Marzo de 2019

P.V.P: 16€ (IVA Incluído)


Sinopsis de la Editorial:


Primera traducción al español de Miranda, novela de Antoni Lange (1862-1929), autor polaco miembro del movimiento conocido como La Joven Polonia.

En plena Primera Guerra Mundial, un desafortunado comentario pronunciado en una cafetería motiva el exilio de Jan Podobloczny, destacado parapsicólogo polaco, obligándolo a dejar a su familia y a Miranda, la médium en la que aspiraba a ver cumplidas sus mayores ambiciones como espiritista. Comienza entonces  un largo viaje que le llevará por las estepas siberianas y que terminará de una forma totalmente inesperada.

Heredera de la tradición de la literatura utópica (que queda aquí subvertida en una suerte de antiutopía), Miranda es una novela de amor y de aventuras, y también, al mismo tiempo, una investigación de muy serias pretensiones sobre las relaciones entre la materia y el espíritu, en un relato que, a pesar de su dimensión fantástica, no aparta la vista de la realidad política en la Europa del momento.


Primera propuesta musical para este libro



 La Tempestad. Op. 31 nº2, Beethoven



Lo que Undine piensa del libro:


Una de mis primeras reseñas cuando comencé mi periplo en
Fuente: La Isla de Siltolá
Lecturas de Undine pertenecía a La Isla de Siltolá, editorial sevillana poco conocida por mí en aquel momento, y de la que tengo algún título más esperando a ser reseñado. Como nos suele suceder a los lectores apasionados al descubrir una nueva fuente de posibles lecturas, me sumergí en su catálogo y descubrí un título de lo más seductor, Miranda, una novela metafísica-fantástica. El libro no estaba disponible cuando fui a comprarlo, y tras varios intentos en distintas librerías, por fin di con él algunos días después. Lo curioso del asunto es que yo no soy lectora del género. No suelo leer distopías, ni la novela fantástica me llama en exceso la atención. Os preguntaréis, ¿qué ha llevado a Undine a involucrarse con esta novela? Es muy sencillo, la fecha de publicación.

Miranda, una novela metafísico-fantástica fue publicada en 1924, es decir, en una fase del siglo XX que es de sumo interés para mí por sus implicaciones políticas, sociológicas y por la calidad de la producción literaria y artística que trajo con ella la llamada “época entreguerras” que, por otro lado, fue lo único bueno que yo puedo ver en este periodo.

Pues, como todos sabemos, fue una etapa en la que las consecuencias de la Gran Guerra trajeron desgracia y pobreza a gran parte de la población mundial. Dicha penuria dio lugar a la creación de múltiples organizaciones caritativas que luchaban contra el hambre y la indigencia, por contra surgieron fenómenos como el alcoholismo, la delincuencia y el racismo. Un caldo de cultivo para los totalitarismos que arraigarían en diferentes países, tratando de borrar los fallos del sistema político, social y religioso de antes de la guerra, pero de una manera radical. El principal propósito de
Mi Lucha, Adolf Hitler
Fuente: Wikipedia
los totalitarismos fue el convertirse en sustituto de la religión, convirtiendo así al líder en una especie de pontífice al que seguir y adorar, escribiéndose panfletos y libros que sustituían a la Biblia y otras sagradas escrituras.

Al mismo tiempo que  los totalitarismos se iban germinando, crecieron las corrientes espiritistas y la figura del médium como profeta y salvador. El Carisma definido por Max Weber (1864-1920) de esta manera:

< (…) el poder del carisma se basa en la creencia en la revelación y en los héroes, en la convicción emotiva de la importancia y del valor poseídos por una manifestación de tipo religioso, ético, artístico, científico, político o de otra especie, del heroísmo -tanto guerrero como ascético-, de la sabiduría judicial, de los dones mágicos o de cualquier otra clase. Esta creencia transforma "desde dentro" a los hombres e intenta conformar las cosas y a las organizaciones, de acuerdo con su voluntad revolucionaria  >

Max Weber
Fuente: Wikipedia
Este carisma sería buscado mediante el espiritismo o la creencia en gurús y sus doctrinas por múltiples intelectuales de Europa y EEUU,  entre los que podríamos nombrar a Sir Arthur Conan Doyle, Katherin Mansfield, o Antoni Lange, escritor de Miranda, la novela que hoy nos ocupa.

Antoni Lange era seguidor de la doctrina
Allan Kardec
Fuente: Wikipedia
espiritista de Allan Kardec (1804-1869), quien escribió El libro de los espíritus (1857), texto del que saco los siguientes pasajes:

< Los espíritus anuncian que los tiempos designados por la providencia para una manifestación universal han llegado ya, y que siendo ministros de Dios y agentes de su voluntad, su misión es la de instruir e ilustrar a los hombres, abriendo una nueva era a la regeneración de la humanidad. Este libro es la recopilación de su enseñanza.>

< Los espíritus, siendo simplemente las almas de los hombres, no tienen ni conocimiento supremo ni sabiduría suprema; que su inteligencia depende del progreso que hayan hecho y que su opinión no es más que una opinión personal (…)>

< El espiritismo es a la vez una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en relaciones que pueden establecerse con los espíritus; como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones. Podríamos definirlo así: el espiritismo es la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espíritus y de sus relaciones con el mundo corporal.>

Antoni Lange escribió Miranda, una novela metafísico-fantástica en plena 2ª República Polaca (1918-1939), siendo el primer estado polaco independiente en muchas décadas.

La situación del país tras la guerra era muy inestable económica, social y políticamente hablando. La unificación total del país se iba consiguiendo mediante la alfabetización y medidas sociales que empleaban una técnica paternalista más que democrática.

En este contexto histórico social, y teniendo muy presente el Parnasianismo (reacción contra el Romanticismo, Simbolismo, Racionalismo…), en el que se basaría La Joven Polonia, movimiento modernista que daría origen a nuevas corrientes creativas y concepciones estéticas a las que se acogió Antoni Lange, nacería Miranda,  considerada como su obra culmen, que hoy estamos comentando y que comienza de este modo:

<Justo a principios del año 1919 regresó Jan Podobloczny de un viaje, tan prolongado como ajeno a su voluntad, por tierras y mares remotos. Para darle la bienvenida nos reunimos en casa del señor y la señora W., unos conocidos comunes, donde también se estaban alojando la esposa del señor Podobloczny y sus dos hijos, quienes habían venido con su madre desde un pueblo cercano a Nowy Dwór. Sentíamos, lógicamente, curiosidad por saber qué había visto  y vivido Jan Podobloczny durante aquellos cuatro años, puesto que se había marchado en 1915.>

Precioso comienzo para retratar la escena en la que Jan Podobloczny, narrador y protagonista de la historia, emprenderá su relato. En él contaría su injusto destierro a tierras siberianas a causa de una denuncia en plena 1ª Guerra Mundial. Pero antes de ello conoceremos el carácter del mismo. Hombre acomodado, se interesa por las artes espiritistas, tiene como médium a una señorita llamada Miranda, con la que experimenta e intenta lograr la plena transfiguración de su alma, pero justo cuando está en proceso de conseguirlo es arrestado y exiliado. Como decía anteriormente, su destino es Siberia. Allí permanecerá hasta el comienzo de la Revolución Rusa. En ese momento será liberado e intentará regresar a su tierra por vía marítima, pero una tempestad le hará naufragar e ir a parar a una extraña isla habitada por seres superiores, que viven en armonía gracias a una sociedad avanzada que ha conseguido elevarse sobre la naturaleza humana. Allí encontrará la respuesta a su búsqueda intelectual, espiritual y emocional, gracias en gran medida a Miranda, ¿o será quizá Damayanti la anfitriona en la isla, la que ocupe su corazón?

Miranda, una novela metafísico-fantástica está considerada por muchos intelectuales como la primera utopía polaca moderna. La RAE nos define utopía como:

 1. f. Plan, proyecto, doctrina o sistema deseables que parecen de muy difícil realización. 

2. f. Representación imaginativa de una sociedad futura de características favorecedoras del bien humano.

La tempestad, William Hogarth
Fuente: Wikipedia
La novela que nos ocupa es heredera de Utopía de Thomas Moro (1516), de La ciudad del sol de Tomaso Campanella (1639), y hermana mayor de Un mundo feliz de Aldous Huxley (1932, salvando las distancias argumentales y bases filosóficas), toma su nombre, y alguna cosa más, de La Tempestad de Shakespeare.

En ella Antoni Lange es crítico y narrador del mundo que le tocó vivir, la Europa decadente que estallaría con la Primera Guerra Mundial y que vería caer el zarismo e imponerse nuevos regímenes políticos y sociales. Y lo hace planteando en su novela una sociedad aparentemente ideal, que ha superado las limitaciones del ser humano erradicando mediante su sistema el odio, la envidia y la desigualdad entre los hombres, implantando el diálogo y el amor como centro de su gobierno. En ningún momento se decanta por acatar una idea en particular, sino que a través del héroe de la novela (podríamos denominarle así, pues Ulises no vivió hazañas más emocionantes), expone preguntas que serán contestadas por los seres superiores que le acogen, siendo recibidas éstas con mayor o menor agrado.

En estas conversaciones se hablará de la riqueza:

<Poseer riquezas desarrolla en nosotros la altanería, el menosprecio hacia otras personas, la tendencia al abuso y al libertinaje, la pereza, la molicie, la degeneración. No poseer riquezas desarrolla la envidia, la sumisión, el odio, las enfermedades, la inanición, la degeneración>

Como vemos, emplea dos puntos de vista para llegar a una conclusión que el propio lector deberá analizar, pues Antoni Lange no se considera poseedor de la verdad.

Por otro lado, se plantea el peligro que existe a la hora de acatar una nueva idea o filosofía que lidere a un pueblo (totalitarismo):

< No hay en el mundo nada más peligroso que la aplicación de una idea. Ya lo vimos en el S. XVII, cuando en nuestras vidas se encarnó, o eso habría parecido, el más perfecto orden social: y resulta que de él surgió la anarquía, el libertinaje, la miseria, la infelicidad y la esclavitud. >

Este párrafo en concreto resulta especialmente futurista, teniendo en cuenta los acontecimientos que se estaban preparando en el mundo y que darían paso a la 2ª Guerra Mundial.

Es curioso cómo Lange propone en su mundo ideal y feliz una “trinidad” similar a la cristiana, y que es la que gobierna con mano firme, aunque pacífica a la población: Potencia, Inteligencia y Amor, serán una misma cosa y tres ministerios independientes al mismo tiempo. Pese a ello, otorga al amor gran protagonismo, concediéndole el poder de mantener la armonía en la sociedad, asunto de máxima relevancia para que todo funcione. Es por ello que  se sugiere la necesidad de eliminar el libre albedrío a la hora de encontrar pareja, para eliminar el vicio y la apatía social, generada por los excesos. Una teoría ésta, la de la afinidad de las almas para emparejarse, que me quiere recordar las ideas platónicas de El Banquete en muchos pasajes de la novela:

< -Te entiendo, ¡pero tú no me has entendido del todo! Sé cómo concebís el amor vosotros, los ingleses*. También entre nos hay personas que echan de menos los placeres tales como los que son habituales entre los telurios y calibanios. Una vez dijiste que somos ángeles. A lo que contesté: puede que sí y puede que no. Porque nuestra vida es una eterna responsabilidad y hemos perdido la responsabilidad de errar.>
* Inglés: extranjero procedente del mundo occidental 

¡Qué bonito pasaje! Ciertamente, el libro está repleto de mensajes sociológicos, humanos, políticos…Un sinfín de teorías lanzadas a la sociedad de su época, que yo quiero ver como un desafío del escritor a los ciudadanos del mundo para que piensen y consigan cavilar con clarividencia para poder evitar la aniquilación del ser humano, algo que no parecía tan lejano en aquel momento.

Para finalizar, quiero hacer mención al Antoni Lange enamorado. No, no he investigado su vida privada, no me interesa. Pero sí he querido entender cuánto en la novela aparece con referencia al amor, que ocupa muchas páginas del libro. ¿En qué baso mi teoría? En la eterna búsqueda del amor de Jan Podobloczny, héroe de la historia, que en su madurez y habiéndose casado y procreado, no ceja en su empeño de conseguir alcanzar su ideal. Ese amor que ve con diferentes nombres y que quedará grabado en su corazón para siempre:

< ¡Qué hermoso sería tener veinte años y vivir con el ser amado en los jardines encantados de Radyiva! Pero la juventud no ha de volver.>

Antoni Lange escribió el libro pocos años antes de fallecer, y Miranda, una novela metafísico-fantástica parece una suerte de plegarias a la humanidad y un homenaje a su primer amor.

< No hay duda de que han ocurrido milagros en el mundo, pero creo que la gente no merece milagros y por eso hay que pagar cada milagro con un inmenso mar de nuevos e inesperados sufrimientos.>

Quiero trasmitir a mis lectores la emoción que he sentido al profundizar en el mundo que plantea Antoni Lange. Una experiencia enriquecedora, de la que he emergido, espero, un poco más sabia y virtuosa, pues como decía Platon, presente en cada pasaje dedicado al amor en Miranda, una novela metafísico-fantástica:

< El objetivo de la educación es la virtud y la meta de convertirse en un buen ciudadano. >

Undine von Reinecke ♪


Segunda propuesta musical, para finalizar la lectura



Tristesse, ´Étude Op. 10, Nº3 in E Major 
Chopin


El autor por la editorial:


Fuente: La Isla de Siltolá
Antoni Lange (Varsovia, 1862-1929).

Autor de la primera generación del movimiento conocido como La Joven Polonia, vivió el despertar de las nuevas sensibilidades estéticas que, de la mano del Simbolismo y del Parnasianismo, revolucionaron en el cambio de siglo las artes y literaturas europeas. Admirador y amigo de Stéphane Mallarmé, él mismo fue un erudito e incansable traductor de múltiples idiomas, y de su mano vieron la luz por primera vez en polaco algunos clásicos de la poesía española, francesa, inglesa e incluso india y egipcia.

Compartía la afición de otros poetas decadentes por el esoterismo occidental y fue uno de los primeros seguidores en Polonia de la doctrina espiritista de Allan Kardec. Fue autor de poemas, novelas, relatos, obras de teatro y ensayos muy diversos, en los que queda huella de lo genuino de su talento y sus intereses.

Fuentes de información:


22 comentarios:

  1. Es arriesgado para mí y mi zona de confort, pero me atrae bastante, te leía y me iba haciendo una idea visual del resultado 😁 me gusta

    Bravo por La Tempestad.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, preciosa:
      Primeramente, ¡muchas gracias por pasar a leerme y comentar!
      Tienes razón, es una lectura que se sale de la narrativa habitual, y puede resulta en un principio extraño acercarse a ella, pero se lee muy bien. La narrativa es ágil y el argumento interesante. Si te topas con el libro, no dejes de echarle un ojo, quizá te enganche :)
      Un beso y muy feliz comienzo de semana!!

      Eliminar
  2. En este caso no me has convencido. Pero no ha sido culpa tuya ni de tu excelente reseña, es que soy muy tozuda con estos temas históricos, filosóficos y serios. Pensaba que el tema Espiritista iría por otros derroteros.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Norah:
      Entiendo tu opinión, es una lectura comprometida por temática y género, es lógico que no guste a todos. El tema espiritista está muy presente, pero en el sentido filosófico que se buscaba a finales del siglo XIX y comienzos del XX. La novela es una curiosidad histórica, por eso, si algún día te tropiezas con ella no dejes de echarle el ojo.
      Un beso grande, y mil gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  3. Hola preciosa!
    aunque me parece bastante interesante no se yo si acabaría gustándome a mí no es lo que suelo buscar para mis ratos de lectura.
    Fantástica reseña y me encanta la propuesta musical para el libro.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Violeta:
      Muchas gracias por pasar a leerme y comentar!!
      Es cierto que la novela es muy peculiar, y que la temática no atrae a todo el mundo. Pero, también es cierto que es un documento histórico representativo de una época, una curiosidad literaria muy recomendable para los amantes de la historia.
      Un beso grande, y muy feliz comienzo de semana!! :)

      Eliminar
  4. Pues yo soy muy de distopías clásicas, de esas que te hacen reflexionar y que sorprenden por el retrato que hacen de la época en que fueron escritas y lo avanzadas que suelen ser en cuanto a acontecimientos que estaban por venir. Por lo que cuentas y el final de la reseña, me transmite una lectura, entre otras cosas, muy nostálgica, me llama mucho la atención. Y me ha encantado la mención a Ulises porque conforme te leía pensaba en la Odisea sin saber por qué :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Inquilina:
    Me alegra comprobar que has captado lo que quería contar sobre el libro, porque, sí, es una novela en la que el autor vuelca su vida y experiencias. Su lectura es muy enriquecedora, y si te gustan los clásicos, sin duda alguna disfrutarás con ella.
    Estos escritores de comienzos del siglo XX aún pertenecían a la clase de intelectuales con una formación muy completa y culta, que bebía en las fuentes de Grecia y Roma, aportando a sus escritor unas bases filosóficas capaces de armar los cimientos de cualquier novela.
    Yo he disfrutado con la novela, y estoy segura que tú lo harás también cuando la leas (sé que lo harás :)).
    Un beso grande, y muy feliz comienzo de semana!!

    ResponderEliminar
  6. Creo que no es para mí, aunque tu reseña me ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      No pasa nada, todos tenemos nuestros gustos lectores :) Yo te agradezco muchísimo que me leas y me dediques unas palabras.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Pues la temática no es exactamente lo que busco ahora mismo, es un tema delicado y suelo dejar estos libros de lado a no ser que alguno me llame mucho la atención, pero son casos excepcionales.


    ExcentriKs- Blog literario

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Galena:
      Es cierto, es un tema peculiar y comprometido. Pero si te topas con el libro algún día, échale un ojo, porque se lee muy fácilmente y engancha.
      Un beso, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  8. Me acerco poco o nada a las distopías, me cuesta mucho el género...pero sé que las distopías clásicas son otro cantar, te aportan mucho más que las actuales. Son mucho más reflexivas e interesantes.

    Así que leyendo tu fantástica reseña, no me queda otra que apartar mis prejuicios y anotar el título de este autor clásico ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Cris:
      A mí me ocurre igual, sólo me gustan las distopías de épocas pasadas. Por eso te animo a que te atrevas con Miranda, sé que te gustará. Además, su lectura es embriagadora.
      Un abrazo y muchísimas gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  9. Muchísimas gracias por la reseña. Como traductor de Miranda, leer un texto como el tuyo es suficiente para justificar todo el trabajo que hay detrás. Me ha encantado.
    Saludos
    Miguel Mejía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Es para mí un honor y un privilegio que el traductor de esta joya literaria pase a leerme. Agradezco las palabras que dedicas a mi reseña, pero agradezco mucho más la dedicación que has tenido para sacar Miranda a la luz. Es una maravilla que podamos disfrutar de un texto tan peculiar, curioso y representativo de una época histórica tan interesante. Lo he disfrutado muchísimo, y deseo que sea un éxito editorial.
      Aprovecho también para darte la enhorabuena por tu trabajo, pues la lectura de la novela es francamente agradable, sin duda, un gran trabajo de traducción!!
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Gracias de nuevo! Saludos desde Polonia!

      Eliminar
    3. Recibidos con cariño desde Madrid :)

      Eliminar
  10. Hola,
    No es lo que normalmente leo, más aun me alejaría bastante de mis gustos pero me ha resultado interesante todo lo que cuentas y no me importaría darle una oportunidad más adelante cuando me quite pendientes de encima.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Disculpa que pase un poco tarde a contestar, pero estos días ando un poco liada.
      Te agradezco que te hayas pasado a leerme, y pese a no ser un tema que en principio se adecue a tus gustos lectores me dediques estas palabras.
      Si algún día te animas a leer Miranda, estaré encantada en intercambiar impresiones contigo.
      Un abrazo, y ahora paso a saludarte por Promesas de Amor :)

      Eliminar
  11. Hola! Tengo que reconocer que no he leído Utopías, me la llevo apuntada para cuando me anime a leer este género, la sinopsis me ha resultado muy interesante.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Jani:
      Disculpa que haya tardado en contestar, ando un poco ocupada :)
      Te agradezco que haya leído la reseña, máxime no siendo las utoías lecturas que frecuentes. Espero que algún día te animes a leer Miranda, pues, aunque pertenece al género, también es una bonita historia de aventuras y amor.
      Un abrazo y hasta muy pronto

      Eliminar