miércoles, 8 de abril de 2020

RESEÑA: "EL REGRESO", JOSEPH CONRAD

 

Fuente: Undine von Reinecke



Ficha Técnica:

Editorial: Funambulista

Colección: Clásicos del Fondo

Traducción y postfacio: J. M. Lacruz Bassols

ISBN: 978- 84-94238-06-2

128 páginas

Tamaño:  12 x 20 cm.

Precio sin IVA: 13,46 €

Precio con IVA: 14 €

 

Sinopsis de la Editorial:

Un hombre vuelve del trabajo al hogar y se encuentra una carta de su mujer anunciándole que lo abandona. Pero al poco ella regresa a casa. Ésta es la trama, desnuda y descarnada de este libro. «El regreso», incluido en el libro Cuentos de inquietud (1898), insólita obra de Joseph Conrad por su intimismo y el decorado «a puerta cerrada» en que se desarrolla, presenta un doble interés, psicológico y social. La tensión mental extrema de una pareja al borde de la ruptura, su crispación y su reserva, son el eje sobre que el que gravita este drama de la vida burguesa. En todo momento el malestar alcanza al lector de este «anticulebrón» (convertido en una bellísima película dirigida por Patrice Chéreau, con Isabelle Huppert, que obtuvo el premio de interpretación en Venecia) acerca del cual Ford Madox Ford escribió: «Es un historia de incomprensión conyugal casi obscena que sólo nos atrevemos a mirar como a hurtadillas, en secreto…».

 

 

Propuesta musical para este libro:

 

Edward Elgar: Concerto for violin and orchestra, Hilary Hand


Lo que Undine piensa del libro:

Cuando se cumplen tres semanas de obligado confinamiento para todos, en el caso de mi familia algunos días más, el cansancio, nerviosismo y malestar se acumulan, aunque hagamos todo lo posible por soslayarlo. En este ambiente opresivo que trata de vencernos, es inevitable que el contacto normal de la convivencia de paso a roces que jamás se hubieran producido en el transcurso normal de la vida. Y pese al anonimato del que muchas veces gozamos en el vecindario donde vivimos gracias a los tiempos modernos, es frecuente en el momento actual que escuchemos voces  de elevado tono, que hasta el día de hoy no conocíamos. Los vecinos nos recuerdan con sus llamémosles, “entusiastas conversaciones”, que pese a nuestro aislamiento no estamos solos.

El ser humano es un ser social, es un hecho, necesita comunicarse. Pero también precisa de un espacio propio y privado, para poder desarrollarse y crecer día a día. Decidiendo a la postre si quiere o no compartirlo con las personas que lo rodean. Cuando las circunstancias no son propicias para que se de esta anhelada y necesaria privacidad que nos hace sentir seres libres, es entonces cuando aflora la verdadera personalidad de cada uno de nosotros. Una reflexión que, aunque obvia, he visto de cerca estos días al disfrutar de una peculiar obra del aclamado escritor Joseph Conrad. Se trata de El regreso, una novela que se sale de lo corriente en la producción de su autor, muy alejada de los libros que denominó Javier Marías como "marinos", y que viene a explorar la intimidad de una pareja londinense, oprimida por las reglas sociales y su propia limitación emocional. La novela comienza así:


<El tren de cercanías procedente de la City surgió impetuoso del negro túnel y, con un fuerte chirriar de las ruedas, se detuvo en la oscura y humeante estación de West End. Se abrieron una tras otra las compuertas de los vagones, dando paso a una multitud de viajeros; bajo los sombreros de copa aparecían unos rostros más bien pálidos de personas sanas, que llevaban abrigos de tonos oscuros y botas lustrosas. Con las manos enguantadas sostenían delgados paraguas y los diarios de la tarde, doblados con apresuramiento, que parecían trapos apelmazados de un color entre blancuzco, rosa y verde. Junto con los demás salió Alvan Hervey, con un puro medio apagado en la boca.>
 

Como vemos, el pasaje inicial nos introduce en un mundo donde el ritmo y el tiempo son importantes; más parecido a las distopías venideras que a las novelas victorianas. Un recurso constante en la novela, que en este caso utiliza Joseph Conrad para constatar la pertenencia de  Alvan Hervey a esa clase burguesa acomodada, que quiere retratar y criticar en El regreso. Pero, conozcamos la peculiaridad de su historia.

Alvan Hervey es un caballero británico de clase media alta. Un hombre afortunado en sus negocios, que le han proporcionado una buena posición económica y el acceso a un círculo social selecto. Un universo de orden establecido, donde las reglas jamás se cuestionan ni se osa trasgredir. Nuestro caballero protagonista está casado con una bella dama de su elección, la cual cumple a la perfección los cánones que se exigen a toda fémina que ocupa un lugar distinguido: acompaña dócilmente a su marido, asiste a las reuniones sociales, conversa correctamente en público, patrocina actos benéficos, etc. Todo parece perfecto en la vida de este matrimonio, que vive con orden rítmico el transcurso de su vida en común.

Pero un día, al retornar a casa después de un día de trabajo, Alvan Hervey descubre una carta manuscrita por su mujer, donde le indica que le abandona. En ese momento, las palabras que descubren las circunstancias de su marcha atacan profundamente la conciencia y los credos de nuestro protagonista; todo su mundo se derriba llevándole a rozar el infierno emocional al no entender lo sucedido, y al exponerle al ridículo social. No obstante, pocas horas después, su esposa regresa a casa. Es entonces cuando la acción comienza verdaderamente con  un interrogatorio vehemente a su esposa, y hacia sí mismo. Una batalla psicológica cuyo punto álgido se alcanza al llegar al pasaje final.

El regreso es un magistral relato escrito por Joseph Conrad, que se incluyó en el libro de Cuentos de inquietud publicado en 1898. Una bravísima narración de marcado carácter psicológico y humano, donde se exploran las relaciones humanas y de pareja. Una crítica sociológica a las superficialidad de las costumbres y reglas, que marcaban la vida de parejas y familias de ciertos núcleos privilegiados de la Inglaterra de su época, en los destacar sobre el grupo se consideraba fuera de lugar; una agresión a todo decoro.


<Él se consideraba de buena familia, culto e inteligente, pero ¿quién no se considera así? Sin embargo su familia, su educación y su inteligencia eran rigurosamente idénticas a las de los hombres con quienes hacía negocios o con los que se divertía.>
 

Un mundo donde elegir pareja era un negocio acordado en la mayoría de ocasiones, y que no dejaba espacio al amor ni a la cordialidad. Donde la falta de diálogo impidía las relaciones de mutuo conocimiento, anteponiendo los requerimientos sociales a los personales, y dificultando el desarrollo humano, individual y de pareja. El germen propicio para generar una atmósfera asfixiante, que hacía perecer cualquier relación antes de comenzar.


<La muchacha era robusta, alta, de pelo claro y, a su juicio, de buena familia, culta e inteligente. Se aburría mortalmente en casa, donde su personalidad, de la que tenía plena conciencia, estaba apresada en un espacio reducidísimo y no lograba desplegarse.>
 

El autor se vale de un dominio del lenguaje magistral y sorprendente, que le llevó a ser considerado por muchos como el mejor profesional en su campo, pese a no ser el inglés su lengua materna. Y así encontramos pasajes escritos con soberbia destreza, audacia y fluidez, que envuelven al lector requiriéndole leer la novela de un tirón.


< En esta serena región, en que se cultivan bastante los nobles sentimientos para disimular el despiadado materialismo de las ideas y de las aspiraciones, fue donde Alvan Hervey y su esposa vivieron cinco años de comedida felicidad, jamás perturbada por duda alguna sobre el justo valor moral de su existencia.>
 

Un estilo cargado de fuerza y pasión que capta la atención del lector, lo secuestra y lo maneja a lo largo del relato, haciéndole cambiar de opinión en múltiples momentos con respecto a los hechos que se relatan. Instantes protagonizados por tan sólo dos personajes, marido y mujer, que parecen cobrar vida en cada una de sus intervenciones, poseyendo al lector y sumergiéndole en su mundo sensorial. Parecen salir de la novela, dejando atrás al narrador.


< (…) A causa de esta ficción poética y sagrada, la deseó con vehemencia por diversos motivos, pero, sobre todo, debido a la satisfacción de imponer su propia voluntad.>
 

Un texto de gran tensión psicológica que eleva a Conrad al más alto estatus como narrador y conocedor del funcionamiento del cerebro y del corazón humano. Con bellísimos momentos pese al sufrimiento que describen. Una fábula intensa e inquietante, que transcurre en tan sólo unas pocas horas, y  que es un excelente ejemplo del género denominado "habitación cerrada".


< ¿Qué más daba lo que ella había hecho y dicho si el sufrimiento causado por sus actos y sus palabras facilitaban la clave del enigma? La vida es imposible sin fe ni amor, sin fe en el corazón humano, ¡sin amor por un ser humano!>
 

El regreso es en definitiva un nouvelle excelente para conocer, no sólo al Joseph Conrad autor, sino también al hombre, a ese individuo que exploró los mares como marinero y capitán de navío, pero que además fue un magnífico observador y estudioso de la condición humana, de la generalidad de su época y de las costumbres arraigadas en una sociedad caduca al que le quedaban los años contados. Un relato que a ratos me ha traído recuerdos de la mejor narrativa de Henry James, escritor con el que compartió amistad. Y que también me ha sugerido su posible influencia e inspiración, salvando las distancias, en la producción de la escritora Elizabeth von Arnim y más concretamente en su novela Un abril encantado, publicada en 1922.

No puedo finalizar esta reseña sin mencionar el estupendo postfacio del libro escrito por J. M. Lacruz Bassols, también traductor del mismo, que nos acerca a la obra del autor de manera sublime, y que nos desvela las impresiones que tuvo Joseph Conrad al escribir El regreso.

Y ya pongo punto final a esta entrada, queridos lectores. Sólo me resta aconsejaros que leáis el libro con la mente abierta, como lo hice yo. Eso os revelará mucho más de lo que cuenta: os acercará a vosotros mismos, a vuestro mundo interior; os hará reflexionar sobre la relativa importancia del éxito social en detrimento de la vida personal; os mostrará la destreza o falta de ella en vuestras relaciones íntimas. En definitiva, os hará ponderar con sinceridad lo que es realmente indispensable para vivir en paz y armoniosamente, pese a las dificultades del momento que estemos viviendo.


<Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos. > Martin Luther King

 


Undine von Reinecke

 

 

El autor por la Editorial:

Fuente: Editorial Funambulista

Joseph Conrad (n. Józef Teodor Konrad Korzeniowski) nació en 1857 en la ciudad polaca de Berdcyczów, en la actual Ucrania. Su padre, un noble venido a menos, traductor de Shakespeare y escritor radical, fue arrestado y enviado a una prisión rusa cuando el joven Józef era todavía un niño. Con diecisiete años se enrola en la marina mercante francesa, experiencia que le permite recorrer medio mundo y que surtirá buena parte de su producción literaria. En 1878, tras un intento de suicidio, se enrola en un barco británico para librarse del servicio militar ruso. Servirá en la marina inglesa dieciséis años. En 1884 se nacionaliza británico adoptando el nombre de Joseph Conrad. En 1895 publica su primera obra, en lengua inglesa, La locura de Almayer. A ella seguirán obras maestras indiscutibles de la literatura universal como El negro del Narcissus (1897), El corazón de las tinieblas (1899), Lord Jim (1900), Tifón (1902), Nostromo (1904) o El agente secreto (1909). También es autor de relatos notabilísimos, como El final de la cuerda que próximamente publicará Funambulista. Murió el 3 de agosto de 1924, de un ataque al corazón y fue enterrado en el cementerio de Canterbury.

Más sobre el autor:

Os invito a leer el magnífico documento firmado por Javier Marías, extraido de Vidas Escritas, y que podéis encontrar en el siguiente link:

http://www.javiermarias.es/VIDASESCRITAS/conrad.html

También he encontrado interesantes las biografías que seguidamente indico:

Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). Biografia de Joseph Conrad

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/conrad.htm

https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/1002/Joseph%20Conrad

 


35 comentarios:

  1. Hola preciosa!
    Me encanta pasarme por aquí, pues es un placer leer tus reseñas además de presentarme libros que la verdad es que no tenía ni idea de ellos como pasa en esta ocasión, un libro interesante que no conocía.
    Cuídate mucho bonita.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Intriga saber el porqué la esposa decide irse para, al de poco, regresar pero en estos momentos me apetecen otras lecturas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ni te preocupes, los libros esperan el momento adecuado para ser leídos!
      Un abrazo y gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  3. Creo que no me equivoco si te digo que este libro lo compramos al alimón en la Feria del Libro del año pasado :) Pero a diferencia de ti, todavía no lo he leído (como tantos otros). No quiero hacer la promesa de leerlo durante este confinamiento porque soy muy dada a no cumplirlas, pero lo intentaré. Y además es que me apetece, hace muchos, muchos años que no leo a Conrad, y la premisa de este libro, ya interesante de por sí, resulta todavía más interesante tras leerte. Y me has recordado que tengo que leer "Un abril encantado", que no me he atrevido todavía por las opiniones tan dispares que he leído sobre ella.

    Besote enorme, guapa :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, MH:
      No, no te equivocas, lo compramos a la vez. Y como ves, casi he tardado un año en leerlo. Por ello te comprendo perfectamente, yo misma tengo un montón de lecturas que debía haber reseñado ya. Y de no ser por el confinamiento, el montón hubiera crecido.
      Con respecto a Elizabeth von Arnim, creo que te gustaría. Es muy especial su estilo. Yo he leído casi toda su producción traducida y cada novela es diferente y muy particular. Un abril encantado luce un comienzo que recuerda a El regreso, luego cambia el tono y se perfinal optimista y colorido.
      Un beso grande y gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  4. Pues de este autor solo he leído "El corazón de las tinieblas" y hace mucho, así que ya toca revisitarlo. Claro, que "El regreso" veo que no tiene nada que ver con el anterior, pero me ha intrigado mucho el planteamiento que haces del argumento y ese toque "Un abril encantado" (el toque Henry James, mejor lo obvio). Por cierto, dile a Mrs. Hurst que corra a leer "Un abril encantado" que le va a encantar en abril, en mayo, en junio,... en cualquier mes XD
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mónica:
      He realizado tu encargo y MH está avisada de lo que se pierde sin leer a von Arnim.
      Con respecto al parecido entre El regreso y Un abril encantado, me refiero tan sólo a su comienzo: ese marido, esa soledad...El tono de la obra de E. von Arnim cambia, la otra no.
      Un beso grande y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  5. En mi pueblo hay una palabra para los matrimonios *comerciales", demasiadas tierras colindantes entre familias rivales 🙄 la palabra es fea, "Apañuje" pero te sorprendería la cantidad de matrimonios pactados que hay aún...
    Un gran libro que tengo que releer y una reseña que no me canso de leer.

    Muy buena.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Yolanda:
      ¡Me encanta que me cuentes cosas de tu tierra, es super divertido! Apañije...es de traca la expresión!! Es increíble que siga ocurriendo hoy día, el ser humano es tremendo.
      Un beso grande y muchas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  6. Pues sí que es diferente este relato de la mayor parte de la obra de Conrad. No me importaría nada leer esta nouvelle que tan bien pones
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, guapísima:
      Ya me dirás si finalmente te decides a leerlo. Yo creo que te encantaría.
      Un beso grande y gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar
  7. Hoy me estoy encontrando en las reseñas con libros que en su momento apunté y por un motivo o por otro quedaron relegados. Este es uno de esos casos, lo iba a comprar pero quedaba solo 1 y estaba deteriorado, no gran cosa pero soy tiquismiquis y me vine sin comprarlo. Luego fue quedando atrás y lo había olvidado. Nada que vuelve a la lista para cuando llegue la libertad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Inés:
      Yo tampoco compro un libro deteriorado, con lo que cuestan tienen que estar impolutos, y más si la edición es tan bonita como esta. Si algún día por fin lo lees, ya verás como no te decepciona.
      Un beso grande, y muchas gracias por leerme y comentar!

      Eliminar
  8. Buenas tardes, Undine:
    Ya estoy aquí. De Conrad tenía apuntado alguno de los relatos marinos y siempre lo he asociado a novelas de aventuras. No sé qué líos se arman en mi cabeza.
    La verdad es que como siempre vienes y nos lías. Siempre quiero leer todo lo que propones pero teniendo en cuenta que a veces me da la cabeza para tan poco que un simple whastapp tengo que leerlo dos veces...
    No sabía ni que era polaco. Yo ya lo tenía en el cajón de los british. El caso es que me gustan estos escritores que tan bien saben exponer todo lo que captan de los humanos a los que observan.
    Me gusta mucho el tema, siempre que veo historias de este tipo me acuerdo de Leticiaortiz (sí, todo junto), creo que ella vive una versión de eso. Por mucho que tenga agenda propia es todo de figurar y obras benéficas y cosas así.
    El caso es que me gusta mucho la historia y cómo escribe.
    Respecto al confinamiento si a los que nos llevamos bien nos cuesta y nos tropezamos, la gente que vivía situaciones complicadas ya lo debe estar pasando fatal.
    Besitos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Norah:
      ¡Por fin puedo pasar a contestarte!
      Que conste que mi intención no es liarte, es que soy muy emocial y me emociono reseñando lo que me gusta. :) En serio, Conrad me gusta mucho, aunque algunas de sus novelas son densas. Esta que presento hoy se lee muy bien. Y, aunque es muy breve, la tensión y destreza narrativas te hacen pensar que has leído un novelon de los tochos.
      Te recomiendo que leeas este título del polaco de familia aristócrata, porque te va a encantar. Y también te recomiendo que busque su noouvelle dedicada al Titanic.
      Un beso grande, y mil gracias por todo!!

      Eliminar
  9. Hola Mar. Acabo de pasarme por aquí y he leído tu reseña de cabo a rabo. �� Muy ilustrativa y completa. Y hecha con mucho cariño cómo cóempre. Intentaré hacerle un hueco a este título. Gracias y buenas noches. ��✨��
    Chary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, guapísima:
      ¡Por fin puedo entrar a contestarte!
      'Mil gracia por confiar en mi criterio! Si finalmente lees la novela, espero que la disfrutes y pases a contarme tus impresiones.
      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  10. Holaa!! otro que no conocía pero que suena interesante y bastante bien,por lo que me lo llevo apuntado. Gracias por dármelo a conocer:3

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te haya seducido con la reseña! Si te decides a leerlo, no dejes de contarme tu opinión.
      ¡Un abrazo grande, y muchas gracias!

      Eliminar
  11. ¡Hola Undine! No lei nada de Conrad y me lo debo creo, pero tengo asi una lista interminable de lecturas que me debo. Amo como reseñas. Cada reseña tuya es un vistazo a la historia y lo amo. Me entero de tantas cosas que no sabia y mi lista solo se agranda. Besos y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      ¡Mil gracias por tus palabras, eresmuy amable!
      Si finalmente te decides a leer el libro, espero que lo disfrutes tanto como lo hice yo.
      Un abrazo y cuídate mucho!!

      Eliminar
  12. Me has sorprendido con este título, que no conocía y que nunca hubiera pensado que fuera de Conrad esta historia. Muy diferente. Pero con el mismo talento, por lo que cuentas. Apuntadísimo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien haberte sorprendido, Margari, es todo un piropo!
      Si lees finalmente la nouvelle no dejes de contarme qué te ha parecido.
      ¡Un abrazo grandísimo!

      Eliminar
  13. Hola Undine!! Me encantan los clásicos, aunque no leo tantos como me gustaría. Todo lo que cuentas de este título me atrae muchísimo y, además, es de una editorial que me encanta. ¡Genial reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      A mí también me parece que leo menos clásico de los que me gustaría, y fíjate que leo un montón. :)
      Si te decides a leer la novela, no dejes de contarme qué te ha parecido.
      Un abrazo y cuídate mucho!!

      Eliminar
  14. Confieso que le tengo cierta aversión por Conrad por El corazón de las tinieblas. Y es que me obligaron a leerlo en un momento que no creo que fuera el idóneo. Sin embargo, debería de reconciliarme con el autor y esta obra podría ayudarme a ello. Gracias por reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Marisa:
      Es un error que nos hicieran leer determinados libros y autores cuando no estábamos preparados. A mí me ocurrió con Crimen y castigo de Dostoyevski. Afortunadamente hoy día me gusta un montón, pero no creas, desde este verano queme reconcilié con él.
      Si llegas a leer el regreso, no dejes de contarme tus impresiones.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  15. Como bien tú dices, yo también estoy liada con otros géneros, pero no descarto algún día cambiar para el tuyo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Que sepas que me has hecho sonreír :) ¡Cómo somos los lectores, siempre queremos más! ¿Verdad? Yo quisiera dispones de más horas al día para poder leer todo lo que me seduce de las librerías y los blogs que leo y sigo, como el tuyo. Quiero que sepas que me encanta seguirte.
      Un abrazo grandísimo!!

      Eliminar
  16. Hola! No he leído nada del autor, es uno de mi eternos pendientes. Quizá algún día le encuentre hueco a esta historia. Suena muy interesante.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Jani:
      Tienes que hacer hueco a este autor, es una maravilla. Si no te atreves en principio a meterte con sus grandes novelas, lee de primeras alguna de sus nouvelles. ¿sabes? Tiene una dedicada al naufragio del Titanic y todo.
      Un beso grande y cuídate mucho!!

      Eliminar
  17. Hola preciosa!
    Yo llevo desde el 12 de Marzo metida en casa y la verdad es que aunque tengo la suerte de vivir en el campo si que ya voy echando en falta mi día a día y eso que tengo cosas para estar entretenida pero la horas se hacen bastante larga en ocasiones. En cuanto al libro no lo he leído si que no me importaría darle una oportunidad aunque ahora mismo lo cierto es que no suelo leer clásicos.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Violeta:
      ¡Qué suerte vivir en el campo, ahora lo echo de menos más que nunca! Disfruta lo que puedas del aire y las vistas, aunque sea desde la ventana.
      Con respecto a la novela, ya me contarás tus impresiones si la lees.
      ¡Un besote grande, y muchas gracias por pasar por aquí!

      Eliminar
  18. Pues a mí me has picado la curiosidad, la verdad. Hasta me lo voy a llevar apuntado, porque estoy segura de que será una lectura interesante también para mí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Gracias por tu confianza!! Si lo lees no dejes de contarme tus impresiones.
      Un abrazo!!

      Eliminar