jueves, 3 de octubre de 2019

RESEÑA: "EL RÍO DEL FRANCÉS", DAPHNE DU MAURIER



Frenchman's Creek, Corwall
Fuente: @undine.von reinecke Instagram



Ficha Técnica:

Autora: Daphne Du Maurier 
Traductora: Concha Cardeñoso Sáenz de Miera
Editorial: ALBA
Colección: Rara avis 
Año edición: Abril 2019
Encuadernación: Rústica
ISBN: 97884-90655597
Páginas: 344
Precio: 21€


Sinopsis de la Editorial:


Lady Dona St. Columb tiene veintinueve años y está casada con un baronet frívolo y satisfecho de sí mismo. Ocupa un lugar destacado en la corte de Carlos II, tiene muchos admiradores y cuando se aburre se disfraza de bandolero y asalta a ancianas condesas. Un día se lleva a sus dos hijos y se instala en Navron House, la casa familiar de su marido. En su camino se cruza un pirata francés que es el terror de la región: no tardará en pensar que son «el uno para el otro, dos trotamundos, dos fugitivos sacados del mismo molde». En El río del Francés (1941), Daphne du Maurier plantea si para una mujer la libertad equivale forzosamente a una huida, y si en cualquier caso es posible alguna vez «convertirse en otra persona».


Propuesta musical para este libro:





Música Acuática, Suite Nº1. G. F. Händel


Lo que Undine piensa del libro:


Considero viajar uno de los mayores placeres que ofrece la vida. Mis viajes pocas veces son para descansar bajo el sol en una bonita playa. No, mis vacaciones estivales suelen llevarme a destinos culturales cargados de historia, arte y leyendas. Eso es lo que a mi me da vida.

Siempre que planeo un viaje pienso muy bien las lecturas que me acompañarán en mi aventura. Si además el destino es desconocido para mí, entonces, busco originalidad entre los autores y títulos que hablen o sean originarios del lugar en cuestión. De ese modo, cuando viajé a Viena me acompañó Sandor Marai y su Último encuentro (Ed. Salamandra);  en Burdeos me escoltó Edith Whaton con Francia combatiente (Ed. Impedimenta); y El anticuario, de Walter Scott, por supuesto en Escocia (Ed. Alba). ¿Veis a lo que me refiero? ¡Mi mejor guía de viaje es una novela!

El problema surge cuando el destino de mi visita es Inglaterra, lugar al que he volado con más frecuencia, y cuya literatura está siempre presente en mis lecturas. ¡Cómo elegir entre tanto y tan bueno!

Como saben muchos de los lectores que siguen el blog y mis cuentas en las diferentes redes sociales, mi última aventura ha transcurrido en diversas localidades del centro y el suroeste de Inglaterra. Destino final, Cornwall, Cornualles para nosotros los hispanohablantes.

Todo lector iniciado en literatura inglesa conoce tres nombres de escritores que han llevado más allá de las fronteras británicas la fama del misterioso, romántico y bellísimo Cornwall, cuna y refugio de piratas y contrabandistas en otros tiempos, y lugar de residencia estival para muchos multimillonarios en la actualidad. No obstante, por si alguno de mis lectores aún no ha descifrado a quienes me refiero, desvelaré sus nombres: Winston Graham, Rosamunde Pilcher y Daphne du Maurier. Tres grandes superventas cada uno en su género.

Fuente: Undine von Reinecke
Mi primera tentación fue llevarme de viaje un ejemplar de Poldark, una saga que hizo famoso en el mundo entero a Winston Graham gracias a su adaptaciones televisivas; luego pensé en homenajear a la gran reina del romance de Cornualles, Rosamunde Pilcher, su reciente fallecimiento me conmovió mucho, y la escasa relevancia que se dio a la noticia en los medios de comunicación me partió el corazón, no obstante, decidí que sería más apropiado reseñarla en otro momento.

Finalmente opté por Daphne du Maurier  aprovechando que la editorial Alba anunciaba en abril de 2019 la publicación de El río del Francés, novela que llevaba mucho tiempo buscando, y que me pareció la elección más emocionante y significativa para las excursiones que tenía planeado hacer por Cornualles.

Frenchman's Creek
Fuente: Undine von Reinecke
¿Qué tiene de especial El río del Francés? El río del Francés es una novela de amor y aventuras situada en un paraje único de la costa británica, la ría de Helford. Un conjunto de arroyos, que van a desembocar en el turístico río, para terminar en la no menos famosa bahía de Helford. El título del libro se lo da uno de esos pequeños ríos a los que aludía antes, Frenchman’s Creek, lo que se traduce como Arroyo del Francés o Río del Francés. Un lugar protegido por el National Trust, visita obligada para el amante de la naturaleza y la belleza, y que yo tuve la fortuna de recorrer. Un paseo circular que te lleva a explorar campos de trigo, parajes inhóspitos, la flora autóctona, y  lo que es más emocionante, el Arroyo del Francés, que en algunas partes de su recorrido es mucho mayor que el madrileño Manzanares. Un lugar de ensueño para situar cualquier historia en la que la atmósfera es tan protagonista como la heroína de la novela.


Conocí la existencia de El río del francés hace algunos años gracias a su adaptación cinematográfica de 1998 protagonizada por Tara Fiztgerald y Anthony Delon. Una película que me dio a conocer Karah, del foro Historias de Época, y que no quise perderme por tratarse de una adaptación de la autora de Rebeca, novela que admiro profundamente y que me llevó a interesarme por toda la producción de Daphne du Maurier. La decepción fue absoluta, pareciéndome la trama un cuento fácil de niños, y la interpretación de los actores muy pobre. No obstante, convencida de que la mayor parte de las veces un libro es mejor que su adaptación cinematográfica, no dejé de buscarlo.

Comienza la lectura
Fuente: Undine von Reinecke


¡Qué felicidad cuando vi la edición para la colección Rara Avis de Alba esta primavera! Y, aunque llevaba años queriendo leerla, no me precipité, esperé a iniciar mi viaje en el mes de agosto, y comencé su lectura cuando despegó el avión. La novela comienza así:



< Cuando sopla el viento del este las brillantes aguas de la ría de Helford se revuelven, se alborotan y levantan olitas que baten con furia las orillas arenosas. Cuando baja la marea las olas rompen contra la barra y las zancudas playeras vuelan tierra adentro hasta las marismas rozando la superficie con las alas y llamándose unas a otras sin cesar. Quedan solas las gaviotas describiendo círculos y gritando por encima de la espuma, hasta que alguna se zambulle en busca de un bocado y se rocía las plumas grises de destellos salinos. (…) >

¡Qué belleza de pasaje! ¿Verdad que podríamos recordar cierto parecido con el comienzo de Rebeca? El fragmento que os he puesto es tan solo un párrafo del maravilloso primer capítulo del libro, en el cual Daphne du Maurier despliega sus mejores dotes narrativas, casi poéticas para describir el paraje donde localiza su novela. Un lugar que ella conocía muy bien, pues allí pasó su luna miel, y que aquellos que tengan la suerte de visitarlo reconocerán al contemplarlo todas y cada una de las palabras de la autora, pues el lugar se mantiene intacto.

Frenchman's Creek
Undine von Reinecke
El capítulo continúa con una detallada enumeración de la naturaleza que rodea la ría de Helford. Su factura descriptiva es de una melancolía acusada, casi gótica, hasta llegar al lugar que le interesa dibujar a du Maurier: Navron House. Un lugar que no existe verdaderamente, pero que podría ser cualquier otra mansión de las que aún se mantiene en pie a lo largo de la costa de Cornualles. La autora despliega su pluma más romántica y con ella invita al lector a imaginar otros tiempos. ¿Qué viajero no se ha parado a pensar en aquellos que habitaron un castillo o palacio, que hoy día es atracción turística?

< El dominguero come su ración de tarta y bebe su té sonriendo ante el paisaje, no sabe nada de la mujer que estaba allí mismo un día, hace ya mucho tiempo, un verano, contemplando el destello de la ría entre los árboles como él ahora, y que levantó la cabeza hacia el cielo y notó el sol en la cara.Oye rumores propios de la granja, el entrechocar de los calderos, el mugido de las vacas, las voces rudas del granjero y su hijo, que hablan de un extremo al otro del corral, pero es sordo al eco de aquella otra época, cuando alguien silbaba suavemente desde el oscuro cinturón de árboles haciendo bocina con las manos y enseguida le respondía una figura enjuta, acuclillada al pie de los muros de la silenciosa casa, en tanto, en el piso de arriba, se abría una ventana y Dona miraba y escuchaba tocando el alféizar con los dedos una sencilla melodía sin nombre, con los rizos cayéndole sobre la cara. (…) >

Y la autora continúa así, imaginando por el lector todas esas cosas que pasan por las almas románticas al contemplar la belleza que se erigió en otros tiempos, más crueles, sí, pero también grandiosos en la construcción de templos y palacios en armonía con la naturaleza que los acoge :

< Todos los murmullos y ecos del pasado desaparecido pueblan la cabeza del durmiente, y él está con ellos, es parte de ellos; parte del mar, del barco, de los muros de Navron House, parte del carruaje que avanza a trompicones por los agrestes caminos de Cornualles, parte incluso de aquel Londres perdido y olvidado, artificial, pintado, en el que unos niños portaban linternas y unos petimetres achispados se reían en la esquina de una calle empedrada y salpicada de barro. (…) >

Tregothnan, Lord Falmouth house
Fuente: Undine von Reinecke
Este es el fantástico comienzo para una historia que viaja al pasado. Daphne du Maurier induce al lector a adoptar el papel de turista dominguero que visita una de las múltiples propiedades históricas que siembran Inglaterra, y le reta a soñar, a imaginarse en el papel de quienes protagonizan esta historia, que paso a relatar:

Corría el siglo XVII. El trono de Inglaterra estaba ocupado por Carlos II, y entre las damas de su corte destacaba por belleza y audacia Dona, Lady St. Columb, la protagonista del libro.

Aburrida de su vida y perdida en un matrimonio sin amor, Lady St. Columb, pasa los días de fiesta en fiesta, escandalizando a todos, por su costumbre de acudir a tabernas y alternar con todo tipo de gentes y mujerzuelas. Su última proeza asaltar disfrazada de bandolero el carruaje de una anciana dama, en compañía de un amigo de su cursi esposo.

Pero un día se da cuenta que nada de lo que hace puede sustituir a una vida plena, una vida que de sentido a su existencia. De buenas a primeras manda hacer sus maletas, y decide marcharse con sus dos hijos pequeños a la mansión familiar de su marido, Navron House. Una heredad situada en lo recóndito de Cornwal, que lleva años cerrada. Por supuesto, se ha dejado al marido entretenido en Londres, muy a pesar de él, que cree adorarla.

Cuando llega a Navron House, se encuentra al cargo de la misma a un descarado y vivo sirviente, que levanta sospechas en Dona: su manera de hablar, su conducta, un no sé qué que pone en sobre aviso a nuestra protagonista. Pese a todo, y quizá por las ganas de emoción y aventura que la invaden, no ve obstáculos a que el sirviente siga a su servicio.

Frenchman's Creek
Fuente: Undine von Reinecke
Buscando la libertad que añora, su vida transcurre entre paseos por la naturaleza, y juegos con sus hijos. Cierto día esa paz deseada se ve interrumpida por una visita, un antiguo amigo de su marido, un aristócrata rural y esnob. Éste la pone al corriente del peligro que acecha en Cornwall: el pirata más temible que se haya visto jamás en las costas británicas. Insiste a Dona en el riesgo que corre viviendo sola en la mansión, y la apremia a llamar a su marido para protegerla y para formar parte de la liga que se está formando entre los aristócratas de Cornualles para capturar al forajido.

Ella, muy dueña de sí misma, le contesta que no tiene miedo alguno, y que no cree conveniente recurrir a su esposo. Así queda la cosa, y Dona confía en poder escapar de la corriente social y, de ese modo, seguir viviendo a su aire.

Frenchman's Creek
Fuente: Undine von Reinecke
Un día, paseando por los bosques de la propiedad ubicados en la famosa Frenchman’s Creek, y sintiéndose libre como una campesina, escucha hablar a unos hombres desconocidos. Escondida, les sigue hasta llegar al río, donde ve fondeando un barco. ¿Será el barco del temido pirata?

De regreso a la casa, comienza a interrogar sutilmente a su criado, y tras el inteligente intercambio de preguntas, finalmente ella descubre que la casa ha servido como refugio del corsario más buscado en Cornualles,  Jean-Benoit Aubéry , un francés sanguinario famoso por sus viles hazañas, terror de mujeres y ladrón de fortunas. Y que William, su criado, es además un antiguo tripulante del barco francés. No obstante, Dona, siempre abierta al riesgo, le pide a su criado que invite a cenar al pirata. Y, desde esa noche en la cual el bucanero comparte su mesa, sus almas quedarán unidas para siempre. Eso sí, el peligro y la muerte acecharán a ambos. ¿Será el destino capaz de unirlos de por vida?

Hasta aquí puedo contar del argumento de El río del Francés. Una novela de amor y aventuras, que comienza con un primer capítulo brillante, predisponiendo muy positivamente al lector ante la historia que abordará.

Fuente: Undine von Reinecke
El público imagina una hazaña épica con la que vivirá emocionantes y románticos sueños. Pero este mismo lector, según avanza en la historia, se dará cuenta que lo que lee no es más que un espejismo, la excusa que usa Daphne du Maurier para contar otro cuento, quizá el suyo propio, y el de tantas otras mujeres de su época: el aburrimiento y el tedio dentro del matrimonio. Un trasfondo demasiado habitual en 1941, fecha de publicación del libro.

La autora induce a la mujer de su tiempo a cuestionar la institución del matrimonio, a saltarse sus reglas, y a tomarse la libertad de sentirse independiente. La lleva por las tierras prohibidas del adulterio sin sentir remordimiento alguno, para luego enfrentarla a la realidad de su vida, a la verdad social, a la responsabilidad que exige la maternidad.

Una novela osada y valiente, que estoy segura levantó la alarma en más de un hogar de su tiempo. Y que, ¡quién sabe, quizás más de uno se sienta aludido hoy por hoy!

El Río del Francés es, en mi opinión, una novela menor de
Primera edición
Fuente: Wikipedia
Daphne du Maurier. Muy alejada de La posada de Jamaica, de sus estupendos relatos de terror y por supuesto, de la maravillosa Rebeca, que la consagró como reputada escritora internacionalmente. Su historia resulta inocente e infantil, en comparación con las tramas de las mejores novelas de su producción. No obstante, tan solo por el fantástico primer capítulo del libro, en el que la autora maneja a placer el intelecto del lector, ya merece la pena su lectura. Así como, imaginar la leyenda que se esconde tras el nombre de ese bellísimo paraje que utiliza la autora para emplazar su novela. Creatividad y fantasía se desbordan en ella.

Cuentan las crónicas de la época, que Daphne du Maurier se molestaba cuando las críticos literarios la calificaban como escritora de romances. Ella alegaba que no entendía por qué motivo la consideraban escritora de novela romántica, puesto que la mayoría de sus novelas no tenían un final feliz. Yo tampoco puedo valorar a la autora como tal, en absoluto, pero sí la contradigo en algo, mi querida Miss du Maurier, sus finales de novela no podrían ser más felices. Porque, como el gran Séneca afirmaba:

«La felicidad no mira dónde nace, sino a dónde puede llegar»



Undine von Reinecke ♪




Entrevista concedida por Daphne du Maurier 

¡Muy interesante!




Página web dedicada a la autora:



La autora por la editorial:


Fuente: ALBA Editorial
Daphne du Maurier nació en Londres en 1907, hija del actor y empresario Gerald du Maurier y nieta del autor e ilustrador George du Maurier. Educada en familia y más tarde en París, empezó escribiendo cuentos y artículos en 1928 y en 1931 publicó su primera novela, Espíritu de amor. Rebeca (1938), su tercera novela, enseguida adaptada al cine por Alfred Hitchcock, le dio fama mundial, y a partir de entonces se convertiría en una de las novelistas más populares del siglo XX. Entre sus otras obras, muchas de ellas llevadas también al cine, cabe mencionar La posada Jamaica (1937), Monte Bravo (1943), Los parásitos (1949), Mi prima Rachel (1951; RARA AVIS núm. 32), Los pájaros (relato incluido en la colección The Apple Tree, 1952), Mary Anne (1954) y Perdido en el tiempo (1969). También escribió teatro y biografías. Vivió la mayor parte de su vida en Cornualles, donde se ambientan muchas de sus novelas. Allí murió en 1989.



Adaptaciones cinematográficas:


Fuente: Wikipedia
He comentado anteriormente mi desagrado con respecto a la adaptación de 1998 a la gran pantalla  de la novela, pero lo que no he contado es que existe otra adaptación del año 1944, protagonizada por Joan Fontaine , Arturo de Córdova y Basil Rathbone. Esta película está considerada una fiel adaptación de la novela, sin que la autora pusiera demasiados peros a la misma, como hiciera en otras adaptaciones de sus novelas.


Un punto importante de la película es su banda sonora, compuesta por  Victor Young, quien introdujo como tema principal de amor el Claro de luna de Debussy; mayor acierto imposible.



Claro de luna, Debussy
Pinturas W. M. Turner



Os dejo estos enlaces para los interesados en conocer más sobre la película:






29 comentarios:

  1. Maremeua, sin palabras me tienes, qué reseña, xiqueta 😍
    Voy a ver si ordeno las palabras.

    Te acompañé sin hacer mucho ruido en tu último viaje, maravillada me dejabas día tras día,y es que compartimos no solo el gusto por viajar sino destinos; no me verás tumbada en playas paradisíacas, pero me encontrarás recorriendo pueblos y ciudades para conocer o reencontrarme con gentes y culturas. En mi blog, en los comienzos, publiqué varios de mis viajes contados de singular manera 😋 muy muy peculiar.
    Me ha gustado reencontrarme con esta novela y en esta casa, no podría haber sitio mejor, doy fe.
    La leí hace tiempo y no recordaba detalles, así que hoy ha sido como releer pasajes olvidados, y me ha gustado mucho ¿Y la música elegida? De categoría, que decimos los valencianos, ideal; cuánto la disfruté y cómo he vuelto a disfrutarla.

    Qué rato tan agradable me has hecho pasar.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Fíjate que no me extraña nada de lo que me cuentas!
      Ya te digo yo que nos fabricaron muy similarmente :)
      Te puedes imaginar que lo que haré cuando termine de contestarte, es ir a tu blog y buscar esas reseñas de viajes :)
      ¡Un beso grande, y muchas gracias por las palabras que me dedicas!

      Eliminar
  2. Hola Undine!! Es una de mis autoras predilectas. Hace poco terminé esta novela y me gustó mucho, si bien es verdad que no es comparable a sus otras novelas. Aunque es curioso, igual que Mi prima Rachel me encantó Rebeca me decepcionó. ¡Gran reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      ¡Sí que es curioso que no te gustara Rebeca! No obstante, no eres la primera persona que se decepciona con ella. A mí, por el contrario, me gusta tanto como la Posada de Jamaica, que son las que más me gustan de las que he leído.
      Un abrazo grande, y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  3. Es una novela que me gustaría leer en algún momento, aunque tampoco tengo demasiada prisa, más que nada porque ya había leído opiniones que decían que no era uno de sus mejores libros. Prefiero darle prioridad a La posada de Jamaica (por cierto, la miniserie me encantó). Eso sí, siempre me han fascinado esas historias que levantaban un poco de alarma, como comentas, en la sociedad y época en la que fueron publicadas.
    ¡Una gran reseña!
    Una abrazo ;)

    P.D: Todavía tengo pendiente a Rosamunde Pilcher, no tengo perdón. Espero remediarlo pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Oly:
      Primeramente, quiero darte las gracias por leerme y comentar.
      Luego te diré, que a mí también me encantó la miniserie de La posada de Jamaica. Ya verás, la novela te embrijará, prometido.
      Con respecto a no haber leído a Rosamunde Pilcher, no te preocupes, los libros siempre nos esperan.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias otra vez!

      Eliminar
  4. Te puedes creer que todavía no he leído nada de esta autora, pero creo que voy a remediarlo, este fin de semana me paso por una librería. Me has dejado con ganas de leer a esta autora y aunque pinta bien la que nos trae (muy buena reseña) creo que voy a empezar por Rebeca, novela que llevo tiempo queriendo leer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes, preciosa, Rebeca es una buenísima opción!!
      Luego te recomiendo que sigas por La posada de Jamaica y La prima Rachel.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  5. Justo he leído La posada Jamaica y Rebeca, ambos me gustaron mucho. Este lo apunté y luego lo descarté, lo que comentas de que es una obra digamos menor de la autora me frenó pero chica, es que me chifla la edición de Rara Avis de Alba y estoy convencida de que acabaré comprándomela. De momento voy a buscar esos relatos de terror de la autora que comenta que creo que no los conozco, al menos no me suena haberlos visto, espero que estén traducidos.
    Besso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inés:
      Me alegra que coincidamos en el gusto por Daphne du Maurier. A mí también me encanta la edición de Rara Avis, la verdad es que toda la colección es preciosa.
      Sobre los relatos de terror, más bien tendría que haber dicho inquietantes. Tienes la edición de Los pájaros y otros relatos, editado por El Paseo Editorial.
      Un abrazo, y mil gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  6. He leído tres de novelas de la autora que me gustaron mucho. Ésta ni la conocía así que gracias por la información
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y comentar!!
      Me alegra que coincidamos en el gusto por Daphne du Maurier.
      Un abrazo, preciosa!!

      Eliminar
  7. Buenos días, Undine:
    Claro, es que antes lo describían todo porque no había tanto sitio al que recurrir para ver imágenes y por eso lo hacían tan bien, una pena que eso se esté perdiendo y que cuando se hace enseguida tachan la obra de lenta y pesada.
    Con Rebeca me pasa como con Desayuno... que la peli es de las intocables. Intenté leerlo pero creo que era demasiado joven y no tuve paciencia.
    Tuve una época Rosamunde y de tanto leerla tenía muchísimas ganas de visitar Cornualles. Hasta ahora no lo he hecho y Picoher dejó de escribir y aunque tiene heredero que siguió su camino, no es ni parecido.
    Veo que el libro en realidad no te ha convencido del todo, y si no te hubiera acompañado en momento tan especial igual un poco menos así que de empezar con la autora prefiero los otros, quizás el de La posada de Jamaica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norah:
      Entiendo lo que dices de la adaptación de Rebeca y el miedo a leer la novela. La película es tan fantástica que muchos lectores se decepcionan. Yo, pese a haber visto la peli primero, me encantó leer la novela por el caracter diferente que encontré en ella en algunos momentos. Fue como enriquecer mi amor por Rebeca. Pero sí te digo, que son diferentes en matices.
      Sobre Cornualles y leer allí El río del Francés, sí, eso fue el éxito de mi lectura. Si no hubiera estado en Helford no hubiera podido meterme tanto en la historia.
      No obstante, si un día te topas con la novela, no dejes de echarle un ojo :)
      Un beso grande, y planificar el viaje a COrnualles, que me apunto!!

      Eliminar
  8. ¡Hola! ^^
    El único libro que he leído de esta autora es "Rebeca", y me encantó, así que me gustaría leer más libros suyos. Este me lo apunto, que tiene muy buena pinta.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      No me extraña que te gustara Rebeca, yo siempre la recomiendo a todo el que le guste el misterio y la novela policiaca, pero con un toque diferente.
      Ya me dirás si El río del francés te causa la misma impresión, el listón lo tiene muy alto :)
      Un abrazo, y mil gracias por comentar!!

      Eliminar
  9. Hola, guapa!!

    Me encanta esa idea de llevarte una novela que se desarrolle en el lugar donde vas a viajar...suena fantástico, así que te voy a copiar la idea para la próxima. ;)

    De Daphne tengo en casa "Rebeca" sin leer y además me gustaría empezar con ella por ahí...después pues ya iré leyendo estas novelas menores, como tú dices. Eso sí, me ha encantado la forma tan bonita y visual que tiene la autora a la hora de describir las ambientaciones, tengo la sensación de que es su punto fuerte.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Cris:
      Ya verás cómo disfrutas de tu viaje con una novela que se desarrolle allí, o comparta algo con el lugar donde viajes. No dejes de comentármelo cuando lo hagas.
      Sobre leer Rebeca, no lo dudes, te va a encantar, porque el marcado carácter policiaco que tiene, a diferencia de la película, va mucho con tus gustos.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  10. Hola! De esta autora el único libro que he leído es Los pájaros, quiero adentrarme en más libros suyos. ¿Por donde empiezo? Muy buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jani, disculpa que no te haya contestado hasta ahora, pero llevo unos días enferma y no he entrado al blog.
      Yo empecé por la famosa Rebeca, pero igualmente te aconsejo que leas La prima Rachel, o La posada de Jamaica. Las tres son fantásticas en su estilo.
      Un abrazo, y gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  11. Hola.
    No he leído nada de esta autora y quizá sea hora de ponerme con alguna de sus obras. Tal vez me anime con Rebeca.
    Un saludo y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, y perdona la tardanza en contestar.
      La verdad es que Rebeca es una gran novela. Es un thriller con toques góticos y policiacos. A mí me fascinó, al igual que su adaptación, una película que está entre mis preferidas.
      Un saludo, y mil gracias por comentar!!

      Eliminar
  12. Imagino que con "El río del francés" pasa como con muchos libros de grandes autores, que por muy menores que sean, no solo hay que leerlos, sino que esa inferior calidad muchas veces solo es válida cuando se la compara con el resto de su obra, pero que siguen siendo muy superiores a la media. Tengo varios pendientes de du Maurier en la estantería y no sé cuál "atacaré" primero, pero de este me llama sobre todo la ambientación y me apetece viajar un poco. Hace poco leí "Monte Verità", que imagino que ya lo has leído pero es también muy recomensable.

    Por cierto, cuando te he leído lo de "viajar me da la vida" me he sentido taaaaaaan identificada. Esa misma frase la uso yo continuamente.

    Me callo ya. ¡Besote grande!

    (¡¡y siiii, qué mala era la adaptación con el Delon!!! jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin llego a contestar :)
      No, aún no he leído Monte Verità, aunque lo tengo desde que lo editaron. Después de tu opinión me dan ganas de cogerlo, soy muy impaciente.
      El río del francés comienza genial, sigue muy bien, pero llegado un momento la trama baja de nivel. No obstante, a mí me gustó infinitamente más que la película :)
      Normal que coincidamos en "lo que nos da vida", son muchas cosas en común las que tenemos, preciosa.
      Un beso grande, y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  13. Qué alegría me ha dado entrar en tu rincón y leer esta maravilla de reseña. Sólo he leído La posada de,Jamaica y me encantó. Me gustaría seguir leyendo sus historias y con tu reseña me has dejado con muchas ganas. Me verás a menudo por aquí.😘📖📖

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, guapísima, en un ratito paso a leerte en tu blog.
      La posada de Jamaica es una maravilla, y si no has visto la miniserie que la adapta (seguro que sí), ya puedes buscarla, porque te encantará.
      Yo soy muy fan de du Maurier, por ello, te recomiendo toda su obra. Te fascinará.
      Un beso grande, y mil gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  14. Hola, buscando reseñas de este libro he dado con la tuya. Espectacular, es quedarse corta, me has hechizado. Así es que a leerlo se ha dicho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      No es la mejor novela de la autora, pese a ello, su lectura es entretenida y bella.
      Un abrazo y muchas gracias por pasar por aquí y dejar un comentario!!

      Eliminar