jueves, 31 de octubre de 2019

RESEÑA: "NUESTRA PIEL MUERTA", NATALIA GARCÍA FREIRE

Fuente: @undine.von.reinecke


Ficha técnica:


Editorial: La Navaja Suiza Editores
Tamaño: 14 x 21 cm.
Encuadernación: Rústica
Páginas: 156
PVP: 15,90 €
ISBN: 978-84-120089-3-7



Sinopsis de la Editorial:


« ¿Cómo se denomina al que regresa?», se pregunta Lucas cuando vuelve a su casa, donde ahora viven dos desconocidos: Felisberto y Eloy. El regreso es una larga conversación con su padre muerto, un reproche, una invocación, una súplica. Su madre fue enviada lejos hace ya tiempo y en el jardín que tanto amaba ahora solo crece la mala hierba. Ellos están ahí́, viven con Sarai, Noah y Mara, las mujeres que lo criaron y que ahora, como todo lo que está dentro de la casa, les pertenecen. Contra su voluntad, Lucas se convierte en el testigo del derrumbe de lo que un día fue el pilar y refugio de su infancia: los cimientos y las paredes se desmoronan, los rincones acumulan podredumbre, la oscuridad todo lo cubre Pero es esa oscuridad la que conduce a Lucas hacia el mundo subterráneo que ha sobrevivido a la invasión: el mundo de los insectos.

Nuestra piel muerta explora ese mundo ínfimo, más perfecto que el humano y más sagrado que Dios, y para ello se sirve de un acusado tono lírico y una estructura que va atando los recuerdos del protagonista con el momento presente como si de una telaraña se tratase, en cuyo centro se encuentran preguntas y reflexiones sobre el mal, la enfermedad, la muerte y la locura. ¿Llama la descomposición a la vida o al fin de esta? ¿Dónde se encuentra lo divino? ¿El milagro es la cordura o la enajenación?



Propuesta musical para este libro:



Requiem in D minor KV 626, W. A. Mozart




Lo que Undine piensa del libro:


31 de octubre. El Día de Todos los Santos está llegando. Son muchos los niños  ilusionados que van terroríficamente disfrazados hoy al colegio, y esperan las golosinas prometidas, costumbre televisivamente adquirida  del mundo anglosajón.  Como muchos son también los adultos que planean sus antifaces para las fiestas nocturnas, donde vampiros, brujas y monstruos varios bailan y beben hasta altas horas de la madrugada. Algo similar como hicieran alrededor de una hoguera con máscaras y pinturas nuestros antepasados invocando a los espíritus, solo que la música  frenética ahora la pone un dj.

En los últimos tiempos la globalización mundial, ayudada por los medios de comunicación, ha conseguido que las diferentes culturas y costumbres se unan esta noche en una celebración común: La Noche de las Brujas. Conmemoración más pagana que religiosa, casi nadie ya queda al margen de ella.

Ésta es una fecha en la que la iglesia católica festeja a los difuntos que habiendo superado la prueba del purgatorio, han conseguido santificarse, beatificándose y disfrutando así de la presencia de Dios. En el mundo cristiano son muchos los actos religiosos de diferente índole que se celebran; algunos son de carácter devoto, pero otros, como Halloween,  conserva en sus raíces el espíritu pagano de su nacimiento en tiempos celtas, el llamado Samhain.

Y es que, el ser humano ha necesitado desde tiempos inmemorables esa conexión con el mundo de los espíritus, con lo que no entendemos ni vemos a simple vista, pero que de alguna manera percibimos: la madre tierra que da origen a la vida, y que nos recibe al término de ésta.

Panteón de los Medici, Miguel Angel (I. San Lorenzo, Florencia)
Fuente: lavanguardia.com
El mundo de la cultura no se ha visto al margen de esta veneración. Tanto la pintura, como la escultura y la arquitectura, llevan siglos aportando obras al patrimonio artístico del culto al más allá. Un ejemplo de ello son los bellísimos cementerios con panteones y esculturas, que pueblan muchas de las grandes ciudades, como Londres, París, Génova, etc. La literatura tampoco ha quedado al margen de dicha atracción por el mundo de las ánimas, lo inexplicable, la otra vida. Así, encontramos títulos famosísimos que forman parte de toda biblioteca que se precie: Drácula, Frankenstein, Carmilla, etc.

Pues bien, Lecturas de Undine no podía dejar pasar esta fecha sin contribuir a la celebración literaria del mundo del más allá, del seductor misterio de la vida y la muerte. Y para ello os traigo una interesante y original propuesta: Nuestra piel muerta, de la escritora ecuatoriana Natalia García Freire. La novela comienza así:

< “No creo que mi difunto padre me esté observando. Pero su cuerpo está enterrado en este jardín, lo que queda del jardín de mi madre, rodeado por babosas, arañas camello, lombrices, hormigas, cucarrones y cochinillas. Quizá haya incluso algún escorpión que se pose junto al rostro medio descompuesto de mi padre y juntos parecen los dibujos de la tumba de un faraón egipcio.Lo enterramos cerca del lugar donde descanso, detrás de estas estatuas de piedra. Si escarbo toda la noche podría encontrarlo, quién sabe si le agarraría primero las manos o los pies o la punta del pantalón del traje negro. Quién sabe cómo se habrá acomodado su cadáver para descansar en paz. Lo enterramos sin ni siquiera cambiarle el viejo traje ese que llevaba puesto, porque el cuerpo ya olía.” >

Impactante comienzo, ¿verdad? No he podido resistir la tentación de compartir con vosotros los dos pasajes iniciales de la novela.  Gracias a  ellos estoy  reseñando hoy este libro y no el que tenía previsto desde hace semanas. Bueno, gracias a ellos  y al hecho de haber podido escuchar  a la autora hablar sobre el libro. Porque conocer a Natalia García Freire ha sido concluyente para leer la novela.

Natalia García Freire junto a Barbara Pérez y Javier Sagarna
Fuente: Undine von Reinecke
Asistí el pasado viernes 25 de octubre a la presentación de Nuestra piel muerta en la Librería Tipos Infames inducida por Bárbara Pérez de Espinosa, editora de La Navaja Suiza Editores, quién me ofreció mandarme la novela. Debo confesar, que en un principio no me atrajo la idea, pues la sinopsis me pareció oscura e inquietante, y así se lo trasmití a la editora. No obstante, fiándome del criterio de la editorial, quedé  en leerme las primeras páginas de la novela y prometí asistir a la presentación de la misma. Es evidente que Bárbara Pérez de Espinosa confiaba plenamente en el resultado, pues salí de Tipos Infames con el libro dedicado por Natalia García Freire y la intención de leérmelo durante el fin de semana.

Os preguntaréis qué pude ver de especial en una jovencísima escritora, de la que nadie ha oído hablar hasta ahora, para que decidiera cambiar mis planes en el blog y reseñar su ópera prima. Algo tan sencillo y complejo a la vez como la intuición,  que pocas veces me ha fallado. Escuchar a Natalia hablar sobre sí misma y su novela es reencontrarse con la luz primigenia de la juventud, esa que ilumina las ilusiones creativas y artísticas.

En la entrevista que le realizaron Javier Sagarna, director de la Escuela de Escritores de Madrid, y Bárbara Pérez de Espinosa, la autora abrió inocentemente su alma ante los que allí estábamos. Compartió sus más íntimos anhelos como escritora, contándonos sus comienzos y las preciadas herencias recibidas de sus iconos literarios, a quienes decía rendir homenaje con su novela. De ese modo,  confesó su pasión por William Gass, como también  la atracción por autoras como Mavis Gallant o Angela Carter, a quienes se percibe detrás de sus palabras en muchos pasajes de Nuestra piel muerta.

También nos habló de la motivación para escribir esta novela, que toma como inspiración  la casa de sus abuelos,   el jardín de la misma, la relación con su familia y la tierra que la vio nacer. ¿Podría yo resistirme ante esta carta de presentación? Evidentemente, no.  Por ello, vengo hoy  a compartir con todos vosotros mis impresiones.

Fuente: Undine von Reinecke
Os remito una vez más a los pasajes iniciales del libro. En ellos se nos relata la llegada de Lucas, protagonista y narrador de la historia, a la casa familiar de sus ancestros después de lo que intuimos un abandono forzoso. De él no sabemos nada: ni la edad que tiene, ni por qué se fue, ni las circunstancias que le han llevado a visitar  una casa que ya no es suya. Sólo se nos trasmite que la misma está ocupada por unos seres adversos, y que su padre está muerto y enterrado en el jardín de la finca. Y ahí, en ese jardín arruinado, que un día fue el orgullo de la madre de Lucas y hoy hace las veces de cementerio, da comienzo la historia.

Una narración en forma de monólogo con el padre muerto, con quién comenta la historia de su familia desde el día aciago en que la decadencia de la misma comenzó. Siempre desde el punto de vista de Lucas, que era un niño en aquel momento. Una enumeración de sucesos y reproches dosificados por el narrador, y con saltos en el tiempo, que mantienen al lector unido  a la novela hasta finalizar la última página. La información nos es dada gota a gota, como una medicina peligrosa que si sobrepasa  la dosis pueda causar paro en el corazón. Un amargo veneno que al tomar la última gota iluminará al lector. Esquema narrativo que funciona a la perfección para crear la atmósfera apropiada al drama que se nos quiere contar.

Porque sí, queridos lectores, esta es una historia perversa de crímenes emocionales. Una ficción que lamentablemente ha estado presente en demasiados hogares a lo largo de la historia de la humanidad en forma de abuso de poder, de tiranía patriarcal, de vampirismo emocional. Una leyenda universal trasportada a la vida rural de comienzos del siglo XX, en un Ecuador donde religión y cultura comparten mesa y dialogan con magias paganas, herencia de tribus ancestrales.

Fuente: Undine von Reinecke
Y pese a ello, a la terrible temática de Nuestra piel muerta, la novela emana belleza. Su cuidadísimo y rico léxico despierta los sentidos y traen música para el alma:

< “Las arañas nacen adultas y vestidas con elegancia, sus pomposas patas y su cuerpo ovular hacen pensar en un culo hermoso escondido tras una muselina.” >

¿No os parece la más bella descripción de una araña que habéis leído en vuestra vida? Para mí, que les tengo pánico, ha cambiado algo en mi manera de percibirlas. A ellas y al resto de seres que habitan la tierra que pisamos, porque la novela está repleta de bichos de todo tipo, símbolos de la perfección de la Madre Naturaleza, frente a la imperfección humana. Una alegoría que habla de lo efímero de nuestras acciones, en comparación con el ciclo de la vida, que se alimenta de todos nosotros, y que funciona como una máquina exacta.

¡Cuánta inquietud genera este relato! No obstante, ¿podéis creer que he reído como una colegiala al leer ciertos pasajes? Así es, Natalia García Freire guarda en su joven memoria la frescura de la adolescencia, deleitando al lector con momentos deliciosos que nos retrotraen a complicidades de la infancia:

< (…) “Lo veíamos venir, Josefina no iba a misa y no era bautizada”, comentaban en los pasillos del mercado del pueblo esas señoras de buena presencia que es lo mismo que decir señoras feas pero bien vestidas. >

Aún guardo en mi interior conversaciones de adultos que pueblan mi memoria infantil. De esas que ignoraban la presencia de los niños, sin tener en cuenta su sensibilidad. Conversaciones que agudizaban el ingenio para idear pequeñas e inocentes venganzas, que aún me hacen sonreír.

Y pese a esas sonrisas, Nuestra piel muerta es una novela muy seria, con pasajes sublimes de una elocuencia  brillante que sentencia la pena capital para quienes se vean reflejados en ellos:

< “Y la verdad es que usted era moreno y flaco y tenía sobre la cabeza todo ese pelo engominado, pero por más que me esfuerzo no logro unir todas esas nociones y formar algo cercano a un padre”. >

< “Usted no era ni siquiera un malo malote. Era un tipo cualquiera venido a más por el poco poder que le daba mandar sobre mi madre y sobre mí, pero apenas llegaron ellos, unos grandullones con un poco más de pelo en pecho, y todo se le estropeó.”>

Y ahora que menciono a esos “grandullones de pelo en pecho”, es el momento de advertiros que no creáis todo lo que leáis en la novela. Escuchad más allá de las palabras, leed entre líneas, estudiad a cada personaje que aparece en la novela, y llegad hasta el final. Es entonces cuando hallaréis el significado oculto de la conversación de Lucas con su padre muerto y enterrado en la tierra del jardín familiar diseñado por la madre. Personaje este último que está inspirado en María Sybilla Merian, a quien la autora quiso homenajear.
  
Fuente: Mujeresenlahistoria.com
< Maria Sybilla Merian (1647 Francfourt-1717 Amsterdam). Fue una científica precursora de la entomología, naturalista, exploradora, ilustradora científica y pintora alemana. >

Nuestra piel muerta es una historia singular con un final impactante y soberbio. Un manuscrito que trae recuerdos de los mejores títulos de la narrativa latinoamericana escrita por mujeres. Y como tal, está llena de fuerza, valentía, inteligencia y magia ancestral. Un brillante debut para Natalia García Freire, a quien deseo muchos éxitos como éste.

Una novela que, pese a la oscuridad que impregna sus páginas, ha traído hasta mí la luz que desprenden las palabras del más famoso coronel de la literatura latinoamericana:

< “Así es -suspiró el coronel-. La vida es la cosa mejor que se ha inventado”. >
Gabriel García Márquez

Undine von Reinecke ♪


La autora por la editorial:



Fuente: Undine von Reinecke
Natalia García Freire (Cuenca, Ecuador, 1991) es periodista y ha publicado artículos de cultura, viajes, perfiles y crónicas en medios como BBC Mundo, Univisión, Plan V, CityLab Latino, la revista de viajes Ñan, BG Magazine y Letras del Ecuador.

Su cuento titulado Noche de fiesta fue publicado en la revista La gran belleza. En 2016 cursó el máster de narrativa de la Escuela de Escritores de Madrid. Trabaja como maestra de inglés de primaria y como profesora de escritura creativa en la Universidad del Azuay, en Ecuador. Tiene un jardín, un gato y escribe. Nuestra piel muerta es su primera novela.



Fuente: Undine von Reinecke


Dedicatoria
Fuente: Undine von Reinecke


Fuentes de Información:


https://mujeresconciencia.com/2014/10/22/maria-sybilla-merian-una-valiente-entomologa/

21 comentarios:

  1. ¡Cómo deseaba leer la reseña! Llevas días poniéndome los dientes largos 👹😁
    El ser humano necesita creer aún cuando dice que no cree en ello,en que la vida no acaba con la muerte, que hay algo más allá, nos cuesta hacernos a la idea que estamos de paso.
    Me encanta, y sé que ya lo sabías, así que me lo llevo.

    ¡Una reseña de categoría!
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y a mí cómo me gusta que me leas, me subes siempre la moral! :)
      En serio, es una lectura que te recomiendo a ti muy especialmente, porque sé que encontrarás la clave que hay tras ella. Te encantará. Y si algún día tienes la oportunidad de conocer a la autora, no dejes de hacerlo, pues es una gran promesa, que merece su sitio en el mundo de los libros.
      Un beso grande, y muchas gracias por todo!!

      Eliminar
  2. Cuando he leído ese comienzo del libro ya estaba super convencida de que quiero leer esta historia, pero, como siempre, tu preciosa reseña me ha convencido por completo. Los temas que trata de la muerte, me imagino que con carga emocional e introspectiva...me encantan. Pero lo de la entomología ya es curiosidad pura y dura jajaja Super interesante, anotado lo dejo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras, Cris!
      Este libro es de esos que recomiendo a todo el que se considere amante de la literatura, que es en mi opinión, mucho más que decir lector.
      Sé que te va a encantar, pero no dejes de compartir conmigo tus impresiones el día que lo leas.
      Un abrazo fuerte, y muchas gracias otra vez!!

      Eliminar
  3. Buenas noches:
    La verdad es que es el tipo de novela en el que nunca me hubiera fijado de no encontrarla aquí. Tengo que decir que lo único que no me gusta es la portada y me da rabia que haya bichos de por medio. Pero todo lo demás es tan bueno... Parece una novela muy compleja que no difícil de leer, para ser además una primera obra. Me gusta mucho cómo suena lo que nos traes de muestra. Y encima hasta el final es muy bueno. Me dicen magia y yo ya digo sí. Es el tipo de libro que me gusta leer cuando me apetece mucho descubrir algo nuevo.
    Apuntado queda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, siempre entiendes mis palabras. Cuando has escrito "compleja, que no difícil de leer", has dado con la definición perfecta.
      Yo tampoco soy amiga de los bichos, quizá por ello no quería leer la novela en un principio. Ahora estoy encantada de haberlo hecho.
      Un beso grande, y mil gracias por leerme siempre con tanta atención!!

      Eliminar
  4. Hola Undine!! Me llevo siempre un título nuevo conmigo cada vez que visito blog, tus reseñas son siempre muy completas e inteseantes. Anotado queda. ¡Estupenda reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerme y comentar la reseña!
      Si finalmente lees la novela, no dejes de compartir tus opniones conmigo, estaré encantada de dialogar sobre ellas.
      Un abrazo, y muy feliz día!!

      Eliminar
  5. Hola preciosa!
    Fantástica reseña como siempre y super completa, me encanta porque si tengo un libro dudoso cuando lo reseñas y termino de leer tu opinión no sabes las ganas que me dan de leerlo. Me gusta mucho el tema que trata este, así que no me importaría darle una oportunidad,me lo llevo apuntado.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Violeta!!
      Mil gracias por las palabras que me dedicas, para mí son muy importantes, aunque también una responsabilidad :)
      Espero que si lees la novela te agrade tanto como a mí. Ya me contarás.
      Un abrazo, y muy feliz día!!

      Eliminar
  6. Reconozco que es un tema que no me va nada. No celebro Halloween, me parece una fiesta horrible jajaja. Y los temas fantasmales, esotéricos, de horror, etc... tampoco me atraen. Así que no me llevo esta novela pero gracias por la reseña
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por leerme y comentar!
      Es cierto que algunos temas no agradan a todo el mundo, y que las fechas de Todos los Santos y Halloween resultan macabras para muchos. Yo soy de las que ni frío, ni calor. Desde el punto de vista literario y cultural sí que me atraen, y cada año me gusta investigar sobre ello.
      Un abrazo grande, y mil gracias otra vez por pasar a leerme!!

      Eliminar
  7. Una vez más has vuelto a conquistarme con tu reseña y mira que siempre empiezo con "este libro no es para mí" y termino con un "uummmm pues quizás sí que lo es", intuyo que es un libro intenso pese a que no cuentas demasiado la trama, se intuye un drama familiar o algo así, no sé, hay algo que me gusta así que tomo nota. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, preciosa!
      Si finalmente lo lees, no dejes de comentarme tus impresiones, que espero coincidan con las mías.
      Un abrazo fuerte, y muy feliz día!!

      Eliminar
  8. Tengo varias lecturas para este mes así que por ahora voy a dejar pasar esta.
    Gracias por la recomendación ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por pasar a leerme y comentar!
      Un abrazo y disfruta de tus lecturas!! :)

      Eliminar
  9. Hola! Me la llevo apuntada para intentar hacerme con él. Me encanta las historias de ese tipo y más para estas fechas! Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la disfrutes, Jani!! :)
      Muchas gracias por pasar a leerme y comentar!!

      Eliminar
  10. Hola.
    El argumento en sí no me llama demasiado la atención y no creo ser buena lectora para esta historia por lo que la voy a dejar pasar. No obstante, gracias por dármela a conocer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por dedicar tiempo a leer mi reseña!
      Un abrazo fuerte, y mil gracias otra vez!!

      Eliminar
  11. Te leí en su momento aunque no te pude contestar, y que sepas que me compré el libro gracias a tu recomendación. Estoy siempre en las mismas, no sé cuándo podré leerlo, pero lo tengo ya en casa esperando. Es un placer descubrir narrativas diferentes y jóvenes que tienen tanto que contar. Ojalá lo disfrute tanto como tú :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar