jueves, 26 de septiembre de 2019

RESEÑA: "UN PLAN SANGRIENTO", GRAEME MACRAE BURNET

Fuente: @undine.von.reinecke Instagram



Ficha Técnica:


Editorial: Impedimenta
Traductora: Alicia Frieyro
ISBN: 978-84-17553-33-3
Encuadernación:Rústica con sobrecubierta
Formato:13 x 20 cm
Páginas: 384
PVP: 22,80 €


Sinopsis de al Editorial:


Un falso true crime situado en el corazón de la Escocia más oscura, que juega a su antojo con los límites de la ficción y cuestiona la validez de los relatos. Un fascinante thriller literario ambientado en un paisaje implacable en el que el ejercicio del poder se demuestra arbitrario.

En 1869, en una aldea perdida en las Tierras Altas escocesas, un triple asesinato particularmente sangriento sacude a toda la comunidad. La policía arresta de inmediato a un joven llamado Roderick Macrae, que aparece cubierto de sangre y admite ser el autor de los hechos. Y así lo confirman unas extrañas memorias que escribe ya en la cárcel, pero, antes de condenarlo, el tribunal debe averiguar qué lo llevó a cometer esos actos de violencia tan despiadada. ¿Acaso estaba loco o era perfectamente consciente de lo que hacía? Solo su persuasivo abogado se interpone entre Macrae y la horca, pero para lograr resolver el misterio y dictar sentencia antes deberán construir un relato sólido, sea cierto o no. Siglo y medio después, Graeme Macrae, descendiente de Roderick, reúne toda la documentación existente sobre el caso en su búsqueda de la verdad. Pero ¿puede un ser humano comprender realmente la mente de otro?


Propuesta musical para este libro:


Skye Dance by Alasdair Fraser & Paul MacHlis



Lo que Undine piensa del libro:



Hace algunas semanas la editorial Impedimenta informaba sobre la inminente llegada a las librerías de Un plan sangriento. Libro cuyo autor, un escocés de nombre Graeme Macrae Burnet, no me decía nada en aquel momento. Pero la reseña publicitaria de la novela lo anunciaba como un falso “true crime” acaecido en las Highlands escocesas en el siglo XIX. Y yo, queridos lectores, no me resisto a nada que venga de Escocia. No en
Eilean Donan Castle
Fuente: Undine von Reinecke
vano, guardo de aquellas Tierras Altas el recuerdo de mi mejor verano hasta la fecha: su cultura, sus gentes, el paisaje, sus castillos, su historia…Un suma y sigue de virtudes y cualidades, que avivan mi interés por todo lo que de Escocia venga. En esta ocasión un “true crime”.


¿Pero, qué es un true crime? Seguro que muchos de vosotros, ávidos descifradores de novela policíaca y thrillers, conocéis el término. Pero por si mis lectores de gustos más sosegados no lo dominan, lo explicaré: Se ha denominado “true crime” al género literario de no ficción, en el que el autor pone bajo el microscopio todos los detalles de un crimen y su investigación, dando cuenta de cada persona involucrada en él, contando su punto de vista, implicación, etc.

Fuente: Undine von Reinecke
Con estas premisas, y con mucha ilusión, el día 16 de septiembre me presenté en la librería Cervantes y Compañía, lugar elegido por la editorial Impedimenta para celebrar la presentación de Un plan sangriento. La tarde  prometía ser emocionante, la sala estaba a rebosar entre curiosos de los libros, compañeros instagramers y periodistas, que expectantes esperamos la llegada del autor de la novela, Graeme Macrae Burnet. No tuvimos que esperar mucho, el escritor hizo su entrada acompañado por Alicia Frieyro, traductora del libro, Marina Sanmartín y el editor de Impedimenta, Enrique Redel. Con tal tripulación el viaje al interior de Un plan sangriento estaba destinado a llegar a buen puerto, y así fue.
Fuente: Undine von Reinecke
Pasamos una tarde interesantísima, donde Marina Sanmartín entrevistó a  Graeme Macrae Burnet, y nos hizo partícipes de sus propias impresiones del libro, terminando con una lectura de un pasaje de la novela, que acentuó el clímax de la reunión.






Debo decir, que en un principio mi interés por leer el libro era acusado, pero tras escuchar hablar al autor (hombre elocuente, cercano y muy interesante), e intercambiar impresiones con las personalidades allí presentes, el deseo de comenzar la lectura de Un plan sangriento se incrementó, y esa misma noche comencé mi aventura.


He de confesar que no soy experta en thrillers. La novela policíaca siempre me ha gustado, especialmente los clásicos de esta índole, pero mis virtudes como analista del género no pasan de haber leído una nutrida colección de títulos. No obstante, me aventuro a reseñar este título con la certeza de tener el apoyo de Graeme Macrae Burnet, quien retó a los lectores a adentrarse en la novela sin prejuicios y con los instintos alerta, para no dejarnos engañar por las apariencias de la historia que Un plan sangriento nos cuenta. La novela comienza así:

< “Escribo esto a instancias de mi abogado, el señor Andrew Sinclair, quien, desde que me encarcelaron aquí, en Inverness, me ha tratado con un grado de cortesía que no merezco en modo alguno. Mi vida ha sido breve y de escasa consecuencia, y no es mi deseo eximirme de la responsabilidad de los actos que recientemente he cometido. Así pues, no es por otra razón que la de corresponder la amabilidad de mi abogado que consigno estas palabras por escrito.”>

Este es el primer pasaje del prólogo de la novela. Un fragmento que corresponde a la supuesta confesión de Roderick Macrae por un crimen cometido, como así nos lo hace saber Graeme Macrae Burnet seguidamente:

< “De esta forma arrancan las memorias de Roderick Macrae, un campesino escocés de diecisiete años, acusado de cometer tres brutales asesinatos en su aldea natal, Culduie, en Ross-shire, la mañana del 10 de agosto de 1869.No pretendo demorar en exceso al lector, pero creo que un puñado de observaciones preliminares proporcionarán cierto contexto al material aquí reunido. Aquellos lectores que prefieran pasar directamente a los documentos propiamente dichos son libres de hacerlo, por supuesto.” >

De esta manera audaz, puesto que se trata de un falso true crime, el autor comienza a relatarnos cómo y cuándo descubrió la existencia de este crimen acontecido en el siglo XIX. Nos induce a pensar que todo lo que se relata es real, e incluso juega con su propio apellido insinuando al lector un posible vínculo familiar con el asesino. Idea ésta que a mí me ha parecido, no ya original, sino osada y valiente. Nos habla de los documentos hallados, de su autoría e incluso de las personas que le ayudaron en la búsqueda de los mismos. Insistiendo además en desligarse de tener nada que ver con ellos, más que de ser un simple investigador que recoge toda la información sobre el caso. Para pasar posteriormente a los documentos propiamente dichos de la investigación, que estructuran la novela del siguiente modo:

  • Declaraciones de vecinos y policía.
  • Relato de Roderick Macrae, presunto asesino.
  • Informes médicos de las víctimas.
  • Viajes por los confines de la locura, por James Bruce Thomson (médico que valoró la cordura de Roderick Macrae)
  • Juicio y sentencia
  • Epílogo


Con todos estos ingredientes el planteamiento de la novela me pareció todo un reto, y me propuse leérmela poco a poco, con ánimo de “pillar algún agujero negro" donde evidenciar que yo era muy hábil en esto de desentrañar un misterio, y que el Mentalista , Sherlock Holmes y todos los investigadores que le imitaron con posterioridad, me habían instruido debidamente. Pero, no fue poca mi sorpresa cuando me descubrí bebiéndome la novela de un trago, sin pararme a tomar notas, ni apuntes, como suelo hacer con cada libro que tengo pensado reseñar. Ha sido un caso de abducción total, viviendo dentro del libro el poco tiempo que me llevó su lectura.

¿Cómo fue esto posible? Un plan sangriento es una elaborada y cuidada novela donde su autor, Graeme Macrae Burnet, hace un magnífico trabajo de investigación en el cual los datos históricos y el conocimiento exhaustivo de las costumbres y gentes que habitaban las Tierras Altas escocesas de mediados del siglo XIX, se combinan con un elegante uso de la narrativa, para construir una creíble, sólida e inquietante historia, que mantiene al lector pegado a cada una de sus páginas hasta finalizarlas. Todo ello haciendo gala de una cultura literaria en la que encontramos reminiscencias de autores de culto, como grandes críticos del mundo literario han apuntado ya refiriéndose a Camus o a Simenon en sus artículos de El país (Juan Carlos Galindo), y El mundo (Luis Alemany).

No puedo evitar mencionar también,  lo mucho que su estilo me ha llevado al mundo de algunos de los grandes autores del siglo XIX: Dickens, Collins e incluso Dostoievski. He visto su legado especialmente en el relato de Roderick Macrae, donde el autor embauca a los lectores seduciéndoles con un relato de bellísima factura y corte emocional, casi costumbrista, narrado en primera persona, que invita a creer y confiar en su protagonista, de ese modo tan británico con el que  Collins y Dickens manejaban sus tramas; para ir paulatinamente envolviéndole en un juego psicológico cercano a lo tortuoso, donde la atmósfera final deja la sangre helada. Algo así como consigue siempre Dostoievski conmigo cada vez que lo leo, si sois lectores del insigne ruso sabréis a lo que me refiero.

Loch Lomond
Fuente: Undine von Reinecke
En el Relato de Roderick Macrae se nos cuenta la triste historia de un joven de diecisiete años, que habiendo perdido a su madre y quedado al cargo de su fanático, inculto y agresivo padre, se ve inducido a cometer un crimen como única salida a la triste existencia de su familia. Nos narra los acontecimientos que rodean este hecho y las circunstancias que provocan el desenlace final. Todo ello decorado por la precisa descripción de un entorno, las Highlands escocesas llenas de misterio, leyendas, superstición y pobreza. Una ambientación casi gótica, que trae recuerdos de la mejor narrativa clásica.

El autor nos hace entrar en el mundo de  Roderick Macrae, convivir con sus semejantes, sufrir sus circunstancias, e incluso jugar con la posibilidad de justificar sus actos. El lector habrá de decidir.

Porque, Un plan sangriento no es sólo un true crime, como su formato y argumento apuntan. Este libro es un ensayo, un estudio de la condición humana en el que se ponen a prueba nuestros valores y moralidad. ¿Dónde se encuentra el límite del bien y del mal?

Pero también es un análisis de la cordura y el entendimiento, en el que se nos plantea la pregunta: ¿Es cierto todo lo que vivimos diariamente, o es un engaño de nuestros sentidos influidos por las circunstancias?  

Una historia apasionante, tristemente humana, que lleva al lector a explorar rincones de su mente que quizá nunca se hubiera encontrado.

¿Qué herramientas nos da el autor para desentrañar el misterio que guarda la novela? Este es otro enigma, pero en mi opinión, si el lector no ha sabido llegar al epicentro del jeroglífico al concluir el relato del asesino, deberá utilizar las declaraciones de los testigos del juicio como piezas de un puzle que le conduzcan a la verdad. Una verdad que no es única, pues como Graeme Macrae Burnet asegura, hay tantas soluciones a la incógnita, como lectores lean la novela.

Ben Nevis, Tierras Altas
Fuente: Undine von Reinecke
No quiero cerrar mis impresiones acerca del libro, sin hacer mención de la fantástica construcción de los personajes. En los que encontramos a los enigmáticos y rudos habitantes de las profundidades escocesas del siglo XIX. Hombres y mujeres que, por aquel entonces, cuando los trenes ya recorrían las tierras de Gran Bretaña, no tenían contacto más que con los pocos vecinos que habitaban cerca de su localidad y no conocían más tierras que las que su vista alcanzaba a ver. Gentes sencillas y trabajadoras, educadas por la costumbre, la religión  y la superstición. Unos personajes que contrastan y mucho, con los que aparecen en la segunda parte de la novela, los doctores, abogados y estudiosos del mundo de la criminología, como James Bruce Thomson, doctor escocés que existió realmente, cuyos trabajos se mencionan en el libro, y en los que Graeme Macrae Burnet se ha apoyado en su novela. Dos mundos dispares que conviven en la Escocia de 1869, donde la falta de humanidad y compasión cohabitan con el avance de la ciencia experimental y criminalística, poniendo en evidencia al sistema carcelario, judicial y social del momento.

Undine con Graeme Macrae B. en la
firma de libros.
Fuente: Undine von Reinecke
Decir que he quedado embriagada por el poder seductor de la narrativa del autor sería cierto, pero no llegaría a expresar la empatía que he sentido hacia el estilo que utiliza. Porque, si algo se deduce tras leer a Graeme Macrae Burnet, es la seriedad y compromiso con el que aborda su trabajo, cualidades éstas, que yo valoro en un profesional de la literatura, y que sin lugar a dudas se ven reflejadas en la novela, junto con el alma de hightlander heredado de sus ancestros. Porque allí, muy cerca de donde ubica su historia, se encuentra la población que vio nacer a sus abuelos, un lugar que el autor visitó de niño innumerables veces y que avivó su imaginación hasta dar forma a la novela que hoy nos ocupa. Partiendo, eso sí, de una lectura efectuada cuando era estudiante en la década de los 80 del siglo pasado:  Yo, Pierre Riviere, Habiendo Degollado a Mi Madre, a Mi Hermana y a Mi hermano (editado por Michel Foucault, y en España por Tusquets).

Decía al comenzar esta reseña, que el autor nos reta a conseguir elaborar nuestras propias conclusiones acerca de la historia. Yo he querido encontrar la clave de las mías en el proverbio escocés con el que arranca la novela:

<” El molino tritura mejor cuando se han picado muescas en sus muelas” >Proverbio de las Tierras Altas escocesas.

A lo que yo añado, y espero encontrar réplica entre mis lectores:

< “Donde reina el amor sobran las leyes” >Platón





Undine von Reinecke ♪

Dedicatoria del libro
Fuente: Undine von Reinecke



El autor por la Editorial:


Fuente: Editorial Impedimenta
Graeme Macrae Burnet nació en Kilmarnock, Escocia, en 1967.
Hizo un master en Literatura Inglesa y Estudios de Cine y Televisión en la Universidad de Glasgow. Antes de dedicarse a la escritura fue profesor de literatura inglesa en distintos países de Europa, como Praga, Portugal, Francia o Londres. Después trabajó durante ocho años como parte del equipo de investigación de varios canales de televisión independientes, participando en proyectos como la serie de ocho partes de la BBC de Escocia, Writing Scotland, o Scots, una serie de tres partes sobre el idioma escocés en la que participó como asistente de producción.
Su primera novela The Disappearance of Adèle Bedeau ganó el Scottish Book Trust New Writer Award en 2013, y con Un plan sangriento, su segunda novela, quedó finalista del Man Booker Prize en 2016. Su tercera novela, The Accident on the A35 es una secuela de The Disappearance of Adèle Bedeau.
Actualmente, Graeme Mcrae Burnet vive en Glasgow y está escribiendo su cuarta novela.

jueves, 19 de septiembre de 2019

RESEÑA: "PAPAYA SALAD" ELISA MACELLARI

Fuente: @undine.von.reinecke Instagram



Ficha Técnica:


Autor:              Elisa Macellari
Editorial:        Liana Editorial
Año:                 11/09/2019
Idioma:            Castellano
Encuadernación: Cartoné, 17 x 21, cantos de color.
Nº de páginas:  232
ISBN:     978-84-949830-4-7
Título original:   Papaya salad
Idioma original: Italiano
Traducción: Marta Tutone
Colección: Bromelia
PVP: 22,50€


Sinopsis de la Editorial:


La historia de un largo viaje: una vida entre Tailandia y Europa.
Papaya Salad es la primera novela gráfica de la ilustradora ítalo-tailandesa Elisa Macellari y es la historia verdadera de su tío Sompong, que desde Tailandia viajó a Europa en vísperas de la Segunda Guerra mundial. Un hombre tranquilo pero decidido, que quería buscar su sitio en el mundo. La voz del protagonista es firme y serena, como la voz de quien es consciente de estar viviendo un momento crucial de la Historia y, sin renunciar a leer la realidad desde su sensibilidad y su cultura, consigue alcanzar su destino.

Elisa Macellari, tras muchos años de experiencia como ilustradora, con un estilo en el que se funden los dos mundos culturalmente distantes que constituyen sus raíces, nos regala una historia épica, una promesa solemne susurrada al oído.



Propuesta musical para este libro:



 "Overture. La Forza del Destino" Verdi (dirigido por Arturo Toscanini)


Lo que Undine piensa del libro:


Hará más o menos un año que comencé a plantearme abrir un blog literario. Mi deseo era poder tener un lugar propio, y con mi estilo, donde poder expresar y compartir de manera libre los libros y temas culturales de todo ámbito que me interesan, sin seguir modas o tendencias. Y, aunque es inevitable dejarse seducir en ocasiones por las tentaciones de última hora que nos ofrece el mundo editorial, así está siendo. Leo mucho, publico lo que me parece interesante compartir

Fuente: @undine.von.reinecke
Nunca os he hablado a cerca de mi criterio para elegir el libro que reseño cada semana. Es cierto que en alguna ocasión he confesado mi pasión indiscutible por algún autor o libro, pero en muchos otros casos no he comentado qué magia o destino me llevó hasta el libro en cuestión. En ocasiones es la intuición la que me guía; en otras la necesidad de cierta emoción; muchas veces, sí lo confieso, son las preciosas cubiertas que me tientan desde la estantería, llegándome luego al corazón; y otras, las editoriales contactan conmigo para ofrecerme un título que intuyen podría adecuarse a Lecturas de Undine. Así ha sido en esta ocasión.

Papaya Salad, ha venido a mí de la mano de su traductora, Marta Tutone. Ella contactó conmigo a través de mi cuenta de Instagram ofreciéndome conocer libro y autora. Me instó a investigar sobre Elisa Macellari  y sus trabajos, y si resultaban de mi agrado, quizá yo quisiera reseñarlo. Al leer el dossier de prensa y buscar información en la red, no lo dudé, Papaya Salad, era un título adecuado para mí. Así se lo trasmití a Marta Tutone, y a los pocos días recibí el libro.

Fuente: Tomada de la edición de  la E. Liana
¿Qué me llevó a pensar que Papaya Salad tenía un lugar en Lecturas de Undine? Varios motivos: El primero, su temática, una historia familiar basada en hechos reales. Segundo, la historia principal se centra en la Segunda Guerra Mundial, un momento tan terrible para la Humanidad  y a la vez tan interesante sobre el que leer. Y por último, pero no menos importante, una razón que supone además un reto para mí, Papaya Salad es una novela gráfica, género que yo no frecuento. Ésta será, pues, la primera incursión de Undine en el universo de las viñetas. Un mundo misterioso y seductor al que espero hacer justicia.

Dicho todo lo anterior, pongámonos ya a comentar la novela, que comienza así:


< “La historia que estás a punto de leer está basada en una vida real.

Esta vida me la contó su protagonista cuando yo era niña.

De mayor pude volver a leerla en un diario que contenía sus memorias.

He plasmado esos recuerdos con libertad y espontaneidad, viviendo
Dentro de mí los acontecimientos y transformándolos de forma personal
y subjetiva en imágenes que tuvieran una carga evocadora.
A veces no se entiende bien en qué dirección soplarán los vientos, pero
siempre hay una buena razón para viajar.”>

Elisa y Sompong
Fuente: Editorial Liana
Sí, queridos lectores, esta es una historia real. Son los recuerdos de Sompong, tío de Elisa Macellari, autora de Papaya Salad. Ella le escuchó narrar la historia de su vida allá por el año 1985, en una visita que realizó  junto a sus padres a Bangkok (Tailandia), cuando era niña para visitar a la familia. Porque la autora, aunque italiana de nacimiento, es de origen tailandés.




Fuente: Libro editorial Liana
La historia comienza con la llegada de Elisa y sus padres al aeropuerto de Bangkok, para luego montarse en un taxi y recorrer la ciudad entre el caótico fluir del tráfico local. Todo ello nos es contado a través de una sucesión de viñetas sin texto. La curiosidad de la niña por todas esas cosas nuevas que está viendo en el país de sus ancestros, en contraste con lo que conoce de su país, Italia, nos es trasmitida con elocuencia y delicadeza. Un hablar sin palabras, donde los gestos y símbolos que se dibujan, me han querido recordar en espíritu, salvando la distancia, a todas aquellas civilizaciones antiguas cuyos métodos de expresión eran las imágenes.

Cuando la familia de Elisa llega finalmente a la casa familiar, los saludos cariñosos se suceden, y como es tradición en todo buen encuentro familiar, la mesa se dispone para el banquete de celebración. Entre diálogos corrientes que acompañan a la comida, algo llama la atención de Elisa, un sabor nuevo de un plato desconocido para ella. El tío Sompong, encantado con la curiosidad de la niña, le habla de la primera vez que probó esa comida que, efectivamente lector, era la Papaya Salad.

Sompong se remonta a los días de su infancia. Él pertenecía a una familia acomodada, su padre era comisario, y sus funciones como tal le enviaban a viajar hasta ciudades remotas con toda la familia, donde muchas aventuras sucedían. Siendo ya un niño mayor, sus padres le envían  a vivir  con unos familiares a Bangkok, y así recibir una buena educación. Esto ocasiona en su interior una pena grande, la de separarse de su familia, pero también le abre el camino al entendimiento, y lo que es más, le estimula la curiosidad por conocer y saber.

Con el tiempo, el padre de Sompong espera de él que se convierta en un buen médico, pero el joven tiene otros planes en mente, y en contra del criterio paterno (imaginad en Oriente lo que esto supone contradecir a los mayores), se inscribe en la academia militar.

Su tesón, esfuerzo e inteligencia, le hacen obtener las mejores calificaciones, ganando así una beca para estudiar en el extranjero. Esa era la meta de Sompong, que muy contento, se prepara para viajar por mar hasta Italia, donde le espera su destino.

Fuente: tomada de la edición de E. liana
Un destino que le depararía múltiples aventuras, muchas de ellas desagradables y tristes, puesto que estamos hablando de 1940, cuando los fascismos se habían proclamado victoriosos en Europa, y la Segunda Guerra Mundial irrumpía en la mayor parte de países europeos. Pero también, ese mismo destino, le tenía preparada otro tipo de sorpresa: una historia de amor.



En un ambiente romántico, que muy bien nos puede recordar a las películas exóticas de viajes de los años treinta y cuarenta, donde el contraste de civilizaciones enriquece y juega mano a mano con la historia mundial, conoceremos los años de juventud de  Sompong, que ya anciano, narra todo ello a su sobrinita Elisa, mientras le trasmite la receta secreta familiar de la Papaya Salad.


Fuente: Tomada de la edición de E. Liana
En esos recuerdos le veremos viajar por Venecia, Roma, Berlín, e incluso Nueva York. Un periplo apasionante, que llevará al lector a imaginar en primera persona, y con un punto de vista diferente al habitual, cómo vivieron la guerra personas anónimas, a quienes las circunstancias pusieron en el bando equivocado.

Una sencilla y preciosa historia, contada de manera original, que el lector devorará en una tarde, pero a la que volverá en sucesivas ocasiones para disfrutar de la  preciosa  edición. Porque sí, lector, Papaya Salad es una obra de arte postmoderna, adscrita a lo que se denomina novela gráfica. Lo pictórico y decorativo del estilo de Elisa Macellari hace del libro un algo especial que podríamos comparar, salvando el abismo que les separa, con los códices medievales que los monjes dibujaban en las abadías, solo que con un toque pop. Colores, luces y sombras, acompañadas con un texto breve, donde la imagen habla por sí misma y es suficientemente elocuente, como para darnos cuenta, que tras esta historia hay un mundo rico en sabidurías, donde dos culturas, tailandesa e italiana, conviven y trabajan para dar lo mejor de sí mismas.

Fuente: Undine von Reinecke
Mucho se está hablando de la paleta de colores que la autora ha utilizado en la novela. El éxito que está obteniendo con sus tonos pastel, cálidos para expresar lo positivo, fríos para mostrar el miedo y lo negativo, es inmenso. Pero para mí el triunfo de Papaya Salad no solamente reside ahí, sino que son también los pequeños detalles entrañables los que dan vida a esta narración. Una historia que podría ser la de cualquiera ciudadano anónimo del mundo en un momento caótico para la humanidad, al cual Elisa Macellaria ha dado voz. Ya nadie olvidará que un día Sompong existió, y que hizo realidad la máxima budista que reza:

< “Tu propósito en la vida es encontrar un propósito, y entregar a él todo tu corazón.”>


Undine von Reinecke ♪



La autora por la Editorial:


Elisa Macellari es una ilustradora ítalo-tailandesa nacida en Perugia. Actualmente vive en Milán. Tras Licenciarse en la Academia de Bellas Artes de Perugia, se mudó a Turín donde trabajó como mediadora cultural en la Fundación Sandretto Re Rebaudengo. En Milán trabajó en la galería de arte contemporánea Suzy Shammah. Desde 2012 es ilustradora autónoma para editoriales y revistas internacionales de renombre.

Sus obras han sido exhibidas en muchos países.

Papaya Salad es su primera novela gráfica.


www.elisamacellari.com

jueves, 12 de septiembre de 2019

RESEÑA: "EN COMPAÑÍA DE LOS FORSYTE", JOHN GALSWORTHY

Fuente: @undine.von.reinecke Instagram


Ficha Técnica:

Editorial: Reino de Cordelia
Colección:  Literatura           
Autor:   John Galsworthy            
Páginas:  392
Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
ISBN:  13 978-84-16968-80-0
Traductores:  Susana Carral
P.V.P.: 21,95 €


Sinopsis de la Editorial:


Después de completar la segunda trilogía de «La Saga de los Forsyte» con la publicación de El canto del cisne, el Premio Nobel John Galsworthy no se resignó a abandonar unos personajes que le habían acompañado durante más de veinte años. En 1928 publicó una serie de relatos donde trataba aspectos de los personajes que se había dejado en el tintero y que matizan las biografías de los miembros más destacados de esta saga desde el fin de la primera trilogía y el arranque de la segunda, conocida como «Una comedia moderna».


Propuesta musical para este libro:



Serenade for strings in E minor, Op. 20 (E. Elgar)

Lo que Undine piensa del libro:

Fuente: Wikipedia
En la Navidad de 2014 recibí un regalo que eclipsó por completo al resto. Se trataba de un libro, La saga de los Forsyte, primera parte de la obra maestra de un autor, John Galsworthy, cuya existencia conocí accidentalmente cuando me topé con la adaptación de su aclamada saga navegando por YouTube. Se trataba de una serie que la productora británica ITV había emitido con gran éxito en el año 2002, y que a mí me ofreció grandes momentos, despertándome gran curiosidad por conocer la vida y obra de su autor. ¡Cuál no sería mi sorpresa cuando al bucear por Google descubrí que dicho autor había recibido el Nobel en el año 1923! Evidentemente, debía leer la obra que le dio la fama  en  el primer cuarto del siglo XX.

Títulos de la producción de Galsworthy
Fuente: Undine von Reinecke
Sin ningún éxito comencé a buscar sus novelas en librerías pequeñas y grandes; recurrí a comercios de viejo y nada. Finalmente, tras mucho buscar, conseguí ediciones muy antiguas de algunos de sus títulos, pero ninguno correspondiente a mi anhelada saga de los Forsyte. Es por eso que, cuando la editorial Reino de Cordelia anunció la edición de esta obra maestra, allá por el 2014, no tuve duda alguna a la hora de escribir mi carta a los Reyes Magos e incluí el libro.

Años más tarde, también gracias a Reino de Cordelia, vinieron a enriquecer el panorama literario español los títulos restantes que completaban la gran obra del autor británico, y que son: El mono blanco, Las cucharillas de plata, y El canto del cisne. Tres libros, pertenecientes a la 2ª trilogía conocida como Una Comedia Moderna, con los que sus lectores hispanoparlantes nos despedíamos de esta curiosa familia de la alta burguesía, los Forsyte, cuyos interesantísimos componentes fueron utilizados por  Galsworthy a modo de ratoncillos  de laboratorio para diseccionar a la sociedad inglesa, en las épocas victoriana y eduardiana.

Fuente: Undine von Reinecke
Un brillante análisis social, que deja al descubierto todas la virtudes y defectos en los que se ha basado durante siglos el funcionamiento de dicha nación, que me fascinó de tal manera, sintiendo al concluir la obra ese vacío interior que nos provoca a los lectores despedirnos de un libro con el que hemos disfrutado de manera especial e íntima.


Por ese motivo, cuando este verano se anunció el inminente lanzamiento de En compañía de los Forsyte me apunté la fecha, y el día que llegó a las librerías allí estaba yo dispuesta a llevarme mi ejemplar. No me han defraudado. Ha sido como volver al lugar de vacaciones de la infancia, una reunión con viejos amigos con los que había compartido dulces momentos.

¿Qué puede esperar el lector de En compañía de los Forsyte? Lo que Reino de Cordelia proclamaba en su editorial: conocer más profundamente a los principales personajes de la familia Forsyte y dar un por qué a todos esos rasgos que caracterizaban sus comportamientos y les otorgaba personalidad:

< “Ante un público tolerante desde hace mucho tiempo y unos críticos comprensivos desde mucho antes presento este volumen de relatos apócrifos de los Forsyte, alegando dos excusas: Que resulta difícil despedirse de repente y para siempre de aquellos con quienes se ha convivido durante tanto tiempo y que estas notas, en mi opinión, ayudan a completar y rematar las crónicas de la familia Forsyte.Todos han sido escritos después de haber terminado El canto del cisne, pero en realidad ocupan el espacio temporal entre La saga de los Forsyte y Una comedia moderna, porque sin la Saga no se comprenderían y terminan antes de que comience la Comedia.Los entretengo con la esperanza de que me perdonen“. >


John Galsworthy

Es cierto que la mayoría de los relatos se centran en la franja de tiempo que el autor indica, no obstante, algunas de las crónicas se remontan a antes de ese periodo, dando explicación a las preguntas que muchos lectores pudieran hacerse sobre los personajes y la familia protagonista en general.  Así nos encontramos con un relato de inicio, Las hebillas de Por encima de Dorset,1821-63, en el cual se nos narra una anécdota del fundador de la saga, a quién se le denomina “Por encima de Dorset”, un mote que viene a indicar el origen de todo. De cómo un caballero humilde se casó bien, y supo progresar en la vida e inculcar el mismo espíritu trabajador a sus hijos, para que sus futuros nietos (Jolyon hijo, Soames…), ocuparan un lugar relevante en la sociedad, consiguiendo acceder a ella por medio de Eton y Cambridge, centros de conocimiento proveedores de buenos contactos, donde se encuentra la flor y nata de Inglaterra. Es un emotivo y bonito cuento cargado de intención, en el podemos adivinar el espíritu del libro.

Un espíritu que analiza diferentes temas de importancia social, como el matrimonio, los negocios, la religión, la posición de la mujer en la época, la diferencias de clase y la educación. Todo ello diseccionado con una inteligente y brillante pluma, característica y reconocible por los que valoramos la narrativa de John Galsworthy.

Todos y cada uno de los relatos que aparecen en el libro son interesantes, es seguro que cada lector amante de esta obra encontrará sus favoritos, como ocurre igual con los personajes. Yo voy a intentar exponer mi opinión sobre En compañía de los Forsyte, a través de mis preferidos.

Quienes conozcáis a esta singular familia no habréis olvidado a Jolyon hijo, el mayor de los nietos de Por encima de Dorset. Pues bien, Jolyon hijo protagoniza uno de los cuentos que más me gustan, Las arenas del tiempo

En este relato encontramos a los dos Jolyon, padre e hijo, charlando tras una visita al Museo Británico la tarde antes de que el niño se marche a Eton. Su conversación comienza con una valoración sobre las momias que han visto en el museo, ensalzándose los avances científicos y sociales de la Inglaterra victoriana por encima de la Egipcia faraónica, a la que Jolyon padre considera incivilizada. 

La charla deriva por otros derroteros que evocan al mayor de los Jolyon el recuerdo de su fallecida madre, y trasmite su tristeza al hijo por no tener dónde rezarla. Ello es debido a que las obras del nuevo ferrocarril invadieron la geografía inglesa y causaron la desaparición del cementerio donde  ella fue enterrada. Sobre este tema Jolyon hijo hace una aseveración muy aguda, que no puedo citar porque os estropearía el disfrute del relato. Pero, creedme si os digo que con ella echa por tierra las bases en las que se cimentaba la grandeza y superioridad de la moral Inglesa.

Otro de los puntos que pone bajo el microscopio Galsworthy es el papel de la mujer en la sociedad británica de la alta burguesía. Casadas, viudas y solteras, todas aparecen en el libro, y sobre todas se habla. De entre los relatos que tratan el tema he elegido uno que nos habla de un perfil recurrente en la novela inglesa del siglo XIX y gran parte del XX: la solterona. En este caso, lo protagoniza la tía Hester, y comienza así:

< “Quienes frecuentaban la Bolsa de los Forsyte en casa de Thymoty, Bayswater Road, y estaban acostumbrados a ver a la tía Hester sentada en su butaca a la izquierda de la chimenea con un libro en el regazo, tan pasiva que parecía imposible que lo estuviera leyendo, a menudo debían preguntarse: ¿Qué aventuras o perturbaciones emocionales se habrán cruzado en el camino de esa figura tan serena?, si es que se ha cruzado alguna. ¿Habrá amado alguna vez? (…)” >

¡Qué sensibilidad para trasmitir el desprecio o falta de consideración que se tenía a las mujeres que no habían sido capaces de encontrar marido! 

En este relato en forma de entradas de diario, Galsworthy, narra lo que fue el espíritu joven de  tía Hester, su último sueño de amor. Descubre al lector los rincones más personales y libres, que nos hablan de amor y sexo, justo antes de transformarse en solterona. Una magnífica historia, valiente y osada, escrita con muy buen gusto, que recuerda a los personajes femeninos que Edith Wharton dibujara en alguna de sus obras.

Siguiendo con la enumeración de mis crónicas favoritas de En compañía de los Forsyte, elijo uno que es nuevamente protagonizado por Joylon hijo, Un asunto lamentable.

Fuente: Wikipedia
En él encontramos a nuestro protagonista iniciando sus estudios en la universidad de Cambridge. Recordemos que su primera escuela había sido Eton. Eton es, para quienes no conozcan este emblemático templo de la enseñanza, el lugar elegido por las grandes familias inglesas desde el siglo XV.

Pues bien, Jolyon hijo llegó acompañado por algunas de sus amistades de la antes nombrada escuela. Siendo sus ingresos muy inferiores a los de sus amigos ( los Forsyte intentan educar a sus descendientes en la buena economía doméstica), se endeuda con comerciantes y conocidos. Sus deudas de juego son tal, que tiene que recurrir a un prestamista. ¿Cómo saldrá del apuro?

Evidentemente, no voy a contaros el final de la historia, no sería justo. Tan sólo os diré que en esta ocasión el escritor critica y pone en tela de juicio los beneficios de una educación elitista, para todo aquel que quiera progresar en la vida sin convertirse en un snob que pierde el norte de su vida, olvidando de dónde viene

Un tema que no es novedoso en la literatura británica, ya que encontramos muchas novelas que tratan sobre él, pero que está contado con tanta finura y delicadeza, que el grado de comprensión del lector es absoluto:

< “¿Permitiría su banco que la cantidad se acumulase? Imaginó los rostros imperturbables tras el condenado mostrador. ¡Jamás! ¿Y si no lo permitían? ¿El bruto de Davids? ¿O su padre? ¿Qué sería peor? ¡Oh! ¡Su padre era peor! (…)(…) Después de todo, Daisy Waters, Digby Grand, el honorable Crasher y el resto de los elegidos, ¿se habrían negado a recurrir a los prestamistas? ¡Claro que no! (…)Mientras intentaba animarse con esa idea, se quedó dormido de pura tristeza. >

¡Qué asombroso conocimiento de la debilidad del alma humana tenía Galsworthy! 

Pero también era poseedor de un gran sentido del humor, como así lo demuestra en el relato titulado El Hondecoeter.

En él, con gran audacia al más inteligente estilo irónico inglés, valora las transacciones de arte que hacían los grandes comerciantes de la época (estamos hablando de 1880), que compraban cuadros al peso. Una crónica con la que todo lector reirá sin poder evitarlo. ¡Pobre James Forsyte!

Y nos vamos acercando al final del libro, que coincide con el declive de lo que hasta entonces fue el Gran Imperio Británico. Los Forsyte entran forzosamente en contacto con el pueblo llano en: Un Forsyte se encuentra con el pueblo, 1917.

En esta ocasión, la crónica es protagonizada Eustas Forsyte. Estamos en plena 1ª Guerra Mundial, los bombardeos asolan Londres, pero Eustas Forsyte no cede al poder alemán. Como si de un miembro de la vieja guardia se tratara, aguanta estoicamente y pasa el tiempo en los baños turcos hasta que las bombas dejan de caer. Pero un día que calcula mal, tiene que refugiarse en el metro junto a la clase obrera.

El calor, los olores corporales, la falta de serenidad propia de las clases bajas…Todas estas cosas hacen pasar un mal rato a Eustas desquiciándolo. Sus pensamientos llegan al lector en una narración angustiosa, con la que se puede sentir y sufrir a cada personaje que en ella aparece. Pero las reflexiones, acompañadas de los acontecimientos que se van sucediendo, hacen que el protagonista del relato sufra un cambio en su interior, que anuncia lo que será la nueva Inglaterra. Una Inglaterra más homogénea, en la que la convivencia sea más ligera entre las clases sociales. Eso sí, habría de pasar unos cuantos años y otra guerra para conseguirlo. Esperemos que el Brexit no termine con ello.

El Testamento del Estoico y Bajo el Manzano
(Títulos de Galsworthy editados por
Reino de Cordelia, que no pertenecen a la "saga")
Fuente: Undine von Reinecke
Y hablando del Brexit. No puedo dejar de referirme a él después de leer Soames y la bandera. No os voy a ocultar que Soames es mi personaje favorito de Galswhorty. Y no me refiero sólo a la saga de esta familia, no, hablo de todos los libros del autor que he leído. Por ese motivo, me alegra muchísimo poder referirme a él como protagonista del penúltimo relato que aparece en el libro.

Estamos en los días previos al comienzo de la Primera Guerra Mundial. Soames no cree que Inglaterra entre en guerra, al contrario que su esposa, que como todos sabemos es francesa. El estallido de la contienda en Europa apunta a que Inglaterra se unirá a los aliados. Soames, hombre aparentemente frío y distante con sus semejantes, siente que su patria y sus conciudadanos son ignorantes al alegrarse por participar en ella. 

El relato cuenta los pensamientos del protagonista a lo largo de los cuatro años que dura la guerra. Sus predicciones, sus valoraciones y miedos, todos sus juicios nos son trasmitidos con agilidad y maestría. Sufrimos con él, le discutimos sus ideas egoístas en apariencia, nos congraciamos con él cuando se firma el armisticio y Londres clama en un grito la paz.

Falmouth Pier
Fuente: Undine von Reinecke


Un brillantísimo relato en el que Galsworthy, como si de un visionario se tratara, da argumentos a su país para que Inglaterra una lazos con sus vecinos europeos. Soames nunca fue más interesante que en esta narración, o eso creo yo:




< “¡Paz! Permaneció con las manos apoyadas en el mango del paraguas y su rodilla izquierda se flexionó como si un general hubiese gritado: “¡Descansen!”. En su rostro melancólico y sarcástico. ¡Ríos de sangre y lágrimas! ¿Por qué? Un destello de color llamó su atención. ¡Banderas! ¡Ni siquiera allí podían pasar sin ellas! ¡La bandera! Algo temible. Sublime y temible. ¡La bandera!" >


Y ya finalizo, no sin antes mencionar el último de los cuentos que conforman En compañía de los Forsyte. Una historia que fue publicada en 1926 y que es especialmente entrañable: La salvación de un Forsyte

En esta crónica nos reencontramos con un personaje de la vieja guardia, Swithin, el tío soltero que encontrándose en su lecho de muerte siente que lo tiene todo menos lo más importante. Nunca pensó que fuera necesario el matrimonio, pero su soledad en un momento tan difícil le lleva a recordar un encuentro con una bella muchacha a la que conoció en un viaje que hizo a Salzburgo. Las diferencias culturales, sus creencias como caballero inglés, dandy donde los haya, y los prejuicios educacionales, hacen huir a Swithin en contra de sus instintos humanos, tan extraños para él.

La salvación de un Forsyte es un broche de oro, con el que John Galswhorthy, siempre crítico con sus queridos Forsyte, muestra el lado más humano y se compadece de esa generación caduca, que vio nacer la era victoriana y fenece casi al mismo tiempo. Una bellísima historia mezcla de géneros literarios maridados a la perfección.

Y aquí finalizo mi reseña semanal. Ha sido todo un placer compartir nuevos momentos con esta familia, los Forsyte. He disfrutado con ellos de instantes llenos de amor, risas, orgullo, anécdotas, política, feminismo e historia. Me propuse reflejar el alma de estas crónicas a través de los relatos que seleccioné como representativos del alma del libro, pero seguro que mis lectores encontrarán muchas más virtudes de las que yo, humilde lectora, he podido manifestar.

Aconsejo a quienes no conozcan la obra de Galsworthy que se acerquen a ella con el primer libro, La saga de los Forsyte, y a quienes hayan leído la obra completa, que no dejen de disfrutar de En compañía de los Forsyte. El esfuerzo de leer una historia tan inmensa escrita a lo largo de más de veinte años merece la pena, porque, como decía Séneca:

< “La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada”>

Y si de narradores estamos hablando John Galsworthy fue uno de los mejores de su generación.



Undine von Reinecke ♪




El autor por la Editorial:


Fuente: Editorial Reino de Cordelia
John Galsworthy

(Coombe, Surrey, 1867 – Londres, 1933)
Fue uno de los grandes novelistas ingleses de la primera mitad del siglo XX, galardonado en 1923 con el Premio Nobel de Literatura. Estudió en Harrow y se doctoró en Derecho en la Universidad de Oxford, aunque enseguida comenzó a compaginar las leyes con la literatura, animado por la insistencia de su amigo Joseph Conrad. Su primera novela, Jocelyn, apareció con pseudónimo en 1899, pero tendría que esperar hasta 1906 para conocer el éxito gracias a El propietario, con la que abre su famosa serie su famosa serie La Saga de los Forsyte [REINO DE CORDELIA, nº 42], llevada a la televisión por la BBC en 1967, en la que se describe a la clase media inglesa durante el final de la época victoriana y el comienzo de la edad moderna. Amplió este ciclo narrativo en otras novelas y relatos cortos con los mismos personajes y temas, entre los que destacan El mono blanco (1924) [REINO DE CORDELIA, nº 28], La cuchara de plata (1926) [REINO DE CORDELIA, nº 35] y El canto del cisne (1928) [REINO DE CORDELIA, nº 50], publicados bajo el título de Una comedia moderna en 1929. Instalado en Sussex, Galsworthy escribió muchas obras teatrales y novelas, que le convirtieron en uno de los escritores más prolíficos de su tiempo. Sus relatos cortos fueron reunidos y publicados en 1928. El acta del jurado que le concedió el Nobel destacó su poderosa fuerza descriptiva.

El autor por Undine:

Siempre me gusta aconsejar a mis lectores algún artículo, o página interesante escrita sobre el autor, que complemente mi reseña. En esta ocasión os aconsejo que leáis un artículo firmado por Miguel Munárriz en noviembre de 2018.  Aquí os dejo el link:

https://www.zendalibros.com/el-testamento-literario-de-john-galsworthy/