domingo, 21 de abril de 2019

RESEÑA: "PAPELES DE PANDORA", ROSARIO FERRÉ



Fuente: @undine.von.reinecke instagram


Ficha Técnica:


Editorial: La Navaja Suiza Editores
Tamaño: 14 x 21 cm.
Encuadernación: Rústica
Páginas: 256
PVP: 19,90 €
ISBN: 978-84-946515-6-4


Sinopsis de la Editorial:


Una mujer planea una venganza fabricando réplicas exactas de sus sobrinas, una sirvienta asiste al desmoronamiento de la familia a la que atiende, una bailarina se opone a los planes que tienen para ella su marido y su familia, una prostituta y una mujer de clase alta se enfrentan por la herencia de un hombre al que ambas amaron. Estos y algunos otros personajes subversivos transitan por Papeles de Pandora, la ópera prima de Rosario Ferré, que supuso un hito en la literatura puertorriqueña y dio lugar al nacimiento de la literatura feminista en su país.

En estos textos, Rosario Ferré no solo critica la situación social de la mujer, relegada a los roles tradicionales que se esperan de ella, sino el papel que desempeña en su perpetuación la clase burguesa. Ferré llama a la revolución desde la literatura, con una propuesta que aúna furia e ironía, y en la que pueden apreciarse ecos de las vanguardias clásicas, el pensamiento de autoras como Virginia Woolf o Simone de Beauvoir y la profunda influencia de Julio Cortázar.


Primera propuesta musical para el Libro


Manuel G. Tavárez Ropero (1843 - 1883)
Compositor puertorriqueño de danzas clásicas,
 precursor de lo que sería la música posterior en su país.


Lo que Undine piensa del libro:


Con este título de Papeles de Pandora abordo mi segunda lectura de la editorial La Navaja Suiza, catálogo original y para mí una enciclopedia del saber, pues sus propuestas, originales y comprometidas ofrecen al lector escritores y títulos de gran calidad, que por alguna incógnita editorial no está en el circuito habitual de lecturas.

Rosario Ferré
Fuente:nytimes.com
En esta ocasión os traigo un título de una escritora puertorriqueña, Rosario Ferré (1938-2016), considerada la creadora del feminismo literario en su país y la mejor escritora del siglo XX en Puerto Rico.   Mujer revolucionaria y valiente, atacó de manera provocadora e hiriente con su pluma a la sociedad patriarcal, homófoba y machista de su país, a la política americanista y colonialista, en busca de las raíces culturales puertorriqueñas, y de la independencia de los EEUU, que con la constitución de 1952 no quedó clara.

Pero para entender el por qué de su literatura y de ésta su primera publicación, quiero poner en antecedentes a quienes me leéis, pues siempre es importante conocer el contexto que rodea a una creación, pero en el caso de Rosario Ferré y sus Papeles de Pandora más aún, porque la obra no se entendería completamente sin conocer la historia de Puerto Rico, que va muy unida a la autora. Me atrevo a decir, además, que sus narraciones tienen algo de autobiográfico por algunos detalles que luego aclararé.

Contexto Histórico del Libro


Fuente: curiosfera.com
Puerto Rico es un Estado libre asociado a los EEUU desde 1952, pero su historia comienza con la colonización española en 1493. Fue descubierta por Cristobal Colón en su segundo viaje y le puso por nombre San Juan Bautista. El primer gobernador de la isla fue Juan Ponce de León (1508-1513), quién se ocupó de la colonización de la misma y fundó la ciudad de San Juan de Puerto Rico. Las medidas duras del régimen instaurado hicieron que la población aborigen disminuyera (la isla estaba habitada por los indios taínos). La disminución del oro tan preciado en la colonización española hizo que se comenzara con plantaciones de caña de azúcar y esto ocasionó que se trajeran esclavos africanos desde el año 1510. 

Fuente: curiosfera.com
Nos encontramos con una población formada por tres etnias: la aborigen, la europea y la africana. Ésto ocasionará en siglos sucesivos una cultura muy particular y problemas de índole racial y social.

La capital se convirtió en puerto naval  importante en el siglo XVII, propiciándose el contrabando y las muy frecuentes invasiones corsarias. La explotación española unida a las epidemias y tormentas tropicales,  arrasaron las haciendas por toda la isla creando desolación. Por ello, para crear riqueza, se introdujeron nuevos cultivos de café, tabaco, y plátano, aunque la caña de azúcar siguió siendo su principal medio de vida. Al  ampliarse  el comercio con otros puertos hubo que incrementar el número de esclavos, siendo muy alta la población negra en la isla por establecerse el libre comercio negrero en 1791. Por estas fechas también se comenzó el ilegal comercio con EEUU, que propició la bonanza económica.

En 1815 se sublevó Nueva España, este incidente otorgó más libertad a Puerto Rico prosperando el libre comercio, incrementándose aún más la población esclava y explotándose de manera desmesurada los beneficios coloniales. Con motivo de ello hubo diferentes sublevaciones de esclavos negros, y pese a que fueron sofocados, la conciencia independista fue formándose paralelamente a la de Cuba. En 1868 estallo el levantamiento revolucionario llamado El grito de Lares, que fue rápidamente sofocado, pero su espíritu de resistencia llevó a España a abolir la esclavitud en 1873 y conceder la autonomía a la isla en 1897.

Con la guerra hispano-americana de 1898 el ejército norteamericano invadió la isla, quedando ésta bajo el dominio de EEUU por el Tratado de París de 1898. En poco tiempo el capital norteamericano se hizo con los recursos económicos de la isla imponiendo el monocultivo de caña de azúcar. En 1917 se concedió a los puertorriqueños la nacionalidad estadounidense, aunque sin derechos electorales. Este hecho, unido al intento por parte de EEUU de frenar el rápido crecimiento demográfico ocasionado por la emigración, dio lugar a que el sentimiento nacionalista puertorriqueño cobrara fuerza entre los años 1935-1937, siendo reprimido con dureza.


Fuente: curiosfera.com
En 1948, después de la II Guerra Mundial, comenzó a gobernar la isla Luis Muñoz Marín del PDP, partido de la alianza con EEUU. En 1952, Puerto Rico pasó a ser Estado Libre Asociado. En 1967 se ratificó la constitución de 1952 en libres elecciones. En 1968 subió al poder como gobernador Luis A. Ferré, defensor de la plena integración de Puerto Rico en EEUU, y padre de Rosario Ferré, la escritora de Papeles de Pandora.


Rosario Ferré y Puerto Rico


Fuente: ccprb.com
En este contexto de riquezas terrenales codiciadas por España, Inglaterra, corsarios, terratenientes, EEUU y especuladores de todo tipo; con esclavos y descendientes de esclavos, una población aborigen diezmada por el yugo colonial,  multiétnico y patriarcal. Donde tener la piel clara era símbolo de pureza de raza y moneda de cambio para matrimonios concertados; donde la cultura indígena se susurraba por la esquinas mientras la Coca-cola y los Cadillacs eran símbolo de modernidad y estatus social. 

En este contexto, decía, creció Rosario Ferré, mujer que recibió una educación moderna, cosmopolita y privilegiada, estudiando en las mejores escuelas y viajando a Nueva York para realizar sus estudios universitarios. Fue allí donde tomó conciencia de las diferencias sociales y educacionales que existían con la población de su país, especialmente con el género femenino. Esto le llevó a construirse un corazón social y puertorriqueño, en el que se concentraban sentimientos profundos y complejos de amor a los orígenes ancestrales, donde la magia aborigen, los cánticos africanos, el sentimiento feminista y anticolonial,  que la convirtieron en una de las voces que pugnaba más alto por el cambio en Puerto Rico.

Papeles de Pandora fue su primer libro, su ópera prima. Publicado por la editorial mexicana Joaquín Morriz en 1976. El libro es un compendio veintiuna piezas divididas entre relatos, algunos muy cortos, y poemas que sirven de nexo entre cuentos, dando lugar a un todo que resume su ideología. Un grito de protesta violento que pugna por conseguir la Verdad, una verdad donde la libertad, la igualdad y el progreso dejen espacio a la herencia profunda puertorriqueña. 


Hablemos de los Relatos y poemas:


El libro comienza con una advertencia con esta introducción, en la que otorga a la mujer el poder de arrasar con todo:

< Pandora fue la primera mujer sobre la tierra. Zeus la colocó junto al primer hombre, epimeteo, y le regaló una caja donde estaban encerrados todos los bienes y todos los males de la humanidad. Pandora abrió la caja fatal y su contenido se esparció por el mundo, no quedando en ella más bien que la esperanza.>

Como podéis ver, las reglas ortográficas se las salta descaradamente, rebeldía que muestra también con este texto pagano, fruto de la mitología griega, y que es comparable con la historia de Eva del Antiguo Testamento perteneciente a la Biblia y a la tradición católica en la que fue educada Rosario Ferré. Esta licencia aparecerá en todo el libro, saltándose las reglas ortográficas y de puntuación con total osadía, convirtiendo la lectura dificultosa en muchos momentos, pero enfatizando así las intenciones del manuscrito, creando una atmósfera angustiosa, la que la autora respiraba y quería trasmitir.

El primero de los relatos, La muñeca menor, con el que da comienzo el libro, es quizá el que pudiéramos calificar de más clásico de todos, más accesible y apegado a la tradición literaria del realismo mágico hispanoamericano. Cuenta una sorprendente y fantástica historia, con reminiscencias de leyendas antiguas (mi cabeza rememora novelas que pudieran haber bebido de Ferré: Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, y La casa de los espíritus, de Isabel Allende), donde una mujer, la tía vieja, es una solterona que de joven fue mordida por una chágara (camarón de río), la cual se introdujo en su pierna convirtiendo a la mujer en una inválida que no servía para casarse. 

Sin esperanza alguna, la tía vieja comenzó a vivir con su hermana casada, quedando al cuidado de sus sobrinas, para las que fabricaba muñecas a imagen y semejanza de las mismas; una por niña, una anualmente por cada sobrina hasta que contraían matrimonio.

Así, año tras año pasaba la vida de la tía vieja hasta que sólo quedó sin casar la sobrina más joven. Fue entonces cuando el hijo del médico que cuidaba de la tía vieja comenzó a visitarla y quedó prendado de la última joven que quedaba en la casa. Comenzó a cortejarla, pues este matrimonio suponía para el doctor una unión provechosa con una familia de rancio abolengo. El matrimonio se realizó, y la tía vieja regaló a la niña la última muñeca que fabricó de ella, colocando sus preciados brillantes donde debería haber puesto los ojos. Es aquí donde comienza el desenlace del cuento, una lenta venganza que tendréis que descubrir al leerla.

Bella y triste historia que relata, casi en forma de parábola bíblica, la vida truncada de una mujer cuya única motivación será la construcción de sus muñecas, con las que espera el momento de tomar venganza a través de sus sobrinas. Y que, pese a todas sus artes, no impide que el destino manejado por la sociedad patriarcal y machista, termine por engullir a la más joven, aunque la magia ancestral de la tía vieja, representada por la última muñeca, consigue dar una salida a ésta.

Jean Rhys (1890-19769, escritora anglocaribeña)
Fuente: lithub.com
Una crítica al machismo imperante, a la sociedad engullida por la putrefacción, donde encontramos semejanzas y paralelismos con la obra de Virginia Woolf, escritora con la que se ha comparado a Rosario Ferré en repetidas ocasiones, pero con una personalidad isleña y caribeña muy marcada, quizá más cercana en este sentido a Jean Ryhs, comparación ésta de mi cosecha. 

Veamos un párrafo muy elocuente:

<El joven médico se la llevó a vivir al pueblo, a una casa encuadrada dentro de un bloque de cemento. La obligaba todos los días a sentarse en el balcón, para que los que pasaban por la calle supiesen que él se había casado en sociedad>

La historia está cargada de simbolismos que hacen del relato  casi una leyenda indígena de esas contadas por las ancianas y que es característico del realismo mágico antes citado. Veamos un ejemplo:

< Lo único que la tía transigía en utilizar en la creación de las muñecas sin que estuviese hecho por ella, eran las bolas de los ojos. Se los enviaban por correo desde Europa en todos los colores, pero la tía los consideraba inservibles hasta no haberlos dejado sumergidos durante un número de días en el fondo de la quebrada para que aprendiesen a reconocer el más leve movimiento de las antenas de las chágaras>



Christina Rossetti
Fuente: Wikipedia
El libro prosigue con un poema, Eva María, heredero de la lírica de corrientes vanguardistas clásicas, comparada con la técnica de Cortázar, y que yo mido, permitidme esa osadía, con la lírica victoriana. Aquí os dejo dos fragmentos comparativos de Ferré y Christina Rossetti (1830-1894):

Eva María

desnuda germinaba hojas por mi cuerpo de paraíso
sabia cuando tú inocente
la manzana gastada ya en mi mano
me acerqué y te la ofrecí
para después yo misma estrangularla (…)

Una hija de Eva (Christina Rossetti)

(…)Mi pobre jardín no he conservado,
se desvaneció al ser abandonado,
entonces lloré como nunca he llorado:
Era invierno cuando en sueños me envolví,
y es verano cuando ahora despierto.(…)

Este poema, que una vez más utiliza la temática bíblica de Eva (símbolo de corrupción y creadora del mal), como herramienta de levantamiento feminista, con versos de factura dramática y violenta:

<(…)pariré un hijo macho frente al dragón que me acecha
y después del parto
estrangularé al dragón con mi propia placenta (…)>

Como dije antes, los poemas que aparecen durante el libro, son decoraciones o letanías que hacen de nexo entre los relatos.


Las siguientes piezas: La casa invisible y El hombre dormido, son unos brevísimos textos, que muy bien pudieran ser enmarcados en la lírica de comienzos del siglo XX, si no fuera porque es narrativa, paradoja ésta que se utiliza para confundir e inquietar al lector, quien, a partir de este momento se sumerge en aguas turbias que lo arrastran y zarandean sin descanso. Unas piezas que denuncian la falsedad o verdad de la vida conyugal, de bellísima factura como vemos en este fragmento perteneciente a El hombre dormido:

<De mi pincel van saliendo los grumos de niebla, los contornos torturados, el gesto de su rostro entregado. Una mujer con el cabello espeso de agua se ha sentado junto a él y ha tomado su cabeza entre los brazos>


Con estas hermosas frases termina toda paz, pues el poema que le sucede nos habla de la locura: HAS, PERDIDO, ME DICEN, LA CORDURA. Un llamamiento al despertar, que no está cerca, pero es necesario.


Segunda propuesta musical para el libro



El siguiente relato, Cuando las mujeres quieren a los hombres, es realmente especial, porque, aunque la autora lo ubica en su isla de Puerto Rico, es una realidad que durante siglos ha sido símbolo del poder del hombre sobre la mujer: la infidelidad conyugal, manteniendo dos casas, amando a dos mujeres o  a ninguna.

El cuento relata la historia de dos mujeres que amaban al mismo hombre: una, la esposa; la otra, la amante. Al fallecimiento del caballero, deja dividida la herencia entre ambas, y así comenzamos a conocer la vida de las dos mujeres: una, dama refinada y de alta sociedad; la otra, prostituta, hija de las entrañas del Caribe.

Sándor Márai (1900-1989)
Fuente: valenciaplaza.com
Esta interesantísima narración me ha traído recuerdos de Sándor Márai (escritor húngaro), y su Mujer justa, pues la temática es muy similar y su estilo narrativo también.  Se intercalan los recuerdos y sentimientos de las protagonistas de manera aleatoria, mostrándonos ambos lados de la historia y creando expectación. La diferencia con La mujer justa (S. Márai), es que el marido no interviene en el relato de Rosario Ferré. Es francamente sugestivo para el estudioso del alma humana, comprobar cómo dos educaciones dispares en el tiempo y el espacio comparten una misma alma, pero con leguajes diferentes. Rosario Ferré recrea el ambiente pegajoso y caduco de su país natal; una atmósfera aplastante, que explica  la injusticia a la que la mujer es sometida desde su nacimiento, tanto sea en cuna de plata, como en el arrabal. Utilizando un léxico de lo más soez en ocasiones, para enfatizar determinadas situaciones que llevan al lector al pleno conocimiento de las vivencias de cada una de las protagonistas, ambas llamadas Isabel: una Luberza y la otra apodada "la negra".

Un relato que comienza una vez más satirizando sus creencias católicas de cuna, comparando una canción pagana con las palabras de San Pablo:

<la puta que yo conozco
no es de la china ni del Japón,
porque la puta viene de ponce
viene del barrio de san Antón>

(plena de san Antón)

<conocemos solo en parte y
profetizamos solo en parte,
pero cuando llegue lo perfecto
descenderá lo parcial. Ahora
vemos por un espejo y oscuramente,
mas entonces vemos cara a cara>

(San Pablo, primera epístola, epístola del amor.)

Un relato perfecto para adaptarlo a teatro o cine, en el cual se discute sobre la mujer y su papel en la sociedad:

<Nosotras, tú querida y tú mujer, siempre hemos sabido que debajo de cada dama de sociedad se oculta una prostituta.>

Fuente: benz-books.com
Continuando por esta vertiginosa lectura nos introducimos en el siguiente relato, Mercedes Benz 220 SL. Este relato marca una frontera en el tiempo, abandonando los ecos coloniales ancestrales reflejados hasta el momento en el libro, para adentrándonos en las profundidades de la sociedad capitalista que Ferré considera causante de la corrupción de las clases dominantes de Puerto Rico, favorables a la constitución de 1952, a la que su padre apoyaba y pertenecía.

La historia comienza con un paseo en coche. Un caballero pasea a su “Mami” (apelativo cariñoso de pareja, equivalente a “querida” o “amor mío” en Europa, y que entiendo Rosario Ferré utiliza con intención de posesión), va presumiendo de coche, de velocidad, de hombría. El relato no cesa, marea, en una verborrea que explica quien es el conductor, quien es la pasajera que lo acompaña. Desgranan su vida y su personalidad. Es entonces cuando atropellan a un individuo y el desenlace lo explica todo al completo, generando en el lector unos escrúpulos que impiden la empatía hacia los protagonistas.

En este mareante relato, Ferré ataca la prepotencia de la clase dominante, del patriarcado. Denuncia la indefensión ante la  clase adinerada, ciega a las desgracias del país y a sus ciudadanos. Aprovecha también, para criticar de soslayo (idea mía muy personal), la relación paterno filial. Esa falta de entendimiento que existía entre Rosario Ferré y su padre, que les llevó a defender ideas políticamente opuestas, acusando a la madre de encubrimiento y complicidad.

Tras un relato febril y terrible, Rosario Ferré lo termina como comenzó, muy revelador:

<Pero mira cómo va mi mercedes, Mami, mira qué bonito va por la recta (…)>


Continuamos con el análisis de Papeles de Pandora con el siguiente relato: Amalia, el cual comienza con otra cita bíblica, esta vez del Génesis:

<Echó , pues, fuera al hombre, y puso al oriente del puerto de Edén querubines, y espada encendida que se revolvía a todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida>

(Génesis, III, 24)

En esta ocasión nos encontramos con un relato complejo que regresa al uso del realismo mágico, para hacer una crítica mordaz al ejército, al poder, otro estamento que prostituyó el país dejando que EEUU entrara en su casa sin oposición ninguna. Utilizando y remarcando la palabra incesto, para aludir a los males del país. La historia trata de una niña enferma (Puerto Rico), a la cual tratan su enfermedad como debilidad de la sangre:

<Pero si mi marido y yo quedábamos nada, usted está loco, doctor, INCESTO>

El relato sugiere que la madre de la niña pudiera haber tenido algún tipo de de relación con su propio hermano, militar de alto rango, el cual se hace cargo de la niña enferma al fallecimiento de los padres. Rosario Ferré otorga a dicha niña el poder de la lucha contra ese ejército vendido y corrupto, pese a su debilidad pone en ella la esperanza para el cambio:

<Mi tío no había querido casarse nunca y se ha había dedicado en cuerpo y alma a la carrera militar. Yo había sentido siempre una inexplicable antipatía hacia él y evitaba su compañía>

Ve a esa niña encarnar el papel de ángel vengador a quien el paraíso le está negado, pero que está dispuesta a cualquier sacrificio por obtener la libertad que le fue negada a su madre  y a generaciones anteriores sometidas:

< (…) el fuego me roe y veo a Gabriel delante de mí cerrándome la entrada con la espada.
(…) y me sonrío porque ahora voy a saber lo que pasa, ahora sí que voy a saber cómo es.>

Una vez más la lucha armada y violenta toma forma de mujer, joven y débil por siglos de opresión, pero capaz de avivar la llama que arrase con la sociedad imperialista.

Medea 1972

Pieza en forma de poema, que utiliza la mitología griega para definir otro arquetipo de mujer y su relación con el matrimonio. Vuelve a cuestionarlo, a diseccionarlo de manera febril usando onomatopeyas y aliteraciones para enfatizar el sentimiento de angustia de la mujer al sentirse un utensilio más en la vida del hombre:

< (…) el amor hunn hunn
Es una calle de faroles colorados
Que se hunde hunn
Por mi alma
Mientras te observo
En medio de tu mesockitomesockitomesockitome (…)>


Polvorín de Miraflores
Fuente:proyectosalonhogar.com
Este poema nos enlaza con el siguiente relato, La caja de cristal, un cuento que narra una historia familiar que nos lleva a los tiempos de la construcción del Canal de Panamá a mediados del siglo XIX. Relato que nos habla de la Cuba revolucionaria, de cómo los indianos se relacionaban y casaban a ciegas con los criollos que se estaban organizando:

< Albert había ingresado en una familia de mambises y nunca se enteró>

܍El término mambises se utiliza para referirse a los guerrilleros independentistas dominicanos, cubanos y filipinos, que en el siglo XIX participaron en las guerras restauradora de República Dominicana y por la independencia de Cuba y las Filipinas

Mabises
Fuente: wikipedia
Un cuento cualquiera de una familia cualquiera que Ferré utiliza como excusa para narrarnos la mentira que fue la independencia de España, de cómo los indianos se vieron desamparados y de cómo las represalias contra los criollos les hicieron huir a tierras puertorriqueñas, donde la historia no sería mejor, pues la influencia norteamericana corrompería la herencia ideológica de tender puentes por toda América, una misma alma, un solo corazón. Aunque llama a la lucha, clama a los herederos del espíritu mambí a terminar con la corrupción, haciéndoles poseedores de la fuerza necesaria para la destrucción del enemigo que llega del continente. Construir un nuevo Puerto Rico:

<Sé que mi espíritu no ha de hallar descanso hasta ver los hermosos arcos de fuego de mi puente elevarse hacia el Norte y hacia el Sur.>

El siguiente relato, El abrigo de zorro azul, es de una singular belleza y tristeza. Narra la historia de dos hermanos mellizos: Bernardo y Marina. Bernardo es mandado a estudiar fuera de casa, y a su regreso ve que su herencia ha desaparecido por la especulación y los negocios del padre con extranjeros. La congoja y el desaliento de Bernardo y el amor que Marina siente por él les hacen recorrer las tierras envueltos en melancolía. Bernardo le narra una curiosa y terrible historia a Marina, que le aconteció a un amigo suyo a quién prestó un abrigo de zorro azul.

Este relato en forma de fábula es una alegoría de la muerte del sentimiento puertorriqueño nacionalista, una nota de atención a no olvidar las raíces y el patrimonio nacional del que cada uno de los isleños es responsable de cuidar y proteger. Narrado con un espíritu romántico que imprime carácter y lleva a la melancolía al lector.

El jardín de polvo y Marina y el león

Son dos relatos que narran el matrimonio concertado de Marina, su desolación al encontrarse en tierras infecundas, su esperanza al encontrar una razón por la que luchar, para desembocar en la pérdida absoluta de la fe al ser su matrimonio y posterior vida víctima de la corrupción y el vicio del que, aún queriendo, no puede escapar dejándose llevar hasta la aniquilación del espíritu.

Una vez más se critica la especulación económica, la prepotencia capitalista y la pérdida del sentido de lo correcto. Una crítica que no deja fuera de ella a la mujer, no exenta de culpa al ser en muchos casos enemiga de la lucha por la liberación de todas las de su género.

Luis A. Ferré
Fuente: Wikipedia
Un cuento en el que incluye a modo de guiño, el negocio del cemento, el cual Rosario Ferré conocía muy bien, pues su padre poseía una cementera. Una crítica a sus propias vivencias, conocedora desde dentro de lo que ella consideraba la putrefacción de Puerto Rico.



La luna ofendida

Un poema bellísimo, alegoría de la lucha encarnizada del amor entre hombre y mujer a quienes otorga a ambos el título de perdedores o vencedores, igual da. Pero leed estos fantásticos versos que ponen fin al poema:

< (…) atrapados blancanievesmambrú desde hace tanto tiempo
muertos en la misma guerra
ofendidos caemos
en medio de la noche mi noche nuestra noche
decidí robarte este verso.>

El collar de camándulas

Este es de los más tristes relatos del libro. Habla del amor y fidelidad de una sirvienta a la familia a la que sirve, de cómo la decadencia que les absorbe, pese a una aparente bonanza social y económica, termina en tragedia por falta de auténticos valores, desapego parental y corrupción  social.

Un relato de amor y venganza, servido dulcemente en forma de ponqué (postre).


El Infiltrado

Poema que es un cántico de revolución y liberación. Como si del caballo de Troya se tratara, el ritmo de los versos avanza en pro de la toma y posesión de la tierra. La destrucción y reconstrucción de Puerto Rico, un rezo pagano de esperanza:

< (…) poseeremos la ciudad
ocuparemos la ciudad
arrasaremos piedra a piedra la ciudad
hasta que desaparezca y exista.>

La carta

Relato de desesperanza y decepción, pérdida de esperanza ante la realidad que impera y la soledad. Una narración asfixiante y angustiosa que se pega al alma del lector como el calor del asfalto de la ciudad, y que es trasmitido por la receptora de una carta la cual al leerla siente todo ello y lo comparte con el lector.

Los tres relatos siguientes, La bailarina, La bella durmiente y De tu lado al paraíso, son una misma obra en realidad. Relatan la historia, tristísima historia, de una joven de familia acomodada que sueña con ser bailarina. Su gran futuro en los escenarios se ve seriamente atacado por tres enemigos: padres, madre superiora del convento en el que estudia y marido.

La original historia, narrada en forma epistolar en su mayor parte, va informando al lector del carácter de todos los personajes. Nos presenta a unos padres adinerados y orgullosos, que sueñan con casar bien a la hija y poder trasmitir su legado y herencia al posible nieto. También conocemos a la madre superiora de la escuela religiosa, que quiere llevarse a María de los Ángeles con ella, quiere que tome los hábitos, para así hacerse con una gran dote que iría a parar al convento. Y por último, el novio de María de los Ángeles, de familia humilde, su gran sueño es hacerse millonario y tener un hijo junto a María de los Ángeles, para reafirmar su hombría, símbolo de poder.

Los deseos de todos ellos darán al traste con el sueño de  la bailarina y desembocará en una gran tragedia.

Ésta historia en tres partes es una originalísima obra, que me ha gustado especialmente por lo sutil e inteligente de la misma, y que muy bien podría haber funcionado como obra independiente. 

Los relatos intercalan notas de sociedad entre las cartas, que ponen en antecedentes al lector sobre el ambiente y la atmósfera en la que transcurre la historia, como si de un hecho real se tratara. No dejando títere con cabeza, pues ataca todos los estamentos de la sociedad imperante en Puerto Rico: la iglesia, el patriarcado y el capitalismo.

Una brillante e impactante obra crítica de gran belleza, que se apoya en la tradición cuentista europea, para enmarcar el mundo del ballet, y que utiliza el espanglish en muchas ocasiones como medio para satirizar las imágenes que el lector se pueda crear con respecto a la sociedad puesta al microscopio.

< (…) entonces alguien dijo: una señora bien educada no baila
te clavaron gemelos en los ojos y tacos en los pies
te colgaron los brazos de carteras y las manos de guantes
te sentaron en el palco rojo para que vieras mejor
te sirvieron un banquete de cubierto de plata
y  te dieron a almorzar tu propio corazón (…)>

Sin duda, este trío de ases es una denuncia feminista al más puro estilo europeo, con recuerdos de Virginia Woolf y Simone de Beauvoir, fuentes de las que Ferré bebió.


Para finalizar, a estas alturas el lector está exhausto, pero tiene curiosidad, Rosario Ferré nos regala Maquinolandera.

Este relato, que pone final a Papeles de Pandora, es el más confuso  para mí, pues su lenguaje y dialéctica se escapan a mis conocimientos del uso del lenguaje. He investigado, y al parecer el término maquinolandera, se acuñó en Puerto Rico  para referirse a  los hombres que salían en sus automóviles presumiendo, para conquistar a las mujeres. Es un término, pues, machista que está  aceptado en la cultura popular utilizándose comúnmente en la calle y en canciones. De su utilización en la narración y de lo confuso del relato, que transcurre frenéticamente para finalizar con una letanía  (que podría calificarse casi como un rito satánico), deduzco que es el último grito de Rosario Ferré a las mujeres puertorriqueñas en pro de una sociedad igualitaria, sin machismos, ni abusos de ningún tipo por parte de padres, maridos o conocidos, y que quiere trasmitir sensaciones más que significados concretos expuestos ya en relatos anteriores:

<Chúmalacateramaquinólandera
Chúmalacateramaquinilandera
Chúmalacatera
Chúmalacatera>


Finalizada la obra Papeles de Pandora, esta humilde lectora siente que ha crecido y ha aprendido. Mi agradecimiento a La Navaja Suiza Editores por invitarme a este viaje por tierras desconocidas para mí, y que me han abierto nuevas fronteras en las que sin duda volveré a adentrarme.

Atenea Giustiniani
Fuente: Wikipedia
Y ahora, os invito a quienes me habéis acompañado en este vertiginoso viaje a un reconstituyente musical que ponga paz al espíritu agitado que se nos queda, pues eso era la primera Rosario Ferré, Atenea, diosa de la guerra. Os dejo con J. S. Bach.







Undine von Reinecke ♪


♪ Porque  en Bach siempre se encuentra la paz ♪






La autora por la editorial:


Rosario Ferré (Ponce, 1938 – San Juan de Puerto Rico, 2016) inició su carrera literaria en 1971 como editora y articulista en la revista de vanguardia Zona Carga y Descarga. En 1976 publica la colección de relatos Papeles de Pandora. Después incursiona en diferentes géneros literarios, publicando ensayos como Sitio a Eros (1986) o El coloquio de las perras (1991), novelas como Maldito amor (1989) o The House On The Lagoon (1995), con la que fue finalista del National Book Award en 1995 y varios cuentos infantiles. Fue galardonada con el Liberaturpreis en Frankfurt en 1992 y la Universidad de Brown le concedió el título de doctor honoris causa en 1997.

Más sobre la autora:

Siempre es interesante conocer datos biográficos de los autores que nos ayuden a conocer un poco más sobre su obra, su por qué y orígenes. Por ese motivo os dejo unos enlaces a páginas donde podréis conocer más sobre la vida y obra de Rosario Ferré, que fue cambiando a lo largo de su vida hasta acercarse a las ideas paternas con respecto a Puerto Rico.


Bibliografía

Novela ficción
  • La extraña muerte del Capitancito Candelario (2002)
  • El Vuelo del Cisne (2001)
  • Vecindarios excéntricos (1998)
  • La casa de la laguna (1995)
  • La Batalla de Las Vírgenes (1994)
  • Sonatinas (1989)
  • Maldito Amor (1989)
  • El Medio Pollito (1981)
  • La mona que le pisaron la cola (1981)
  • Papeles de Pandora (1976)
  • El cuento envenenado (1976)
  • La muñeca menor (1976)


Ensayos

  • Las Puertas del Placer (2005)
  • A la sombra de tu nombre (2001)
  • Destiny, Language, and Translation; or, Ophelia Adrift in the C & O Canal (1991)
  • El Coloquio de las Perras (1991)
  • Cortázar: El Romántico en su Observatorio (1991)
  • El árbol y sus sombras (1990)
  • El Acomodador: una lectura fantástica de Felisberto Hernández (1986)
  • Sitio a Eros: Quince ensayos literarios (1986)
  • La cocina de la escritura (1982)
  • La autenticidad de la mujer en el arte

Poesía

  • Fisuras (2006)
  • Duelo del lenguaje/Language Duel (2003)
  • Antología Personal: 1992-1976 (1994)
  • Las dos Venecias. Poemas y cuentos (1992)
  • Fábulas de la Garza Desangrada (1982)

Fuente Bibliográfica

https://es.wikipedia.org/wiki/Rosario_Ferr%C3%A9