miércoles, 24 de febrero de 2021

RESEÑA: "Y LA NOVIA CERRÓ LA PUERTA", RONIT MATALON

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica:

Traducción del hebreo de Ana María Bejarano

Tour de force, 27

Páginas: 152

ISBN: 978-84-120920-2-8

Fecha de publicación: 5 de febrero de 2020

P. V. P.:18,50 €


Sinopsis de la editorial:

El día de su boda, Margui se encierra en el dormitorio de su madre y declara que no se casará. La familia se reúne tras la puerta cerrada, sin saber qué hacer. Su madre, Nadia, perdió hace tiempo a otra hija en circunstancias que no están claras. Su abuela, que oye con dificultad, parece entenderla mejor que nadie. Ilan, un primo al que le gusta vestirse de mujer, se aferra a la abuela. Y luego está Mati, el novio desesperado, que trata de descifrar el silencio de su amada y entender por qué se niega a casarse con él. El problema no se resuelve con la llegada de los padres del novio y de una psicóloga especializada en novias que se echan atrás. Cuanto más tratan todos de convencer a Margui, mayor empatía siente Mati por ella y más convencido está de que su negativa debe respetarse. Pero ¿acaso significa eso que ella no lo ama? Tal vez esté rechazando las demandas sociales y familiares, en una suerte de rebelión femenina contra el papel que el mundo le ofrece.

 

Propuesta musical para este libro:


Mendelssohn: Lieder ohne  Worte Op. 67 - Nº 2

Daniel Barenboim


Lo que Undine piensa del libro:


<Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino.> Alfred Tennyson


24 de Febrero, último miércoles de mes, llegan una vez más las Reseñas Cruzadas. En esta ocasión, la lectura que hemos elegido Mrs. Hurst y yo se acoge a la premisa "Otras Literaturas". ¿Qué significa esto? Nada más fácil de adivinar, quiere decir que la novela escogida debe pertenecer a un campo de las letras que no solamos frecuentar que, en mi caso, suele estar casi siempre fuera de las occidentales; además el título seleccionado debe suponer un descubrimiento para ambas. Como habéis podido comprobar, la novela en cuestión se titula Y la novia cerró la puerta, de la escritora israelí Ronit Matalón. Debo confesar que desde que vi esa interesante cubierta evocadora de la maravillosa pintura de Marc Chagall, y leí la sugerente sinopsis de la contraportada, cuyo espíritu guardaba cierta similitud con una fascinante novela inglesa, Precioso día para la boda (1932), escrita por Julia Strachey, no puse oposición a mi empeño por leer esta novela, sino todo lo contrario. La idea de sumergirme en una historia escrita por una mujer judeo-egipcia perteneciente a la nueva generación de autoras que se abrieron paso entre sus colegas varones y la educación ancestral de aquel país para poder publicar me parecía sumamente interesante. La novela prometía.

De este modo, con la mejor disposición de mi compañera en este proyecto de las Reseñas Cruzadas, y obedeciendo escrupulosamente la premisa de no comentar nunca la novela entre nosotras, aceptamos Y la novia cerró la puerta con la mejores expectativas. Fue así como empecé a buscar información sobre literatura hebrea que me ayudara a entender el contexto donde surgió la narrativa de Ronit Matalon, ya que mis conocimientos sobre el tema se limitan a las obras escritas por autores de origen judío que desarrollaron o desarrollan su profesión en Occidente desde el siglo XIX.

De esta búsqueda lo más significativo que hallé es la profunda influencia religiosa que tuvo la literatura de este pueblo desde su origen, cuyos pilares culturales eran altamente moralizantes y filosóficos. También observé la diversificación de sus letras por el mundo debido a las diferentes diásporas sufridas por los hijos de Israel y por los judíos posteriores, que fueron expulsados de lo que se consideraba su patria ancestral, o de las  comunidades que habían construido por todo el mundo, siendo los textos procedentes de tierras hispanas e italianas los de mayor repercusión, además de los procedentes de Holanda, Alemania, Europa del Norte y Europa del Este ya en tiempos modernos, a partir del siglo XV. Ciertamente es apasionante conocer cómo se desarrolló el mundo cultural hebreo a lo largo de los siglos en las diferentes comunidades europeas, cada sociedad tenía su idiosincrasia y complejidad. Pero no sería hasta finalizar el siglo XIX que nació la literatura contemporánea hebrea, coincidiendo con el surgimiento de una conciencia nacionalista y las primeras aliyás protosionistas (asentamientos judíos en la antigua Tierra de Israel) que se vio su sueño cumplido en 1948 con el nacimiento del Estado de Israel. Desde aquel momento se declara oficial la lengua y queda amparada por diferentes organizaciones culturales y académicas.

Amos Oz (fuente: Wikipedia)
La literatura israelí está hoy por hoy considerada una de las más ricas por la diversidad de nacionalidades y lenguas que confluyeron en ella debido a su historia. De hecho, sus letras han dado nombres importantes tanto en el campo de la narrativa como de la poesía, entre los que destaca Amos Oz (1939/2018) quien recibió en 2007 el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y fue nominado al Premio Nobel en sucesivas ocasiones, cuyos textos exploran la problemática social de su país debida a las tensiones política, ideológicas e históricas. En cuanto al papel de la mujer dentro de este campo, en la vieja guardia podemos destacar la obra de Amalia Kahana-Carmon (1926/2019), escritora perteneciente a esa generación nacida en kibbutzs, que consiguió ganar el Premio Israelí de las letras, y como representante de las nuevas generaciones encontramos el nombre de Dorit Rabinyan (1972), novelista de reconocimiento internacional que protagonizó una controvertida polémica con ocasión de la publicación de su novela Gader Haya (2014), que contaba una historia de amor entre una mujer israelí y un hombre palestino.

En este contexto se sitúa la obra de Ronit Matalon (1959/2017). Escritora de ficción, ensayista y crítica literaria israelí, que trabajó impartiendo clases de literatura comparada en la Universidad de Haifa, al tiempo que ejercía como profesora de escritura de guiones en el Instituto de Cine Sam Spiegel. Pero antes de eso, esta polifacética mujer había cubierto como periodista para el periódico Haaretz los asuntos de Gaza y Cisjordania de 1986 a 1993. Matalon, procedente de una familia emigrante de Egipto, fue la única de sus hermanos que nació en Israel. No conoció a su padre, hombre educado y refinado, ya que les abandonó antes de que ella naciera porque se negaba a vivir en Israel como un Mizaji (descendientes de las comunidades judías del Medio Oriente y norte de África), en constante desventaja frente a los Ashkenazis (judíos que se asentaron en la Europa Central y Oriental), que gobernaban el país y controlaban tanto la vida social como la económica por aquel entonces. Esta circunstancia unida al entorno donde creció en un barrio marginal de Tel Aviv, en el cual su madre trabajaba como mujer de la limpieza para poder mantener a sus hijos, es a la que se puede atribuir el carácter del conjunto su obra, y en especial del título que inmediatamente paso a reseñar. Las vivencias que experimentó desde su infancia están muy presentes en el espíritu de Y la novia cerró la puerta. Los vocablos"Mizahi" y "Ashkenazis" sobrevuelan el texto como títulos nobiliarios que se reparten puntillosamente, para que no haya equivocación ninguna con respecto al papel que le toca interpretar a cada personaje.

La novela comienza así:

<La joven novia, que se había encerrado en completo silencio en el dormitorio de casa de sus padres hacía más de cinco horas, anunció finalmente lo que anunció, repitiendo tres veces su sorprendente declaración a través de la puerta cerrada, a la que se encontraban pegados cuatro pares de entregados oídos asaltados por el más grande de los temores.

-          No me caso, no me caso, no me caso.>


Pero, ¿qué podemos esperar en Y la novia cerró la puerta? Con respecto al argumento, no me extenderé en comentarios, ya que la sinopsis de la editorial es suficientemente explícita, si añadiera algo más, aparecerían los signos de puntuación. Quedémonos con la idea principal: día de la boda. La novia se encierra en su cuarto, la familia asustada intenta convencerla para que salga y se explique.

La autora presenta a sus personajes. Por un lado está la novia, una joven estudiante perteneciente a una familia Mizaji; la madre de ésta, una mujer viuda de limitados recursos; la abuela, una anciana algo demenciada que habla en la lengua de sus ancestros árabes; el primo, un joven al que le gusta vestir con ropas femeninas, que vive desde la infancia con su abuela en no muy buenas condiciones. Por otro lado tenemos a la familia del novio, estos pertenecientes a los Ashkenazis: el novio trabaja y es un estudiante brillante, la madre es una profesional con un cargo importante que trabaja para el Estado, y el padre es un hombre elegante que vive sus días de jubilado intentando solucionar los problemas de una herencia.

Con este cartel en escena Ronit Matalon construye una comedia de situación algo grotesca, cercana a veces a la tragedia, en la que todo gira aparentemente entorno al problema del encierro voluntario de la novia, y al posible problema acontecido entre la pareja que debería contraer matrimonio. Pero como sucede en todo texto nacido con intenciones sociológicas, ya sean ilustrativas o de carácter de denuncia, bajo ese aparente tema principal se esconden las preocupaciones que ocupan la conciencia de la autora. En este caso y en primer lugar, la eterna lucha entre los judíos de diferente origen; en segundo lugar, el papel de la mujer dentro de la sociedad; en tercer lugar, la problemática de la discriminación de género; en cuarto lugar, el terrorismo; y en último lugar el tema palestino en el momento actual.


<Todos los días, al mediodía, Nadia le compraba a Natali una golosina. Todos los días, desde que desapareció. Todos los días una nueva golosina.>

 

La escritora va desgranando poco a poco la historia al tiempo que deja caer allí y allá algún dato de la vida de los protagonistas en el contexto social, para que el lector comprenda quiénes son esos personajes, de dónde vienen y por qué se encuentran en esa situación. Para ayudarse, dibuja unas escenas, que a veces superan lo grotesco para adentrase en lo escatológico, en ellas los protagonistas confiesan al lector todas sus verdades. Especial mención merece en este sentido Mati, el novio, en sus reacciones con cada imagen que recuerda y le ayuda a reflexionar. Aquí no existe el glamur que suele acompañar las novelas románticas que terminan en boda, el lector encontrará el realismo puro y duro que suele rondar por las casas y barrios menos señoriales de todas las ciudades, sin que la etiqueta preocupe a lo cotidiano.


<Intentó rodearse con los brazos los hombros carnosos cubiertos por las ajustadas y pinchosas mangas de puntillas del traje de noche grisáceo que se había puesto para probárselo a petición de la peluquera, quedándose ya así vestida, mientras que se había despreocupado de los pies, que llevaba calzados con zapatillas de cuadros, las de invierno de cremallera por delante.>


Por otro lado, la autora se ayuda de un lenguaje coloquial, más o menos cuidado según el caso, para acentuar la personalidad de cada figura. Especial atención merece la abuela, a quienes todos apodan Subtuna, que significa nuestra abuela (mezcla en los idiomas árabe y hebreo, como bien nos cuenta Ana M. Bejarano en su interesante apéndice del libro). A este personaje, decía, le otorga el don de la sabiduría y el poder de hablar en su lengua ancestral. Comprobaremos cómo el papel que desempeña dentro de esta historia no es fortuito. Como tampoco lo es el trato que mantienen cada uno de los personajes entre ellos, cada pieza encaja una con otra a la perfección para entender el significado de cada mensaje. Cabe destacar a este respecto la relación entre Mati, el novio abandonado e Ilan, el primo de Margui la novia, las observaciones y sentimientos del primero con respecto al otro son reveladores.


<La tarde ya había caído casi por completo cuando Ilan reapareció finalmente y se cuadró ante ellos. Se había puesto el viejo uniforme de Margui (que había hecho estrechar a una costurera para adecuarlo a su delgadez)>


En cuanto a la trama, debo decir que no es diferente a la que podría esperarse de una novela con tal argumento, salpicada aquí y allá con alguna "viñeta" de surrealista comicidad. Durante el transcurro de la historia se suceden las diferentes escenas que se dan en situaciones de este tipo: la preocupación de unos por el agravio a la familia del otro, la humillación pública, el miedo social, las consecuencias económicas…Tan sólo la particular problemática de clase existente en Israel entre los ya mencionados Mizajies y Ashkenazis distingue esta historia. ¿No es cierto que todo lo que rodea la celebración de una boda conlleva y ha conllevado siempre la misma incertidumbre allende los mares? Todos podemos contar multitud anécdotas sobre el caso.

Pero volvamos a nuestra novela para enfocar ya el final de la reseña. Y la novia cerró la puerta no es una historia sorprendente por su originalidad, aunque se le debe conceder el honor de inventar, o eso creo, el negocio de psicólogos de urgencia que atienden a novias en crisis que deciden escaparse; tampoco es un texto donde poder encontrar un lenguaje de bella factura, aunque también es cierto que en él aparecen pasajes con preciosos versos; ni mucho menos pretende ser una compleja historia romántica de afectos y desengaños amorosos, aunque los haya. Y la novia cerró la puerta es un brevísimo ensayo novelado que habla de la mujer como pilar de una sociedad de origen ancestral, una declaración de intenciones en pro de la igualdad del entendimiento mutuo entre los individuos. Quizás este libro, desde mi punto de vista como lectora occidental, pueda resultarme poco novedoso, pero si tenemos en cuenta la azarosa historia del pueblo de Israel, en mi opinión, definitivamente aumenta su valor.


<Si quieres ascender por cuestas empinadas, es necesario al principio andar despacio.> William Shakespeare


Undine von Reinecke ♪


Os invito a visitar el blog Las Inquilinas de Netherfield👈 allí Mrs. Hurst os da su siempre interesante opinión.  ¿Coincidiremos esta vez?

Os espero el último miércoles de marzo para una nueva entrega de #Reseñascruzadas.


Proyecto Reseñas Cruzadas



 

La autora por la Editorial:

Fuente:worldliteraturetoday
Ronit Matalon (1959-2017) nació en Ganei Tikva (Israel), en una familia de origen judeoegipcio. Después de estudiar literatura y filosofía en la Universidad de Tel Aviv, trabajó como periodista para Israel TV y para el diario Haaretz, y cubrió la zona de Gaza y Cisjordania durante la Primera Intifada. En Haaretz también ejerció la crítica literaria. Profesora de hebreo y literatura comparada en la Universidad de Haifa, impartió seminarios de escritura creativa en esa institución, así como en la Escuela de Cine Sam Spiegel de Jerusalén. Dos de sus novelas están entre las más leídas en Israel en los últimos años y uno de sus libros infantiles se ha llevado al cine. Matalon recibió el Premio del Primer Ministro (1994), el prestigioso Premio Bernstein (2009), el Premio Neuman (2010), el Prix Alberto-Benveniste (Francia, 2013) y el premio EMET (2016). En 2010 se le otorgó un doctorado honoris causa por la Universidad Hebrea de Jerusalén.


Fuentes de información:

https://www.worldliteraturetoday.org/2015/may/sounds-memory-writing-conversation-ronit-matalon-dinah-assouline-stillman

 

 

36 comentarios:

  1. Hola,
    me encantan tus reseñas, la contextualización que haces es muy interesante. Dicho esto, hoy no me la voy a llevar, no me llama lo suficiente y tengo mucho para leer.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Eyra:
      ¡Muchas gracias por tus palabras! Siempre me ha gustado buscar información de lo que leo. Es una costumbre de cuando era estudiante y ya forma parte de mi manera de leer. Agradezco mucho que lo aprecies. En cuanto a la novela, entiendo tu decisión, en algún momento debemos elegir. Es imposible que leamos todos.
      Un abrazo fuerte y muy feliz día!!

      Eliminar
  2. Hola Undine, pues la verdad es que, como le he comentado a MH, no creo que me anime con esta novela.A MH le ha parecido pedante el lenguaje y según tu opinión es un ensayo disfrazado de novela. Ambas cosas me desagradan. Así que lo dejo pasar. Muy similares vuestras opiniones.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nitocris:
      Quizá la palabra "ensayo" suene demasiado seria. Realmente no es que sea eso, la novela intenta explicar la problemática de la sociedad israelí mediante la historia de estos novios. A veces me excedo en los vocablos... Pero entiendo que prefieras otras lecturas.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  3. Esta vez también os he acompañado en la lectura ya que conseguí el libro de la biblioteca. Es una lectura diferente a las que últimamente estaba haciendo. Se lee muy rápido y esas situaciones surrealistas que se narran me han encantando. Con el siguiente libro no os puedo acompañar porque no lo he encontrado. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Esther:
      Me alegra que hayas podido hacer la lectura al mismo tiempo que nosotras. Yo no he sentido tanta empatía hacia la historia, pero sí he apreciado la intención. Me ha gustado conocer de primera mano el punto de vista de la autora sobre la sociedad israelí, y aprecio muchísimo su positividad. Sin duda, una lectura muy ilustrativa.
      Sobre lo que dices del próximo libro de las reseñas cruzadas, es cierto que no se encuentra con facilidad, quizá si contactas con la editorial puedan solucionarlo.
      Un abrazo y muchas gracias por tu participación!!

      Eliminar
  4. Buenos días Undine!. La verdad es que tu estupenda reseña me despierta sentimientos encontrados. Por un lado me parece muy interesante la contextualizacion que haces y que ayuda a entender la historia, la verdad es que he leído pocos autores judíos, Amos Oz y alguna novela negra y leyendo lo que cuentas se me despierta la curiosidad por la historia, por otro lado no te veo muy convencida con la novela, así que no se lo que voy a hacer, aunque si es fácil de encontrar en la biblioteca, igual me animo para más adelante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mar:
      La novela me ha parecido interesante. La intención de la autora me parece muy buena, pero su estilo no me va tanto. No obstante eso es algo personal. Yo te invito a que le eches un vistazo, ya que es muy corta y se lee fácilmente.
      Un abrazo y muchísimas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  5. Lo que aprendo siempre con tus reseñas! Aunque esta vez este libro no termina de convencerme. Pero siempre es un placer leerte. ¡Y disfrutar de tu elección musical!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, Margari! Aunque de primeras no te seduce, si algún día llegas a leerla no dejes de darme tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Querida Undine:
    Hasta hace unos años era incapaz de comprender el conflicto judíos y palestinos, a día de hoy sigo sin ser capaz de saber de qué lado estoy.
    Pero siempre me ha atraído esa tierra y su cultura aunque me temo que también solo he leído cosas de autores que se han occidentalizado.
    El libro me llama la atención en el sentido de que me gusta conocer otras culturas, usos y costumbres pero no sé, tengo la sensación de que me falta algo. Quizás me parece muy aséptico.
    Voy a ver qué se cuenta en Netherfield.
    Besito y Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Norah:
      No es fácil entender lo que nos queda tan lejos. Yo procuro no posicionarme sobre los temas que desconozco, porque realmente lo desconozco. Hoy por hoy, las noticias que nos llegan no me ofrecen confianza. Sobre la cultura de aquella tierra, me ocurre como a ti, por eso quise leer esta novela, para conocer más de su sociedad. Así ha sido, pero no de la manera que yo creía. Tiene mucha razón MH cuando dice en su reseña que la autora escribe para un público conocedor de la sociedad israelí. Yo desde la distntacia he tenido que informarme para llegar al corazón del libro. Eso sí, el apéndice que adjunta Minúscula te lo cuenta todo muy bien. Ya me contarás si finalmente te decides a leerla.
      Un abrazo muy grande y gracias por tu visita!!

      Eliminar
  7. Hola.
    Como ya te comenté en otra entrada anterior, siempre aprendo algo nuevo con tus reseñas y, esta vez, ha sido sobre la literatura hebrea que no conocía para nada. El libro en sí no me tienta pero gracias por dármelo a conocer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por leerme! A mí me gusta probar con lecturas arriesgadas de vez en cuando. Esta vez he conocido lo que se cuece en las letras de Israel, no he terminado de empatizar, pero siento que he ganado mucho.
      Un abrazo muy fuerte y gracias por la visita!!

      Eliminar
  8. Desde luego esta lectura supondría para mí un gran riesgo porque después de leeros las reseñas cruzadas sí me interesa el asunto pero por otro lado creo que el libro no me convencería.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches:
      Creo que en ocasiones hay que atender a la intuición. Ya me dirás si cumples con esa premisa.
      Un beso grande y gracias por la visita!!

      Eliminar
  9. Holaa!! literatura israelí!! eso sin duda suena interesante y se sale de lo que estoy acostumbrada a leer, así que sólo por eso me lo llevo apuntado. Gracias por la entrada.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches:
      ya me dirás qué te parece si finalmente la lees.
      Un abrazo y gracias por pasar a leerme!!

      Eliminar
  10. Qué ganas de leer este libro después de saborear tu reseña. Me encanta. Eres minuciosa reseñando y haces la boca agua para que corra a comprar el libro. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches:
      Intento contextualizar siempre los libros, en este caso me parecía especialmente importante. Gracias por apreciarlo.
      Ya me dirás si finalmente lo lees.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  11. Aunque me encanta descubrir autores nuevos y de distintas culturas este no me acaba de convencer, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Rocío:
      No pasa nada, a veces es mejor seleccionar lecturas para ser certeros.
      Un abrazo y gracias por pasar a leerme!!

      Eliminar
  12. Hola hermosa! Hace mucho que no me.tomaba el tiempo de pasar y leer tus siempre ilustrativas reseñas. Las amo son tan bellas y relevantes. No conozco nada de literatura hebrea y leí muy poco de novelas de asia también soy muy occidentalista supongo, es lo que más consumo.
    Gracias por regalarnos está reseña tan interesante y documentada. Amo la manera en la que intercalaste información y opinión por igual. Besos y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por apreciar mi trabajo, me ilusiona para seguir esforzándome. Pasa por aquí cuando puedas o te apetezca, siempre serás bienrecibida.
      Un abrazo y disfruta de la nueva semana!!

      Eliminar
  13. Hola, guapa. Con retraso, pero aquí estoy :)

    Como dices en una de las respuestas, lo de ensayo quizás no (o no lo que entendemos por ensayo), pero sí creo que Matalon tenía una lista de oosas de las que quería hablar en el libro y las fue metiendo puntualmente conforme le cuadraban en la historia, algunas de ellas metidas con calzador sin aportar nada salvo que había que hablar del tema. Y yo entiendo lo del papel de la mujer en la sociedad israelí, pero sinceramente el modo en que presenta y dibuja a Margui no dice mucho en su favor (nos falta tanta información que parece más una caprichosa que otra cosa: ahora me caso, ahora no me quiero casar). Pero bueno, no añado mucho más que lo mismo entro en spoilers.

    A mí las partes algo rocambolescas, que vienen casi todas de las interacciones entre los personajes, han sido lo que más me ha gustado, fíjate. No sé, quizás estaba de humor para ese tono. Pero bueno, la verdad es que no hemos triunfado demasiado en enero y febrero. Tengo mucha confianza en lord Berners, a ver qué tal nos llevamos con su camello.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, MH:
      Totalmente de acuerdo con la opinión que tienes sobre Margui. Creo que la autora no supo darle voz. El planteamiento de la novela era bueno (muy británico, en mi opinión), pero creo que le vino grande y dejó lagunas sin resolver. Su público no éramos nosotras, sino sus compatriotas que entienden su lenguaje subliminal.
      Con respecto a las escenas rocambolescas, quizá sea también mi estado anímico el que no me dejara verlas más agudas. En estos momentos busco algo diferente...Tú me entiendes, seguro.
      Por lo demás, estoy casi segura que en marzo haremos pleno con El camello.
      Un beso grande y muy feliz semana, querida compañera de batallas!!

      Eliminar
  14. Hola Undine!! Gracias por el descubrimiento, creo que podría estar bien. Tom buena nota de tus impresiones lectoras. ¡Fantástica reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por la visita, y por tus cariñosas palabras!
      Un abrazo y feliz semana!!!

      Eliminar
  15. Hola Undine, qué descubrimiento. Os aventuráis muchísimo en vuestras lecturas conjuntas. Sin embargo, uff, no sé yo. Este no me llama tanto como para animarme con él. Es que miro la montaña de pendientes y encuentro algunos que reclaman mi atención ya. Pero, como siempre, tus reseñas son extraordinarias. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Marisa:
      Ni te preocupes, con todo lo que tenemos por leer si en una ocasión decides no apuntar un título tampoco pasa nada. En estos momento es importante empatizar con lo que leemos para sentirnos bien.
      Un abrazo grande y muchas gracias por pasar a visitarme!!

      Eliminar
  16. Me parece interesantísimo lo que puedo encontrar en esta novela. Me atrae mucho un país y una cultura tan desconocida para mí. Lo anoto en los primeros puestos de la lista de posibles. Pero lo que más ha despertado mi curiosidad en esta ocasión, amiga Undine, es saber cómo consigues encontrar estos títulos tan poco habituales. Antes, me metía hasta el fondo en las estanterías de las librerías; ahora solo me acerco a ellas a pedir un título en concreto, sobre todo por las pequeñas dimensiones de mis librerías de barrio. Así que me interesa muchísimo saber donde "buceas".
    Un abrazo y gracias otra vez por una reseña tan estupenda. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Marisa:
      Fíjate, en esta ocasión vi la novela en la mesa de novedades de los grandes almacenes más famosos de España; eso sí, debo decir que me encanta echar horas en las librerías. La tenía en casa desde septiembre y la metimos en el proyecto desde el principio, ya que a las dos nos pareció interesante. Pero como decía en la reseña, finalmente no me parece muy innovadora. Ya me dirás qué opinas tú cuando la leas.
      Un abrazo grande y muy feliz semana!!

      Eliminar
  17. Pues no sé muy bien qué decirte. El contexto me atrae y me dejas con la intriga pero también hay cosas que no estoy segura de si me gustarían. Lo pongo con interrogante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Laky:
      Es una novela que seduce por curiosidad. En cuanto a opiniones, ahí la cosa se divide. Ya me dirás qué opinas tú cuando la leas.
      Un abrazo y muchas gracias por pasar a leerme!!

      Eliminar
  18. ¡Hola! Pues la cubierta me parece también de lo más atractiva, así como la premisa de la que parte la historia. A ver qué me parece el cruce en su conjunto y decido. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Rocío:
      Espero que le saques jugo, aunque una lectora como tú estoy segura que no se dejará impresionar a la primera. Ya me contarás.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar