miércoles, 7 de octubre de 2020

RESEÑA: "LA SONRISA OLVIDADA", MARGARET KENNEDY


 

Ficha técnica:

Editorial: Ediciones del Viento

ISBN: 978-84-18227-03-5

P.V.P.: 22,00 € impuestos inc.

Encuadernación: Rústica

Número de páginas: 304

Prólogo: Óscar Esquivias

Traducción: Miguel Temprano García

 

Sinopsis de la Editorial:

El joven y orondo profesor de griego Selwyn Potter –cuyo pelo es demasiado duro y crespo- se encuentra en la isla de Thasos a un antiguo catedrático, el pomposo, egocéntrico, asocial y maleducado Percival Challoner, que finge no conocerlo. Se dirige a la misteriosa isla de Keritha, alejada de cualquier ruta turística y donde los forasteros no son bienvenidos, para tomar posesión de la herencia de unos tíos suyos, los hermanos Edith y Alfred, que, de manera muy molesta, resultaban ser más jóvenes que él –Challoner odia esa clase de extravagancias-. Su conocimiento del griego clásico es tan grande como su ignorancia del moderno, por lo que Potter se ofrece a continuar viaje con él haciendo labores de traductor. Así ambos se embarcan en un minúsculo bote cargado de varias cajas de Coca-Cola y una cabra con destino a Keritha. Al llegar a la isla el joven Potter se sorprende al descubrir que quien los recibe en la casa de su destino es Kate Benson, una mujer de unos sesenta años, madre de una joven compañera de la Universidad, y que lo recuerda porque la vez que la visitó en su casa de Londres rompió accidentalmente una pequeña mesa estilo Luis XV. De cómo ha llegado Kate a un lugar tan remoto, de un crucero desastroso, una falsa muerte, una familia deshecha y de la felicidad, de todo eso, trata este libro.

 

Propuesta musical para este libro:

 






Lo que Undine piensa del libro:

 

<Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.> William Shakespeare



El Moscóforo (570 a. C)

Cuando nacemos no sabemos sonreír. En nuestras primeras semanas de vida la sonrisa es tan sólo un acto reflejo. Pero según vamos creciendo, ese gesto inicial involuntario se va convirtiendo en una gran herramienta de comunicación. Hay sonrisas cargadas de felicidad, otras tantas que muestran satisfacción, y existen también multitud de sonrisas cínicas que indican el estado anímico de su portador. Sin duda, el colorido de la sonrisa que lucimos en cada momento, o la ausencia de ella, es nuestra carta de presentación. Así lo entendieron los grandes artistas de todos los tiempos, quienes quisieron reflejar el alma de sus modelos en las obras de arte que ejecutaron, pocos de ellos lograron llevar a cabo con verdadero éxito su empeño. Quizá de entre todos los ejemplos del universo creativo que pudiéramos citar para ilustrar de lo que hablo la Gioconda de Leonardo da Vinci sea el más popular. Pero existe una primera sonrisa artística anterior a ella que es el origen de todos los intentos: la llamada sonrisa arcaica. Un término que se utiliza para definir el gesto de las estatuas griegas del periodo Antiguo, allá por el siglo VI a. C., aunque también quedan algunos ejemplos anteriores. Un primer intento realista de reflejar la emoción humana en el rostro, al que se le han otorgado diferentes significados filosóficos más o menos certeros, pero cuya enigmática plasticidad nos lleva a pensar en los grandes misterios del origen de la civilización occidental. A esta primigenia sonrisa alude el título que hoy os presento, La sonrisa olvidada (1961), de la escritora británica Margaret Kennedy. La novela comienza así:


<En un jardincillo del Museo de Antigüedades de Tasos hay un objeto grande y tosco. Tiene la cabeza de una foca, el cuerpo como una salchicha en hojaldre, un par de alas rudimentarias y unas piernas humanas calzadas con unas botas gruesas. A pocos visitantes les parece bello.

Ejercía, no obstante, una permanente fascinación en Selwyn Potter, que nunca dejaba de ir a verlo cuando iba a Tasos. Visto desde delante, de manera que no se viera la parte trasera como de pájaro, le recordaba a alguien a quien debía de conocer muy bien. La expresión taciturna del rostro de la foca le resultaba tentadoramente familiar.

Este duradero acertijo se resolvió una mañana de primavera, cuando vio salir renqueando del museo al doctor Percival Challoner para contemplar aquella cosa. La asociación quedó meridianamente clara; eran tan parecidos como Tweedledum y Tweedledee. En otra era, en otra vida, Selwyn había pasado horas atento a la información que goteaba de esa boca melancólica.>

 

Con este agudísimo pasaje incial, testigo del encuentro prometedor, arranca esta interesante y peculiar historia:

Nos encontramos en la isla de Tasos. El catedrático inglés Percival Challoner, hombre  rancio y poco sociable, ha viajado hasta Grecia para hacerse cargo de una herencia que le espera en la isla de Keritha. Aunque es experto  en poesía griega clásica, su desconocimiento del idioma moderno le incapacita para entenderse con los nativos del país, y todos los intentos que hace para comunicarse con ellos son infructuosos. Para su suerte, o quizá desgracia, se ha encontrado a con Selwyn Potter, un antiguo alumno suyo de Inglaterra que domina el griego contemporáneo a la perfección. Aunque Potter es un personaje molesto donde los haya, tiene que recurrir a él para utilizarle como intérprete con los oriundos del lugar, y de ese modo conseguir llegar a su destino donde le espera su herencia familiar. Su antiguo pupilo no sólo acepta la misión, sino que se “pega” al doctor como una lapa, viajando junto a él hasta Keritha. Tras un incómodo y surrealista viaje en barca, acomodados junto a un macho cabrío y unas cajas de Coca-Cola, son recibidos con ciertas sospechas y antipatías por los habitantes del lugar. Pero Selwyn Potter les hace comprender que el doctor es el sobrino de los antiguos señores de aquellas tierras, Alfred y Edith Challoner, fallecidos recientemente, a quienes quiere rendir homenaje. Desde ese momento los dos son tratados con grandes honores y parabienes por los peculiares habitantes de la isla.

Después del cálido recibimiento y la obligada visita a las tumbas familiares, los ingleses son llevados hasta la mansión del tío del doctor. Allí se encontrarán con una de las primeras de las sorpresas que les esperan, el recibimiento de una dama inglesa de cierta edad que parece tener el control sobre la propiedad y la caterva de criados que estaban al servicio de los fallecidos hermanos Challoner. Se trata de la señora Benson, una amiga de la infancia de del tío Alfred y la tía Edith que ha pasado los últimos tiempos cuidando de ellos. Tras la muerte de los hermanos, se ha quedado custodiando la propiedad hasta la llegada del nuevo dueño. ¿Qué hace una mujer de sesenta años de buena posición, madre y esposa, en un lugar como ese?

Pasada la conmoción inicial por este inesperado encuentro, que llevó al profesor Challoner a temer por el montante completo de su herencia, los tres personajes iniciarán una compleja relación entre ellos y con la isla, llena de momentos cómicos, descubrimientos asombrosos y sorpresas inesperadas, que les llevará por complejas sendas intelectuales y emocionales, hasta llegar a su destino final. Un sino que sólo las almas purificadas pueden alcanzar.

La sonrisa olvidada es una sorprendente y deliciosa historia, más ambiciosa de lo que un principio el lector pudiera pensar. Escrita con un estilo pulcro, elegante y culto, que desborda un agudísimo e hilarante sentido del humor, no carente de intención. 


<-¿Cómo demonios lo sabe ella?

-Lo dicen las gallinas -observó Freddie con impaciencia-. Todo depende del modo en que mueven la cabeza cuando cloquean por la mañana.

- ¡Qué gallinas tan útiles!

- Lo son. Más de un tercio de lo que dicen se cumple.>


Margaret Kennedy sitúa su novela  en una isla remota de Grecia. Un lugar perdido en el mar Egeo que ha conseguido eludir el avance del tiempo y sus consecuencias molestas, como las rutas turísticas y los cruceros vacacionales, aparentando no tener interés alguno para el común de la sociedad. Una tierra que se conserva intacta como en tiempos de los dioses griegos, en la cual las tradiciones del pasado y los ritos ancestrales siguen imperando, a medio camino entre lo divino y lo pagano. Sus habitantes no han sido adulterados por la vorágine de la modernidad. Aunque alguna debilidad consumista se permiten, dejo al lector que disfrute de lo cómico de su hallazgo.

A este enigmático y curioso lugar lleva la escritora a sus personajes principales. Tres personas con vidas dispares, que no guardan semejanza alguna entre ellos, más que la inmensa soledad que asola sus vidas. La triada confluye en Keritha al mismo tiempo, y allí experimentará la inmersión en la "exótica" y primitiva existencia de los isleños con diferente resultado para cada uno de ellos. Una parábola de lo que es la vida y de cómo nos enfrentamos cada uno de nosotros a la adversidad, y de cómo aceptamos la tabla de salvación que a veces se nos ofrece. Margaret Kennedy dedica especial consideración en esta historia a esas personas luminosas y diferentes, que poseen gran generosidad, y reciben poca y defectuosa atención de su entorno


<Te has criado pensando que cuando te daban migajas eran un banquete.>


La novela, que nos es contada con flashbacks en el tiempo para explicarnos la vida de cada personaje y el motivo de su llegada a la isla, se sitúa en la década de los cincuenta del siglo XX, cuando los ecos de la Segunda Guerra Mundial aún resonaban en los corazones. Todas las heridas emocionales de la guerra están presentes subliminalmente. La pérdida y el dolor se reconocen en las páginas de La sonrisa olvidada. Pero también es cierto que comparten y ceden protagonismo a la esperanza. Una fe en el futuro que ofrecen los personajes secundarios del libro, liderados por Edith y Freddie Challoner, representantes honorarios de los habitantes de Keritha y "guardeses" de la sonrisa arcaica.


<Otra cosa a la que he vuelto, y que había olvidado -dijo-, es esta preocupación constante y que afecta al ánimo de todos.

-¿Quieres decir el miedo al hongo nuclear? ¿En Keritha lo eluden? Aquí hay mucha gente que hace lo mismo, créeme. (…)>


La autora emprende un comprometido viaje en busca de la “verdad” para el ser humano, tras el caos provocado por siglos de dar vueltas en círculo sobre sí mismo. Y halla una solución sencilla, humilde y evidente, pero sólo visible para aquellos que estén dispuestos a enfrentarse con la realidad. 

En definitiva, La sonrisa olvidada es una novela fabulosa, sólida, fácil de leer y de una gran profundidad humana e intelectual. Una obra que atrae al lector desde el comienzo por su planteamiento humorístico, seducido por sus fascinantes personajes, apasionándose con su aguda historia y dejándose conquistar por la exquisitez de su erudición.

Una obra que nos ha llegado en las últimas semanas de la mano de Ediciones del Viento, quienes han mostrado una gran empatía hacia Margaret Kennedy y su  novela, dotando a esta edición de un prólogo de categoría firmado por Óscar Esquivias y una traducción de lujo realizada por Miguel Temprano García. Un trabajo de categoría para una fábula deliciosa y encantadora, que nos da la clave para la salvación de nuestra maltrecha civilización.

 

<El niño reconoce a la madre por la sonrisa.> Leon Tolstoi

 

 

Undine von Reinecke ♪

 


👉 Quiero agradecer a MH de la Inquilas de Netherfield, que me diera a conocer esta maravillosa novela con la mención que de ella hiciera en su estupenda reseña de La Ninfa Constante. La obra más famosa de Margaret Kennedy.


La autora por la Editorial:

Margaret Kennedy (Londres, 1896 - Adderbury, 1967), es la primera de una saga de escritoras inglesas -su hija Julia Birley y su nieta Serena Mackesy- y prima del escritor y traductor Joyce Cary, amigo de Christopher Isherwood y de W. H.Auden y autor de La tierra sin alma (publicado en España por Ediciones del Viento). Estudió historia en Oxford y se casó con un abogado y posterior juez de condado que fue nombrado caballero en 1985. Su novela más famosa, La ninfa constante, fue llevada a los escenarios en 1926 y al cine dos años más tarde, lo que ocurriría también con El loco de la familia (1934). En aquellos años alcanzó una gran fama como escritora y guionista, que se mantendría, tras la Segunda Guerra Mundial, con obras como La fiesta (1950) y La sonrisa olvidada (1961).

 


👉 Fuentes fotográficas Wikipedia


40 comentarios:

  1. Hola, guapa:
    no conocía la novela y a priori no me hubiera interesado en ella pero es que te he leído y no puedo más que llevármela, me ha encantado todo, todo lo que has escrito sobre ella. Gracias por el descubrimiento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, preciosa:
      No sabes cuánta ilusión me ha hecho que te haya interesado esta novela. Es un texto muy especia y merece tener lectores. La autora debería ser más conocida. En su momento fue superventas, pero ya sabes lo que ocurre con el tema editorial. A ver si hay suerte y tiene éxito La sonrisa olvidada y de ese modo podemos seguir leyendo más títulos de Margaret Kennedy.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  2. La vida del editor, alejado de los lectores por distribuidores y libreras, es a veces solitaria, sobre todo cuando se entusiasma y el mercado le da la espalda. Por eso reseñas como esta no solo son un apoyo amable. A veces son la razón para seguir. El recuerdo de que hay alguien ahí afuera que comparte nuestra pasión. Gracias Undine. Eduardo Riestra. Editor de Ediciones del Viento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Eduardo:
      Primeramente, quiero agradecerte la deferencia que has tenido dejando unas palabras aquí en el blog. Es un detalle y un privilegio que atesoro.
      Por otra parte, tanto yo como muchos de los blogs amigos con los que colaboro sentimos admiración y agradecimiento hacia las editoriales que apostáis, con gran riesgo por vuestra parte, por títulos y autores casi olvidados que merecen el recuerdo de los lectores. Por eso, el agradecimiento es mío. El riesgo de publicar casi a ciegas es infinito, bien lo sé. Pero el público lector está necesitado de sabia nueva. Y La sonrisa olvidada lo es, y de categoría.
      Sólo espero que el éxito de la novela sea infinito, porque lo merece. Y no sólo la novela, la edición me ha parecido fantástica. Tanto conceptualmente, como materialmente...Ese guiño de la botella de Coca-Cola al término del texto me hizo sonreír, sin duda es complicidad con el lector. Creo que hubiera sido del agrado de Margaret Kennedy.
      ¡Un abrazo fuerte y enhorabuena por tu excelente trabajo editorial!

      Eliminar
  3. Oh, me encanta lo que nos cuentas de esta novela, me la llevo sin dudarlo. Leí hace poco la reseña de "La ninfa constante" en casa de Las inquilinas de Netherfield y me anoté el título, pero me parece que antes leeré "La sonrisa olvidada". Me gusta mucho la sutilidad del sentido del humor y esa ternura soterrada, la generosidad del protagonista. Pero sobre todo me gusta cómo nos lo explicas tú. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mónica:
      Yo también leí a MH anunciando la inminente aparición de La sonrisa olvidada. Por ese motivo dejé al final de mi reseña una nota de agradecimiento hacia ella. Siempre es mi oráculo de las novedades.:)
      Estoy deseando que leas La sonrisa olvidada, porque sé que tu reseña será fantástica y además podremos contrastar impresiones.
      Un abrazo grande, y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  4. Querida Undine:
    Esta novela es muy seria. No es nada negativo ni quiero decir con eso que me parezca difícil pero es seria. Seguro que me gustaría por lo bien escrita que está y por esa solidez de la que hablas. Lo que más me gusta es el viaje y también que hable de las personas de luz, esas que parece que por estar al lado de ellas se te cura todo.
    Me gusta mucho lo que has escrito sobre la sonrisa, que aunque ahora no podamos verlas, se nota igual cuando alguien te sonríe.
    Esta me la guardo pero sin prisa.
    Besitos y Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, querida Norah:
      Tienes toda la razón. La sonrisa olvidada es una novela muy seria. Lo que ocurre es que está planteada con mucho humor también. En eso los ingleses siempre han sido especialistas. Así lo comentaba con un amigo en Instagram. En palabras suyas:"Esta novela sólo podría haberla escrito un inglés". Comparto con él la opinión.
      Estoy segurísima que La sonrisa olvidada te va a encantar. Porque es un título para personas especiales, y tú lo eres.
      Un beso grande y muy feliz viernes!!

      Eliminar
  5. Cada semana descubro nuevos autores y nuevos libros. Gracias Undine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti Esther por tus amables palabras!
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. me gusta muchísimo lo cuentas pero no te voy a engañar, la concatenación de rústica, solo 300 páginas y 22 € me ha hecho frenarme en seco. Lo pensaré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inés:
      Ya lo hemos hablado por privado, pero te respondo aquí también, por si alguien más tiene interés en saberlo. La edición es muy buena. No es tapa dura, pero es rústica con solapas y está satinada. Por otro lado, el gramaje de las hojas es bueno. Después de leer la novela, el libro está como nuevo. Esa es mi experiencia. :)
      Un abrazo grande y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  7. Aunque dices que es fácil de leer me da que va a ser demasiado densa para mi gusto. Me llama la atención el tomo de humor y la historia así que no sé, me lo pensaré.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Es muy fácil de leer. Aunque está escrita en 1961, la novela guarda muchas semejanzas con el estilo de entreguerras. Parece más cercana a los clásicos que a la novela contemporánea. Espero que estas palabras te animen a leerla, ya que eres una gran amante de los clásicos.
      Un abro, y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  8. Hola.
    Pese a que no es una lectura que atraiga siempre es un placer leer tus reseñas y conocer nuevos autores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras!
      A mí también me gusta leer reseñas sobre géneros que no frecuento. Siempre aprendo algo nuevo. Me alegra que compartamos ese espíritu.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Buenas tardes Undine!. La verdad es que eres muy peligrosa, ya que has conseguido que una historia que en principio no me llamaba, se vuelva muy apetecible. Me la apunto sin dudarlo. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mar:
      Ya me han dicho antes que soy peligrosa, pero por otros motivos :)
      Ya en serio, gracias por el crédito que me das. Me arriesgo a recomendarte con los ojos cerrados esta novela. Porque es fantástica.
      Un abrazo grande, y muy buen fin de semana!!

      Eliminar
  10. La ambientación me parece perfecta. Creo que con esta novela disfrutaría mucho y la anoto ahora mismo. Además la cubierta es preciosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Apunta con letras de oro La sonrisa olvidada, porque es una novela preciosa y muy divertida.
      Un abrazo fuerte, y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  11. Pues no me sonaba de nada. Y me has descubierto una novela que creo que me gustaría mucho así que bien apuntada me la llevo. Preciosa pieza musical!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Margari:
      Yo he leído varias novelas de la autora. De esas descatalogadas que se editaban en los años cuarenta. Pero este título lo desconocía. Gracias a Ediciones del Viento Margaret Kennedy está otra vez en las librerías, de donde no debería haber salido. Ella fue una escritora superventas en su época.
      Un abrazo grande y feliz fin de semana!!

      Eliminar
  12. Holaa!! otro más que no conocía pero que sin duda me ha llamado mucho la atención. Siempre es un placer leerte.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! El placer es mío recibiéndote en Lecturas de Undine.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Hola! Me encanta que me descubras autoras y autores nuevos, por su puesto me lo llevo anotado.

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Jani!
      Para mí es un placer poder compartir autores y libros que merecen tener lectores.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  14. Hola Undine!! Me maravillan este tipo de novelas, anotadísimo me lo llevo. Es un género que me encanta, me alegro de que te haya gustado. ¡Gran reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Ana!
      Deseo que te guste tanto su lectura comoa mí.
      Un abrazo y disfruta de lo que resta de puente.

      Eliminar
  15. Lo había visto alguna que otra vez pero creo que no había decidido leerlo hasta ahora. A ver qué me parece :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:
      Me alegra que te haya seducido mi reseña, la novela lo vale. Esper que lo disfrutes mucho. Estaré atenta a tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Bueno, es imposible pasar por aquí y no anotar el título. Qué reseña tan completa y convincente, como siempre. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Rocío:
      Me encanta tenerte por aquí, ¡muchas gracias!
      Espero que La sonrisa olvidada sea de tu agrado.
      Un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  17. ¡Hola! =)
    No lo he leído pero tampoco sé si es lo mío xD

    ¡Un besito! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pasa, ¡qué le vamos a hacer!
      Un abrazo gracias por la visita!!

      Eliminar
  18. No lo conocía de nada, y tiene buena pinta, pero no es un libro que me llame especialmente la atención (quizás porque no es lo que suelo leer). De todas formas me lo apunto por si en algún momento en el futuro tengo la oportunidad de echarle un ojo ;)
    Gracias por la reseña!

    P.D: ¿Temer por la herencia? ¡Normal! ¡Si los ha cuidado tendría que ser para ella! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Oly:
      Disculpa que haya tardado en contestar, pero no vi el comentario antes.
      Quiero agradecerte que me visitaras y compartas tu opinión sobre la novela.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. ¿Sabes lo que más me gusta tras haberte leído? Que o mucho me equivoco o esta novela no se parece en nada a "La ninfa constante", y voy a disfrutar muchísimo al leer otra faceta de Margaret Kennedy. Ni se parece en la historia, ni en la ambientación, ni en el tono ni en los temas de fondo que trata. Creo que este año no me va a dar tiempo a leerla pero será lo antes posible. Sabes que ya la tengo en la estantería así que solo es cuestión de planificarse.

    Qué alegría me dio Ediciones del Viento cuando anunciaron su publicación. Ojalá poco a poco se recupere la obra de esta autora, que bien se lo merece.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida MH:
      Lo mejor de estas últimas semanas fue la noticia que nos diste de la publicación de La sonrisa olvidada. Un regalo que te correspondo ahora yo con otra nueva nueva: he visto que Impedimenta va a sacar en unos días El fantasma y la señora Muir, de R. A. Dick. Conociéndote, estoy segura que viste la película y quedaste enamorada de la historia.
      En cuanto a La sonrisa olvidada, estoy segura que te sorprenderá y te hará sentir muy bien. Yo te recomiendo que la pongas en tu mesilla de noche y caigas en la tentación.
      Un beso grandísimo y mil gracias nuevamente!!

      Eliminar
  20. Que interesante! Acabo de conocer a esta autora gracias a tu publicación de instagram, voy a leer esta reseña con tranquilidad, muchas gracias 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias a ti por pasar a leerme!
      Conociendo tus gustos lectores, sstoy segura que esta escritora te agradará muchísimo. Ya me contarás.
      Un abrazo y gracias por pasar por aquí!!

      Eliminar