miércoles, 21 de octubre de 2020

RESEÑA: "LOS QUE CAMBIARON Y LOS QUE MURIERON", BARBARA COMYNS

Fuente: Undine von Reinecke

 

Ficha Técnica:

Editorial: Gatopardo Ediciones

Traducción: Inés Clavero

Páginas: 168

Formato: 20 x 12,5 cm

ISBN: 978-84-121414-1-2

Publicación: 15 junio 2020

PVP: 15.9 €

 

Sinopsis de la Editorial:

El verano de 1911 se promete feliz para los habitantes del condado de Warwickshire. Nadie se imagina que una misteriosa epidemia está a punto de partir la comunidad en dos: los que cambiaron y los que murieron.

Un episodio de resonancias bíblicas preludia la catástrofe por venir: el río se desborda, anegando los campos y trayendo el caos a la ya de por sí caótica vida de la familia Willoweed. Los patos nadan a sus anchas por el caserón inundado, cerdos sin vida flotan a la deriva y el viudo Ebin y sus hijas, Emma y Hattie, navegan en un bote de remos por el jardín sumergido. Mientras tanto, las sirvientas hacen lo posible por restaurar el orden doméstico y la abuela Willoweed, tiránica y sorda como una tapia, se viste de gala para celebrar su cumpleaños. A la destrucción natural le sigue una serie de calamidades, muertes y suicidios que parecen fruto de un apocalipsis planeado más que del azar.

El periódico local titula: « ¿Quién será la próxima víctima que se cobrará esta locura letal?». La búsqueda de una explicación a la epidemia convierte al panadero en chivo expiatorio y despierta los más bajos instintos de los parroquianos. Hay quien ve en la nueva situación una oportunidad para pescar en río revuelto. Es el caso de Ebin, que se apresta a retomar su truncada vocación de periodista, aun a costa de contribuir al pánico con el sensacionalismo de sus titulares, sin sospechar que la epidemia no tardará en llamar a su puerta.

 

Propuesta musical para este libro:




 

Lo que Undine piensa del libro:

 

<Las personas reales están repletas de seres imaginarios.> 

Graham Greene


Siempre he admirado la capacidad imaginativa de los grandes escritores.Trazar de la nada una historia sólida y creíble que capte lectores entusiastas no parece un asunto fácil. Por esa razón, a menudo me he preguntado cuál sería el proceso creativo utilizado por los nombres relevantes de la literatura universal, para descubrir esa primera idea brillante que de lugar al nacimiento de un título exitoso. Leyendo a estos gigantes de la literatura se puede deducir qué les impulsó conceptualmente para escribirlos. Un ejemplo pueden ser los temas sociales, gran foco de inspiración para muchos autores decimonónicos. Sin ir más lejos, de todos es sabido que Charles Dickens recorría las calles del Londres victoriano, mezclándose con golfillos y prostitutas, para buscar caras e historias que adaptar en sus novelas. Pero éstas son sólo generalidades del proceso creativo para una historia.  A mí lo que me despierta verdadera curiosidad es el motivo determinante que incita al escritor a elegir un sujeto concreto, o un suceso determinado, para que se convierta en el catalizador del éxito creativo.  Es difícil dar con títulos en los que se pueda identificar esa chispa de inspiración, "poniéndole nombre y apellidos". Sin embargo, el mundo de la literatura es inmenso, y ha dado autores generosos que muestran abiertamente el proceso creativo de sus obras, compartiendo sus fuentes. Ese es el caso de, Los que cambiaron y los que murieron, título publicado en 1954 por la escritora inglesa Barbara Comyns,  que ha sido editado por Gatopardo Ediciones en junio de 2020, para el público de habla hispana. Una novela inspirada en hechos reales datados fidedignamente, en los que la autora se basó para construir la increíble historia  de la que hoy os quiero hablar. Y que comienza citando al poeta norteamericano, Henry Wadsworth Longfellow:



<De lo que fue y lo que pudo haber sido.

Y de los que cambiaron y los que murieron.>

LONGFELLOW

 

Los que cambiaron y los que murieron cuenta la historia de los Willoweed, una extravagante familia regentada por una abuela dictatorial y glotona, que posee cuantiosas  y fértiles tierras, pero que gasta lo mínimo en la familia y la casa. Esta avara mujer tiene bajo su dominio a un hijo y tres nietos huérfanos de madre, que dependen económicamente de ella. El padre de los niños, Ebin, es un ser débil y perezoso, que está sometido de lleno a su madre. La prole de tan reprochable progenitor está formada por: Emma, una joven prometedora que vale mucho más que la atención que recibe;  Dennis, el heredero de la estirpe, un niño imaginativo y sensible; y Hattie, la menor de todos y favorita del padre, pese a tener grandes sospechas con respecto a su paternidad. Todos ellos, junto al personal de servicio de la casa y los habitantes del pueblo donde residen del condado de Warwickshire, vivirán unos extraños acontecimientos que mantendrán al país pendiente de ellos durante algunas semanas.

Bidford-on-Avon
Fuente: campsites.co.uk

Todo se inició días después de la terrible inundación que puso el pueblo patas arriba. Cuando la localidad empezaba a recuperarse de los desastres causados por el desbordamiento del río, los habitantes del lugar comienzan a dar señales de locura con tendencias suicidas, y a enfermar mortalmente. Al principio parecen hechos aislados, pero poco a poco irán contagiándose uno a uno, sembrando el miedo y el desconcierto éntre los vecinos del lugar.


Entre tanto, la familia Willoweed sigue su vida alocada en la granja: Los niños juegan libremente por los campos, el padre va en busca de escarceos amorosos, la abuela celebra una fiesta de cumpleaños entre sus campesinos, las criadas van en busca del amor para escapar de su realidad... Sólo Emma parece tener conciencia de lo que está pasando, y pesarosa por la inconsciencia de su entorno, intenta en vano ayudar mientras vive sus primeros sueños románticos.

Hasta que un día todo parece precipitarse sobre los Willoweed. La paranoia invade la localidad entera, debido a las incesantes y sospechochas muertes. Los lugareños enfermos de odio buscan a quien culpar, y toman terribles represalias contra los posibles culpables de la epidemia. Estos aterradores hechos despiertan de su letargo a Ebin Willoweed que, olvidando al completo su faceta de padre, decide retomar su carrera periodística informando de los sucesos a los grandes periódicos del país. ¿Conseguirá la localidad superar las consecuencias de la epidemia? ¿Será Ebin Willoweed el héroe del lugar? ¿Alcanzará Emma la recompensa merecida? ¿Será éste un cuento con final feliz?

Los que cambiaron y los que murieron es una peculiar novela. Una historia narrada a ritmo de fábula que abre una brecha en el tiempo, para desconcierto de quienes se adentren en ella. Ubicada en el año de la coronación del rey George V del Reino Unido (1911), la autora asegura que sucedió setenta años antes, creando de este modo confusión:


<ÉPOCA

Verano, cerca de setenta años atrás

LUGAR

Warwickshire>


Un ardid estilístico que acentúa el carácter surrealistas del comienzo del libro. En este singular inicio del relato el orden de las cosas parece haber cambiado, simulando una realidad alternativa. Pero muy pronto cambiarán las cosas, porque el lector será sometido a grandes dosis de realidad.


<Los patos atravesaron nadando las ventanas del salón. El peso del agua las había abierto a la fuerza, de modo que los animales entraron en el interior. Circunnavegaron la estancia entre graznidos de aprobación, después partieron otra vez hacia el exterior para explorar el maravilloso nuevo mundo que había llegado durante la noche. En los escalones del porche, el viejo Ives los llamaba aporreando su cubo rojo con un palo, pero aquel día los ánades desoyeron sus instrucciones y se alejaron remando, blancos y resplandecientes, hacia la cancha de tenis. Allí estaban los cisnes, sondeando el agua parduzca y turbia con sus largos cuellos. Por todas partes se oía el chasquido sibilante del agua al penetrar en lugares insólitos, resonaba un bramido lejano y por encima el griterío de los hombres que trataban de rescatar al ganado de los pastos cercanos al nivel del río. Un cerdo pasó chillando, sus patitas chapoteaban frenéticamente y se agarraban al pescuezo, rojo y ensangrentado, y una barcaza de casco plano con varios hombres a bordo le iba a la zaga. La embarcación daba vueltas sobre los fieros remolinos de la corriente con todo, al final salvaron al cerdo, que gritó aún más fuerte. Los niños, Hattie y Dennis, contemplaban el rescate desde la ventana de un dormitorio, y de pronto salió el sol radiante y cegador y lo bañó todo de plata. Desde abajo, el viejo Ives dijo:

-          Mala cosa que brille el sol con una riada, se lleva la humedad de vuelta al cielo.

La abuela salió a su encuentro, e intercambiaron unas palabras en el porche. Olía intensamente a barro y era el primer día de junio.>

 

Un inicio soberbio que introduce al lector en una trama principal oscura y trepidante, dejándolo exhausto al intentar descifrar la incógnita que encierra la misteriosa epidemia. Una fascinante, feroz y algo cómica historia central, que se desgrana de forma natural en varias subtramas protagonizadas por figuras principales y secundarias del libro. Para ello, la autora pone toda su magia creativa en la construcción de todos los personajes, perfilándolos en dos trazos y otorgándoles corazón y alma.


 <Allí, meciéndose suavemente en el columpio, Emma sintió un deseo impetuoso de tener prendas bonitas, así como un admirador o varios; y también de viajar, quizá en un yate privado. Se imaginó un barco blanco surcando unas aguas azulísimas, y se vio a sí misma en la cubierta luciendo un traje largo de cola. Y después vendría el tango.>


Con el excelente manejo narrativo de las historias anexas a la principal, Barbara Comyns enriquece y aumenta el interés sobre su relato. En él nada sobra, cada detalle es importante y necesario para lograr el clímax buscado: Una atmósfera brumosa y un tanto dadaísta, que por momentos quiere traer recuerdos Dickensianos.


<La abuela Willoweed tenía un público bastante limitado, pues llevaba muchos años sin ir más allá de su jardín. Se negaba a caminar o transitar terrenos que no le perteneciesen. Por ese motivo nunca visitaba sus granjas. Para acceder a ellas, habría que atravesar el pueblo. La mayoría de los niños del pueblo jamás la habían visto y para ellos se había convertido en un personaje aterrador. La creían capaz de oírlo absolutamente todo con su trompetilla, pensaban que en lugar de lengua, tenía en su horrible boca dos serpientes sinuosas.>


En cuanto al estilo, la autora maneja un léxico rico y colorista, acompañado de figuras retóricas que otorgan grandeza a un texto corto en extensión, pero enorme en emoción. Un relato apasionante, en el cual todo tiene significado, que pretende divertir e impresionar al lector con la crítica social que subyace en su extravagante historia. Un cuento ideal para ser escuchado bajo la luz de las velas en la fría y otoñal noche de Halloween.


Casa natal de Barbara Comyns
Fuente: yourlocalweb.co.uk

Los que cambiaron y los que murieron no es una historia real, pero está basada en sucesos verídicos acontecidos en el verano de 1951 en una localidad del sur de Francia: el envenenamiento masivo de la población de Pont-Saint-Esprit, a causa de una intoxicación alimenticia originada por cornezuelo de centeno. Barbara Comyns cambió el lugar de los hechos trasladándolos a su localidad de nacimiento en el condado de Warwickshire. Construyó su historia utilizando personajes y entornos familiares para ella, con implícitos guiños autobiográficos. Una artimaña nada fuera de lo común en su obra, pues recordemos que en su segunda novela, Y las cucharillas eran de Woolworths, recurrió a su primera experiencia matrimonial para la trama. La autora, lejos de sentirse atrapada por las reglas sociales y familiares, utiliza todo lo que tiene a su disposición para conseguir una historia grotesca e hilarante a ratos, ácida y mordaz por momentos; pero siempre creíble, sólida y original

Graham Greene definió a Barbara Comyns ante el editor Max Reinhardt como “una escritora loca pero interesante”.  En mi opinión, una máxima algo simple para describir a una autora que rompió las barreras establecidas de lo convencional en favor de la libertad creativa.

 

 <El lenguaje y la imaginación no pueden ser aprisionados.> Salman Rushdie

 

 

Undine von Reinecke ♪

 

 

 

La autora por la Editorial:

Barbara Comyns (1909-1992). Nació en el condado inglés de Warwickshire, en una familia venida a menos. Estudió arte en Londres y contrajo matrimonio con Arthur Price, un pintor con el que tuvo dos hijos. Se ganó la vida de las formas más variopintas: vendedora de coches antiguos, modelo, cocinera o criadora de caniches. En 1945, se casó en segundas nupcias con Richard Comyns, un funcionario del Foreign Office que trabajaba bajo las órdenes de Kim Philby y con quien viviría en Ibiza y en Barcelona durante dieciséis años. De sus novelas cabe destacar: Y las cucharillas eran de Woolworths (1950), La hija del veterinario (1959), The Skin Chairs (1962), El enebro (1985), Mr. Fox (1987) y The House of Dolls (1989), entre otras.

 



Fuentes de información:

https://unbound.com/boundless/2019/03/14/backlisted-essay-who-was-barbara-comyns/

https://en.wikipedia.org/wiki/1951_Pont-Saint-Esprit_mass_poisoning

 


42 comentarios:

  1. Hola!
    Me ha resultado interesante esta historia que aunque no sea real al está basada en hechos reales me ha llamado la atención.
    Me la llevo anotada. Mil gracias por la recomendación.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto me alegro! Es un relato fascinante y espero que lo disfrutes muchísimo.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  2. Buenos días,
    pues no conocía la novela y no pinta nada más; además viniendo de la mano de Gatopardo es una apuesta segura. Me lo llevo apuntado.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, guapísima:
      Es una fábula extraordinaria, nada común y con final agradable. Creo que puede gustarte.
      Un abrazo grande, y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  3. Disfruté hace poco de la lectura del libro que has reseñado. Adictivo, amable y muy entretenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos tardes, Aurelio:
      ¿Verdad que sí? Esta novela de Comyns es para leerla en una tarde de fin de semana, y disfrutar de todos sus fases emocionales hasta llegar a "ese final". Una conclusión que saca una sonrisa cómplice al lector. Debió ser todo un personaje la escritora.
      Un saludo y muchas gracias por leerme y comentar!!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    En esta ocasión no me animo pero gracias por la reseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por la visita!
      Un abrazo y feliz jueves!!

      Eliminar
  6. No lo conocía antes, espero poder darle la oportunidad pronto ❤

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las historias basadas en hechos reales así que me llevo tu recomendación.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, guapísima:
      Estate segura que te gustará. Es una lectura inquietante, divertida y muy diferente. Y además, te deja muy buen humor.
      Un abrazo grande!!

      Eliminar
  8. Me descubres otra novela que no conocía y que pinta la mar de bien. Además, con esta editorial es difícil fallar. Y qué me gusta la canción que has elegido! Me veo ya tatareándola toda la tarde...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tarareándola... que se me ha colado la t...

      Eliminar
    2. Buenas tardes, Margari:
      Tú y yo somos muy musicales y necesitamos de estos momentos. Me alegra compartirlos contigo.
      Sobre la novela, no dudes en leerla si llega a tus manos, porque es muy diferente y merece disfrutarse.
      Un abrazo grande y gracias por la visita!!

      Eliminar
  9. Buenas tardes Undine!. Había oído hablar de la novela y de la autora pero poco sabía de ambas y me ha encantado tu reseña, estoy segura que es de las mías. Tomo nota que Gatopardo se va convirtiendo poco a poco en una de mis editoriales favoritas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mar:
      No lo dudes, Barbara Comyns y esta novela en concreto te gustarán. Gatopardo elige muy bien sus títulos y a día de hoy es una de mis editoriales de referencia también.
      Un abrazo grande, y gracias por la visita!

      Eliminar
  10. Querida Undine:
    Tenías que empezar a leer libros mal escritos, de esos de famosillos y así para que yo no tuviera que apuntar tantos títulos. El punto surrealista no me atrae demasiado pero todo lo demás, sí. Porque encima me lo imagino diferente y me gustan mucho los libros que no sabes bien por dónde van a salir.
    Yo también pienso en qué se les pasará por la cabeza durante el proceso creativo, creo que viven varias vidas a la vez.
    Besitos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Norah:
      Yo te haría caso, pero el problema es que siempre me empeño a ir contraviento, a no ser que el viento me lleve al lugar que busco. :) Ya en serio, es super interesante esta novela. Ese punto surrealista es sólo ligero. No complica la lectura en su entendimiento. Tan sólo matiza el caracter. Te animo a que le des una oportunidad. Eso sí, alguna escena es violenta, pero siendo como eres aficionada a King no creo que eso te frene. Y sí, no sabes por dónde va ir el libro, aunque en ocasiones crees saberlo.
      Un beso grande y muy feliz jueves!!

      Eliminar
  11. Holaa!! otro más que no conocía pero que me ha llamado mucho la atención porque la historia suena interesante. Me lo llevo apuntado.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Cuanto da de sí el tema "cornezuelo del centeno" en libros y pelis (calamidades, muertes y suicidios). Ha sido empezar a leerte y ver "epidemia", "riada", en fin que todo nos suena por desgracia ¿verdad?
    He pensado muchas veces también en el proceso de creación de sus obras, sobre todo de esos personajes historias tan distintas e imaginativas y en este caso me parece curioso que la autora haya cogido para su argumento un hecho ocurrido y lo haya adaptado a su historia.
    La tendré en cuenta
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marian:
      Barbara Comys era una mujer muy original a nivel personal y también como escritora. Yo creo que iba por la vida anotando todo lo que veía para usarlo de alguna manera. Por ello no me extraña nada que apuntara esa epidemia para levarla a sus paisanos de warwickshare, seguro que se vengó imaginariamente de más de uno mientras escribía. :)
      Ya me contarás si te animas a leerla.
      Un abrazo grande y gracias por la visita!!

      Eliminar
  13. Lo leí hace meses y me gustó mucho por su aire surrealista y por las comparaciones con la situación actual.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Rocío:
      Fíjate, que aunque evidentemente la epidemia te retrotarae a la situación actual, a mí me parece una historia eterna. Me hace pensar en la mediocridaz y mezquindaz del ser humano en masa, e individualmente. Me divirtió mucho su punto de vista con respecto al tema, y sus pequeñas venganzas personales con respecto a la familia, la educación y la religión.
      Recuerdo haber visto notificación de tu reseña. No la leí entonces, porque tenía el libro preparado para leerlo y quería ir de nuevas a su mundo. Pasaré ahora por tu página para leerte.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  14. Otro libro que me llevo apuntado. Me atrae mucho lo que cuentas de él. Y qué decir de la música que lo acompaña... Gracias Undine por estas reseñas maravillosas. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Esther:
      Es una novela muy corta (160 págunas), te te leerás de una tirada. Es fresca, divertida y nada traumática. Eso sí, tiene escenas veraderamente tremendas que dejan alucinado al lector por la audacia de su escritora.
      Ya me dirás tu opinión cuando la leas.
      Un abrazo grande y muy feliz domingo!!

      Eliminar
  15. Muero por conocer a esa abuela, no digo más.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Inés:
      La abuela es tremenda, pero lo son toditos los personajes principales. Nada tiene desperdicio en este relato. Ya me contarás.
      Un beso grande y feliz domingo!!

      Eliminar
  16. Me has convencido para leer esta novela. Las situaciones grotescas o absurdas me suelen divertir mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te animes con ella! Yo creo que te gustará un montón.
      Un abrazo y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar
  17. Hola Undine!! Es una autora que llevo mucho queriendo leer, así que me alegro que te haya gustado. Tomo buena nota de tu experiencia lectora. ¡Estupenda reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ana:
      Anímate con Barbara Comyns. Es una autora fantática, original y divertida. Hace de situaciones grotescas escenas amables, algo nada fácil de conseguir.
      Ya me contarás tu experiencia con ella.
      Un abrazo grande y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar
  18. Solamente con la sinopsis del principio, la autora no era solamente imaginativa, sino también vidente. Es cierto que hace falta un ingenio especial para dar vida a las maravillosas historias que encontramos en los libros, sobre todo cuando además retratan los aspectos de una sociedad.
    ¡Cuánto podríamos aprender de los libros si le diéramos el lugar que se merecen!. Como siempre, gracias por tus increíbles reseñas y lo que aprendo con ellas. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tarde, Marisa:
      ¡Muchas gracias por tus palabras, eres muy amable!
      Con respecto a lo que dices, tienes mucha razón. Si tomáramos nota de los acontencimientos históricos y aprendiéramos ellos podríamos evitar muchas cosas negativas. Pero debe ser que el ser humano no quierre aprender. Espero que algún día esto cambie.
      Un abrazo fuerte y muchas gracias por pasar a visitarme!!

      Eliminar
  19. Gracias por descubrirme un nuevo título.
    La verdad es que parece una novela diferente, peculiar, ya sólo por eso me la apunto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué estupendo que te apetezca leerlo! Ya me dirás qué te ha parecido.
      Un abrazo grande, y gracias por la visita!!

      Eliminar
  20. No lo conocía, y tomo nota, porque las historias basadas en hechos reales son mi debilidad. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te gusten, Rocío! De todos modos, los acontecimientos son adaptados por Comyns. No sé cuánto de verdad hay en la novela. No obstante, te la recomiendo muchísimo.
      Un abrazo y muchas gracias por pasar a leerme!!

      Eliminar
  21. No hace falta mucho para convencerme ! Buscare que se me cruce....o mejor que me atropelle.
    Saludosbuhos! !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Entonces eres como yo. La curiosidad lectora siempre me puede :)
      Ya me dirás qué te ha parecido.
      Un abrazo y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar