miércoles, 3 de marzo de 2021

RESEÑA: "MI VIDA EN UNA MONTAÑA ESPAÑOLA", JULIETTE DE BAIRACLI LEVI

 

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha técnica:

ISBN: 9788494758133

Editorial: Editorial Trifolium

Traducción: María Fe González Fernández

Fecha de la edición: 2018

Lugar de la edición: Granada

Número de la edición: 1ª

Encuadernación: Rústica con solapa

Dimensiones: 14 cm x 22 cm

Nº Pág.:120

Idiomas: Castellano


Sinopsis de la Editorial

Este libro recoge la estancia de Juliette de Bairacli Levi en la década de los 50 del siglo pasado en Lanjarón en el viejo molino de Góngoras, al pie de Sierra Nevada, donde cogió el tifus, fue madre, se relacionó con gitanos y donde cuenta muchas aventuras más.

 


Propuesta musical para este libro:


 

Lo que Undine piensa del libro:


<La Alpujarra es un poema natural y religioso...> Ángel Ganivet


Existe un lugar situado a los pies de Sierra Nevada llamado La Alpujarra. Según dicta la leyenda, fue desde allí que volvió su mirada triste Boabdil hacia Granada después de entregarla a los Reyes Católicos. Esa misma fábula dice que tuvo que escuchar amargas palabras de su madre mientras se adentraba en aquellas tierras alpujarreñas que serían su señorío durante un año antes de partir hacia Marruecos.


<Llora como mujer lo que no supiste defender como un hombre.>


Balneario de Lanjarón (F: Wikipedia)

La Alpujarra es una tierra llena de misterio e historia que conserva intacto el honor de ser el último suspiro de Al-Andalus. Comprende más de ciento cincuenta pueblos entre las provincias de Almería y Granada. Cercana a esta última se encuentra la localidad de Lanjarón, un pueblo que se hizo famoso allá por 1774, cuando un monje capuchino moribundo sanó tras beber de las aguas de uno de sus manantiales. Desde entonces han sido múltiples los visitantes ilustres que han pasado por el municipio alpujarreño para disfrutar de sus aguas termales en busca de una cura de salud o para disfrutar de su hermoso y privilegiado entorno natural, desde el escritor norteamericano Washington Irving a la emperatriz Eugenia de Montijo. Con la construcción a comienzos del siglo XX de su balneario, Lanjarón se convirtió también en un centro de encuentro para intelectuales de la época. Por sus calles pasearon Virginia Woolf, Manuel de Falla, Federico García Lorca, Julio Romero de Torres, e incluso el premiado en 1950 con el Nobel de Literatura Bertrand Russell. Nombres notables de todos los ámbitos de la cultura que en muchas ocasiones se vieron inspirados por el entorno de aquellas tierras. Este es el caso de Juliette de Bairacli Levi, que ha pasado a la historia con el honor de ser reconocida como una de las más importantes herbolarias de reconocimiento mundial, pionera en el campo de la medicina veterinaria holística y como una de las autoras mejor consideradas dentro de la literatura herbolaria, cuyos trabajos han servido de inspiración a multitud de estudiosos de la materia. Pero Bairacli Levi no sólo escribió sobre plantas y los remedios que obtuvo de ellas, también fue una estupenda cronista viajera que plasmó sus experiencias nómadas por medio mundo mientras iba en busca de sus plantas. Ese es el caso de Mi vida en una montaña española, el título que recoge la estancia de la autora en tierras de Lanjarón. El texto ha sido publicado por la editorial Trifolium para los lectores de habla hispana con la estupenda traducción de María Fe González Fernández.

 El libro comienza así:


<La cordillera de Sierra Nevada es tan extensa que constituye un país en sí misma, con sus municipios e innumerables poblaciones, sus ríos y sus arroyos y las costumbres peculiares de la gente que cultiva, comercia o simplemente habita allí, preservando genuinamente gran parte de la vida tradicional española.

Este libro tan solo narra la vida montañesa en la zona del molino donde viví desde comienzos de primavera hasta finales de otoño, época en la que nació mi segundo hijo y en la que mi primogénito y yo casi dimos con nuestros huesos en el cementerio de Lanjarón, víctimas del tifus que se extendió como una plaga por aquella parte de Sierra Nevada.>


Mi vida en una montaña española son las entrañables crónicas de la permanencia en Lanjarón de Juliette de Bairacli Levi. Pero muchos de vosotros os preguntaréis quién se esconde tras este exótico nombre, una pregunta que yo también me hice antes de disponerme a leer esta apasionante historia.

Juliette con sus hermanas
Fuente: cloverleaffarmblog.com

Juliette de Bairacli Levi fue una mujer británica nacida en el seno de una familia judía acomodada, de padre era turco y madre egipcia. Vio comenzar sus días en la ciudad de Manchester en el año 1912, allí tuvo una infancia feliz y próspera junto a sus cinco hermanos en un hogar lujoso con múltiple personal de servicio. Desde muy temprana edad se hizo notar en ella el amor por los animales, llegándole la vocación veterinaria por una triste experiencia, cuando los cachorros que criaba su padre enfermaron y murieron. Decidió entonces dedicarse a esta profesión matriculándose con el tiempo en las universidades de Liverpool y Manchester, pero quedó horrorizada por lo que vio allí mientras estudiaba; las prácticas que realizaban con los animales, los experimentos y tratamientos que les practicaban le parecían monstruosos. Analizando esta situación concluyó que para alcanzar resultados óptimos en este campo se debía aprender de quienes convivían con los animales y los criaban en la naturaleza. Así comenzaron sus viajes por el mundo a la búsqueda del conocimiento sobre medicina natural de un pueblo nómada por excelencia poseía, el gitano. Recorrió caminos de América, Francia, África del Norte, Turquía y España, aprendiendo a recolectar plantas y a trabajar con ellas para encontrar tratamientos naturales alternativos y menos dañinos tanto para los animales como para los humanos. Tuvo una clínica veterinaria para perros en Londres durante la década de los treinta, donde aplicaba un tratamiento de su creación para curar el moquillo, también se le atribuyó la cura de ovejas por medio de métodos naturales. Aprendió a usar los beneficios del ayuno para algunas enfermedades, como también siguió fielmente las enseñanzas de Edmond Szekely (doctor húngaro que ejercía su profesión en un rancho cercano a San Diego, California),  quien era defensor de tratar todo el cuerpo en la enfermedad humana, y no sólo los síntomas locales. En 1952 publicó Manual completo de hierbas para granjas y establos en Inglaterra, una recapitulación de los remedios que se venían aplicando históricamente pero que hasta ese momento sólo se transmitían de generación en generación verbalmente.

De su viaje a España no sólo recogió la sabiduría popular en beneficio de su profesión, su vida personal también se vio afectada, ya que fue aquí donde conoció al que posteriormente sería su marido, el famoso periodista y escritor español Francisco Lancha Domínguez, con el que tuvo dos hijos, Rafik y Luz. Esta última nació en Lanjarón, población donde se sitúan las crónicas que me nos ocupan. Pero la diferencia de criterios con respecto a la forma de vida era notable entre ellos, ya que él prefería vivir en la ciudad de Tetuán, donde trabajaba como periodista, y ella en la montaña alpujarreña estudiando sus plantas. Así lo reflejó la propia Bairacli Levi en Mi vida en una montaña española.


<Nos peleábamos mucho por este tema. Él pensaba que estaba loca por elegir vivir sola en un viejo molino en España cuando iba a nacer nuestro segundo hijo en lugar de estar con él en Tetuán.>


Juliette vivió por un tiempo en New Forest (Inglaterra), pero terminó regresando al Mediterráneo donde edificó bonitos hogares ajardinados para sus hijos, protegidos por sabuesos afganos. Además de seguir estudiando sus plantas, plasmó por escrito sus viajes, contando en ellos lo que aprendía y cómo era su forma de vida, dio conferencias en Norteamérica sobre medicina herbal, sus trabajos fueron fuente de inspiración durante la década de los setenta para las personas que buscaban el regreso a una forma de vida más natural. Sus seguidores creían en ella porque sabían que ella había vivido según pregonaba. Su éxito fue tal que en 1990 llegó a protagonizar un reportaje titulado Juliette of the Herbs. Después de una larga vida dedicada a los animales y a luchar por perfeccionar una forma de vida más cercana a la naturaleza, Julliette de Bairacli Levi finalizó sus días en 2009 en Suiza, donde vivía cerca de su hija.

Ahora que ya conocemos al personaje podemos intimar con su literatura. ¿Qué podemos encontrar en Mi vida en una montaña española? En este libro hallamos el precioso testimonio de una viajera, de una profesional de la veterinaria, amante de la naturaleza, de la vida al aire libre y del pueblo romaní, en su búsqueda de la sabiduría popular con respecto al uso de las plantas.

La autora describe con preciosista exactitud cómo era la vida en Sierra Nevada en la década de los cincuenta, cómo eran las gentes que habitaban Lanjarón y su relación con la fauna que les proporcionaba el sustento para vivir. Dibuja con gran lirismo escenas de un gran romanticismo semejantes a esos cuadros costumbristas de los que se sirvieron los grandes maestros del cambio de siglo, como Joaquín Sorolla en su gran obra Visión de España, para promocionar la nación.





< ¡Qué música aquella de las procesiones de animales en Sierra Nevada! Sonaban los cascabeles del cuello y de los jaeces, los cascos batían contra la calle moderna de cemento, la manada de perros ladraba y los hombres daban instrucciones a las monturas: “burr-o”, a los burros; “ja-rr” a las mulas; “che-c, a los caballos”.>


Bairacli Levi observa con ojo amistoso aunque crítico la sencilla forma de vida de las gentes de Lanjarón y su sierra, las costumbres heredadas de la cultura popular y la conducta social que aún perduraba por la tradición. Percibe con gran sentido del humor y curiosidad la forma de vida que aún persistía en esta remota región española cuando la subcultura de los Teddy boys y el rock and roll comenzaban ya a invadir las calles de su Inglaterra natal por aquel entonces.


<A lo lejos, a la orilla de los arroyos de los tres molinos y del angosto río Usagre, se oía cantar a las mujeres mientras lavaban la ropa blanca y la de vestir. También se dedicaban a cotillear las unas de las otras.>


Se sorprende de la pobreza y la ignorancia que llevaba a parte de su población a vivir entre la suciedad y a convivir dentro de las casas con los animales en pésimas condiciones higiénicas, en contraste con la limitada zona privilegiada de Lanjarón acondicionada para el turismo elitista del balneario. 

Para una mujer acostumbrada a vivir de forma nómada en un medio natural sano, que además tenía un niño pequeño y esperaba otro próximamente, la necesidad de buscar un entorno más agradable en medio del campo se convirtió en urgencia. Así es como encontró Molino de Góngoras.


<La montaña fue siempre mi amiga mientras estuve en el molino. Me proporcionaba regalos magníficos: la mudanza de tonalidades cuando cambiábamos de estación o la presencia de animales -lagartos y serpientes, miríadas de mariposas y libélulas- y de pájaros. Por la noche, las estrellas lo iluminaban todo de plata con su luz brillante y las luciérnagas encendían diminutas luces en el jardín del molino al lado de la corriente superior y sobre las rocas de la terraza, incluso brillaban en la pared pétrea de mi cuarto.>


Juliette con sus hijos en Sierra Nevada
Fuente:womenandmountains.com

Es a partir de este punto de la crónica que comenzamos a sentir cómo la autora se desborda narrativamente para captar con palabras las sensaciones que experimentó durante su estancia en la montaña hasta que se despidió de ella. Los pasajes que protagonizan los capítulos del texto son fotografías recogidas con la mirada del alma plasmados con un estilo dinámico, culto y bellísimo. La escritora no sigue una línea temporal rígida en su narración, sino que va contando espontáneamente los recuerdos que le van causando sus emociones como cronista, como mujer y madre, y como amante de la vida natural en armonía con el entorno. Por estas páginas van pasando las anécdotas que le sucedieron en el Molino de Góngoras, nos cuenta cómo era su relación con las gentes que la acogieron, nos relata el trato que tenía con los vecinos cercanos al molino y con las gentes que pasaban por allí de manera itinerante; nos relata sus descubrimientos naturales y a nivel humano. No se deja llevar de manera negativa por los acontecimientos oscuros de su estancia allí, que los hubo y muy graves, sino que en sus apreciaciones la autora denota una acentuada visión romántica sobre lo que era para ella la vida en comunión con la naturaleza. Una conducta que para muchos lectores puede parecer muy poco práctica,  pero que define con gran precisión el espíritu que movía a Juliette de Bairacli Levi. Sin duda toda una ecologista.




< ¡Qué raros somos los seres humanos! En los luminosos meses de agosto y septiembre, tan generosos en fruta, cosechas de cereal y miel, ellas ocupaban su tiempo lavando tripas sin pensar en la contaminación de aquellos riachuelos cristalinos.>


Por otro lado, en los pasajes que dedica al folclore y a la cultura de aquellas tierras que tienen que ver con la sociología y la religión, la autora da muestras de una conciencia completamente abierta y libre de prejuicios, sin por ello caer en la ingenuidad. Denota especial conocimiento sobre el pueblo romaní con el que ya había tenido trato en sus anteriores viajes por el mundo y con el que vuelve a entrar en contacto en su estancia en Sierra Nevada.


< ¿A qué niño no le gustaría esta gente? A ninguno, salvo que los mayores los asusten contándoles historias de gitanos que robaban niños o de brujas gitanas. Ellos, con su ropa brillante y sus joyas, sus perros y sus caballos, su música y canciones, asustaban  a algunos e inspiraban a otros, especialmente a los bailarines españoles. Los gitanos llegaban al mundo gris de un niño como una bandada de resplandecientes pájaros del paraíso.> 


Las anécdotas que sobre ellos cuenta están llenas de admiración, cariño, agradecimiento y en ocasiones también, por qué no decirlo, cierta aprensión. Estos últimos sentimientos de reparo con respecto a ciertos miembros del pueblo gitano, unidos a las hazañas realizadas por la dueña del molino, protagonizan los pasajes más divertidos del libro. En ellos la autora demuestra mucha inteligencia y un gran sentido del humor al conseguir reírse de sí misma cuando ha sido víctima de la situación.

Hasta aquí mi reseña de hoy. Como todo viaje de placer que se precie, mi primer contacto con la obra y la vida de Juliette de Bairacli Levi ha llegado a su fin cuando estaba comenzando a tomarle afecto. Ha sido muy interesante conocer la figura de esta mujer que demostró al mundo científico caminos alternativos naturales para conseguir la misma meta. Su postura ante la vida demostró mucha valentía y fortaleza de carácter para afrontar las difíciles situaciones que experimentó y reflejó en Mi vida en una montaña española. Aunque con carácter personal algunas de sus decisiones vitales puedan parecerme cuestionables, sin duda alguna su persona merece ser conocida y sus trabajos valorados por todo aquel que se declare amante de la naturaleza, la belleza, la armonía y de en definitiva de la vida.


<Dormía..., dormía y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir... y el servir era alegría.> Rabindranath Tagore


Undine von Reinecke

 

 

La autora por la Editorial:

Fuente: theherbalacademy.com
Juliette de Bairacli Levi (Manchester, Inglaterra, 1912 - Burgdof, Suiza, 2009). Después de estudiar veterinaria en las universidades de Manchester y Liverpool, viajó por Turquía, Israel, Grecia, Francia, España, América y África, entre otros lugares, para estudiar las hierbas medicinales, convirtiéndose en una especialista con varios libros publicados sobre la materia. Escribió igualmente sobre la excelencia de la vida nómada en armonía con la naturaleza, fruto de sus experiencias vitales con gitanos, agricultores y ganaderos.



Fuentes de información:

https://theherbalacademy.com/juliette-of-the-herbs/

https://aliciabaylaurel.com/2009/05/29/juliettedebairaclilevy/

https://www.ideal.es/granada/provincia-granada/visitantes-reales-alpujarra-20180303085643-nt.html

http://womenandmountains.blogspot.com/2016/05/juliette-de-bairacli-levy.html


 

 

 


26 comentarios:

  1. Me gusta la ambientación en Sierra Nevada y los años 50. No tiene mala pinta.

    Gracias por la magnífica reseña. Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Lo mejor de todo es que es una historia real.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Undine, pues la verdad es que aunque muy entusiasta tu reseña, no sé si me apetece lanzarme con este libro... por un lado me llama, pero por otro me da que me va a resultar aburrido, no sé por qué... en fin que lo pensaré.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nitocris:
      El libro no resulta aburrido porque la autora escribe muy bien, pero entiendo que no te apetezca. A mí las vidas de personajes singulares siempre me han llamado la atención. Yo no conocía la existencia de esta mujer y me ha parecido de lo más interesante.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  3. Hola! No conocía esta obra y me llama la atención, la voy a anotar para darle una oportunidad, quizá mas adelante. Me has dado ganas de conocer a esta mujer.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Jani:
      Eso mismo me ocurrió a mí, cuando conocí el personaje me dejé llevar por su historia personal. Espero que disfrutes del libro.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Siempre me sorprendes con tus reseñas, nos traes libros totalmente desconocidos al menos para mí. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Esther:
      Este año me propuse buscar sabia nueva para mi biblioteca, espero sea de interés no sólo para mí.
      Un abrazo y muchas gracias por tu visita!!

      Eliminar
  5. Querida Undine:
    ¿Dónde hay que apuntarse para unos días en semejante remanso de paz? En las librerías me dirás. Admiro mucho a estas personas capaces de ser tan fieles a sí mismas, yo me achico enseguida y me entra el miedo con las dificultades. Lo de las plantas no lo llevo. Siempre se me dio fatal en el colegio y el insti. Pero todo lo demás me gusta. Creo que no he leído ninguno del montón de libros que se han escrito sobre el tema. Yo también me cuestionaría alguna de sus decisiones vitales pero me aprovecharía de su valentía para vivir esta historia a través de su experiencia. Una cosa por la otra.
    Me lo apunto.
    Besitos y ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, querida Norah:
      Yo también me apunto a unos días de balneario. Lo malo es que no creo que se den pronto.
      Con respecto al mundo de las plantas, a mí siempre me ha gustado, pero no entiendo mucho. Confío en su poder combinado con la ciencia habitual...en la armonía entre las diferentes maneras de tratar las enfermedades.
      Por otro lado, entiendo que esta historia te atraparía, al igual que me ocurrió a mí. La protagonista te caería bien y perdonarías sus peculiares decisiones en algunos temas como el de la maternidad.
      Un abrazo grandísimo y gracias por compartir tu opinión!!

      Eliminar
  6. Hola.
    Tuvo que ser una mujer, cuanto menos, particular y todo lo que nos has contado me ha resultado muy interesante pero no sé si disfrutaría con la lectura del libro. Lo que sí haré será regalárselo a mi prima, que es veterinaria, seguro que ella lo disfrutará.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Efectivamente, fue una mujer muy original. Estoy segura que a los veterinarios, aunque difieran con respecto a las opiniones de Juliette de Bairacli Levi, les interesaría conocer los métodos de esta naturista. Ya me dirás si tu prima conoce a este personaje y qué opina sobre ella.
      Un abrazo y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar
  7. Buenas tardes Undine!. Siempre me sorprende los libros tan originales y desconocidos que nos traes. Y la verdad es que me llama, me gusta todo lo que tiene que ver con las plantas y la elaboración de remedios y pócimas, y la vida de esta mujer me parece también muy bien muy interesante. Me lo llevo apuntado. Una reseña magnífica. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mar:
      No sabes qué vida tan agitada la de esta mujer y cuánto sufrió aquí en España. Su historia no deja indiferente. Si decides leer el libro, no dejes de contarme tu opinión.
      Un abrazo fuerte y muchas gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  8. Holaa!! pues este tampoco lo conocía, pero con todo lo que cuentas sin duda has logrado llamar mi atención jaja no descarto darle una oportunidad más adelante, gracias por compartir tu opinión.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Si lo lees finalmente pasa por aquí a darme tu opinión.
      Un abrazo y feliz semana!!

      Eliminar
  9. Pues solo por conocer a esta mujer tan interesante merece la pena leer este libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso yo. Ya me dirás qué te parece.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  10. Hola Undine!! Me parece una lectura la mar de atrayente, además, Sierra Nevada me encanta. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Ana! Espero que disfrutes mucho del libro si finalmente lo lees.
      Un abrazo y gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  11. A veces me gusta saber qué sienten quienes son valientes para seguir sus gustos y adentrarse en otras culturas y otras formas de vivir; creo que aprendo muchas cosas nuevas y a mirar con otros ojos algo que yo sería incapaz de llevar a cabo. Esa vivencia de la escritora en un mundo tan diferente y tan poco urbanita me atrae mucho. Otro título más que anoto en la lista de pendientes. Gracias ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marisa:
      En mi opinión, son personas hechas de una pasta especial. No todos servimos para estos lances (yo no, desde luego). Pero no creas que su vida fue un jardín de rosas, las anécdotas que cuenta en este libro deja muy claro que se enfrentó a muchos disgustos. Pudo perder mucho, aunque no se sentía culpable de sus decisiones. Un tema controvertido, sin duda.
      Un abrazo y mil gracias por leerme con tanto interés!!

      Eliminar
  12. Me interesa esta ambientación ❤

    ResponderEliminar
  13. Hola! Me parece una propuesta muy atractiva, y además conozco la zona, creo que disfrutaría de su ambientación. Un besote y gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ro:
      Creo que tú disfrutarías especialmente este libro. Se lee muy rápido ya que es cortito, y porque la autora escribía francamente bien. Un a curiosidad que te deja satisfecha en todos los sentidos.
      Un abrazo y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar