miércoles, 22 de septiembre de 2021

RESEÑA: "EL CHIVO EXPIATORIO", DAPHNE DU MAURIER

 

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica:

Editorial: Alba Editorial
Traducción: Concha Cardeñoso Sáenz de Miera
Número de colección: 49
Encuadernación: Rústica
Formato: 12,5x20
Páginas: 504
ISBN: 978-84-9065-742-3
Categorías: Clásicos, Rara Avis
Precio:25,50 €

Sinopsis de la Editorial:


John, un profesor inglés de Historia, soltero y de mediana edad, pasa, como todos los años, sus vacaciones en Francia. En Le Mans se encuentra por casualidad con un tipo que es físicamente igual a él. Asombrados por el parecido, se emborrachan juntos y se cuentan sus desdichas. John le habla de su vida solitaria y sin sentido y el otro –el conde Jean Le Gué– le deja entrever que su problema es exactamente el contrario: «Poseo demasiadas cosas. Cosas humanas». A la mañana siguiente, John despierta en un hotel de mala muerte, sus cosas han sido sustituidas por las del conde y un solícito chófer le espera para llevarle a casa. La casa resulta ser un antiguo château con foso, torreones y gárgolas… y es así como se encuentra de pronto al frente de una familia escabrosa, un negocio ruinoso y una nueva identidad siempre en peligro de ser desenmascarada.

Propuesta musical para el libro:




La belle amour es una canción compuesta por Harry Frekin. Fue interpretada por la cante Paule Desjardins en el Festival de Eurovisión de 1957, en el que quedó en segunda posición. La pieza sigue los criterios del llamado estilo chanson, muy de moda en los inicios del famoso festival, que popularizaron a lo largo del siglo XX cantantes de la talla de Édith Piaf, Jacques Brel o Charles Aznavour.


Lo que Undine opina del libro:


<Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero.> Samuel Butler 


Rio Loira a su paso por Blois.
Fuente Undine von Reinecke
Hace algunos años hice un viaje por Francia para ver los castillos del Loira. Una de las etapas de mi aventura gala me llevó hasta la histórica ciudad de Blois, que está situada muy cerca del regio río y a medio camino entre las célebres villas de Tour y Orleans. Blois es famosa por su elegante castillo renacentista, que mandó construir el rey Luis XII, y por haber sido el centro de operaciones de Juana de Arco durante la batalla de Orleans, entre otros muchos acontecimientos históricos de importancia. Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad fue ocupada durante cuatro años por el ejército alemán, y su liberación no llegó hasta agosto de 1944, con la llegada de los norteamericanos. Tanto en el momento de la ocupación como en el de su liberación, Blois tuvo que sufrir constantes bombardeos. Pero esto no fue lo peor que le sucedió a la ciudad en aquellos duros momentos, lo más terrible fue ver cómo vecinos y conocidos de toda la vida se denunciaban unos a otros, acusándose indistintamente de traidores o colaboracionistas, por miedo al invasor y, en ocasiones, por rencillas personales. Así nos lo contó el guía del Museo de la Resistencia de Blois (Centre de la Résistance), quien también nos comentó que, finalizada la contienda, la población firmó un pacto no escrito de silencio y perdón, con el fin de olvidar y dejar atrás aquellos años de vergüenza y dolor. Pues bien, en esta histórica Francia de posguerra, no muy lejos de la ciudad de Blois, se sitúa la novela que os presento hoy. Se titula El chivo expiatorio, y está firmada por la aclamada escritora inglesa Daphne du Maurier. El libro fue publicado en los últimos meses por Alba Editorial, y forma parte de la exquisita colección Rara Avis, al igual que otros exitosos títulos de la autora, entre los que se encuentra El río del francés 👈 que reseñé hace un par de años. 

El chivo expiatorio comienza así:

<Dejé el coche al lado de la catedral y bajé las escaleras hasta la Place de Jacobins. Seguía lloviendo a cántaros. No había parado desde Tours y lo único que había visto de esos campos que tanto me gustaban era la superficie lustrosa de la route national, cortada rítmicamente por el monótono vaivén del limpiaparabrisas.
Antes de llegar a Le Mans, se intensificó el abatimiento en el que había empezado a caer en las últimas veinticuatro horas. Era inevitable, siempre, al final de las vacaciones; pero esta vez era más consciente que nunca de que el tiempo había pasado muy deprisa, no porque hubiera hecho muchas cosas, sino porque no había conseguido nada.>

El chivo expiatorio narra la inquietante aventura de John, un inglés de mediana edad, académico de historia que, como cada verano, pasa sus vacaciones en Francia disfrutando de su patrimonio, preparando las clases que impartirá el próximo curso en la universidad y documentándose para escribir los ensayos que quiere publicar. La temporada estival ha llegado a su fin y John debe volver a Inglaterra. Durante el viaje de regreso al volante de su coche le invade una perturbadora idea; la realidad de sentirse un fracasado solitario y sin familia, que no ha conseguido nada verdaderamente importante en la vida. El cansancio de la conducción bajo la lluvia le obliga a parar en la ciudad de Le Mans. Mientras pasea por la localidad y observa con cierta envidia la actividad de los transeúntes, un individuo se dirige a él en la calle como si le conociera de toda la vida y, pese a la insistencia de John en identificarse, el sujeto insiste en confundirle con otra persona. Tras este extraño incidente, el protagonista decide entrar en el bar de la estación para ahogar sus penas. Pero, de pronto, su mirada se cruza con la de un sujeto que es su viva imagen. Los dos hombres se presentan y comienzan a conversar, invadidos al tiempo por la curiosidad y por una perturbadora premonición. Mientras están hablando, John se confiesa con el individuo que acaba de conocer y le abre su alma al completo. Sin embargo, su interlocutor, que se presenta como el conde Jean De Gué, es parco en palabras y mantiene una actitud sospechosa y reservada. Pese a los recelos que siente John con respecto a su interlocutor, los dos hombres no pueden separarse, y terminan la jornada emborrachándose juntos. A la mañana siguiente, el protagonista despierta con una resaca tremenda en la cama de un hotel de mala muerte, su ropa y objetos personales han desaparecido, y un hombre, que dice ser su chofer, le está esperando para llevarle a su chateau. Le ha tomado por el conde Jean de Gué. John intenta identificarse, pero tanto el personal del hotel como el chofer del conde están convencidos de que él es el señor de Gué que está confuso por los efectos del alcohol. Así pues, sin oponer más resistencia y con mucha curiosidad por comprobar hasta dónde llegará esta insólita aventura, nuestro protagonista decide aceptar esta nueva identidad y se mete en la piel de del aristócrata, sin conocer absolutamente nada de su vida. Cuando llega a la mansión familiar se enfrenta a la que cree será la más dura prueba, la de ser reconocido por cualquier miembro de los de Gué. Pero eso no será más que el principio del problema, porque bajo las piedras del antiguo castillo descansan terribles secretos de amor y muerte que cambiarán el destino de John y de todos aquellos que tuvieron que ver con el verdadero conde de Gué.


El chivo expiatorio es una apasionante e inquietante novela de magistral atmósfera gótica. Fue publicada en 1957 por la editorial británica Gollancz, bajo el título original de The scapegoat, y se llevó al cine dos años más tarde, con Alec Guinness y Bette Davis como protagonistas, bajo la producción de la propia Daphne du Maurier. En 2012 la ITV realizó una nueva adaptación protagonizada por Mathew Rhys, pero no está a la altura del texto.

Fuente: Wikipedia
Dicen las malas lenguas que la escritora inglesa tomó la idea para su historia de Brat Farrar (Patrick ha vuelto, Hoja de lata 2018), un libro policiaco publicado en 1949 por la escocesa Josephine Tey, en el que también se utilizaba una duplicidad de identidad como principio argumental de la historia. Algo que, por otro lado, ya se había usado con anterioridad en otras novelas como es el caso de El prisionero de Zenda de Anthony Hope (1894). Pero lo cierto es que, como nos cuenta la escritora Jo Walton en su interesante artículo al respecto, el único punto que comparten ambas novelas es éste. Porque El chivo expiatorio no es una novela policiaca, sino un thriller psicológico con un cierto toque de fantasía. Me explico, la historia parte de un principio poco probable: dos hombres completamente iguales físicamente, hasta el punto de que nadie puede distinguirlos, ni siquiera por sus maneras ni por su dicción, pese a ser uno francés y el otro inglés, y que intercambian identidades sin que uno de ellos conozca nada de la vida del otro y, pese a todo, nadie perciba las diferencias. Parece poco verosímil que esto pueda suceder, ¿verdad? Sin embargo, la historia está tan bien construida, los personajes son tan inquietantes e interesantes y la narración es tan emocionante y subyugante, que abandonar la lectura es del todo inimaginableLa magia narrativa de Daphne du Maurier y su magistral capacidad para crear atmósferas se presenta en El chivo expiatorio en su máximo esplendor. 

Chateau de Brissac.
 Fuente: Undine von Reinecke
Como decía al comienzo de la reseña, la autora nos traslada a la Francia de posguerra, con todo lo que eso conlleva: los odios y rencores que nacieron durante la ocupación nazi aún siguen presentes entre la población, y pueden estallar en cualquier momento. Ubica en ese ambiente a su atormentado protagonista, y  pone en su camino a un individuo idéntico a él, un hombre que parece tenerlo todo: es conde, posee una finca con un castillo, una gran familia y una empresa cristalera con un montón de empleados a su cargo. Du Maurier juega a ser el genio de la lámpara e intercambia la vida de esos dos hombres, como otorgándoles a cada uno de ellos el deseo que han rogado al cielo. Pero, como decía Oscar Wilde, “Ten cuidado con lo que deseas, se puede convertir en realidad”. Porque la realidad del conde de Gué es mucho más compleja de lo que aparenta y, lo que comienza siendo una extraña aventura para John, rápido se transforma en un angustioso y complejo episodio. Durante un periodo de tiempo nuestro protagonista ejercerá las funciones de dios pagano, con poder sobre el destino de una estirpe en decadencia, los de Gué. John será hijo, hermano, marido, padre y señor de sus vasallos, para un conjunto de personajes que parecen salidos de los mejores cuentos y novelas de la literatura gótica y de misterio de todos los tiempos, ya que gran parte del éxito de esta novela reside en sus personajes, desde el propio protagonista y su doppelgänger, hasta el último empleado de servicio del chateau. Cada sujeto es más complejo y siniestro que el otro. Comenzando por una madre postrada en la cama, desde donde dirige la vida de todos los hijos con despotismo; siguiendo por una esposa quejumbrosa, que vive su matrimonio con frustración; por otro lado está el taciturno hermano, que no lleva nada bien ser el segundón; no nos olvidemos de la cuñada, una joven guapa que está aburrida de su matrimonio y busca nuevas emociones; mención especial merece la hija del conde, una niña precoz que tiene visiones marianas; y para poner la guinda al pastel, nos encontramos con la hermana mayor, una solterona con la que hace años que no se habla, y vive escondida en la religión. A estos principales debemos añadir la brillante introducción de unos secundarios de primera, encabezados por una doncella del castillo que, aunque singular por sí misma, es imposible no rememorar en su persona a la eterna Mrs. Danvers de Rebecca (1938), la más famosa novela de Daphne du Maurier.

Bette Davis y Alec Guinness (adaptación de 1959)
Fuente: Multitudeofmovies.wordpress.com
Como vemos, la autora no dejó ningún punto flaco en este título; tanto el momento histórico, como la ubicación, la trama, los personajes... Todo se conjugan a la perfección para dar como resultado una novela fascinante y absorbente, capaz de secuestrar entre sus páginas al lector más exigente. Ya que, desde mi punto de vista,  El chivo expiatorio no es sólo una interesante historia de misterio con un final de primera, es también una novela que traspasa la superficialidad del mero entretenimiento, para adentrarse en terrenos filosóficos que estudian la complejidad del individuo.

Cuenta Laura Varnam en la web oficial de Daphne du Maurier, que a la autora se le ocurrió la idea para la novela durante un viaje que realizó a Francia en 1955 para investigar sobre sus ancestros, los Busson-Mathurin, que también eran industriales del vidrio, como los son los personajes del libro. Un día mientras se estaba documentando al respecto, se cruzó con un hombre que era el vivo retrato de un conocido suyo. Este suceso le pareció tan turbador que la motivó para escribir El chivo expiatorio. Al parecer, du Maurier se dejó llevar tanto por la historia que estaba escribiendo, y le afectaron de tal modo la investigaciones que realizó para los perfiles psicológicos de sus personajes, que constantemente encontraba paralelismos con lo que sucedía en su vida privada. Esta cuestión mermó su fortaleza emocional y, cuando terminó la novela después de seis meses de durísimo trabajo, la autora fue diagnosticada de agotamiento nervioso. Un mal que comparten muchos creativos del mundo del arte que viven su trabajo con tanta pasión, pero que a menudo suele ir acompañado de gran talento, como es el caso que nos ocupa.

Cierro aquí mis impresiones sobre una novela que me ha fascinado como pocas, y que no dudo en recomendar a mis lectores. Esta obra ha llegado hasta nosotros como una muestra ejemplar de la soberbia capacidad narrativa de una autora que fue amada por muchos, criticada por unos pocos, y acusada de plagio en ocasiones, pero que supo hacer brillar sus ideas con luz propia y pasión. Daphne du Maurier elevó el género del thriller psicológico y de misterio a cotas incomparables, y El chivo expiatorio es una prueba indiscutible de ello.


<Combatirse a sí mismo es la guerra más difícil; vencerse a sí mismo es la victoria más bella.> Friedrich von Logau


Undine von Reinecke ♪


La autora por la Editorial:

Fuente: Alba Editorial
Daphne du Maurier
Nació en Londres en 1907, hija del actor y empresario Gerald du Maurier y nieta del autor e ilustrador George du Maurier. Educada en familia y más tarde en París, empezó escribiendo cuentos y artículos en 1928 y en 1931 publicó su primera novela, Espíritu de amor. El éxito de Rebeca (1938), su tercera novela, enseguida adaptada al cine por Alfred Hitchcock, le dio fama mundial, y a partir de entonces se convertiría en una de las novelistas más populares del siglo XX. Entre sus otras obras, muchas de ellas llevadas también al cine, cabe mencionar La posada Jamaica (1937; Rara Avis núm. 37), El río del Francés (1941; Rara Avis núm. 42), Monte Bravo (1943), Los parásitos (1949), Mi prima Rachel (1951; Rara Avis núm. 32), Los pájaros (relato incluido en la colección The Apple Tree, 1952), Mary Anne (1954), El chivo expiatorio (1957) y Perdido en el tiempo (1969). También escribió teatro y biografías. Vivió la mayor parte de su vida en Cornualles, donde se ambientan muchas de sus novelas. Allí murió en 1989.

39 comentarios:

  1. Me gusta mucho la ambientación y me gusta mucho la autora. He leído tres libros suyos si no recuerdo mal y los tres me gustaron mucho (el que más, el archiconocido "Rebecca"). Apuntado queda.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Laky:
    Yo he leído todos los Rara Avis de du Maurier y algún otro título más editado por otras firmas. A mí me gusta mucho su obra en general, pero mis favorito indiscutible es Rebecca y ahora también El chivo expiatorio... No te digo más :)
    Un abrazo y gracias por la visita!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Undine, me encanta Daphne du Maurier... Es verdad que Rebecca no me sorprendió tanto porque recordaba bastante de la película de Hitcock (aunque el final del libro sí que era diferente y eso sí me sorprendió), pero Mi prima Rachel y La posada Jamaica me encantaron. Este lo apunto sin dudarlo...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nitocris:
      A mí también me fascina toda la producción de du Maurier. Mi favorita siempre fue Rebecca, pese a esas diferencias que comentas con respecto a la película. Pero después de leer El chivo expiatorio el primer puesto en mi lista de preferencias no está tan claro. Ya me contarás si a ti te ocurre lo mismo cuando leas este libro.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  4. Muchas gracias por darme a conocer este libro de Daphne Du Maurier. No tenía ni idea. De la autora solo he leído rebeca, aunque conozco algunos otros títulos, pero no El chivo expiatorio con cuya reseña me has cautivado por completo. la época, el lugar, el intercambio de identidades... todo ello me apetece muchísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Rosa:
      Rebecca es fantástica, adoro peli y novela. Pero El chivo expiatorio da una vuelta de tuerca a su narrativa, es extraordinaria. Por otro lado, no dejes de leer La posada Jamaica y Mi prima Rachel. No te arrepentirás.
      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  5. Solo conozco Rebecca y me encantó. Sé que de la autora hay muchos títulos interesantes de leer. Este por ejemplo es buena opción. La verdad es que esa ambientación es muy atractiva. Gracias por el descubrimiento. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Marisa:
      No lo dudes, toda la producción de du Maurier es fantástica. Si estuviera en tu lugar leería en este orden sus novelas: El chivo expiatorio, La posada Jamaica y Mi prima Rachel y El rio de francés. Estos de lo editados por Alaba, pero también hay ediciones de sus relatos, Los pájaros entre ellos, que son fantásticos, sin olvidar editoriales independientes que han publicado muchas de sus obras. Por otro lado, de segunda mano encontrarás muchas otras obras.
      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  6. Esoy saltando en mis patitas jijiji👏👏👏👏👏 Me encanta la autora desde que leí Rebecca y sus películas me fascinan...La posada de Jamaica que belleza!!.
    Ruego a los cielos poder encontrar tanto libro como película con mi amada Bette Davis.
    Más feliz que de costumbre parto a buscar ambos.
    Saludosbuhos 😊🍁🍂🍁🍂🍂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Ya he visto en IG que has conseguido el libro. No sabes cuánto me alegra. No dejes de comentarme tus impresiones cuando lo leas.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
    2. Hola! De nuevo por aca, contandote mis impresiones y que quieras que te diga Du Murier es fantástica en todo lo que escribe.
      También conseguí la película aunque no es tan buena como el libro, solo por mi fanatismo de Bette Davis, que esta bastante desaprovechada ya queria verla.

      Eliminar
  7. Querida Undine:
    Me gusta tanto oírte hablar de libros, de todos. Solo por cómo lo cuentas y los datos interesantes que traes, los apuntaría todos. Con Daphne tengo cuenta pendiente, sigo resistiéndome a tocar Rebeca. Pero tengo algunos en el punto de mira. De este me gustan los personajes, cómo no el lugar y a esa pega de incredulidad porque algunas cosas como el acento, chirrían, la compensa con ese final perfecto.
    Me apunto pero no sé si me resistiré a ver primero la peli. Mejor no prometo nada, jeje.
    Besitos y feliz entrada de otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Norah:
      Mil gracias por apreciar lo que cuento!! Para mí es grato saber que gustan estas cosas. Por otro lado, entiendo tus miedos a leer Rebecca, la película nos ha marcado a muchos y el miedo a la decepción es normal que exista. No te digo nada... Pero sí tengo que comentarte que Daphne du Maurier no quedó contenta con la adaptación de El chivo expiatorio, se arrepintió de la elección del protagonista. Ya me dirás cuando la veas. Por otro lado, la novela debes leerla sí o sí. Ahí lo dejo :)
      Un abrazo grandísimo y muy felices lecturas!!

      Eliminar
  8. Buenas tardes Undine!. Tenía fichada la novela desde vi que la editorial la publicaba, pero no me imaginaba yo que la historia daba tanto de si. El tema del cambio de identidades se ha dado muy a menudo en la literatura, ahora mismo recuerdo Príncipe y mendigo de Mark Twain, aunque no todos los autores saben hacerlo igual de bien. La autora me gusta mucho y he leído tres de sus novelas. Veremos cuando puedo leerla que se me acumulan los clásicos. Una estupenda reseña!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mar:
      Pues sí, la trama de la novela da para mucho, no lo dudes. También es verdad lo que dices, la duplicidad de identidades es un motivo recurrente en la literatura. En IG más personas han aludido al Mark Twain que comentas, que es maravilloso. En El chivo expiatorio está muy bien desarrollado el tema aunque, como comentaba en la reseña, hay puntos que resultan poco sólidos como el hecho del acento de cada individuo. No obstante, te animo a que leas la novela porque es fantástica.
      Un abrazo fuerte y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  9. Recuerdo haber visto la peli hace muuuchos años y ahora me dejas con muchas ganas de leer el libro. Y de volver a ver la peli, también.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Margari:
      ¡Qué bien que te haya gustado! Yo también suelo ver la adaptación cuando termino la novela. Para mí la experiencia es puro disfrute.
      Un abrazo fuerte y bienvenida otra vez!!

      Eliminar
  10. No conocía a la autora, pero desde ya me la apunto, porque esta trama tiene muy buena pinta y parece prometer mucho. Que se trate de un thriller psicológico no puede atraerme más *-* Sin duda, parece una novela que hay que tener en cuenta, ya no solo por trama en sí, sino por el buen trabajo de ambientación y documentación que hizo la autora. ¡Se va directa a mi wishlist!
    Por cierto, ¡muchísimas gracias por quedarte por mi blog! Yo también me quedo por aquí :3
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ana, y bienvenida:
      Daphne du Maurier es la autora de varias obras que adaptó al cine Hitchcock, entre ellas Rebecca y Los pájaros. Te animo a que conozcas a esta autora porque estoy segura que te gustará. Por otro lado, El chivo expiatorio es una buena opción si quieres comenzar con ella.
      Un abrazo y muchas gracias por leerme!!

      Eliminar
  11. Hola.
    Me parece una historia bastante curiosa pero no sé si me animaré a leerla ya que me da cierto respeto, me animaré con la película y ya veré después.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Samarkanda:
      Entiendo tu recelo, pero no temas, la novela se lee fenomenal. Por otro lado, si ves la adaptación es muy posible que te animes con la novela. Ya me contarás si finalmente es así.
      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  12. Holaa!! pues este tampoco lo conocía pero suena bastante interesante, y si tú lo recomiendas pues con más razón debería darle una oportunidad. Gracias por la entrada.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, BookLover:
      No lo dudes, esta novela es fantástica y vas a pasar grandes momentos con ella.
      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  13. ¡Hola! Tengo muy en cuenta tus opiniones y ya veo que este libro ha sido todo un descubrimiento para ti así que no descarto darle una oportunidad. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marya, que grandes lectores como tú opinen así es para mí una satisfacción. Espero que te guste El chivo expiatorio.
      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  14. Hola,
    leí Rebecca y, aún a riesgo de ser la nota discordante, tengo que decir que no me entusiasmó, probablemente porque tenía las expectativas demasiado altas. Esta novela que hoy comentas me atrae mucho, ya veremos, me lo pensaré.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Eyra:
      Siento que no te gustara Rebecca, pero no creas que es tan extraño, conozco a más personas que les ocurre lo mismo. La novela que reseño es muy diferente. Si algún día te pones con ella espero que la puedas disfrutar.
      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  15. No leí nada de esta autora, aunque no será por ganas, porque tiene novelas muy atractivas. Rebecca es la que más me atrae, aunque también me gusta lo que nos cuentas sobre El chivo expiatorio. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Paco:
      Ciertamente, y conociendo tus gustos, creo que tanto Rebecca como El chivo expiatorio podrían agradarte. El resto de la producción de du Maurier, quitando sus relatos, tienen un corte menos acorde a tus lecturas. Ya me contarás si te atreves con estas novelas.
      Un saludo y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar
  16. Qué buena reseña.
    Tengo la novela en lista desde hace tiempo, pero me la voy a dejar para más adelante porque ahora ando liadilla y quiero disfrutarla a tiempo completo. :-)
    ¡Felicidades! Me ha encantado tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ana:
      Disculpa la tardanza en contestar tus amables palabras, que te agradezco muchísimo. Por otro lado, te animo a que te metas con esta novela, porque estoy segura que te gustará un montón.
      Un abrazo y bienvenida a Lecturas de Undine!!

      Eliminar
  17. Me lo llevo anotado porque no lo conocía, y eso que "Rebecca" es uno de mis libros favoritos de siempre. Por lo que cuentas, este también me gustará muchísimo.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Rosa:
      Si te gustó Rebecca puedo asegurarte que El chivo expiatorio te entusiasmará, como bien dices. Ya me contarás cuando lo leas.
      Un saludo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  18. Hola
    Pues con esa pedazo reseña me lo llevo apuntado y porque no tengo dinero ni tiempo para irme ahora a Blois, que si no también iba ;)
    Me quedo por tu blog u gracias por esta estupenda reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Cova, y bienvenida a Lecturas de Undine!!
      Te agradezco mucho tus palabras y espero que disfrutes de tu paso por el blog.
      Un saludo!!

      Eliminar
  19. Hola Undine!! Me gustó mucho la lectura de este libro, es un género y una editorial que me encantan. ¡Fantástica reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ana:
      Sé que leíste esta novela porque no me pierdo tus entradas. Me alegra que coincidamos en lo magnífica que es Daphne du Maurier y lo estupenda que es la colección Rara Avis y Alba Editorial.
      Un abrazo y feliz inicio de semana!!

      Eliminar
  20. Undine ♥
    Primero tengo que decirte que amo como escribes; todo es tana propio, tan pulcro... Ay, estoy encantada.
    Lo siguiente que tengo que añadir es que, a pesar de no ser fan del género, me leí esta reseña y me dejó muy entretenida todo lo que nos cuentas. Me gustó mucho como nos das algunos datos de la autora y como nos muestras que fue una mujer inteligente que no dejó nada de lado. Algo que debemos resaltar ♥
    Muchas gracias por compartirnos tu opinión sobre esta historia. Quedo atenta a más de tus entradas :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus amables palabras! Espero en el futuro ofrecerte un título de un género que te agrade y así podamos intercambiar impresiones.

      Un saludo y gracias por tu visita!!,

      Eliminar