RESEÑA: LA CASA DE LILJECRONA, SELMA LAGERLÖF

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica

Editorial: Libros de Seda

Traducción: Amanda Eda Monjonell Mansten y Dea Marie Mansten

ISBN: 978-84-17626-77-8

Nº de páginas: 224

Formato: cartoné con solapas

Género: clásicos

P.V.P.: €19,95


Sinopsis de la Editorial

Suecia, 1800. Eleonora, de tan solo trece años y a la que todos conocen como «Pequeñita», entra a trabajar en la rectoría de Lövdala el día de Nochebuena. Allí viven el bondadoso pastor Lyselius, su hija de diecisiete años, Maja Lisa, huérfana de madre, y su madrastra, la señora Raklitz, hija de un trompetista alemán.

Maja Lisa, que adora a su padre, cuenta el cuento de Blancanieves como si fuera su propia historia y Pequeñita se va dando cuenta de que, en realidad, la señora Raklitz la maltrata y que Maja no quiere decírselo a su padre por lo delicado que está del corazón. (...)

Propuesta musical para este libro

Las piezas que el lector está escuchando pertenecen al compositor, director de orquesta y pianista sueco Carl Wilhelm Eugen Stenhammar (1871-1927). Nacido en Estocolmo, donde inició sus estudios musicales, muy pronto viajó a Berlín para perfeccionar su formación. En la ciudad alemana se impregnó de las creaciones de músicos como Richard Wagner o Anton Bruckner, a los que admiraba, pero intentó que sus propias composiciones siguieran la estética nórdica de autores como Carl Nielsen y Jean Sibelius. Wilhelm  Stenhammar ocupó el cargo de director en diferentes orquestas de su país, pero se le recuerda especialmente como el mejor pianista de su tiempo.

Las dos piezas elegidas para la reseña de hoy, además de mostrar el romántico espíritu que esconde La casa de Liljecrona, tienen como instrumento solista el violín, muy importante en la novela. Por otro lado, Wilhelm Stenhammar fue contemporáneo de Selma Lagerlöf.


Lo que Undine opina del libro


<"En apreciación del elevado idealismo, la imaginación vívida y la percepción espiritual que caracterizan sus escritos".> (Nombramiento de Selma Lagerlöf como Premio Nobel de Literatura 1909)


Érase una vez una joven llamada Selma que nació en Suecia a mediados del siglo XIX. Intrépida y con una gran imaginación, que alimentaba copiosamente gracias a su afición a la lectura, la muchacha vio cómo su familia perdía su querido hogar de Mårbacka por culpa de la ruina económica. 

Selam Lagerlöf. 1881
Fuente:revistatarantula.com/
Pero como Selma era una joven muy inteligente y moderna, pudo afrontar estos problemas, ya que cuando tenía veinte años tuvo la feliz idea de cursar estudios de magisterio en Estocolmo. Muy cualificada y con gran capacidad para la lucha, nuestra heroína compaginó su trabajo como maestra en la escuela de Landskrona en Skåne con el de escritora. Sus éxitos como novelista y autora de cuentos no tardaron en llegar. Por ello, dejó la enseñanza para dedicarse de lleno a la literatura y, en 1907, pudo recuperar su añorado hogar de Mårbacka con el capital que había ganado con el esfuerzo de su trabajo, una labor excelente en el campo literario, que la Academia Sueca ya le había sabido reconocer tres años antes, concediéndole la Medalla de Oro. Quién iba a pensar que también sería capaz de conquistar el Premio Nobel en 1909, habiendo sufrido la decepción de cinco anteriores nominaciones, ¿no es cierto que en aquel tiempo el mundo de la literatura estaba reservado casi en exclusiva para los hombres? 

Sin embargo, así fue. Selma consiguió allanar el camino para otras mujeres, algo que perseguía con el mismo énfasis en todas las facetas de la vida, porque ella también era una convencida sufragista. Por ello, cuando en 1911 se convocó en Suecia el Congreso Internacional del Sufragio, Selma dio un celebrado discurso en pro de los derechos femeninos que pasó a la historia con el título Hogar y Estado. No penséis, queridos lectores, que era cosa de falacia, como suelen ser las pláticas de muchos oradores dedicados a la política. Lejos de eso, nuestra protagonista argumentó soberbiamente cómo las mujeres a lo largo de la historia habían sabido construir con pericia el “Hogar”, mientras que los hombres se habían dedicado a fabricar el “Estado” sin aportar a éste ninguna estabilidad. Demandaba para sus congéneres un lugar de relevancia dentro de la sociedad.


Selma Lagerlöf, 1909 
Fuente: rincondepalabras.com.ar
El activismo de nuestra protagonista no se limitó a las labores feministas, su compromiso con el ser humano iba mucho más allá. Por ello, quiso compaginar su vocación literaria y las labores que asumió como empresaria y granjera en la finca de sus ancestros, participando también en la política, para defender los intereses de las gentes del campo y de los desheredados de la sociedad. Sus dotes como heroína de leyenda no tenían límite y, llegada la horda nazi, vendió todo lo que tenía de valor -incluidos sus muchos premios literarios-, para salvar a los perseguidos por el ejército hitleriano. Es emocionante leer el discurso que ofreció la poeta Nelly Sachs, en su discurso ofrecido en 1966 como aceptación del Premio Nobel. En él cuenta cómo Selma apeló a los reyes de Suecia para que intercedieran por Sachs y su madre y, así, poder sacarlas de Berlín en 1940, antes de ser deportadas a un campo de concentración nazi. Aquello fue posible, pero cuando las dos mujeres llegaron a Estocolmo, nuestra heroína había fallecido y la poeta no pudo agradecerle su ayuda.

Nelly Sachs, Premio Nobel 1966,
Fue salvada de los nazis por Lagerlöf 
(Fuente: Wikipedia)

¿Verdad que a veces es un placer comprobar cómo la realidad supera la ficción? Porque, efectivamente, queridos lectores, como habréis adivinado muchos de vosotros, la Selma a la que me refiero en esta escueta historia no es el personaje de un cuento sino Selma Lagerlof, la gran autora sueca de la que ya os hablé el pasado mes de julio, en mi reseña de La leyenda de una casa solariega👈 En esta ocasión os traigo una novela inédita hasta el momento en nuestro idioma. Lleva por título La casa de Liljecrona, y ha sido publicada recientemente por la editorial Libros de Seda, con la traducción de Amanda Eda Monjonell Mansten  y Dea Marie Mansten.



La casa de Liljecrona comienza así:


<El segundo día de Navidad de 1800 se desató una ventisca sobre el distrito de Lövsjö, en la región Värmland, ¡Válgame Dios! Parecía que iba a arrasarlo todo.>


Y, allí, en una zona boscosa de aquella región, encontramos a Pequeñita, una niña de familia humilde que vive con su mamá y hermanito pequeño en una pobre cabaña. Pequeñita sueña con llegar a tiempo a casa de su tío, porque éste va a dar un gran banquete para celebrar la festividad de San Esteban. La mala suerte hace que el día se despierte en su contra, ya que un gran vendaval asola las tierras por donde debe viajar. No obstante, la valentía y el ingenio de la niña son tan enormes, que ningún elemento ni dificultad pueden impedir que cumpla su sueño. Su llegada en sorprendentes circunstancias despierta la curiosidad de la esposa del vicario de Lóvdala que, impresionada por las dotes que adivina en Pequeñita, decide llevarla con ella y su familia para servir de compañía a Maja Lisa, su hijastra. La niña, emocionada ante la bonita perspectiva que se dibuja para su nueva vida, parte feliz junto a ella. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce, porque desde el primer instante de su llegada a Lóvdala, Pequeñita presiente algo extraño en la vida de esa familia, una influencia maligna que trae recuerdos de antiguas leyendas con madrastras despiadadas, príncipes encantados y ninfas del agua. Las aventuras están aseguradas para la protagonista y para los lectores que se animen a acompañarla.

La casa de Liljecrona es una preciosa historia, un interesante cuento de amor y misterio, que fue publicado originalmente en 1911, mismo año del discurso que pronunció Selma Lagerlöf para el Congreso Internacional del Sufragio, este título además hace alusión también a un capítulo del primer éxito de la autora La saga de Gösta Berlings, publicado en 1891. 

Blancanieves, ilustración de Carl Offterdinger (1829/89)
Fuente: Wikipedia

Como es habitual en la narrativa de Selma Lageröf, la novela se acoge a la tradición cuentística del norte de Europa y a sus múltiples mitos y leyendas. En este caso concreto, la autora toma como base de su historia el conocidísimo cuento de Blancanieves, cuya versión más famosa corresponde a los hermanos Grimm, y que se cree está basado en hechos reales, probablemente tomados de la vida de María Sofía Margarita Catalina Von Erthal, una princesa alemana del siglo XVIII, cuya madrastra la atormentó duramente. En el caso que nos ocupa hoy, nuestra heroína, la joven Pequeñita, no va a vivir a un castillo encantado, ni entra al servicio de una princesa, sino que su nuevo hogar y lugar de trabajo es una granja que dirige con mano firme la ambiciosa segunda mujer de un vicario, y la joven a la que sirve personalmente es la hijastra de ésta, una muchacha educada y de clase acomodada, pero muy lejos de la aristocracia. De esta manera, Selma Lagerlöf introduce estratégicamente en su historia uno de los motivos que más le preocupaban, la igualdad entre las personas y el sistema de clases. Para ello, la escritora efectuó en el cuento un cambio de roles en los papeles protagonistas que suelen aparecer en los cuentos, dando visibilidad e importancia a las gentes humildes y trabajadoras, como las que habitaban las granjas de Suecia en tiempos de la autora, en vez de ser interpretados por la típica heroína de cuento de hadas, desocupada y que necesita ser salvada por un príncipe azul. Muy lejos de eso, las mujeres que aparecen en La casa de Liljecrona adolecen de ser perfectas, pero son inteligentes y capaces, dispuestas siempre a tomar las riendas de su vida. Eso sí, también están dotadas de una gran sensibilidad y capacidad para amar, basada en la simbiosis entre las personas.

Y así, de manera solapada y con mucho lirismo, la escritora escribe una trepidante fábula, plagada de un montón de interesantes historias que derivan en la trama principal, y que están protagonizadas por algunos de los personajes secundarios, que hacen alusión a diferentes asuntos de la mujer, como son el matrimonio por conveniencia, la falta de libertad o la subyugación a la familia. Desde mi punto de vista, la genialidad de la autora para manejar esta línea de pensamiento feminista a través de su bellísima historia es soberbia.

Granja sueca, principios S. XX (Fuente: quever.travel

Al igual que ocurría en vida real de Selma Lagerlöf que, como comenté al inicio de la reseña, se interesó por todos los aspectos sociales importantes de la vida, también en esta novela encontramos motivos que siguen ese comportamiento, más allá de lo que hasta el momento he contado. La autora introduce en cada capítulo un asunto relativo a las problemáticas de principios del siglo XX, concernientes a los patrones y obreros, a la aristocracia y la monarquía, o a la institución de la Iglesia y sus pastores. De todo ello habla en su texto, del buen hacer o la mala praxis de quienes formaban parte de ello, sin que el lector perciba que se le está instruyendo, debido al interés que despierta la preciosa historia que está leyendo. 

Así mismo, y cambiando diametralmente de tema, otro aspecto que me ha parecido cautivador de La casa de Liljecrona es la manera en que la escritora describe la riqueza del folclore sueco, comentando singularidades de su cultura y tradiciones, y que hacen referencia a su forma de vida. Varios de esos temas tienen que ver con sus ritos y festejos, otros con sus supersticiones, y algunos con las labores del campo y su supervivencia. Es muy interesante este último punto, que he encontrado en la historia dedicada a la caza del lobo, una cuestión polémica hoy día, y cuya magnitud sigue afectando a los trabajadores del sector agrario. También es significativa y edificante la trascendencia que Lagerlöf da al asunto de las relaciones entre el pueblo sueco y el finés (de etnia finlandesa); la manera en que la escritora habla de la integración y la convivencia entre diferentes culturas es admirable.

Nyckelharpa, "violín"
tradicional sueco (Wikipedia)

No me resisto a terminar esta reseña sin hacer un apunte musical. No por capricho, sino porque Selma Lagerlöf me ha dado pie. La autora sueca vuelve a utilizar una vez más la música de un violín como motivo, le otorga la categoría de elemento mágico capaz de retornar a la vida y como vehículo transmisor de pasión y de amor. ¿Qué esconderían las notas del violín en la vida real para la escritora? 

Con este artístico y romántico pensamiento me despido de La casa de Liljecrona. Su lectura en estos días complejos que vivimos ha sido una bellísima experiencia. Por ello, invito a mis lectores a que se interesen por esta obra, ya que en ella se encontrarán con la solidaridad que todos necesitamos, la amabilidad que estamos necesitando y la magia capaz de hacernos a todos soñar.


<Nadie puede librar a los hombres del dolor, pero le será perdonado a aquel que haga renacer en ellos el valor para soportarlo.> Selma Lagerlöf



Undine von Reinecke ♪



La autora por la Editorial

Fuente: Libros de Seda

Selma Ottilia Lovisa Lagerlöf (1858-1940), autora sueca de cuentos y novelas, fue la primera mujer en recibir el premio Nobel de Literatura (1909) y lo hizo «por su nivel de realismo, su vívida imaginación y la precepción espiritual que caracteriza sus escritos». También fue más tarde la primera mujer en formar parte de la Academia Sueca.

Conocía desde niña los cuentos de hadas populares de Suecia y en ellos se inspiraría para escribir las historias de realismo mágico que componen sus escritos. También fue una ávida lectora de la Biblia, al tener que permanecer muchas horas sentada por los problemas de movilidad en las piernas que tenía.

De adulta se dedicó a la enseñanza, trabajando como profesora en el sur del país hasta que publicó su primera novela, La saga de Gösta Berling (1891). La casa de Liljecrona (1911) es la primera traducción al español de esta obra.


 

Comentarios

  1. Hola.
    Hace unos días leía una reseña de este mismo libro y sigo pensando lo mismo; salvando las distancias, me recuerda mucho a Blancanieves y no sé si me terminaré animando a leerlo pese a todo lo positivo que nos has contado sobre esta lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Samarkanda:

      Efectivamente, el libro toma como tema a la madrastra que es cruel con la hija de su marido, pero el libro es muy diferente del cuento clásico. No temas leerlo porque Selma Lagerlöf da un giro enorme a la historia, la hace propia.

      Por otro lado, mil gracias por la consideración que tienes siempre hacia mi trabajo. Te lo agradezco de corazón.

      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  2. Milady,
    Justamente ayer lo busqué en la web y espero me llegue pronto. Me dio un arrebato tras leer una reseña, y luego dudé si me habría precipitado...pero veo que no. Me das más seguridad con esta lectura.

    Bravisima reseña.
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Yolanda:

      No tengas cuidado, no te precipitaste. Selma Lagerlöf era una escritora muy especial, sus libros son auténticas delicias. La casa de Liljicrona se vive mientras se lee. Ya me contarás tus impresiones cuando la leas.

      Un abrazo grandísimo y mil gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  3. Hola Undine, encantada de esta nueva propuesta. Con el otro libro de esta autora disfruté y me da que con este me va a pasar lo mismo. Me lo llevo y más con tus palabras finales. Desde luego que necesitamos estas lecturas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Esther:

      Necesitamos que nos recuerden que somos personas, y que vivimos rodeados de otros seres humanos que nos necesitan. Lagerlöf lo hace con tanta ternura e inteligencia que transmite paz. Espero quelo disfrutes mucho.

      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  4. Buenos días Undine!. Que casualidad, que hoy acabo de leer otra reseña de esta novela y ya la tengo apuntadisima. Me ha encantado el modo en que nos has acercado a la autora y a la historia como si nos estuvieras contando un cuento. Aún no me he estrenado con la narrativa de Selma, pero estoy segura de que no tardaré en hacerlo porque tanto esta novela, como la leyenda de una casa solariega, me llaman mucho. Por lo que veo cada vez son más las editoriales que están rescatando clásicos desconocidos en España y hacen una excelente labor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mar:

      Las dos obras que conozco de Lagerlöf demuestran la calidad de la escritora. Emociona su lirismo y la profundidad de su trabajo. Estoy deseando que la leas para compartir opiniones contigo.

      Por otro lado, yo también estoy contenta por ese motivo, necesitamos que se publique títulos inédito como La casa de Liljicrona. Hay muchos tesoros escondidos para los lectores que apreciamos los clásicos.

      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  5. Querida Undine:
    Tenia el presentimiento de que la maravillosa Selma no nos iba a defraudar. Qué bien y qué ganas de leer otro cuento suyo, me gusta todo, los personajes, la situación, el género, si es que no se puede pedir más.
    Es firme candidata para venir a casa el día del Libro.
    Besitos y ¡¡Feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Norah:

      No sabes cuánto me alegra que simpatices con Lagerlöf tanto como yo. Creo que blogs como el tuyo pueden hacer mucho bien divulgando su obra. Yo seguiré leyendo sus libros y reseñándolos. En mi opinión, hablar sobre ellos es sembrar esperanza.

      Un abrazo muy grande, y gracias por ser tan receptiva!!

      Eliminar
  6. Hola Undine, pues la verdad es que lo pintas tan bien que lo tendré en cuenta... Ya sabes que tus reseñas me dejan flipada.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Nitocris:

      Muchas gracias por tus cariñosas palabras. Te animo a que leas esta novela, porque sé que te va a tocar el corazón.

      Un besote

      Eliminar
  7. Si es que es imposible resistirse y mira que no me sonaba de nada. Pero si lo cuentas así, y con ese violín de fondo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Margari:

      Yo fui a ciegas con el título, la autora era suficiente recomendación para mí. Luego, tras leer el libro, creo que me invadió el espíritu de Lagerlöf para escribir la reseña :)

      Un abrazo y miles de gracias!!

      Eliminar
  8. ¡Hola! Yo no creo que sea para mí pero me llama la atención esa visión que se le da a la música y más concretamente al violín. Creo que podría sorprenderme. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marya:

      Es una historia de amor, entre otras cosas, muy bonita. La música como motivo engrandece y enmarca el mensaje del libro a la perfección. Espero que algún día te animes con él, porque te puede sorprender mucho.

      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  9. La vida de la autora sin duda es impresionante *-* No he leído nada de la autora, al menos de momento, porque sé que lo terminaré haciendo tarde o temprano. No tenía ni idea de que esta obra era inédita de España, así que no sabes lo que me alegra que Libros de Seda se haya animado a traerla. Mientras leía de qué trataba esta historia, es imposible que no se me viniera a la cabeza los cuentos "infantiles" (o al menos nosotros los conocemos como tal xD), así que cuando he visto que la autora se había basado en la historia de Blancanieves... He visto el cielo. ¡¡Lo necesito!! :P
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ana:

      Libros de Seda ha ido publicando unos cuántos clásicos que eran necesarios en nuestro panorama literario. Sin ir más lejos, en septiembre de 2021 sacaron Belinda de Maria Edgeworth, con excelente la traducción de Noemí J. Furquet. Una verdadera maravilla, al igual que La casa de Liljicrona. Te animo a que los leas, te van a emocionar.

      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  10. ¡Hola Undine!
    La verdad me encantaría leer este libro. Me gusta la trama y los personajes son de lo más interesantes, tu reseña me ha dejado con curiosidad.
    ¡Gracias por la recomendación!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Yessykan:

      Me alegra que mi reseña te haya despertado curiosidad, porque el libro y sus personajes son mucho más interesantes aún. Ya sabes que, por miedo a contar demasiado, los que reseñamos no nos metemos en materia de argumento casi. Si lo lees finalmente, no dejes de comentarme tus impresiones.

      Un abrazo y gracias por la visita!!

      Eliminar
  11. Holaa!! Pues sin duda suena de lo más interesante, así que sin duda me lo apunto para leerlo más adelante. Gracias por la reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Mónica! Estaba segura que este libro te gustaría especialmente a ti, por la fantasía que subyace en su historia. Cuéntame qué impresiones te causa cuando lo leas.

      Un abrazo y felices lecturas!!

      Eliminar
  12. Querida Undine, no sé si sabes cuánto em cuesta resistirme a tus propuestas. No se es que me proponga resistirme por sistema, sino que se me acumula la tarea y debo ir dando salida a otras obras que me chillan desde las estanterías. Pero, tranquila, tus reseñas no caen en saco roto; me anoto este título ahora mismo para un futuro, espero, no muy lejano, porque de literatura sueca ando escasa escasa. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marisa:

      No sabes cómo me emocionan tus palabras. Te lo agradezco de corazón.
      Por otro lado, La casa de Liljecrona es una lectura tan bonita, que no dudo en absoluto recomendártela para momentos de esos tontos en los que nos sentimos presos de cierta tristeza.

      Un abrazo y muchas gracias por tus amables palabras!!

      Eliminar
  13. Había visto este libro entre las novedades pero ni idea de que iba veo que es una obra más que recomendable. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Rocío:

      Apunta con letras de oro este título porque es uno de las lecturas más apetecibles que verás entre las novedades clásicas de esta primavera. Ya me contarás.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  14. ¡Hola, querida amiga! Mira, voy a ser sincera, no te quiero leer muy a fondo porque sabes que me haré con este libro cuando pueda y va a caer tarde o temprano, así que prefiero saber lo mínimo. Ni siquiera he leído la sinopsis, saber que es de Selma me basta para saber que voy a leerlo. Solo me paso por aquí para constatar que el descubrimiento de su obra el año pasado fue una de las mejores cosas que me pasaron literariamente hablando, y que me alegra mucho haber compartido ese descubrimiento contigo. Cuando ya haya leído el libro me pasaré por aquí con tranquilidad.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, querida MH:

      Nuestra Selma, aquella que descubrimos hace algunos meses, te está esperando con los brazos abiertos. No podría decantarme por el libro que compartimos en nuestro proyecto, o por La casa de Liljecrona, ambos títulos me han parecido únicos y muy hermosos. Por ello, estoy segura que disfrutarás muchísimo de esta obra inédita en España de Lagerlöf. Estoy deseando conocer tus impresiones sobre ella.

      Un beso grande y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  15. ¡Hola preciosa!
    Otro clásico que tengo si leer y aunque ahora mismo tengo bastantes pendientes de seguro que en cualquier momento cae.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Violeta:

      Me alegra que te haya llamado la atención, sin duda esta novela lo merece. Ya me contarás si finalmente te animas con ella.

      Un abrazo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RESEÑA: "EL LEÓN DE ORO", ANTHONY TROLLOPE

RESEÑA: "LOS FUEGOS DE OTOÑO", IRENE NÉMIROVSKY

RESEÑA: "EL ÚLTIMO DE LOS VALERIO", HENRY JAMES