RESEÑA: ARMONÍA, EDUARD VON KEYSERLING

 

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica

Editorial: Ediciones Invisibles

Colección: Pequeños placeres

Número de la colección: 18

Traductor/traductora: Clara Formosa

ISBN: 9788412401967

Formato: 11,5 x 18

Páginas: 96

Encuadernación: rústica con solapas

PVP: 13.00 €


Sinopsis de la Editorial


Tras un largo viaje por el sur de Europa, Felix von Bassenow regresa a su castillo. Allí se reencuentra con su esposa, la elegante Annemarie. (...)


Propuesta musical para este libro


Symphonia Domestica, Op. 53, Richard Strauss

La Symphonia Domestica Op. 53 es un poema sinfónico para orquesta compuesto por Richard Georg Strauss, un prestigioso músico y director de orquesta alemán (1864-1949), conocido de manera especial por sus óperas, poemas sinfónicos y lieder. El gran compositor, que destacó junto a Mahler como uno de los mejores ejemplos del romanticismo germánico tardío tras la desaparición de Wagner, quiso transmitir a través de esta obra lo que representaba para él la vida hogareña, dibujando musicalmente en su composición los acontecimientos cotidianos de la vida familiar. La obra se estrenó el 21 de marzo de 1904 en el Carnegie Hall de Nueva York, con el propio compositor como director, y obtuvo un gran éxito. 

Como nota curiosa con respecto al compositor, es interesante conocer que la figura de Richard Georg Strauss siempre ha estado en entredicho por su relación con el gobierno nazi. Sobre este conflictivo tema hablaré en futuras publicaciones.


Lo que Undine opina del libro


<El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma.> Auguste Rodin


En estos días fríos y grises del mes de enero, yo tengo la clave para hallar el confort. Y no es un misterio que ese tipo de bienestar siempre lo encuentro en mi biblioteca, en una suerte de conjuro mágico que me devuelve inmediatamente los colores y las sensaciones de la primavera. Si además quiero adentrarme en un carrusel de emociones, mis pasos me llevan siempre hasta los libros clasificados por la letra “K”, donde se encuentran los títulos de Eduard von Keyserling

En octubre del pasado año, Ediciones Invisibles publicó Armonía, una delicada nouvelle de este gran autor impresionista, que pude disfrutar por cortesía de la editorial, y gracias a la traducción de Clara Formosa, quien en la primavera de 2022 tradujo también para ellos Aquel sofocante verano 👈del mismo escritor. 

En la reseña que publiqué sobre Aquel sofocante verano quise hacer hincapié sobre la técnica narrativa impresionista que el escritor alemán aplicaba en sus escritos, al tiempo que compartía con mis lectores los datos biográficos sobre su vida, y de cómo ésta influyó en toda su obra, de tal modo que Keyserling se hizo inmortal por plasmar en sus historias la decadente atmósfera de la aristocracia del Báltico, a la que él mismo pertenecía. También comentaba que cada uno de sus títulos es una pieza sustanciosa y fundamental para conocer cómo era el mundo exquisito, elegante y a la vez corrosivo en el que creció. Tan exclusiva y elitista era aquella sociedad báltica cuando amanecía el siglo XX, que la propia existencia de Keyserling y su atmósfera podría parecer un anacronismo, cuando el mundo empujaba fuerte hacia la modernidad y los cambios en el terreno de lo social.

Este sucinto resumen de aquella entrada del blog me sirve como introducción para este otro breve, pero exquisito relato que, aunque sigue similares pautas conceptuales del resto de la producción del autor, tiene alma, corazón y personalidad propia.

Luna de agosto, Karl Schmidt-Rottluff 1884-1976
Fuente: @manueldejessv, Pinterest 
Y esto ocurre porque cada historia que escribió Keyserling es original y única, y leerlas de una en una es como contemplar con pausa y emoción los cuadros de una exposición. Algo así como disfrutar de escenas pictóricas que hablan con el espectador y toman vida. Es por ello que Eduard von Keyserling no cansa sino que embriaga. Este mismo efecto es el que provoca Armonía.

Armonía nos narra la historia de Felix von Bassenow, un aristócrata del Báltico que, después de dos años viajando por el sur de Europa, regresa a su castillo en el campo junto a su esposa. El joven matrimonio había sufrido una gran pérdida antes de su partida y Annemarie, la esposa, rota por el dolor, debe ser atendida por un especialista. Por ese motivo, Félix huye al Mediterráneo para escapar de la triste situación. Sin embargo, el regreso a su amada hacienda, con sus bellos paisajes, sus gentes amables y la promesa de recuperar a su amor, no es tan fácil como él creía, ya que a su llegada se encontrará con una compleja situación, en la que los celos, el amor y la pasión serán un peligroso cóctel molotov.

Armonía es un maravilloso, bellísimo y seductor relato que fue publicado por vez primera en 1905 en Neuer Rundschau, revista literaria que pertenecía a Samuel Fischer, uno de los editores más importantes de Alemania. 

Samuel Fischer, editor de Keyseling
Fuente: Wikipedia

Como decía con anterioridad, cada historia de Keyserling lleva al lector hasta una particularidad del carácter y la forma de vivir de la aristocracia del Báltico. En Armonía, el escritor analiza  la institución del matrimonio a través de una pareja de recién casados para cuestionar las leyes invisibles por las que se regían estas uniones entre los miembros de su clase social. No es la primera vez que Keyserling polemiza sobre el tema, pero sí es original que tome como centro a una pareja de jóvenes enamorados. En el relato, el autor los somete a una dura prueba y les da libertad para actuar. El resultado es una moraleja sobre las consecuencias que tienen las acciones del ser humano, en la que analiza también la fragilidad de una porosa y gastada educación.

Y es aquí donde entran en juego los protagonistas. Él, Félix, un hombre con una aguda sensibilidad para la belleza, pero sin empatía para el trato humano cercano; ella, Annemarie, una joven sin personalidad, víctima de las ancianas reglas que dictan su clase social, que necesita la cercanía de sus mayores para sentir seguridad. Juntos y en el centro de un grupo variopinto, formado por familiares, amigos y sirvientes de diferente estrato social, son una pareja a la deriva que no sabe hacia dónde tirar. El resto de personajes son la comparsa que acompaña a los principales hacia su destino final. Un colofón tan afín a lo pictórico y romántico, que bien podría ser un poema prerrafaelita o un elegante cuadro de Millais

Ophelia, John Everett Millais
Fuente: Wikipedia

Esta es, desde mi punto de vista, la máxima virtud de Armonía. Eduard von Keyseling desplegó en ella toda la grandeza de sus dotes narrativas, añadiendo un plus al lirismo de su prosa, que decora con escenas de la vida en el campo del Báltico, con sus paisajes, su vida y sus gentes. Y así, cada explicación de un suceso, cada descripción paisajística o musical… Cada escena de esta nouvelle es, en definitiva, un momento sinestésico en el que eclosiona una emoción. Pocas veces nos toparemos en nuestra experiencia literaria con un creativo tan capacitado como Keyserling para estimular nuestros sentidos. La música, los colores, los aromas, sabores y texturas parecen querer salir del texto y hacerse realidad. La atmósfera mágica, cálida y envolvente del relato se hace cierto para el lector.

Por otro lado, el potente ritmo narrativo que emplea Keyserling consigue que la lectura fluya y capture la atención. La historia es tan intensa que todo aquel decida embarcarse en esta breve, brevísima novela,  quedará cautivado por la sensualidad y la emoción. 

Decía Séneca que la armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias. Así he sentido yo con Armonía, un conjunto de agudos contrastes, capaces de estimular nuestras más escondidas y dormidas capacidades sensitivas.


<El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas.> Li Tai-Po (701-762) Poeta chino


Undine von Reinecke ♪


El autor por la Editorial

Fuente: Ediciones Invisibles

Eduard von Keyserling

(Schloss Tels-Paddern, Curlandia, 1855 - Múnich, Baviera, 1918)

Nacido en el seno de una familia de la nobleza alemana con propiedades en el Báltico, fue uno de los máximos exponentes del impresionismo literario. Estudió en Viena, pero pasó buena parte de su vida en Múnich. Al final de sus días, paralizado y ciego a causa de la sífilis, hizo quemar gran parte de las obras que tenía pendientes de publicar, pero esta se salvó de las llamas.


Comentarios

  1. Holaaaa =)
    ¡Gracias! No lo conocía ^^

    Besitos :P

    ResponderEliminar
  2. Apunté este autor en aquella reseña y me lo recuerdas ahora. Me encanta la cita con la que acabas, creo que la voy a poner en casa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Undine, tengo muy pendiente al autor por tu reseña de Aquel sofocante verano, pero aún no he podido encontrarle un hueco, esta historia que traes también me llama mucho por lo que cuentas de su lirismo y su atmósfera cálida y envolvente, así como la personalidad de sus protagonistas. Me la llevo apuntada y a ver si de una vez me animo con él autor. Estupenda reseña como siempre, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ya cuando reseñaste Aquel sofocante verano me atrajo mucho este autor. Apunto también Armonía. A ver si le toca el turno a alguno de ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Undine, una reseña muy emotiva y lírica. Apunto la novela por si acaso.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No sé si será del todo de mi estilo pero es difícil decirle que no a un libro tan dispuesto a estimular nuestros sentidos así que me lo pensaré. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Querida Undine:
    Los libros de esta colección ya vienen solos a la lista casi antes de saber el título. Vaya ojo que tiene quien esté encargado de elegirlos. Y no es fácil hacer buenos libros breves, pueden quedarse en meros apuntes y faltar cosas, por eso cuando son buenos impactan al lector.
    Y qué mejor que la lectura para refugiarnos en el lugar o el momento en el que nos gustaría estar.
    Otro más para la saca. Ya estoy por apuntar los que no quiero leer y así sería más breve la lista.
    Besos y ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  8. Es que lo cuentas tan bonito que no se puede ir una sin apuntar el libro. Otra cosa ya es tener tiempo para todo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Holaa!! pues sin duda suena muy interesante, así que este es otro más que no descarto. Gracias por otra increíble reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  10. Hola muy interesante lo que comentas en tu reseña, no es un libro que yo en principio elegiría y menos en esta tapa raruna que tengo como lectora pero lo tengo en cuenta

    ResponderEliminar
  11. Tomo nota de los dos títulos. Fíjate que tu vídeo me ha hecho recordar a mi madre. Cada 1 de enero, con el concierto de año nuevo, nos contaba la historia de los Strauss, que yo no sé cómo llegó a ese relato, o si se lo inventaba o no, pero se ha quedado como anécdota familiar. Gracias por enriquecer la blogosfera y por traerme recuerdos. Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola Undine!! Tiene muy buena pinta esta novela, me llevo bien anotada tu recomendación, puesto que son geniales los títulos de esta colección. ¡Gran reseña y gracias por el descubrimiento! Besos y feliz año!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

ENTRADAS POPULARES EN LECTURAS DE UNDINE

RESEÑA: ANA DE LAS CINCO VILLAS, ARNOLD BENNETT

RESEÑA: EL INOCENTE, GABRIELE D'ANNUNZIO

RESEÑA: UNA CIERTA SONRISA, FRANÇOIS SAGAN

RETO SUPERADO. VI EDICIÓN NOS GUSTAN LOS CLÁSICOS, DE UN LECTOR INDISCRETO

RESEÑA: EL JUNCO REBELDE, NINA BERBÉROVA