RESEÑA: UN MATRIMONIO DE PROVINCIAS, MARQUESA COLOMBI

Fuente: Undine von Reinecke

Ficha Técnica

Editorial: Contraseña

Traducción: Mercedes Corral y María Corral

Prólogo: Cristina Grande

Epílogo: Natalia Ginzburg

Género: novela

Páginas: 144

Formato: 21 x 13 cm

Encuadernación: rústica

ISBN: 978-84-937818-2-8

PVP: 16,62 €


Sinopsis de la Editorial

Un matrimonio de provincias se publicó en 1885. En 1973 Italo Calvino la rescató del olvido al publicarla en la colección Centopagine, de Einaudi, precedida de una introducción de Natalia Ginzburg, incluida en esta edición como posfacio. La monótona vida que lleva Denza Dellara, la protagonista de esta novela, en una pequeña ciudad del norte de Italia da un vuelco el día que se entera de que un joven de buena posición ha puesto sus ojos en ella.


Propuesta musical para este libro

Un Dì, Felice, Eterea (La Traviata),  Giuseppe Verdi

Un dì, Felice, Eterea es un dúo operístico, perteneciente al primer acto de La Traviata, una ópera que fue compuesta en 1853 por Giuseppe Verdi. El dúo es interpretado por los protagonistas de la obra, Alfredo y Violetta, que en el vídeo que comparto son interpretados por el tenor Luciano Pavarotti y la soprano Renata Scotto. Como muchos de mis lectores conocerán, La traviata está basada en el drama de Alejandro Dumas (hijo) La Dama de las Camelias que, parece ser, a su vez se centraría en un affaire que mantuvo el escritor con una famosa cortesana parisina.

Como quiera que sea, este dúo ha sido elegido por múltiples cineastas para crear atmósfera en sus películas. Muchos años antes de que la industria del cine diera comienzo, la escritora italiana Marquesa de Colombi ya lo había introducido como motivo ambiental en su novela Un matrimonio de provincias, la obra protagonista de la reseña de hoy.



Lo que Undine opina del libro



<Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto.> Noel Clarasó (1899-1985)



Una de las sensaciones más agradables que he experimentado como lectora es la de fascinarme por un libro. Esa emoción que te embarga y te deja sin palabras tras la lectura del título en cuestión, no es algo que me haya sucedido con frecuencia. De hecho, la última vez que me ocurrió está tan lejana que apenas la puedo recordar. Sin embargo, cuando se ha dado el caso, mi reacción es siempre la misma: busco libro en mano a la persona más cercana, y le comento “no sabes qué libro tan especial”. Solo eso, nada más. 

Lamentablemente, no llevo un listado de todos los títulos que me han dejado boquiabierta, pero nunca es tarde para comenzar. Doy inicio a ese repertorio de textos especiales con la entrada de hoy. Menudo compromiso es reseñar un libro del que no sé por dónde arrancar a hablar. 

Quizá, la forma más sencilla sea mencionando el título, una fórmula que no suele fallar. Lo que ocurre es que éste puede confundir a quienes lo lean, por lo que de él se crea adivinar. Por ello, aviso a quienes sigan mis palabras, aquí no tienen cabida los prejuicios. Esta nouvelle hay que leerla y opinar al final. Comencemos.

Fuente: Ed. Contraseña

La obra en cuestión es Un matrimonio de provincias, una novela de la italiana Marquesa de Colombi, que fue publicada en 2010 por la editorial Contraseña. Su éxito ha sido tal, que desde entonces ha conocido varias reimpresiones. La que yo poseo es de 2019, y llegó hasta mí ese mismo año en forma de regalo. A partir de ese momento, ha estado en mi lista de pendientes, esperando el instante apropiado para disfrutarla. Mi participación en el reto Serendipia Recomienda, y gracias a la reseña de Rosa, que es la administradora del blog La vida no basta, he descubierto una obra que ha rebasado mis expectativas como lectora

Nunca antes había escuchado el curioso nombre de su autora: Marquesa de Colombi, que suena incluso musical. La editorial Contraseña la proclama como una mujer muy avanzada a su época, independiente, feminista, emprendedora y una escritora muy prolífica, que se escondía, mejor dicho, firmaba sus obras bajo pseudónimo. Sin embargo, eso no fue siempre así, porque María Antonieta Torriani (1840, Novara-1920, Milán), tras finalizar sus estudios de primaria, dedicarse a la pintura e iniciarse como escritora, publicó algunos artículos con su propio nombre en diferentes periódicos, como en Il Giornale delle Donne, una publicación fundada en 1869 por Americo Vespucci, que buscaba la obtención del voto para la mujer. Y esta línea editorial era la que ella misma perseguía, porque su activismo era indiscutible. Su amistad con personalidades del movimiento feminista, como la periodista Anna Maria Mozzoni (1837-1920), pionera en Italia en la búsqueda de la emancipación de las féminas, así como los ensayos, relatos y novelas que escribía, iban siempre direccionados en ese sentido, y buscaban la integración de su género mediante la cultura y una correcta educación. Muestra de ello es Della letteratura nell'educazione femminile (1871), un ensayo en el que discutía sobre la conveniencia de leer las obras adecuadas para una buena formación emocional e intelectual. ¿No recuerda esto mismo al famoso texto Las novelas tontas de ciertas damas novelistas de George Elliot (1856)?

Eugenio Torrelli (Fuente: culturalfemminile.com)

Como quiera que sea, la escritora tuvo una vida profesional muy activa tras haberse trasladado de su tierra natal a Milán en 1868. Allí, en la capital lombarda, conocería a Eugenio Torelli Viollier (1842-1900), un prometedor periodista, cofundador del famoso periódico Corriere della Sera, que aún sigue en circulación. Con él contrajo matrimonio en 1875, y su historia de amor parece de película, aunque ésta concluyera en divorcio en 1888, porque él se enamoró de Maria Antonieta Torriani en las visitas que ella hacía a L'Illustrazione Universale para poner sus trabajos a disposición de la revista que él mismo dirigía. Pese a su separación como pareja, las colaboraciones profesionales no finalizaron jamás.

En esta romántica e importante etapa profesional, la escritora adoptó de manera permanente el pseudónimo de Marchesa Colombi, que había tomado de la comedia La Satira e Parini de Paolo Ferrari, cuyos protagonistas, los marqueses Colombi, son dos personajes insustanciales y superficiales. Y es curioso que se inspirara en estos frívolos personajes para firmar sus obras, aunque no sorprendente, si uno se decide a leer Un matrimonio de provincias, que ahora paso a relatar.

Un matrimonio de provincias nos lleva hasta la norteña ciudad italiana de Novara, durante la década de 1860. Allí vive Gaudenzia Dellera (Denza para los conocidos), una joven que vive junto a su padre viudo, una tía solterona y su hermana mayor. La familia lleva una vida muy austera, por convicción y por escasez de dinero, pese a que el padre ejerce como notario. Con todo y con ello, las dos muchachas son moderadamente felices sin ir a la escuela y dando largas caminatas. Sin embargo, el progenitor, preocupado por el futuro de sus hijas, decide contraer matrimonio con una mujer entrada en años, que tiene un pequeño patrimonio. Desde ese momento, la vida de Denza y su hermana Tinita dará un giro de ciento ochenta grados, ya que su madrastra pretende convertirlas en mujeres casaderas. Sus jornadas ahora consisten en ocuparse de las tareas del hogar y poco más, sin relacionarse a penas con nadie, y, ni mucho menos, asistiendo a bailes y reuniones junto a gente de su edad. Hasta que un día, unas primas lejanas invitan a las dos hermanas Dellera a la ópera y, tras salir del teatro, a Denza le cuentan que acaba de hacer una conquista. Se trata de Onorato Mazzucchetti, el primogénito de una familia de postín. Todo un partidazo que podría endulzar la vida de nuestra protagonista. 

Sello de la Editorial Einaudi (Fuente: Wikipedia)

Un matrimonio de provincias es una absorbente, original e impresionante nouvelle, que fue publicada por vez primera en 1885 por la editorial milanesa Giuseppe Galli, y supone la obra más conocida e importante en la actualidad de su autora. Gran parte de la responsabilidad la tuvo en ello Italo Calvino, ya que incluyó en 1973 la obra en Centopagine, una colección de narraciones universales y magistrales de todos los tiempos, perteneciente a la editorial Einaudi, que él mismo dirigía. Además, el famoso pensador italiano contó con el prólogo de la escritora Natalia Ginzburg, un apasionante texto, vehemente y adictivo, que enriquece el libro, y es capaz de fascinar al lector más escéptico.  Afortunadamente, la editorial Contraseña también lo ha incluido la versión española del libro.

Y evidentemente eso ha sido un acierto, porque, cuando leí las impresiones de Ginzburg sobre Un matrimonio de provincias, me ayudó a visualizar las mías propias. Esta obra de Marquesa Colombi me dejó sin aliento, no sólo por su soberbio estilo narrativo, que te lleva a leer sus poco más de cien páginas de una atacada, sino por su originalidad, clarividencia y autoridad.

Por otro lado, como nos dice Cristina Grande, la prologuista española del libro, la vigencia y modernidad del tema que subyace en el texto, también desde mi punto de vista, es indiscutible. Y esto es así, no sólo porque en la actualidad se esté librando una encarnizada batalla feminista, sino porque Torriani, la grandísima Marquesa Colombi, supo llevar su historia a la normalidad de la vida real. Me explico, la autora escribió una ficción con la que muchas personas, si no todas, se podrían identificar. Sus personajes son individuos del siglo XIX, es cierto, pero las conductas que adoptan en la historia ante los avatares de la vida son de carácter universal. Quién no ha conocido a una chica un tanto chorlito que se enamora del amor, y que es seducida frecuentemente por cualquier hombre que le preste atención. O quizá seamos amigos de alguien tan pragmático y realista como Pepito Grillo, que nos roba toda ilusión. Y qué me decís de esa tía solterona, beata, dócil y bonachona, que siempre nos tuvo en consideración; o sobre esos conocidos, familiares o grupo de amigos, que son testigos de nuestros desvelos, y, si nos descuidamos, pueden llevarnos directamente a la perdición. Así son los caracteres que dibuja la autora, seres auténticos, con sus cualidades y defectos, extraídos de la vida real, para contarnos una historia que muchos hemos contemplado o experimentado en nuestra propia realidad.

Basílica de San Gaudencio en Novara, ciudad donde se sitúa la acción
(Fuente: Wikipedia)

Sin embargo, no pensemos por ello que estamos ante una tragedia. En Un matrimonio de provincias no hay dramas, más allá de la normalidad. Y la historia nos es contada con tanta hilaridad, que el humor nos persigue durante toda la lectura, y se queda con nosotros para reflexionar. Créanme mis lectores si les digo que jamás he visto un final igual.

No obstante, el tema que trata sí que es serio, como debiera serlo siempre la educación. Y en este punto Marquesa Colombi es cuando se proclama como una defensora acérrima de una buena formación emocional e intelectual, como paliativo a los peligros que tiene un carácter débil al que le falta información. En el caso de Un matrimonio de provincias, el argumento se centra en la problemática de la mujer, y de las vicisitudes que acarrea la búsqueda de pareja, pero en realidad se puede ampliar a todas las cuestiones de la vida.

En otro sentido, la atmósfera que plantea la autora es absolutamente seductora, y no precisamente por su belleza, sino por la normalidad que encontramos en sus descripciones, que se convierten en escenarios reconocibles, acogiendo al lector en ellos, y haciendo de él testigo autorizado de lo que allí ocurre. El hogar de la protagonista, la casa de los familiares, la iglesia, los paseos, las fiestas y conversaciones… Todo lo que contiene Un matrimonio de provincias apunta a la universalidad.

Llego al final de mis reflexiones y no sé si me he conseguido explicar. En este punto sólo me resta dar las gracias a quienes pusieron ante mí este título, una historia a la que no debo ni quiero otorgar adjetivos, que merece más de una lectura, y que jamás podré olvidar.



<El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.> Aldous Huxley (1894-1963)



Undine von Reinecke ♪



La autora por la Editorial

Fuente: Wikipedia

Marquesa Colombi, pseudónimo de Maria Antonietta Torriani, nació el 1 de enero de 1840 en Novara, una ciudad del norte de Italia. A finales de la década de 1860 se instaló en Milán, donde comenzó a colaborar con algunas revistas y donde trabó amistad con Anna Maria Mozzoni, una de las pioneras del feminismo italiano. Autora de una prolífica obra (novelas, relatos, obras de teatro, ensayos, libros para niños), fue la primera mujer en escribir en el Corriere della Sera, fundado por quien fue su marido, Eugenio Torelli, del cual se separó en 1886. Su novela más conocida es Un matrimonio de provincias (Contraseña, 2010). Falleció en Turín el 24 de marzo de 1920.


Comentarios

  1. Disfrute mucho este libro. Recuerdo que cuando lo nombre en uno de mis comentarios del blog te dije que sabía que este te iba a encantar. Veo que acerté. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Esther.

      Así es, me ha fascinado la historia y su autora. Y me alegra muchísimo nuestra feliz coincidencia. Es de esas cosas maravillosas que tiene Blogger.

      Un abrazo, y mil gracias por tu visita!!

      Eliminar
  2. Buenos días Undine, con una reseña tan apasionada como para no llevarse la novela. La verdad es que la historia que traes resulta muy atractiva, dudaba si elegirla para el reto Serendipia Recomienda, más que nada por si era difícil de encontrar, pero tras leerte tendré que buscarla.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mar.
      Lo cierto es que pocas obras me han impactado al nivel que lo ha hecho Un matrimonio de provincias. Si me permites, te animo a que leas esta obra, porque no se parece a nada que puedas imaginar.
      Por otro lado, no te costará conseguirla, la he visto en la caseta de Contraseña en la FML, indicativo de que aún se reedita.

      Un beso, y gracias por la visita!!

      Eliminar
  3. Hola Undine.
    Según iba leyendo tu resumen del argumento iba recordando Hijas y esposas de Elizabeth Gaskell. Imagino que es muy distinta, pero esa madrastra empeñada en casar bien a las dos hermanas no puede más que traer a la mente esa otra novela.
    Yo casualmente acabo de leer un libro que me ha dejado fascinada. Parece difícil a estas alturas y con tanto leído, pero es fantástico que aún seamos capaces de maravillarnos con ciertos libros.
    No conocía a la autora y me ha resultado muy interesante todo lo que cuentas sobre ella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Rosa.

      Me has sacado una sonrisa con tu mención a Jacinta, la madrastra de Esposas e hijas. Mira que era esa mujer, pobre Molly. Y sí, son distintas las dos madres suplentes...

      Con respecto a las emociones que nos despiertan ciertos libros, estoy de acuerdo contigo, es maravilloso saber que aún nos quedan sorpresas por descubrir.

      Un abrazo, y gracias por tu visita!!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me alegra ver que lo has disfrutado tanto y que te haya sorprendido tan positivamente. Lo tendré muy en cuenta porque, si tú, que eres una gran lectora, consideras que nunca has visto un final igual, está claro que hay que darle una oportunidad. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, María.
      Muchas gracias por la consideración que me tienes. Efectivamente, he disfrutado muchísimo de esta nouvelle. La historia se sale de lo corriente, tal y cómo la contó la autora. Y el final es tan "diferente", estamos hablando de un libro decimonónico, que me sorprendió un montón. Ya me contarás si te animas a leerlo.

      Un beso, y muchas gracias por la visita!!

      Eliminar
  5. Con el entusiasmo que manifiestas, imposible resistirse. Y si además, estoy disfrutando de Un dì, Felice, Eterea de fondo, con más ganas me dejas. ¡Qué belleza!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Margari.
      Fíjate, de antemano se que esta historia te va a gustar. No sólo por el estilo y la originalidad, sino por la estética que guarda. En cuanto a la pieza musicas...No tengo palabras.

      Un beso, y gracias por visitarme!!

      Eliminar
  6. Querida Undine:
    Siempre me lo paso bien con tus reseñas y las leo con mucha atención porque cuentas cosas muy interesantes. Pero esta vez también me he emocionado, más que por el libro por la sensación que transmites, y que como dices, no es tan habitual, ni siquiera con los buenos libros. Ocurre solo cuando es muy especial. No es garantía de que me vaya a pasar lo mismo, pero como mínimo estoy segura de que me va a gustar mucho.
    Me da la sensación de que es una historia aparentemente sencilla pero con mucho fondo.
    Besitos y gracias por compartir emociones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Norah.
      Te leo y me siento feliz, porque, parece ser que he conseguido con mi texto lo que buscaba: transmitir el entusiasmo que me dejó Un matrimonio de provincias. Marquesa de Colombi me ha dejado pasmada con su inteligencia y savoir affaire. Esta lectura me ha llegado directa al alma, y no porque me identifique con ella especialmente, sino porque veo que en ella subyace la vida misma. Ya me contarás qué impresión te causa si finalmente la lees.

      Un beso, y muchísimas gracias por leerme con tanto cariño!!

      Eliminar
  7. Hola linda!!!
    Siendo super sincera, esprimera vez que escucho del libro y de su autora. Demasiado perdida me hace darme cuenta de lo mucho que he perdido en cuando a libros, no necesariamente libros actuales. Lo anoto porque tu reseña me ha encantado y por los demás comentarios al parecer a todo el ,mundo le da misma opción.
    Espero estés muy bien. Un abrazo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días.
      Muchas gracias por tus amables palabras. Espero que puedas disfrutar de esta estupenda novela.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hay frases de publicidad, o de propaganda que te conquistan, y la frase en la reseña puesta de "jamás he visto un final igual" es una de ellas.

    De hecho, se eleva el listón de calidad en la lectura de este libro, a unos niveles de récord. Pues cómo será ese final.

    Entonces como el libro de por sí parece sumamente interesante, el humor está presente durante la lectura del mismo, y el relato es interesante, pues habrá que leerlo para descubrir ese buen final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días.

      Siempre intento destacar las virtudes más notables de los libros que reseño. Me alegra que sea notorio mi predilección por Un matrimonio de provincias. Si finalmente lo lees, espero que sea de tu agrado.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. La educación es un tema muy relevante, bonito post <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Kinga K.

      Efectivamente, la educación es fundamental para la salud emocional de las personas, entre otras cosas. Agradezco muchísimo tus amables palabras.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Un librito tan breve y cómo impacta, ¿verdad? Me alegro un montón de que te haya gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Rosa.

      No sabes lo mucho, muchísimo, que agradezco tu recomendación. Esta nouvelle ha supuesto un antes y un después, con respecto a mis lecturas sobre este género. Y espero que se sigan traduciendo las obras de Marquesa Colombi. De momento, ya compré en la FML 2023 En el arrozal, que también publicó Contraseña en su día.

      Un abrazo, y muchas gracias otra vez!!

      Eliminar
  11. Holaa!! pues sí que suena interesante, gracias por otra increíble reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Undine, pues me has picado, voy a averiguar más sobre ella...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nitocris.

      Espero que disfrutes mucho leyendo Un matrimonio de provincias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. ¡Hola, Undine! Pues ya hemos hablado de esta autora y sabes que la leeré tarde o temprano. Todavía no tengo mi propio ejemplar pero todo se andará (este y el que te has comprado tú en la Feria del Libro). Me ha encantado tu referencia al ensayo de George Eliot (que tengo reseñado en el blog, por cierto), porque a mí me gustó mucho pero sé que hay lectores a quienes les ofende lo clara y directa que era sobre ciertos temas y como, para defender el aprovechamiento y uso de una buena educación por parte de las mujeres y su inclusión y aportación a la cultura, criticaba a aquellas que en su opinión degradaban y tiraban todo eso por tierra con las paparruchas que publicaban. Sé que el enfoque y el modo de contarlo de Colombi será totalmente diferente, pero me encanta la temática.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, MH.

      Esta nouvelle es de esas que te puedo recomentdar a ti con los ojos cerrados, aunque no hace falta, porque se que la tenías ya en el punto de mira. Estoy deseando que la leas para que podamos comentarla.

      Con respecto al ensayo de George Eliot, a mí me fascinó la valentía de su crítica. La escritora no temió levantar rencores entre sus contemporáneas, sino todo lo contrario. En mi opinión, es de agradecer que existieran en aquellos días mujeres con un intelecto exigente y progresista.

      Un beso grande, y mil gracias por la visita!!

      Eliminar
  14. ¡Bueno, bueno! Conocía la obra un poco de oídas, el nombre de la autora no lo tenía tanto en el radar...; he visto esta edición en alguna ocasión e incluso he llegado a tenerla en mis manos en alguna librería, pero para nada me imaginaba tanto como nos has compartido... Siento que podría disfrutarla muchísimo yo también. Me la llevo más que anotadísima para próximas compras, gracias por habérmela traído a la mente y de esta forma!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

ENTRADAS POPULARES EN LECTURAS DE UNDINE

RESEÑA: "EL CASCANUECES Y EL REY DE LOS RATONES", E. T. A. HOFFMANN

RESEÑA. "LOS TREINTA Y NUEVE ESCALONES", JOHN BUCHAN

RESEÑA: EL BAILE, IRÈNE NÉMIROVSKY

RESEÑA: "El GATOPARDO", GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA

RESEÑA: "EL HORROR DE DUNWICH", H. P. LOVECRAFT